Sábado, 14 Abril 2018 06:52

ANTIVERSARIO PARA ENARDECER (poemario completo) Hildebrando Emilio Corrales LA CRIPTA DONDE NOS VEREMOS ANTIER, CARIÑO

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

 

ANTIVERSARIO PARA ENARDECER

(poemario completo)

Hildebrando Emilio Corrales

LA CRIPTA DONDE NOS VEREMOS ANTIER, CARIÑO

 

 “… recuerda

que estamos solos;

que vivimos la más desgraciada,

la más dura, la más oscura

de las épocas. No se te olvide. Jamás.”

 

  1. Guardia

 

 Sector 1]:

 [ANTIPROFÉTICA ANTIPOSMODERNA HITONOCLASTA]

 

 

Deben pintar los estridentes dueños del color la humildad del fotón

Conquistar los sonidos al ritmo de un pincel

Que les extraiga llagas o esa antigua condición

Escondida en la vocación de los corsarios en lo oscuro

No es metal lo que acongoja a sus médulas

Qué es lo que aturdido irrumpe en los sueños de la medusa

en medio del bosque     El humano de la estepa en su trineo de injurias

Los lobos del desconsuelo asediando el baúl de su pasado

Aunque para ellos sea victorioso el otoño

Las raíces nuestras morderán todo a su distrito polar

Lo que importa es la luz mas no la sólida estulticia

de llamar sol al vislumbrar que aniquila los fantasmas

no estoy de acuerdo   en absoluto

con ellos respecto a este lenguaje que calculan incivilizado

somos más que recuerdo y un bello acontecer

de toda una extraña inocencia en el  planeta

los mismos que estamos muy afuera de la noche clara

ahora somos del aire y nunca más esa colonia de insectos

reducida a lo abstracto  muchacha no cercanamente de mí

esta es la penúltima desdicha que escuchas mi sombra

ronronear como un felino en busca de tu insomnio

desprovisto de versos a causa de enquistar los ojos y la boca

durante 4 baktunes en un embalse de la historia

imagíname arponero siempre

matador de cetáceos

 

 

 

 

[ELLA ES UN VIENTO QUE SE ALEJA (Versión 1998)]

 

 

 

Nadie espera detrás de este papel

más allá del ruido de un lenguaje volcánico

en los confines de un patio

donde reluce el almendro que le canta a los astros

En insospechados conceptos

germinando sonrisas o labriegas formas de existencia

Nadie aguarda en el anverso de esta tinta

mucho menos en la promesa acuática

en la delicia de un cuerpo navegable que huye

se refugia en el folclor de poblado recién autónomo

del ritmo afincado con todos sus sintagmas

con todas sus bifurcaciones

para que ninguno de los dos allanásemos

la adquisición de alegría descubierta en pocos instantes

en rincones que el dolor no soportaba

sobre esa boca suya de jazmín

sobre las letanías que asomaban en los ojos

de su candorosa estirpe

nadie espera al otro lado de este forastema

ahora muda de canción fértil a almacén desvencijado

de pasión a encierro involuntario insomnívoro

¡Nadie! Ni siquiera la memoria de los huracanes

Que destrozaron  hasta la íntima herida

En la respiración de los tejados

 

 

 

 

[PENSANDO EN LA HIPOTENUSA DE MI PAISANO ARMANDO DUVALIER CRUZ REYES, APARECISTE EN MIS ANOTACIONES ALGEBRAICAS]

 

 

 

para ti Fidel, entrañable por los 77 años con su jaguar desbocado

 

 

La muchacha que aún no me ha incorporado a su horizonte filosófico

es la disposición para obsequiar a la mar,  la sombra requerida en ciertos infinitos

ya que desde antier ha sido siempre el sol, el lado de un triángulo rectángulo

y está opuesto a nosotros, vos y yo, que somos su ángulo recto

la dupla que compone a la tabla de valores de la lógica proposicional

Es la recta no paralela al eje de las abscisas, en el plano coordenado

[de este sentimiento mío

Un símbolo tal como x, y, z que representa un conjunto dado de números o cosas

pero no nos indica qué número o cosa es tomado de ese conjunto

La unidad para medir ángulos

Toda igualdad en la que por lo menos existe una incógnita

Una afirmación matemática estableciendo expresiones

para determinado número

No sabe que cierto atardecer sin bosque cerca

Le pediré que jamás deje de ser identidad aditiva o multiplicativa

que número real le hago antesala en la ecuación primordial de enero

para formar labios a golpes de labios y a golpes de factorización

Que si surge el decoloro de los días

smog del ensueño obnubilará nuestras elecciones intelectivas

entonces tendremos que hacer distancias entre dos puntos,

Tenderemos escamas de ternura al amanecer

juntos, ejecutar segmentos en la geografía

tramontar hasta donde la intersección nos dure

Mi todavía no amada es una excursión a toda la arqueología Indoamericana

una propiedad de densidad en las aguas termales en Chiapas

la notación científica cuando la nostalgia o la burocracia le han colmado las

[represas;

por las noches la imagino, como soy miope, no logro distinguirla

Ojalá sea antropóloga para preguntarle si en tiempos de Pakal

ya se invertían los recursos en “cruzadas contra el hambre” y

“despensas nos desunen Chiapas”

Ojalá sea astrofísica, indagaré por los agujeros negros

que dejará en su regencia el muchacho apuesto de ojos azules

[citando a Cummings

Por las recomendaciones a seguir para avanzar con el anterior

agujero negro que esnifaba enanas tan blancas

Ojalá sea bióloga, fitotecnista o médico veterinaria zootécnica

para enterarme a detalle de dónde sacó tanto capital Latrocinio Glez. Garrido

hasta poner en función un zoológico público

Ojalá sea admiradora de Houdini, quisiera interrogarle

qué truco de escapismo han usado todos estos años

Romero Deschamps, Zedillo, Chuayffet y Manlio Fabio

cuál de los 2 actos de Caro Quintero y Guzmán Loera le han gustado más

Ojalá no sufra convulsiones en los números positivos

que no le aquejen los dolores en el polinomio

que no migrañen sus exponentes

Ella es. Es ella. Asiste a reuniones diurnas, al trabajo o la universidad

a cursos de cinemática con un quitasol rojinegro

a las estaciones del año como si de trenes se tratase

Juega ajedrez o escribe axiomas cosmogónicos

entre los muslos de un satélite muy, muy resplandeciente.

