Martes, 07 Marzo 2017 07:28

Meursault o la balada por un sicario / Ramiro Padilla Atondo /

Escrito por
Valora este artículo
(4 votos)

 

 

 

Meursault o la balada por un sicario

Ramiro Padilla Atondo


Meursault es el personaje central de Albert Camus en El Extranjero, una novela corta que termina justo en 1940 cuando el mundo se sumerge en una conflagración mundial.  Y este mundo refleja de manera concisa esa pérdida de valores, cuya espantosa actualidad retrata a un protagonista como un individuo incapaz de sentir emociones.

Meursault se convierte en nuestro sicario, se multiplica por miles, esa es la lección para nuestro país. Mata a un árabe con indiferencia. La vida de la víctima no es ni más ni menos importante.

Hay un paralelismo entre los jóvenes de la posguerra y los mexicanos que deciden incorporarse a las filas del crimen organizado. Este hilo conductivo es la frustración y desesperanza de un sistema alienatorio; el de la falta de oportunidades.

Otro elemento es el hartazgo. Argel puede ser  un pueblo perdido en la sierra de Sinaloa, donde no pasa mucho. Y lo poco que pasa se toma con indiferencia. Al protagonista del extranjero le da igual que lo manden a París por cuestiones de trabajo. Al sicario también. Puede ir a matar con toda la frialdad del mundo al otro extremo del país. Aunque ambos sin caer en simplificaciones son productos de las sociedades industriales, el mayor problema de nuestro tiempo. El sujeto que a fuerza de alienarse se convierte en hombre-máquina.

Al igual que el protagonista de la novela, los sicarios son parientes próximos de los personajes kafkianos, que viven en un mundo sin razón en el que solo existen en función de la explosión de violencia a la que han sido arrojados. Aunque el mismo Camus diera una contra lectura al decir que el personaje del extranjero se condena por no jugar el juego, por su incapacidad de mentir.Los efectos del personaje en la novela y el personaje real que mata por encargo son al final los mismos. La sociedad los rechaza al sentirse amenazada. No existe lo que se llamaría “normalidad social”.

Robert Champigny en el libro dedicado al extranjero Sur un héros paien (París Gallimard 1959) describe a la sociedad que juzga a Meursault como; « una sociedad teatral, es decir, no la sociedad en tanto que se halla compuesta de seres naturales sino en cuanto ella es hipocresía consagrada»  y de esta misma hipocresía nos alimentamos. Las sociedades abominan este tipo de personajes pero no dejan de producirlos. En el extranjero el personaje principal es la excepción. En México parece que se ha convertido en la regla.

¿Qué hemos hecho mal para que un personaje incapaz de sentir empatía se multiplique a una velocidad endemoniada? Esa es una de las grandes preguntas de la literatura. Camus lo predijo de manera certera y lo plasmó en pocas palabras. A Meursault se le condena no tanto por su crimen, sino por su actitud frente a la sociedad.

Si bien es cierto que las novelas al igual que los seres vivos, nacen envejecen y mueren, hay otras que tienen una larga vida pues su base se mantiene intacta. La novela fue escrita, en el marco de una sociedad europea en plena convulsión, tal como la padecemos hoy en México. Las sociedades pueden transformarse y muchas veces puede ser de la manera equivocada. No se equivoca Albert Camus al profetizar el tipo de hombre en el que nos hemos convertido en las sociedades modernas. El asesino que mata con indiferencia pues lo considera parte de su trabajo no es diferente de su personaje principal. No es un reduccionismo verlo a la luz de los acontecimientos actuales. Más bien es un llamado a la reflexión acerca de estas estructuras sociales que permiten la proliferación de tipos anti-empáticos. Por eso se debe de releer el extranjero para entender el contexto y entendernos.

Visto 714 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Marzo 2017 06:24
Ramiro Padilla Atondo

Ramiro Padilla Atondo

escritor

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Eva Ruffini Jueves, 23 Marzo 2017 02:41 publicado por Eva Ruffini

    ETERNO Camus!! !! interesante reflexión sobre el contexto social mexicano pero actualmente ya es muy común...en todo América
    :) :(

  • Enlace al Comentario Jorge Sáchez Mejorada Domingo, 19 Marzo 2017 02:50 publicado por Jorge Sáchez Mejorada

    Excelente artículo, gracias Ramiro por esta óptica verdadera

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.