Sábado, 17 Junio 2017 07:15

ANTIVERSARIO [Sector 4]: /Hildebrando Emilio Corrales /

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)


 

ANTIVERSARIO

Hildebrando Emilio Corrales

 

[Sector 4]:

[CONSIDERACIONES SECUNDARIAS SOBRE LA DISTOPÍA, EN LOS TIEMPOS DE TU IMAGEN AÑORADA]

 

 

Ronqué en martes por la tarde

 vos estabas en otoño y luna nueva

Como siempre ajustaste tus latidos al amanecer

Relinchaba yo por astrolabio sureste

Pero vos nunca serás la vos de los Forastemas

Ni ninguna otra

aunque existe una esencia nocturna para mujer de cualquier topografía

Así que ronqué en martes

Y te cansaste de no saber que te esperaba

Desvanecida de tamales de cuchunuc y de sonrisa

Estabas en primavera esta vez

Escozor sin alcohol   Tristeza bofa   Bojuda conciencia:

Sigo siendo a estas alturas de la operación quirúrgica

Formol de todos los recuerdos

Que me cansé de no asir ni en el sueño tu infuturo rostro

La distópica fragancia del enamorarse tan tuyo

Nos cansé de esperar hallarle en algún viaje cercano

o lejos de nuestro guateque decaído

Sobre la noche los cuetes han sonado

sobre la noche los cuetes nos indican de infinitos

el sueño de las piedras se impacienta

ladran científicos de Monsanto

los cuetes sobre la negrura solitaria

miden los límites de la colonia

Te grité esquina fémur

andabas por viernes 13

ataviada de callejón con gatos

depuraste el inconsciente

el tuyo de vos

y largaste indumentaria entre las cartas

escribiste vestimentas en la pared cubierta por frases coloridas

Aparecí acordeón y tumbadora

aparecí solo y en la imaginación:

la hipotética muchacha de siempre

la de no venir aún

la que hará resonar otra tanda de cuetes sobre la noche

la que resonará como tanda de cuetes sobre la negrura solitaria

Entonces me puse sábado y sin alcohol

escriba con pesadumbre

Vos o no vos como hipótesis permanecés intacta

 

 

[CONTRAUTOPÍA PARA TU LIBRÉLULA DESARROLLÁNDOSE OTRA VEZ]

 

 

Lo que recuerdo de vos

Es una noche en la feria del poblado

Los disturbios de aquella tempestad con comedor y charla

Entonces sólo entonces

Temblor más temblor      sacudimiento

Muy larga duración, Fernand Braudel

Planeta habitable

No estrella

No muchacha de ser aquí

De nunca estar

De acontecer con otros sueños y sin balazos por tu rumbo

Antier al saludarnos recordé la ebriedad y tus palabras

 Las palabras que después de años de esa ebriedad

aclararían los suburbios de nuestra piel

las directrices de tu cuerpo

de tu sangre desnudada por jaguares tóxicos

y sé muy bien que tu sexo está basado: dentro de las estructuras

de la economía capitalista  mundial y dentro del sistema internacional de estados;

en la cual cada nación tuya asume una posición diferente

Mañana al cantar los sapodrilos amenizará lluvia en tu caminata

en tu brigada con mensajes claros y concisos

rumbo a no sé, vos, a diario desde hace escuelas y oficios

desde ultramar y mesetas     llanamente el latido de tu colibrí zurdo

desde Juan Álvarez hasta Nestora Salgado

tal vez recuerdo un folklor de intenso zapateo

una jarana desbocada

un son con saxofones y pitilleros

esa noción de marimba puberta

una coreografía tantas veces ensayada

los baquetazos miel de tus ojos en el rostro de yo

y que la ética está demostrada por el método geométrico (Baruch Spinoza)

Aquella vez recibí el aroma de tus navegaciones

Vos y tu manada rumiaban la alegría.

No la nuestra, el naufragar fuera de sí mismos.