 

 

[VEN A CURAR TU MORENO QUE LLEGÓ BORRACHO DE LA BOHEMIA]

 

 

Gua girá, gua girá, gua girá

Gua girá, gua girá, gua girá

Guajira del poniente menor

ésta vez no transpiran los ventanales de la tarde

Girá pue, girá pue, girá pue

girá pues guajiro, por circunvalación 16

una silueta de las Antillas divaga ya con tu llegar

perseguirá tu gran explosión

tu multiverso

No sé si existió canaan

tampoco yaxchilán

solo quiero apapachar tus latidos

a oscuritas en el diván

 

 

[Sector 2]:

 

[REMEMBRANZA LEJANA AL SÍNCOPA DEL JAZZ]

 

Sobre qué árbol se moja el pensamiento de la mujer consentida

a media luz repleta de silencio

del invierno o los abriles que su estirpe vistió de forma muy extraña

de la palabra en sus mejores épocas

El pájaro cantando a lo gris le maldice sin saber

las adorables consecuencias y ninguno de los dos

se atreve a entibiar el umbral de la tarde

Ninguno muchacha,  ambos seguimos tejidos a una nostalgia primitiva

al arrullo arquetípico de la mar

Sobre qué ave de rabia acuífera anida el embrujo de tu pubis

¿La ancha forma de tenebrar tus deseos?

El hondo reconstruir al árbol genealógico donde reposa la usanza

de una idea fumigada año con año

¿Un cantar de añeja hechura? ¿El vuelo postergado para invidentes?

Algún sueño encarecido por el ladrido de los perros

o la ulterior imagen del mundo, la noche anterior del desconsuelo

Sobre qué trapecista enamorado se halla encallada

la múltiple fuente de amargura

el dolor del aire arrinconado junto a la ceiba

¿sobre qué abertura del eclipse permanecen suspensas

las caléndulas de olvido que no caben en cuaderno alguno?

Debajo de tu paladar la muerte interviene para no desahogar

tus varias impaciencias

alta hasta la desaparición  de los estuarios

será la herida aglutinada en tu belleza

 

 

  

[VAGINOPLÁSTICA MUCHACHA ENSOMBRECIDA DE NIMIA ESTÉTICA]

 

 

Trastabillarme con tu vulva, por no haber leído acerca del Tawantinzuyu; recordar los hemisferios obtusos del zarpazo, por no saber el rostro de la carne abandonada. El espejo de esa canción que resuena en los ventanales de la tarde, pero olvídanos con acupuntura, a media noche, con tres cervezas, con una plantilla en desuso… No debemos escribir, no podemos dormir, no queremos ir: infinitivo tras otro, jamelgo luego de mar, corbata después de alquiler, automóvil al final del acueducto; sin  semilla la angustia, sin tatuaje los bejucos y anoche, sé, tuvimos ombligo desértico y anochece como si las riberas acrecentaran sus demandas geopolíticas. Hoy que vimos de cielo la negrura y aguamarina tu distancia, hasta los neumáticos del fuego resintieron las cuotas, y de arbusto en arbusto crucificamos las metonimias, verificamos de azul esos consejos de la lluvia.

   Sin domingo y con cafiaspirina de manto urbanístico te compraste nuevo himen, dos piezas de seda italiana, tanto para nada. Quisiste enarbolar tu pueblerina sombra, enriquecer las cavernas del delirio; la belleza escupió sobre tus hombros, de tarde en tarde las caricias de los barcos encallaron en otros cuerpos, en otras olas destellando autónomas incontinencias de humedad, de aquí hasta la indumentaria, de allá hasta el respiro de manatí. Te faltó sollozar o ser humilde, campirana de abolengo y nosotros teníamos los epitafios por encima del lenguaje, por encima de la muerte. Nada que podamos hacer por tu verano con jazmines o aconsejarte: para vos nuestra forma de concebir la unión de lo diverso, es inservible.

 

 

[PALINODIA POR ANTIELLA O DE LA FARMACOPEA INYECTADA EN SUS SUEÑOS]

 

 

 Esperamos lo contrario de vos

En la zurda equivocada

El ruido del mar se tornó polizonte

Y no hubo brújula para orientarnos

hacia la comarca seleccionada

suculenta para la travesía tuya

esa región en que vives y pernoctas sembradío en la lluvia

dibujé hasta esbozar el proceso del mendrugo

tus propias inconclusiones

pero nuevamente hallaste que vos

demuestras el pulmón

a cada dos espejos

las deliberaciones en tu vientre

en tu concepto amoroso de la economía

la que cocina a duermevela

y sonríe a cada tres sueños

muchacha la la la la       la que encorva sus fracasos

los demuele en un sentir y partirse

sosiego sos en esos momentos en que el teléfono de ti

enumera la desordenada señal con la que te reportas

la numeralia del poniente

Yo no te agradezco a los cuentos

ni a los no cuentos

Y entonces ¿dónde la palabra estirpe, cromosoma, linaje de tierra?

