Martes, 06 Marzo 2018 05:59

AQUELLA NAVIDAD / Rocío García Rey /

Escrito por
Valora este artículo
(7 votos)

 

 

 

 

AQUELLA NAVIDAD

Rocío García Rey

 

 

 

Pude enredarme en los versos de Vidaluz Meneses,

pude elegir imaginarte el doble del Mayor Sabines

o hacerte dialogar en el tiempo con las Coplas de Manrique.

Pude haber inventado un preludio eterno para aceptar tu muerte.

pude haber salido a las calles a pintar tu nombre

luego de  que tu corazón dejó de sonreir, un mes antes de la navidad.

Pude averiguar la dirección de Aceros Corsa

y quedarme deshojando canas del padre muerto.

 

 

II

 

Aquella primera navidad sin tu presencia

acerqué mi rostro a cada esfera,

no quería ver mi reflejo,

sino tu estirpe de hombre oaxaqueño.

En mi infancia, como  extendida metáfora

inventabas nuestro nacimiento.

 Entonces, tú eras mago, triturabas la plusvalía

para encender mis tardes, mis noches.

A veces el alcohol derrumbaba de tristeza al obrero,

a veces el alcohol quería acallar su llanto

 llanto herido de tan seco, de tan piedra interponiéndose en la vida.

Yo te decía en silencio: “Te quiero, papá”

aunque tus pasos retumbaran

para acaso olvidar el ruido de la fábrica,

Después, tal vez el ruido de los muertos.

 

III

 

En navidad había un árbol que tú y Patricia adornaban

yo, tierna nube, me arrullaba en las luces del cielo

que me construías.

 En navidad, papá cantaba y quería despojarse del destierro.

 

Visto 380 veces Modificado por última vez en Jueves, 15 Marzo 2018 01:05
Rocío García Rey

 Doctora en Letras por la UNAM. Es autora de los libros "La otra mujer zurda" , Mapa del cielo en ruinas y La Caverna.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.