 

 

 

[YO QUISE LLEVARLE SERENATA PERO LA DESESPERANZA CREÓ UN CAOS VIAL INTRADUCIBLE, ASÍ QUE TUVE QUE HACER ESTE FORASTEMA]

 

 

No sé pero lo extraño de todo esto

Es caminar ruidosamente con el claxon vetado

Aspirar el rumor de todas tus andanzas

Y mezclarse entre los delirios de la gente

No sé pero es extraño todo esto

Que es tan nuevo y tan viejo

Tan presente y genética memoria

Discurso y vector

La tarde me recordó el mínimo común múltiplo

La tarde que se ahoga en la imagen de tu sí cuerpo

Si digo que te deseo es poco

Si digo que años no significa circunstancia alguna

Si digo que guajolote en mole

Cambio mi chitapir del desierto por tus elipses

Mi montura por tu casa

Mi cuchillo por tu manta

Porque ustedes sabrán ya lo que sigue

Sobre todo si digo que Arreola dijo

Según oí en una ebriedad tan literaria de un ñero

Que no hay poetas

porque han dejado de ser portavoces del pueblo

Si digo que violencia más transacciones leoninas

Es igual o menor que 80o mil lamentos durante la noche

Es igual que contaminación de ríos a cargo de proactiva

No sé      No lo sé

Es extraño que el clamor de los dividendos reclame sus números enteros

Que un corcel de porcelana dentro de mi ritmo con bongó

Pregunte por tu alfabetoxicológico

Y si digo que claroscura es la moneda que te hallaste

Ayer por las avenidas del recuerdo en banca rota

Y si digo que soy alquitrán para tus nervios

Pupitre para tus inquietudes sobre el conocimiento

Y si digo que la lluvia caerá antes del amanecer

Es porque traes revuelta la ilusión del día con el chubasco que inventaste

Para todas tus ocasiones de feria en el poblado

 

 

[¡OH NOVIA ELECTORAL! CARROUSEL DE MIRADAS, LANZARÉ LA CANDIDATURA DE TU AMOR!]

 

 

Tu corazón epóxico

Mis manos de tallador de jade

Para hallarte estructura

Largo tranvía del recuerdo

De tu aroma taladrando hormigones

Para recubrir mi generador de energía

Tu corazón cinemático

Ya que ahora solo importa

Que imponga sus diástoles

Que transcurra frecuencia de sonrisa

En mis determinaciones electorales

Tu corazón de ofrenda con magma

Placa tectónica insobornable entre la tarde

reajustando la orografía de los domingos

Tu corazón de piedra sisado atrozmente de mi verbo

cuadradamente desunidos

ambos

11:45 am vos y yo:

Tu corazón de rabia recién crecida. Tu crecida rabia en el corazón. Tu rabia en el corazón crecida. Tu recién rabia crecida de corazón:

En la tarde nuevamente

En la tarde nuevamente mis palabras hacia ti

En la tarde nuevamente mis palabras hacia ti y seducirte

En la tarde nuevamente mis palabras hacia ti y seducirte con astronómicos rumbos

Hasta que la jornada acabó

Entonces se tuvo que frenar

estar atentos al escrutinio y cómputo

Ahora decime

¿A cuántos grados se coccionan los catetos de una pirámide camboyana,

los guijarros de tu vientre?

 

 

 

[AL VERLA SE IMPRESIONA, LA MAÑANA JUSTO ANTES DE PASAR A LA CLASE DE ASTROFÍSICA]

 

 

Es la mujer de otro

Toda ella es exacta a la teoría de conjuntos     dirá de tu Notación de lista

que le aturde por clara, concisa y breve. Sobre todo si tú = t:

t = {a,e,i, o,u};

mientras que por notación constructiva conservas tus enigmas

sin embargo envías l’andanza adecuada:

A= {t|t es todas las vocales del alfabeto castellano};