He ahí mi lamento por no traer a esta coordenada

“Cómo plantear y resolver problemas”

Pero con solo aligerarte a pesar del siglo

De éste carcomido reloj actualizado

Redescubría los apotegmas del deseo

El corolario vertebrado en tu conciencia

Tu cuerpo de cuerpo

Encuerpado

Acuerpado

Múltiple  hasta tronchar el calembur

La cacofonía de la a en tu nombre

En los campos que te aguardan

En los campos que te aguardan sin la angustia

En los campos que te aguardan sin la angustia del jamelgo

En los campos que te aguardan sin la angustia del jamelgo persiguiendo

[al hemisferio que retorna de alguna fototeca

A su perenne necedad

A su cuadrúpeda raíz

De los cuales no conoces nada cariño

De mí o del suplente en mí

Ahora eres la labriega forma de existencia

en que la noche aprende a delimitar su nueva desnudez astral

 

 

 

 [PLANTAR MI NOMBRE EN TUS DISERTACIONES MATUTINAS]

 

 

 

Aún no llueve e insisto en decorar la habitación externa de tu orgasmo

el carmín extraído del fuego a ciertas horas del amanecer

Amor lejanamente de mí

Mañana el nido de las precipitaciones

fructificará en nuestros anaqueles porque el limo de tu cuerpo

es el inamovible basamento comunistanarcogremial

que desde lo no ortodoxo invoco

para sobresalir contra todos los pronósticos

Pero nunca plantarte DKN 103

mas todavía no prometo sistemas de riego o tractores

Y alguna tarde dirás que un trenecito de madera

jalado por un cordón tiene más ritmo que mis versos

y que mi vida es un tifón o una endemoniada inutilidad

aunque no será certero ese dogma en tus labios

porque hijo soy de campesino

quien inaccesiblemente me enseñó a observar sinécdoques para sembrar en tu

 campiña mis más precisos plenilunios

 

[DE CÓMO DESCUBRÍ LA FUSIÓN ENTRE VERSOS MEXICANOS, FRANCESES Y CHILENOS, TODO POR HALLARTE EN LA EXACTITUD PRECISA PORQUE SOY PULPO ORIGINAL, NO CALAMAR]

 

 

 

Insectiplana   Altívora rebumbias a la hora de la merienda

Anquisolar descubres el misterio en la palabra argonauta

Los vestigios del caobo

La travesía del fantasma que hacinó las etopeyas de la muerte

Eclosionando hasta en los navíos menos insignes

Mitógrafa   versómada entre los intersticios de la hierba

Recolectas el hemisferio añil del grillo que en el sueño

del faro tatuó su nostalgia de salitre

La ocarina de mis ojos para que entraras ataviada de arrecifes

y naufragios con el yelmo de la tempestad a defender esta comarca

A suplantar la propiedad privada y el solipsismo

por una armonía escasa de exclusividad     mientras intensa es la caricia

que incrusto por debajo de tu enfebrecida emoción

Dejáte arrostrar los ditirambos de la lluvia

Dejáte enluteser la vacuidad del tiburón que hospedado

en la marisma de tus oblaciones aprisiona al cardumen

A la parvada estelar que sumergida entre tus muslos

me nombra como si de pronto las balsas acortaran sus astrolabios

Sus metafísicas navegaciones

Sus los puertos que calcamos en el dorso del recuerdo

y clamor de mayo hortalizarnos hasta las nubes

hasta el vocablo enamorada dúplica

o pleamar de bravío martillar atardeceres

oleaje de encontrarnos desnudos y sin pudor

en el estrepitoso maremoto-refugio vaticinado por Wegener

 

 

 

[TE EXTRAÑO A UN CALOR IMPRESIONANTE MIENTRAS LA VELOCIDAD SE INTENSIFICA]

 

Me hiciste trazar un ángulo de 390º

Esbozar un poema con sangre de árbol milenario

Madrugar para conseguir carpas y mojarras

Mirar al amanecer junto a tu cadera de hermosa

Formada a través de la inexistencia y lo distante

Ni en sueños posaste el armatoste de tus pies

Los rastros de oxígeno que ahora inundan mis branqueas

Dime si antes de tu blancura ya estaba reservado un espacio

Para los puntos negros que ostento

Si ya en tu muralla estaban destinadas las formas algebraicas

De mis grafitis somnolientos

La línea recta donde los limítrofes copulan mientras la mar

Irrumpe con su sordina de profeta las escaramuzas en tu vientre estramgótico

Endosférico citramontano invadiendo mi pensamiento

con tus promociones de infonavit y seguros de vida

 Amasaste un delirante corcel para el estatismo estoico

del escriba triste con coordenada geosmática  circunversa  equinupcial

Guarda mis romanzas en la cajita aúrea donde reluce un jaguar disecado

una melodía pitillera fenozoica que caligrafía la herencia de las jacarandas

El residuo positivo del electrón que circunda tu ventana cuya leyenda

de hierro se recuesta para que esclavices al panorama

a las nubes de aserrín organizadas por el veterano carpintero

entierra en el insomnio de los duendes el argente arrumaco

que se ha quedado tripulando en tu boca mientras la noche dice mientras y la

superchería de la roca desata un alarido de estiaje moribundo que oferta sus

abalorios     esos sus recuerdos de prostituida indignación

¡AMÉMONOS HASTA QUE EL CONSUMISMO NOS SEPARE!

