Miércoles, 08 Febrero 2017 08:07

GENOCIDIO CULTURAL

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

GENOCIDIO CULTURAL

 

Nuestro México hiede a inquisición y nuestros gobernantes a verdugos ansiosos de sangre. El país libre que soñamos se ha convertido en estercolero de cerdos. La dictadura se ha vestido de democracia y la democracia la han vestido de muerte. Los festines en nuestras casas de justicia se hacen con los cuerpos mutilados de los desaparecidos y nuestro congreso engulle la carne de sus propios asesinatos.

Se avecinan tiempos difíciles para los hacedores de arte en MEXICO el régimen ha mostrado su descontento contra aquellos que piensan diferente. La censura va más allá de eliminar libros o párrafos viene con la consigna de suprimir personas y doblegar conciencias: genocidio cultural.

La imposición de un determinado discurso y una cultura especifica se viene dando a pasos agigantados. La idea es tener intelectuales conservadores, novelescos, apartados de un compromiso social. la intención es modelar la memoria social. Hacerla superflua donde la indiferencia tenga cabida. Es sabido que las letras y el arte son un medio positivo de intervención social. Por eso es importante para los gobiernos convertirla en estantería de libros; en aparadores de éxito comercial. Es así que la censura está más latente en aquello que se publica que en aquellos textos que aún permanecen inéditos por falta de recursos. Otra vertiente de censura de aquellos que ostentan el poder es la cultura del miedo, ejercida con violencia brutal contra todo aquel que busca justicia, hay un mensaje claro:  cállate Y VIVIRAS, ALZA LA VOZ Y Morirás. Es cuando llega abruptamente la crisis en los hacedores de arte. Ser o no ser. El cuadrilátero de las convicciones queda abierto ante nuestros ojos, que esquina tomaremos. No es un llamado a la guerra, es un llamado a la resistencia. Cualquier esquina será relevante; una de ellas para decir no al silencio y la otra para practicar la autocensura y ser partícipe de las garantías criminales que otorga un estado peleado con la equidad y la justicia.

¿Qué hacer ante este panorama desolador? En el cual los medios y el poder del estado están estructuralmente ligados. Donde un puñado de instituciones fuertemente conectados legitiman lo que la gente ve, escucha y lee. Al punto de manipular y moldear la opinión pública. La censura en México es una maquinaria logística e ideológica que ve con malos ojos que haya individuos que no sigan el discurso oficial. Todo aquel que quiera exponer la realidad objetiva será visto con ideas conspiradoras. Para el poeta como para el artista en general este contexto histórico es crucial. Si bien es un campo minado donde la muerte acecha también son momentos de replantearnos todo aquello que ha sido acallado, oculto y destruido en medio de la censura. Estos tiempos ameritan acción, revolución y cambios estructurales en nuestra forma de pensar y juzgar la realidad que nos han vendido a fuerza de palos y muerte. La patología de la conquista sigue su rumbo en el burgués que lucha por imponer su propia religión y su propia moral. Hemos sido esclavizados en un inefable aparato mediático que ha sido capaz de hacer del agresor un héroe y de un luchador social en pos de los ideales de justicia un criminal. Los artistas como los periodistas, sufren mayormente la crítica de aquellos que ostentan el poder; a raíz de la capacidad de comunicar ideas y revertir la ética y las estéticas de una política discriminatoria.  Una nueva dictadura democrática ha sido instaurada silenciosamente. Un proyecto cultural en sintonía con las practicas represivas. Una cultura de control y manipulación contra los libres pensadores.

México se ha alineado con aquellos países a la vanguardia de la censura y el ocultamiento Y con aquellos gobernantes casados con el   neoliberalismo.  día con día nos venden espejitos virtuales a cambio de nuestra libertad, a cambio de mantenernos sometidos e idiotizados. Debo decir sin miramientos que el desorden ya está instalado, la inmundicia institucional es el pan diario y los ríos de sangre son una magistral manera de acallarnos. Pero también es justo decir que, Aunque el panorama es una montaña de excremento que ensombrece el futuro de los más altos ideales de justicia y libertad. Este mismo es tierra fértil para reinventarnos y construirnos en medio del desastre. Es en medio del conflicto donde la conciencia es probada y la convicción confrontada. Y como diría el poeta: el valor del diamante nunca se pierde por más que se hunda en el fango. Es por eso que creo que estamos ante el comienzo de una época de creación de nuevos discursos y estéticas esperanzadoras. El genocidio culturar perpetuado por el gobierno y sus instituciones lo único que han provocado es elevar la conciencia del oprimido y aunque la persecución es brutal y la censura una bestia de siete cabezas, cada muerte será un grito más en el rostro del tirano, cada desaparecido será un poema incomodo, cada derecho violado una obra de teatro, cada acto vil de nuestros gobernantes una narrativa cruenta en los diarios del país. No nos detendremos seremos el pincel que denuncia, la canción que se solidariza, el periodismo que informa, y sobre todo el unísono grito de justicia.

 

 

 

Visto 693 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Febrero 2017 04:09
Homenic Fuentes

Director de la revista digital "la Piraña", Editó la revista "Amargo animal" (Ciudad de México 2006). Fue coordinador de la hoja de poesía "La llama ardiente" en Guadalajara. Ha cursado diferentes talleres de literatura: Aguascalientes, con el poeta Ricardo Esquer. Guadalajara, con los poetas Raúl Bañuelos y Julio César Aguilar. Participó en el seminario "Los fantasmas de la carne" impartido por el poeta chiapaneco Gustavo Ruiz Pascasio en Tuxtla Gutiérrez. Participó en la creación de la revista "A la intemperie", (Aguascalientes). Ha publicado en la revista Orfeo, Verso Destierro, El Sótano (Tuxtla), El Barco Ebrio, Encuentos Cercanos, entre otras. Ganó en el 2007 el primer lugar del Concurso Nacional de Poesía El Laberinto, y fue incluido en el Encuentro de Poetas 2007 de Iztacalco. Es crítico de poesía y narrador. Tiene una novela inédita y actualmente trabaja en su poemario "el primogénito de los muertos", de próxima publicación.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.