Y ya explicado cómo he trazado mis bosques de holograma

donde suelo ubicar tus posibles coordenadas

mis paredes de cartón con triplay

mi canción redactada en un baúl

con hadas poseídas por resonancias amarillas

Ya explicada por extensión y comprensión

es preciso apuntar que conjugada con dichas vocales

resultas ser conjunto universal

fanerógama cuadrática

Perteneces al país de los fotones

Yo subconjunto de la tarde-noche

Así construyo mis sueños matemáticos

mi verso atado a los catetos inscritos en papeles

manchados de hemorragia

Así me guardo esa posibilidad de lo blanco y la ternura

devenidos párrafos de geometría euclidiana

de forastemas podridos por dígitos oscuros

[TRES CAGUAMAS, CUATRO HUMANOS Y LOS VERSOS: EL ESCUDO INFRANQUEABLE]

No esperaba esa respuesta geográfica

ni tu deidad de cuaternario primor

No esperaba el parque

el refugio de tu palabra

tu deseo latiendo como un vagón del siglo antepasado

No eres esa muchacha de oblicuidad estacionaria

No soy de esos ciudadanos en resistencia que se indignan

únicamente a través de la poesía

Y con ella, en su trastocado mapamundi

solo existe Tel Aviv, Monterrey o Londres

No asistimos al funeral de Valentín Campa

ni al ataúd de esa mañana en que Becerra atardeció en otra era

en otra forma de sangrar

Aquí estamos

Aquí desaparecemos

Aquí sin nombrar la locación

sin hacerle tanto caso a la sentencia

a la loción de tus morfemas

a la ecuación de esa materia informe de la lluvia

Nos queda la hoguera acurrucada debajo de la cama

el miedo que dejamos escapar en el cuarto del desahogo

las vacaciones en la luna de tu cardumen

la noche que no supimos suplantar por rondas de alebrijes

los disfraces que conjuraron por nuestros insomnios

Nombrar aquí el antier

Antier aquí el nombre tuyo    El de ella

Ellar mi sexo en la almohada inexistente

Almohadizar tus muslos con todos los enfermos de la ebriedad

Amortizar            Amartizar

Entristecernos frente al balcón de la ignominia

porque la tarde no pagó los sueldos extras

que sudaron con furor nuestros sentidos

Alegrarnos porque con tampoco desenterramos la algarabía

y porque tú ansiabas acercarte a nuestra condicionada sonrisa jornalera

para consolidar el antipentágono de estos días

[MUCHACHA Y POSOL CON MANGO, HABANERO Y OTROS COMESTIBLES]

***

que mi pensamiento nutra manifestaciones agrícolas

y mi palabra ayude a sanear cloacas de inframundistas provincias

para que algunas veces tenga ocasión de trucar hectáreas de poma rosa

por sexo pluvial mientras simultáneo cambio la carretera costera del estado

por dos muñecas inflables, todas mis canicas

porque los medios de comunicación virtual

conserven intacta

la dignidad del periodismo en Chiapas

las lentejas del almuerzo por la desaparición de

los sábados    martes y jueves

el ku klux klan por mi sola edad sin estulticias

y dentro de 40 días haré cambiar la resurrección de la leyenda

por la reencarnación de Julián Pérez

mientras el niño con su horda de pelota

 omite avenidas mal planeadas

su rostro invadido por la mugre aconseja para olvido veraniego

a la madre embarazada que no cuente más

los diversos vicios del cónyuge

la casa erigida a base de remiendos

y ninguno de los tres reconozca al alfabeto en su amplitud:

en ocasiones he llorado como una bolsa

con hielo fuera de su hábitat

¡noticia de último minuto

llévelo un su periódico!