 

 Carretera Ocosingo-Palenque/ Año de la tortuga-rata-jaguar

 

 

[SOS EL RINCÓN DE FUEGO QUE DESEO HABITAR]

 

 

Ser ceniza enamorada

La hoja a la que harás arder a cada eclipse

A cada puntual reloj para la algarabía

De nuestras íntimas reuniones

Construyes el amanecer con solo sonreír

Alzas la mañana hasta depositarla sobre mi boca

Como cuando me acercas un pedazo de sandía

Una dulce y jugosa palabra

Un recuerdo de ternura comestible

Sos más sublime que una horda de colibrís surcando la neblina

o la blasfemia de la mar

Duermes con la red y el embalse

al margen de que seré tu proveedor

El turbio pescador que hallará en la presencia tuya

la más hermosa luna de la primavera:

Te voy a dar una imagen como se obsequian ríos y plenilunios

Osos de peluche     besos de metal para tu herrería incansable

para la consumación de viento que sabe arrullar la almohada

sobre la que conspiras cómo conquistar el reino amarillo de tu infancia

Los muros que me paralizan cuando apunta tu mirar hacia mi rostro

y la cabellera de tú parangona la noche

Y constelada hermosamente sos

mientras tus pasos desdibujan las fronteras

la tristeza del niño que  recoge el sustento desde el fondo de un basurero municipal

para su madre y hermana

Para ti esta parte del poema en que está mi voz

sacudiendo el polvo de la ilegalidad

Levantándose como un anticaxlan que jamás se rendirá

Para ti que en esta parte del poema existe algo de jacaranda

de guayacán      de jardín colgante de una historia antigua

en la que te recostaré hasta devolverte el tesoro extraviado

en tus ensoñaciones de ocote                                  

 

 

 

  El Parral / mismo año

 

[VACACIONES CON ECLIPSE DE PLACENTERA LUNA]

 

 

 

 

“…Frutaste del retoño seco…”

Uylder Torrez

 

 

 

 

La enana blanca depositada en el tórax

Un microbio infrasolar hurgando en el hambriento sótano de mis residuos cósmicos

Toda una legión de hojas de coca al alcance de la soberbia

Y el fin de semana en que no esperé probar

En medio del sudor y los rumores de tu pueblo

Tu rostro de canéfora helénica

Nos adoramos al abrilecer sobre un vagón francés

O una caverna alquilada por tres horas

Donde relegada fue la sed a su máxima

Y la numeralia de los cauces sacudida por lo oculto

Zurcida por veraniegas formas de pintar de dos transparencias

La indomable transición en nuestras carnes ahogando el origen

De la trigonometría con ritmo de viento y destrucción

               Sobre esa lunamar que palpita en el repaso de esos pliegues níveos

De los que me hablaron las huestes del delirio

Balsarte fue tormenta

Remarte fue verbura resurgiendo del neolítico

Ovación de gaviota en el jolgorio inusitado de la tarde

Muchacha de los ocho pulmones    de las mil y un caminatas

Te recordará mi agenda porque no sos más hermosa

Que la golondrina atravesada por el viento

Ni que la sirena de un barco dejando escapar toda su alma

Sino más precisa y equitativamente análoga a la Revolución Bolivariana

 

 

 

 

 

 

 

 

El Porvenir Jericó/ otra una vez más

 

[Sector 3]:

 [FORASTEMA DONDE ELLA NO HA DE PLASMAR SUS INTERPRETACIONES]

 

 

 

 

A Elis Regina, indudablemente

 

 

 

Bordeabas grupas y solares

mucho antes de que el espaldarazo de los días

entrara a nuestra memoria amanecida fuego

entonces no sabías de lo iluso de aceptar una que otra llamarada

pero aquella noche quise no solo alcanzar la mar

los lamentos de un bejuco tristemente triste

sino las tuyas formas hasta adquirir en el olfato

tu presencia delatada por el viento

  brisa costera       resistencia pasiva

¿cuánto vale una tanda de poemas?

¿Un registro que certifique el kilometraje en las pupilas

y los pupilos en el interior de una fonda cervecera?

¿Qué tienen en común una isla y un signo?

Volviste pronto de ese dolor en las caderas

Volviste a sonreír al recordar la palabra de agua con que enjuagué tu rostro

Respondeme mañana  el siguiente lustro o por lo menos dentro de 13 años luz

hasta que dibuje un colibrí y redacte mi renuncia voluntaria

para no vivir acongojado por los peces que no conseguí

La siempreviva que por descuido se marchitó un fin de semana

ahora que me torno fondo de pesadas conjeturas

te imagino en el planeta, torrencial te esbozan los jilgueros

la ocarina que en vos germinaba juramentos

Hace tres décadas de tus ojos apagados

gobernó este relincho de patria pequeña un descendiente de libanés

Salió una obra póstuma de Garduño y Francisco León pasó a lo interfecto

Se estrenó el sistema de alcantarillado y agua potable

en la capital del corazón olvidado

y doctrina económica carente de filosofía se afincaba en el núcleo del jamelgo

mientras tu nube de aguacero palidecía hasta la pérdida

anotar lo más posible la cantiga de tu voz

el zumbido de una turba citadina

las veces que tu sueño fue durmiente y tranvía en los brazos de la selva

en las playas que aprendiste para evadir la incomprensión

a la que fuiste condenada por los pianos

 

 

 

 

 [FORASTEMA PARA LA MUCHACHA ATAVIADA DE FLOR Y SELVA]

 

 

 

**

 

 

Te pareces a una población de siglos lejanos

Donde fui herrero o alquimista:

