Miércoles, 17 Mayo 2017 03:11

Se vuelven pan las piedras: colmillos y palabras para el alma Georgina Navarro y Oscar Robles

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

  

 

 

Se vuelven pan las piedras: colmillos y palabras para el alma

Georgina Navarro y Oscar Robles

 

Andrés y Alma o Alma y Andrés, según el caso, se embarcaron en una aventura sin precedentes que se vengan a la mente con facilidad. Atravesar el país en ruinas, desde diciembre de 2015 a marzo del 2016. No lo pensaron mucho: la urgencia es el motor principal; la carencia como madre de todas las genialidades se presenta, materializa y clava con palabras: poesía, camaradería, buena onda y demás ingredientes para la aventura. Andrés y Alma: gestores culturales. Alma y Andrés: gestores de puentes, de momentos: orfebres de la cultura y del riesgo: organizar, apoyar, sustentar, hacer de nuestras manos lazos que se unan indistintamente, dejarnos ser acomodados por el orden superior y persiguiendo un fin mayor a nosotros: simples mortales enfrascados en asuntos cotidianos.

            Estas dos grandes personas han sentado una caravana llevando letras, poesía y un corredor de gestores e impulsos por los cuales nos sentimos honrados de haberles abierto la puerta y haber contribuido a la materialización de tan importante proyecto. Personalmente, no recuerdo ningún otro esfuerzo de gestión en las letras mexicanas; y digo letras por decir pretexto: múltiples personas y manifestaciones cupieron y seguirán germinando en el umbral galáctico de la cultura mexicana; en lo que queda de ella, pero sobre todo en la semilla que han hecho germinar en cada uno de nosotros:

            Unión, cultura, pan procedente de la Madre que nos alimenta, palabras como colmillos para atravesarnos y departir en la fiesta. Caravana porque no queda de otra que ir a la montaña para comer del musgo: artífice silencioso que cubre el filo de la tierra. Volver siempre al origen para impulsarse, para agarrarnos de las manos y ser, al fin ser.

            De nuevo agradezco a Andrés, Alma y Alex por venir a Colima y tocar los labios del volcán, el cabello de la brisa marina, el calor tropical, el sudor de esta piel occidental. El Colectivo Transvolcánico se siente honrado y gustoso. Estos puentes recién inaugurados dejarán pasar mayores impulsos venideros: serán testigos fieles del alma humana. Con el campo vuelto panes, piedras como panes: comer todos de ella: la palabra y la poesía por siempre…

Georgina Navarro y Oscar Robles

Colima, 15 de mayo del 2017.

Visto 463 veces Modificado por última vez en Martes, 30 Mayo 2017 06:47
 Georgina Navarro y Oscar Robles

Georgina Navarro y Oscar Robles

Colima, 15 de mayo del 2017

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.