Martes, 29 Agosto 2017 15:35

Pretenciosa redondilla  / Araceli Ordoñez Cordero /

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

      

 

 

Pretenciosa redondilla

Araceli  Ordoñez Cordero  

 

 

Alcancé a mirar la muerte  

acariciando el cielo, 

las aves perdieron vuelo  

no llegó la hora del té. 

 

Corrieron los inocentes 

cuarenta y tres no son, 

oculto detrás del blasón  

una ley de hierofantes.  

 

Ecos de egos en juego 

entre voces de madres 

sin cuerpos pestilentes, 

estadísticas de fuego. 

 

Acompañada soledad, 

la ironía de un pueblo, 

militantes de establo, 

vendiendo solidaridad.  

 

Raudales de cuerpos fríos  

sueñan aún alcanzar  

vida en voces de azar. 

arrastrando rojos ríos  

 

Clavan duda en el busto 

que dejó de amamantar, 

al pequeño que devorar  

deseaba este mundo. 

 

Cae devastado uno mismo 

en la bella tolerancia, 

 expresada en la historia,  

dejemos ya el camino. 

 

Destino ajeno, llévame  

entre huellas de rufianes, 

entre secretos de trajes  

y escoltas a desangrarme  

 

Llévame entre aquellos 

tallos que en conciencia 

retoñarán, en presencia  

del valiente oculto a ellos  

 

La mortaja no será una  

voz callada, es la razón 

la lógica, la convicción  

de cenizas será el mana. 

 

 

 

 

                                                  

 

                                                                  Callaron los cuervos  

 

 

Ojos entre garras 

ven las madres en los trastos vacíos  

 

Dónde las risas  

un lecho sin dueño  

¡Hay de mí que no tuve en brazos este dolor! 

no tuve que salir de noche  

y siento estacas en mi espalda 

cargo nombres ajenos 

vació mi vientre de esperanzas  

la mitología presente   

sin estrellas 

sin fantasmas 

sólo agujeros sin tesoros  

 

No logro encontrar el piso  

de aquellas almas  

no existe tierra que albergue el eco 

de aquella tarde que no termina 

un río que no camina sin plural 

no es equidistante el sentimiento 

sin aparente razón 

 

Cómo hago para llorar lágrimas prestadas 

las mías presas están  

de una inmutabilidad de sangre  

a la razón de aquellas que quisieran no sentir  

 

Cómo seguir amando la vida derramando muerte 

 

Entre asfalto se guarda la valentía de aquellos 

que empecinados lograron con la frente en alto 

dejar libertad 

escurridiza a nuestras manos 

se ahoga entre dibujos de falsos profetas  

no es necesario vestir aquellas hidalguías  

seremos blasones  

vivos  

no más defunciones  

hagamos candados de carácter  

seamos una voz y un puño que no derribe voluntades  

 

 ¿Y los cuervos? 

sólo son aves  

pensamientos que desvanecen con el viento de Juárez 

 

 

Visto 174 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Septiembre 2017 14:20
   Araceli  Ordoñez Cordero 

Araceli  Ordoñez Cordero  nace un 2 de octubre en Coyoacán, antes distrito federal. Artista plástica y escritora: estudia en Uacm y talleres de creación literaria con el profesor Alfredo Mc kelligan de Sogem, ha expuesto en colectividad, en varias casas de cultura y salas de arte, ha ilustrado libros de cuento infantil y poesía.  Como escritora: su primer libro publicado: Más que mascotas amigos sinceros con poemas y canciones por Delfín editorial. Se encuentran sus textos poesía y relato, en revistas de literatura y humanidades:   Molino de letras. Revarena poesía, Letralía,  Errancia revista  de psicoanálisis.  Seleccionada para la antología en el concurso internacional La primavera la sangre altera por diversidad literaria. Seleccionada en concurso para la antología Libélula nocturna. Seleccionada para la antología Basta, cien mujeres contra la violencia de género de la Universidad Metropolitana. Presenta su poesía en distintas ferias de libro, en todo tipo de recintos culturales, talleres de dibujo y pintura   Colaboradora en el periódico digital, diarioalmomento.com.  Colaboradora en el periódico Cronopio. Miembro activo del club de poetas de México. Ahora escritora para Delfín editorial y poemario en camino.

 

 

 

 

 

 

 

Lo último de   Araceli  Ordoñez Cordero 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.