Límpida   alta y ruidosamente metálica

El fuego iba en busca de tus pasos

A esos callejones donde extraviaste los signos del aire

Te pareces a tantas cosas que no tuve en otras tragedias

Y de norte a poniente recorriste el lugar donde nadie es de nadie

Soberbia y trigueña se presentía el peso de tu herida

La sangre tuya por la que quise preguntar a ciertas horas del bullicio

Mientras la tarde ofertaba sus últimos imecas

hecha de tempestad o naufragio

En qué rumor del trópico posarás tu desnudez

Hacia cuál horizonte lanzarás el aeroplano de tu carne

Deja que te contemple o que me esconda detrás del abandono

Para incendiarme hasta la sombra o los vagones sucios en trayectoria

En qué penumbra anidarás

Nota el coágulo de luz en el que me has convertido

La indestructible metáfora que ahora soy para vos

Y a pesar de muchas profundidades

No existe voluntad que te otorgue un ancla

O que decidas ser estacionaria malva

Porque andarina eres

Porque migratoria estarás archivada para siempre

Entre mi yermo inabarcable de documentos fugaces

Te vi a ciertoras espongiforme

Luego de 2 meses

Menos que antes

Aquél día del educador y los influenciados por hierofanía Colonial

Emergimos de las curvas a velocidad de tristeria

Tres veces el monte convertido en verso

Ciego culminar el horizonte

Pero te has sobrepuesto a la fría guerra

Recuerda no los versos ni el lenguaje

Recuerda a los 13 meses poema de ultradelfín

oleaje huasteco desde lo insomne

o los triglicéridos seremos

he vuelto a mirarte de reojo

girando el reloj etiquetado fuera del ritmo

y cuando digo HE

más que símbolo o desdén

hablamos de nosotros

obtenemos la secuencia inalterable en el otro

para rechazar eufemismos de sol

horticultura de raigambres  cada 6 horas

recomendada por los especialistas de la tv

y si el poema persiste

aplíquese intravenosa a las 9 am

 cada 18 horas

hasta el año 2048

en su defecto a cada plenilunio

hasta prolongar su estado orásico ecozoidal

debemos seguir orgullosos de las loas en los

documentales

de la despótica imperancia en las aduanas

seguiremos ornamentando una cultura de mercadotecnia

de silogismos adquiridos en Armani

esos postulados de la lluvia en los huertos de los traidores

Salimos del tumulto  pensé que no seguirías aún en estas tardes

mostrándote entre los mismos ríos ciegos de cauce

la muchacha de nunca

vos la del suspiro cuando aire

cuando urna nacida de urdimbres fraudulentas

la que vino a sonrojarse de misterio sobre este pueblo

con la fragancia enloquecida de la rumba

 

[LA PRIMAVERA ACABA DE INSTALARSE EN MI LENGUAJE]

 

 

Experimentar la refracción impronta en tu vientre

Luego de visitar todos los espejos de la lluvia

y amarte a las 5 de la tarde

incandescernos arduamente aunque se deba el alquiler

eliminar la invitación proscrita de tu ausencia

evaporar la luz colgada en el armario

cegarla indudable hasta tu cuerpo

experimentar río a izquierda la vastedad del mes cuarto

ambarizar tus labios

los labios de la noche asesinada

los forastemas encontrados en el rincón

donde se originaron todos tus monopólios

y destrozar las huellas o la cronología añeja entre tus piernas

pero escribir en presente

escribirte imborrable

ya que a cada octavo de sonrisa

me dejas el mástil semejando astrolabios

 

 

 

 

 

 

[HALLARNOS EN JUEVES DE OTOÑO]

 

 

 

Vos que estarás en constante movimiento y desarrollo

conjuras que nadie ha de escribirte cosa alguna

que el lamento en tus sueños, eco no ha de tener

para erguirte como un desliz de sentir enloquecida

ante los signos de la noche los enfilados horizontes

Acabas de convertir con pólvora la variable contenida

entre los cálculos de La place en una sinfonía

de algoritmos y cuartos menguantes

en un férreo carcaj de carcomido erectus

que ahora sueña con esa calle por donde te falta caminar

Acabas de entender el fin falaz de la plegaria

de hacer zumbar la algarabía entre las personas del barrio

Noche de fiesta y contigo en lejanos ritmos

noche de fiesta para apagar razones

para que no se enteren de la muerte de una chica costarricense

que no se cuente de su nombre

que no se sepa de órganos de niños comprados al peor postor

para que nadie sepa de una herida inalcanzable

¿te han hecho falta caricias y estaciones de amarillo ralentí?

¿te han hecho falta caricias y estaciones de amarillo ralentí

reposando entre la hierba?

que no se cuente de ti, por si sabes de ella, la anterior muerta eludida,

la que no vuelve, la que tampoco duerme

y te topas con alucinaciones entre la tundra

procura llegar a esa calle que he soñado

despuesito de las 5 pasado meridiano

 

 

[RECORDATORIO PARA QUE AMINORE LA IMPRESIÓN O PERPETÚE UN JUEVES DE TRÓPICO EN NA - CHÁN]

 

 

 

 

 

 

Sos tan certera como en esas ocasiones en que papá

Me habló de la voz meliflua de Tagore

“el poeta que colmena es en la emoción”

o como esa energía de fin de año en marzo

mientras cierras los ojos y los abejorros en tu sonrisa

alteran la biología del bar y la respiración de árboles dormidos

y cruzada de sueños reavivas diletancias     las murallas a favor de nosotros

esos reflejos dinámicos que habían olvidado tus pupilas

los refuerzos en la herrería de los bancos

las luces disminuyendo como alguna proletaria que clausura al día

y envinagra los mecanismos en su ratonera galáctica

nos despojamos involuntariamente de todo eso

y angustia tras angustia sudamos hasta el alivio

tenernos y no tenernos         hallarnos allí

locos puntuales y con desfigurada orfandad

vos    la ronda de analgésicos para los que afirman tener cáncer en la soledad

la muchacha defendida por la taiga   inigualable desde todas las rosas de los vientos

o del sueño de la primavera

a partir de esa noche tu voz solo ha tenido el oficio de vestirse amanecer y trópico

contar enardecidamente las formas que desconoces del amor

ritmar las notas a enarbolada hora en que la oscuridad se encapricha con algo de ti

ese algo que ni las formas del cálculo equidistante

resuelven erróneamente el sitio del solsticio donde estarás de turno con los descamisados

a los que hallen en tu península

una ansiada variedad de frutos lustrales

 

