Lunes, 15 Mayo 2017 03:29

En el centro de mi cabeza rapada (inédito) Mario Dux

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

     

 

 

En el centro de mi cabeza rapada (inédito)

Mario Dux            

 

 

 

Viviendo dentro de una jeringa

Me detengo a observar la milimétrica vida de los alrededores

Viven conmigo las multitudes

Mi país que se cae con un trago de vino rancio

Una mano me sostiene la otra ahoga las penurias de los médicos, las recetas, las colillas de los cigarrillos que me atan al humo

Sospecho del cristal de los cantores pálidos y sus arengas voluntarias, su camino me habla de orines establecidos

Con mis ojos he atrapado un par de gorriones

Le jugué una broma al silencio y el estado sólido de un par de pastillas me cortaron la garganta

Camino porque sé que el bosque es mi padre

La sombra mi madre

Sacudiendo los vértigos y el cansancio de las minorías

El canto extinguido de los que me acompañan en la sala de estar de mi mundo mudo, salpicado de un poco de deshumanización hervida por el dictamen político de ser insomnio, de ser un farandulero que dice lo que se debe y se calla el dolor con un poco de estricnina obligada

Reconozco el vivir con una razón y una contradicción

He dicho calle y dios me miro ardiendo entre faunos y feligreses quemados

No tengo cruz ni rosario

Voy lento como mi saco

Antes fui, hoy soy un par de ojos fingiendo ver el hambre del otro cuando yo he sido el hambre

Me atan me dan bloques de preguntas y soy poesía.

Me buscan

Soy andante de los clavos y las alteraciones

Me ocultaron de los días pero escape porque soy un espejo enojado de los ellos, enredado en la cabeza de la rutina que se bebe con agua y sin prisa

Soy el riesgo, vivo dentro de una jeringa

Espero quemar los espacios entre mi mano y sus retablos de piedad y suplica

No me nombres, víveme

No me hables, óyeme

No me dispongas, hazme arder en el piromaníaco sexo de la rosa

En el éxtasis de sus leyes y absurdos

No me cierres la reja

Que se rompan las paredes

Y los caminantes de las ramblas mugrientas hagan el amor entre ceniceros y periódicos

Donde los pedantes son espectadores de excremento burocrático

No me des aire ni silencio

Dame una carcajada de agua

Un Papa que se bañe en agua bendita de monja herida

Con su hábito hemos de hacer una bandera que llame a huelga a la clase obrera para crucificar al rey de los idiotas

Al ser supremo que lleva por titulo una pistola para disparar al pulpito de los castrados mentales, esos que dicen libertad y no saben salvar un trago de vino, esos que se llenan la boca con embutidos de mentira y euros lavados en el partido mas insolente

Soy una jeringa viviendo entre los abajo firmantes y eso me da la palabra para escribir mi nombre Leopoldo María Panero.

 

 

(Poema que aparece en el Homenaje a Leopoldo María Panero para el sello Música Solar. El legado de una tragedia, descarga gratuita en la plataforma Band Camp, donde Mario Dux participa con: Los vehículos que atropellan el mar)

 

 

 

 

           

 

 

En escala de grises asombrado por las paredes

Hay números atados al espejo

Columnas de soledad sospechas amarillentas

Notas azules en el piso palabras en línea curva

Largo es el mar

Largo es el sabor dela sal

Los muros de agua el pensamiento teñido de luz

Los bosques de la mirada estoy soltando ayeres

En el camino de mariposas

Ahí los besos

Voy cortando el espacio

El diminuto silencio que atrapa mi fe

Sobre los pies del aire

Amando la llanura mineral de mi cuerpo

La maravilla de la piel

Que abriga las caricias por su territorio micro esculpido

De sensaciones y besos del ser sol

 

 

 

Eran ceros unos cuatros

Eran ojos vida

Eran vidrio luz llanto voz

Sol en el espejo

Murallas de aluminio

Espigas de agua

Eran paz orgia cósmica

Elevación de aire y lluvia

En el arrullo

Eran ambidiestros del amor

Se asentaron en la tierra de los que eran

Sombra elegía electrónica

Subiendo por los edificios

Pegando en las paredes y ventanas

Para grabar los nombres de los caídos

Izquierda de la izquierda de dios

Eran cardumen de colores

Ansiedad rompiendo la elevación

De la oscuridad eran cero

Cuatro uno en el mirar del vacío

Sin llanto

Eran uno en el centro de mi cabeza rapada.

Raspaduras cayendo en vacío sin…

Años sin tu

Sin sol versos tatuados en papel arroz

Eran alcohol

Risas acostadas en la mesa sonido cables ritmo

Hubo moscas y calambres

Sensaciones en azul

Olor a piel

Otra vez ráfaga de llanto

Angustia de manos y pies

Ardor

Perdida de la voz

Cansancio de corazón

El desbordamiento de aire ahogando la garganta la garganta

Para volver con la mirada extendida

Tocando a 10,000 kilómetros

La punta de los dedos del mar.

 

 

 

Cien veces otras cien veces

La mano

Sus líneas sus lágrimas el arte de deshojar el llanto

El cielo acodado en el mar

La tibieza desbocada por los pies

El esqueleto del día su desnudez a contra luz a la orilla

Rosando tus pestañas

Cien veces otras cien veces.

 

 

Desplomado

Sacudiendo el aire

Hay palabras urgencia de soñar

Los relojes acumulan días y daños razón para el escape

De vértigo de migraña

El sudor perfora los nervios

Hojas azules a la orilla del tiempo.

 

Visto 430 veces Modificado por última vez en Domingo, 21 Mayo 2017 06:45
Mario Dux

Mario Dux, (CDMX) Palabracaidista de tiempo completo, experimentalista por necesidad a participado en distintos eslams y su ocupación es el de las muchas formas de cantar un poema, a Publicado 29 poemas de un noviembre que se rompió( Mi cielo ediciones) Diez, ocho, 34 un Libro-Poema artesanal, Antes de la Danza (Editorial Praxis) El Disco: Los Vehículos que Atropellan el Mar(Estudio Accidente 4) Su trabajo aparece en la Primer Antología de Espoken Word Mexicano(Rojo Córdova Dirección) Actualmente prepara la salida del segundo disco de los vehículos, una exposición de sus poemas-visuales, en sus ratos de ocio estudia la Licenciatura en Docencia del Arte en la Facultad de Bellas Artes de Algún lugar de Su país tan maltratado y dejado de la mano de Dios!

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.