Lunes, 19 Junio 2017 16:24

Modesta y otros poemas / Jorge Baldere Es /

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

 

Modesta y otros poemas

Jorge Baldere Es

 

 

(Poema a mi madre)

 

 

Amiga con bandera de lealtad, sonríes entre los pañuelos que han depositado los tristes inviernos sobre tu pecho hendido, caminas sobre el sueño para cobijar la recta donde piso firmemente y desde lejos, desde lejos entretejes oraciones, sin importarte, abrigarte, procurarte y pensarte, porque has dejado de mirarte para proyectar luz, luz de inagotable aceite. Tu nombre lo llevo en la sangre, en cada poro, tatuado en la mano izquierda donde colocaste un sable, y en el corazón, el amor a cada huésped que se llegara alojar. Es ahora, que te inmortalizo, con la palabra que embelesa al mundo, con el verso que incomoda al quien se refleja, habitando los canales de comunicación entre los otros, nosotros, con un verso de largo aliento y  tu amor incondicional.

 

 

Sin reproche

 

 

Te exigía

no plasmar

nunca mi destierro,

ni habitar aquella historia

de libreto alfombrado.

Te exigía

no encarnar la sombra,

en la aceituna destilada de un añejo recuerdo.

Te exigía,

no membretar mi paño,

en la atención de longevos rostros

que atendías en tertulias

a media luz.

Te exigía

clavar la daga

antes de mi nacimiento.

 

 

Huésped incómodo

 

 

 

He habitado tantas nostalgias

que el añoro ostenta en tizas de sangre.

¡Soy!

Soy lo que prescribe

este tintero,

aquí y ahora,

sin maquillaje,

amorfidad y sin mascara.

Soy la parte incomoda de mi ser,

quien grita y exalta lo perceptible,

sin miedo a la hoguera

–con/sin ser escuchado-.

Soy un hijo de la chingada,

que no viene a salvar a nadie

ni parir argumento incestuoso.

 

 

Vómito exprés

 

 

Hijo de puta,

habitante de lo probable,

coges de la locura el cáñamo para sostenerte firme.

 

 

Confesión II

 

 

Aún,

esta luna despliega sus crisoles en charcos oxidados,

las calles siguen deshabitadas

y sus murmullos son refugio para pensarle

–desorbitado-

La tristeza agota con garabatos la sal de un mar en sequía,

prescribiendo su nombre con sangre,

fotografías intactas en reposo.

 

 

Confesión III

 

 

Recorrer los silencios,

descalzo,

con la mano surcada por el tiempo,

con ojos dilatados,

sorpresivos de una muerte,

una estela que nos mira desde lejos,

esos, que ignoró la historia,

aquella que se plasma en la corteza de los árboles,

en el pulso tirante de sanguijuelas.

 

 

 

Visto 397 veces Modificado por última vez en Domingo, 30 Julio 2017 01:58
Jorge Baldere Es

Calpulalpan, Tlaxcala | 1986

Pasante en Filosofía por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Licenciado en Arte Dramático por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Ha participado en distintos montajes y cortometrajes como: Las plagas, pedazos de apocalipsis de Martin López Brie bajo la dirección de Gabriela Gonzales; Alphonse de Wajdi Mouawad (Reconocimiento por la mejor coreografía en el “FITU”  Festival Internacional de Teatro Universitario UNAM) bajo la dirección de Jesús Islas Ambríz; Cortometraje Furia, (Selección nacional dentro del Festival Internacional de Cine de Terror Macabro 2016 CDMX. Selección oficial del Southern Texas Underground Film Festival 2016). Historia de Carlos y Arturo Morales bajo la dirección de Arturo Morales. Han publicado algunos de sus escritos en; Operación Marte, revista cultural electrónica; Poetas del siglo XXI-Antología mundial.

                    

 

 

 

Lo último de Jorge Baldere Es

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.