 

 [Sector 4]:

 

[CONSIDERACIONES SECUNDARIAS SOBRE LA DISTOPÍA, EN LOS TIEMPOS DE TU IMAGEN AÑORADA]

 

 

 

 

 

 

Ronqué en martes por la tarde

 vos estabas en otoño y luna nueva

Como siempre ajustaste tus latidos al amanecer

Relinchaba yo por astrolabio sureste

Pero vos nunca serás la vos de los Forastemas

Ni ninguna otra

aunque existe una esencia nocturna para mujer de cualquier topografía

Así que ronqué en martes

Y te cansaste de no saber que te esperaba

Desvanecida de tamales de cuchunuc y de sonrisa

Estabas en primavera esta vez

Escozor sin alcohol   Tristeza bofa   Bojuda conciencia:

Sigo siendo a estas alturas de la operación quirúrgica

Formol de todos los recuerdos

Que me cansé de no asir ni en el sueño tu infuturo rostro

La distópica fragancia del enamorarse tan tuyo

Nos cansé de esperar hallarle en algún viaje cercano

o lejos de nuestro guateque decaído

Sobre la noche los cuetes han sonado

sobre la noche los cuetes nos indican de infinitos

el sueño de las piedras se impacienta

ladran científicos de Monsanto

los cuetes sobre la negrura solitaria

miden los límites de la colonia

Te grité esquina fémur

andabas por viernes 13

ataviada de callejón con gatos

depuraste el inconsciente

el tuyo de vos

y largaste indumentaria entre las cartas

escribiste vestimentas en la pared cubierta por frases coloridas

Aparecí acordeón y tumbadora

aparecí solo y en la imaginación:

la hipotética muchacha de siempre

la de no venir aún

la que hará resonar otra tanda de cuetes sobre la noche

la que resonará como tanda de cuetes sobre la negrura solitaria

Entonces me puse sábado y sin alcohol

escriba con pesadumbre

Vos o no vos como hipótesis permanecés intacta

 

 

 [CONTRAUTOPÍA PARA TU LIBRÉLULA DESARROLLÁNDOSE OTRA VEZ]

 

 

 Lo que recuerdo de vos

Es una noche en la feria del poblado

Los disturbios de aquella tempestad con comedor y charla

Entonces sólo entonces

Temblor más temblor      sacudimiento

Muy larga duración, Fernand Braudel

Planeta habitable

No estrella

No muchacha de ser aquí

De nunca estar

De acontecer con otros sueños y sin balazos por tu rumbo

Antier al saludarnos recordé la ebriedad y tus palabras

 Las palabras que después de años de esa ebriedad

aclararían los suburbios de nuestra piel

las directrices de tu cuerpo

de tu sangre desnudada por jaguares tóxicos

y sé muy bien que tu sexo está basado: dentro de las estructuras

de la economía capitalista  mundial y dentro del sistema internacional de estados;

en la cual cada nación tuya asume una posición diferente

Mañana al cantar los sapodrilos amenizará lluvia en tu caminata

en tu brigada con mensajes claros y concisos

rumbo a no sé, vos, a diario desde hace escuelas y oficios

desde ultramar y mesetas     llanamente el latido de tu colibrí zurdo

desde Juan Álvarez hasta Nestora Salgado

tal vez recuerdo un folklor de intenso zapateo

una jarana desbocada

un son con saxofones y pitilleros

esa noción de marimba puberta

una coreografía tantas veces ensayada

los baquetazos miel de tus ojos en el rostro de yo

y que la ética está demostrada por el método geométrico (Baruch Spinoza)

Aquella vez recibí el aroma de tus navegaciones

Vos y tu manada rumiaban la alegría.

No la nuestra, el naufragar fuera de sí mismos.

 

 

  

 

[YO QUISE LLEVARLE SERENATA PERO LA DESESPERANZA CREÓ UN CAOS VIAL INTRADUCIBLE, ASÍ QUE TUVE QUE HACER ESTE FORASTEMA]

 

 No sé pero lo extraño de todo esto

Es caminar ruidosamente con el claxon vetado

Aspirar el rumor de todas tus andanzas

Y mezclarse entre los delirios de la gente

No sé pero es extraño todo esto

Que es tan nuevo y tan viejo

Tan presente y genética memoria

Discurso y vector

La tarde me recordó el mínimo común múltiplo

La tarde que se ahoga en la imagen de tu sí cuerpo

Si digo que te deseo es poco

Si digo que años no significa circunstancia alguna

Si digo que guajolote en mole

Cambio mi chitapir del desierto por tus elipses

Mi montura por tu casa

Mi cuchillo por tu manta

Porque ustedes sabrán ya lo que sigue

Sobre todo si digo que Arreola dijo

Según oí en una ebriedad tan literaria de un ñero

Que no hay poetas

porque han dejado de ser portavoces del pueblo

Si digo que violencia más transacciones leoninas

Es igual o menor que 80o mil lamentos durante la noche

Es igual que contaminación de ríos a cargo de proactiva

No sé      No lo sé

Es extraño que el clamor de los dividendos reclame sus números enteros

Que un corcel de porcelana dentro de mi ritmo con bongó

Pregunte por tu alfabetoxicológico

Y si digo que claroscura es la moneda que te hallaste

Ayer por las avenidas del recuerdo en banca rota

Y si digo que soy alquitrán para tus nervios

Pupitre para tus inquietudes sobre el conocimiento

Y si digo que la lluvia caerá antes del amanecer

Es porque traes revuelta la ilusión del día con el chubasco que inventaste

Para todas tus ocasiones de feria en el poblado

 

 

 [¡OH NOVIA ELECTORAL! CARROUSEL DE MIRADAS, LANZARÉ LA CANDIDATURA DE TU AMOR!]