en este pueblo no hay ladrones

en este pueblo no hay ladrones

sólo bestias que espían desde diccionarios deficientes

y convocan sus debilidades por detrás del alter ego que los ciega

en este pueblo no hay cosmovisiones turbias

ni oczos carroñeros ni gerentes de oficina bancaria

sólo algunos subdesarrollados vividores de esos

que a sus huestes recomiendan mal mirar la justa causa

y nos llaman arrimados o payasos

cuando debajo de sus espejos

existe un rostro acaparador de duermevelas

un saltimbanqui de aprendiz

o la luna nueva intoxicada por marsupiales

radiactivos e Monsanto

**

y luego del ritmo, las angostas calles y tu sonrisa a rompemuerte

vagamunda desolada alebrijicida la nostalgia

nunca se remuerde la inconclusa solución

ofrecida bajo promesas empresariales

te recluye en un lenguaje donde el nido de la urbe

disfraza sus entelequias

con matices de lugar cansado

y esta vez lluviar costará un ovario y cuatro más

la misma calle que esboza anaqueles  ditirambos y criptas

en la que entumecida la tarde acertó liquidaciones

me puse a pleamar bajo tu barcarola

por beberme la nube en que andaba

y en cada parqueo durante la trayectoria

algo como jaguares enjaulados intensificaron la tensión

la tensión de los mercaderes de globos

motáfora de Milán Kundera

una brevedad recordándome transiciones

al despertar recién de volcán del altiplano

o que hace décadas tres atrás

Chichón poematizaba lenguas milenarias

fue una hebra líquida anunciando islas y borrascas

Chichón de mis ausencias       ¡¡¡¡¡Ganjaaaaa y no llores!!!!!

porque reflexionando se alegran las desazones

¿a quién le corresponde ahora erupcionar?

*

aunque toda la velocidad no supo sufragar por sí

ni por ti o conmigo     sin nadie que entrelace aún cumbias o párrafos

a cada dos bebidas te nutrías de fruta tropical

de algo sin mí     contigo       madre sierra te sostiene

libremente como oficiante de pasión completa

si es que la tecnocracia te permite asistir a tus volcanes

al estallido que escucha la niña ofreciendo dulces oriundos

y empieza la guardiana de guardianas

la vigía acostumbrada a subsanarse cada tercio de galaxias

y el silencio a tuertos

el silencio a tuertos que hablan sin pudor

por los ojos se les nota lo hipócrita

y la niña estatizada   abstraída en sí

retumba como hecatombes de muy larga duración

el cuarteto de elementos

como una agrupación cubana

la lengua se sostiene y deifica voluntades

madre sierra que deambulas entre cartografías y estenopeicas

algo de una de tus tantas hijas encendió jamelgos

caballos como en busca de cartas sudamericanas

esa tea de la noche que alebresta carne y huesos

escotillas y bahías       la velocidad y sus costumbres trastocadas

los aeropuertos con homicidas yendo y viniendo

y tú eclosionada en no sé qué   yo con rumbo a crecimiento de guanacastle

ambos detenidos sin serlo    el destino que nos ha hecho ayerecer

 

 

[ESTATIZADA SOBRE LA TARDE CON TU SONRISA DE MUCHACHA TOCADA POR EL DESASTRE]

 

 

En medio de la soledad y el parque sentí potrero de bisontes

y pastizales de bambú verde    trayecto no turbio con manadas de guaqueque

la lógica proposicional con sus 5 vértebras
los cuadernos de tu sombra

a pesar de que no estabas tan cercana

ni de cuerpo ni de lluvia todavía no en abril

sé que tienes árbol derruido y otra sangre enarbolada en qué pensar
sé que azul sin mujer no comprará nadie naranja
y no tan en medio de la ubicuidad del municipio
dijeron nos deselectrificarían la ternura y los

malos recuerdos
seguí sintiendo tierra lumbre, aguamarina
los aletazos de tu vientre empotrados a tu región de fallida regencia
la equidistancia entre el segmento AB y el segmento EF
una ecuación solar de 67 años luz

la raíz cuadrada de un pulsar tan tuyo

tan para el planeta de la descordura

porque tú, muchacha, boquita de fruta madura
congregaste antimateria y fórmulas generales
luego empecé a imaginar jaguares desbocados

sobre la tea de la noche      sobre tu noche almendrada
sobre la noche almendrada que resguarda tu tórax
sobre el tórax de tu almendro ficticio y tu noche
y sé esperar si el huracán de la geometría lo dispone

si tu meseta de arlequines se impacienta

y sé amasar ideas con números irracionales

Tu actitud me ha sorprendido
es agradable e irrepresentable con incisos
con ensayos literarios     con plagios ultramodernos
y compra de votos      sueña con tucanes incorruptos
sueña con cedros blancos no deforestados
ESPERAR HE POR SOBRE TODAS LAS CATÁSTROFES

 

Visto 402 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Junio 2017 04:37

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.