 

 

 Tu corazón epóxico

Mis manos de tallador de jade

Para hallarte estructura

Largo tranvía del recuerdo

De tu aroma taladrando hormigones

Para recubrir mi generador de energía

Tu corazón cinemático

Ya que ahora solo importa

Que imponga sus diástoles

Que transcurra frecuencia de sonrisa

En mis determinaciones electorales

Tu corazón de ofrenda con magma

Placa tectónica insobornable entre la tarde

reajustando la orografía de los domingos

Tu corazón de piedra sisado atrozmente de mi verbo

cuadradamente desunidos

ambos

11:45 am vos y yo:

 

Tu corazón de rabia recién crecida. Tu crecida rabia en el corazón. Tu rabia en el corazón crecida. Tu recién rabia crecida de corazón:

 

En la tarde nuevamente

En la tarde nuevamente mis palabras hacia ti

En la tarde nuevamente mis palabras hacia ti y seducirte

En la tarde nuevamente mis palabras hacia ti y seducirte con astronómicos rumbos

Hasta que la jornada acabó

Entonces se tuvo que frenar

estar atentos al escrutinio y cómputo

Ahora decime

¿A cuántos grados se coccionan los catetos de una pirámide camboyana,

los guijarros de tu vientre?

 

 

 

 

[AL VERLA SE IMPRESIONA, LA MAÑANA JUSTO ANTES DE PASAR A LA CLASE DE ASTROFÍSICA]

 

 

Es la mujer de otro

Toda ella es exacta a la teoría de conjuntos     dirá de tu Notación de lista

que le aturde por clara, concisa y breve. Sobre todo si tú = t:

t = {a,e,i, o,u};

mientras que por notación constructiva conservas tus enigmas

sin embargo envías l’andanza adecuada:

A= {t|t es todas las vocales del alfabeto castellano};

Y ya explicado cómo he trazado mis bosques de holograma

donde suelo ubicar tus posibles coordenadas

mis paredes de cartón con triplay

mi canción redactada en un baúl

con hadas poseídas por resonancias amarillas

Ya explicada por extensión y comprensión

es preciso apuntar que conjugada con dichas vocales

resultas ser conjunto universal

fanerógama cuadrática

Perteneces al país de los fotones

Yo subconjunto de la tarde-noche

Así construyo mis sueños matemáticos

mi verso atado a los catetos inscritos en papeles

manchados de hemorragia

Así me guardo esa posibilidad de lo blanco y la ternura

devenidos párrafos de geometría euclidiana

de forastemas podridos por dígitos oscuros

 

 

 

 

 

 

[TRES CAGUAMAS, CUATRO HUMANOS Y LOS VERSOS: EL ESCUDO INFRANQUEABLE]

 

 

 No esperaba esa respuesta geográfica

ni tu deidad de cuaternario primor

No esperaba el parque

el refugio de tu palabra

tu deseo latiendo como un vagón del siglo antepasado

No eres esa muchacha de oblicuidad estacionaria

No soy de esos ciudadanos en resistencia que se indignan

únicamente a través de la poesía

Y con ella, en su trastocado mapamundi

solo existe Tel Aviv, Monterrey o Londres

No asistimos al funeral de Valentín Campa

ni al ataúd de esa mañana en que Becerra atardeció en otra era

en otra forma de sangrar

Aquí estamos

Aquí desaparecemos

Aquí sin nombrar la locación

sin hacerle tanto caso a la sentencia

a la loción de tus morfemas

a la ecuación de esa materia informe de la lluvia

Nos queda la hoguera acurrucada debajo de la cama

el miedo que dejamos escapar en el cuarto del desahogo

las vacaciones en la luna de tu cardumen

la noche que no supimos suplantar por rondas de alebrijes

los disfraces que conjuraron por nuestros insomnios

Nombrar aquí el antier

Antier aquí el nombre tuyo    El de ella

Ellar mi sexo en la almohada inexistente

Almohadizar tus muslos con todos los enfermos de la ebriedad

Amortizar            Amartizar

Entristecernos frente al balcón de la ignominia

porque la tarde no pagó los sueldos extras

que sudaron con furor nuestros sentidos

Alegrarnos porque con tampoco desenterramos la algarabía

y porque tú ansiabas acercarte a nuestra condicionada sonrisa jornalera

para consolidar el antipentágono de estos días

 

[MUCHACHA Y POSOL CON MANGO, HABANERO Y OTROS COMESTIBLES]

 

 

***

 

 

 

 

que mi pensamiento nutra manifestaciones agrícolas

y mi palabra ayude a sanear cloacas de inframundistas provincias

para que algunas veces tenga ocasión de trucar hectáreas de poma rosa

por sexo pluvial mientras simultáneo cambio la carretera costera del estado

por dos muñecas inflables, todas mis canicas

porque los medios de comunicación virtual

conserven intacta

la dignidad del periodismo en Chiapas

las lentejas del almuerzo por la desaparición de

los sábados    martes y jueves

el ku klux klan por mi sola edad sin estulticias

y dentro de 40 días haré cambiar la resurrección de la leyenda

por la reencarnación de Julián Pérez

mientras el niño con su horda de pelota

 omite avenidas mal planeadas

su rostro invadido por la mugre aconseja para olvido veraniego

a la madre embarazada que no cuente más

los diversos vicios del cónyuge

la casa erigida a base de remiendos

y ninguno de los tres reconozca al alfabeto en su amplitud:

en ocasiones he llorado como una bolsa

con hielo fuera de su hábitat

¡noticia de último minuto

llévelo un su periódico!

en este pueblo no hay ladrones

en este pueblo no hay ladrones

sólo bestias que espían desde diccionarios deficientes

y convocan sus debilidades por detrás del alter ego que los ciega

en este pueblo no hay cosmovisiones turbias

ni oczos carroñeros ni gerentes de oficina bancaria

sólo algunos subdesarrollados vividores de esos

que a sus huestes recomiendan mal mirar la justa causa

y nos llaman arrimados o payasos

cuando debajo de sus espejos

existe un rostro acaparador de duermevelas

un saltimbanqui de aprendiz

o la luna nueva intoxicada por marsupiales

radiactivos e Monsanto

 

 

**

 

 

y luego del ritmo, las angostas calles y tu sonrisa a rompemuerte

vagamunda desolada alebrijicida la nostalgia

nunca se remuerde la inconclusa solución

ofrecida bajo promesas empresariales

te recluye en un lenguaje donde el nido de la urbe

disfraza sus entelequias

con matices de lugar cansado

y esta vez lluviar costará un ovario y cuatro más

la misma calle que esboza anaqueles  ditirambos y criptas

en la que entumecida la tarde acertó liquidaciones

me puse a pleamar bajo tu barcarola

por beberme la nube en que andaba

y en cada parqueo durante la trayectoria

algo como jaguares enjaulados intensificaron la tensión

la tensión de los mercaderes de globos

motáfora de Milán Kundera

una brevedad recordándome transiciones

al despertar recién de volcán del altiplano

o que hace décadas tres atrás

Chichón poematizaba lenguas milenarias

fue una hebra líquida anunciando islas y borrascas

Chichón de mis ausencias       ¡¡¡¡¡Ganjaaaaa y no llores!!!!!

porque reflexionando se alegran las desazones

¿a quién le corresponde ahora erupcionar?

 

 

*

 

aunque toda la velocidad no supo sufragar por sí

ni por ti o conmigo     sin nadie que entrelace aún cumbias o párrafos

a cada dos bebidas te nutrías de fruta tropical

de algo sin mí     contigo       madre sierra te sostiene

libremente como oficiante de pasión completa

si es que la tecnocracia te permite asistir a tus volcanes

al estallido que escucha la niña ofreciendo dulces oriundos

y empieza la guardiana de guardianas

la vigía acostumbrada a subsanarse cada tercio de galaxias

y el silencio a tuertos

el silencio a tuertos que hablan sin pudor

por los ojos se les nota lo hipócrita

y la niña estatizada   abstraída en sí

retumba como hecatombes de muy larga duración

el cuarteto de elementos

como una agrupación cubana

la lengua se sostiene y deifica voluntades

madre sierra que deambulas entre cartografías y estenopeicas

algo de una de tus tantas hijas encendió jamelgos

caballos como en busca de cartas sudamericanas

esa tea de la noche que alebresta carne y huesos

escotillas y bahías       la velocidad y sus costumbres trastocadas

los aeropuertos con homicidas yendo y viniendo

y tú eclosionada en no sé qué   yo con rumbo a crecimiento de guanacastle

ambos detenidos sin serlo    el destino que nos ha hecho ayerecer

 

 

[ESTATIZADA SOBRE LA TARDE CON TU SONRISA DE MUCHACHA TOCADA POR EL DESASTRE]

 

 

 En medio de la soledad y el parque sentí potrero de bisontes

y pastizales de bambú verde    trayecto no turbio con manadas de guaqueque

la lógica proposicional con sus 5 vértebras
los cuadernos de tu sombra

a pesar de que no estabas tan cercana

ni de cuerpo ni de lluvia todavía no en abril

sé que tienes árbol derruido y otra sangre enarbolada en qué pensar
sé que azul sin mujer no comprará nadie naranja
y no tan en medio de la ubicuidad del municipio
dijeron nos deselectrificarían la ternura y los

malos recuerdos
seguí sintiendo tierra lumbre, aguamarina
los aletazos de tu vientre empotrados a tu región de fallida regencia
la equidistancia entre el segmento AB y el segmento EF
una ecuación solar de 67 años luz

la raíz cuadrada de un pulsar tan tuyo

tan para el planeta de la descordura

porque tú, muchacha, boquita de fruta madura
congregaste antimateria y fórmulas generales
luego empecé a imaginar jaguares desbocados

sobre la tea de la noche      sobre tu noche almendrada
sobre la noche almendrada que resguarda tu tórax
sobre el tórax de tu almendro ficticio y tu noche
y sé esperar si el huracán de la geometría lo dispone

si tu meseta de arlequines se impacienta

y sé amasar ideas con números irracionales

Tu actitud me ha sorprendido
es agradable e irrepresentable con incisos
con ensayos literarios     con plagios ultramodernos
y compra de votos      sueña con tucanes incorruptos
sueña con cedros blancos no deforestados
ESPERAR HE POR SOBRE TODAS LAS CATÁSTROFES

 

 

[Último sector, central de formación inicial]:

 

[GANAS DE TI DESPUÉS DE COMER PINULITO]

 

Yo no sé si 45 luciérnagas tiranas deambulan por paupérrimas regiones

o si 21 pollos en celo encienden la palabra libertad en Guatemala

Si barro, epitafio o numen

No sé si otro más violento contra los guerrilleros en el poder Legislativo

o si canícula de sombra o si pensión vitalicia al borde de la restricción

sin embargo, vos tan de media noche y yo ahogándome de apatía

muchacha de dormir en otra letargia, entre sábanas de alcurnia antigua

entre repisas para forasteros: adoleces de cariño.

No sé si tengás o no tiempo, mañana iré a tu esclavitud: compartiremos la ordenanza y el almuerzo.

 

 

 

 [VÍA DE ACCESO A TU TRINCHERA]

 

 

Tan solo soy un caballo aritmético que agregará un poco

de tropel a tu belleza

Avísame cuando tu agitación esté llegando al cenit

Y lo establos del recuerdo te sean amargos u hostiles

Útilmente intercambiables por un suspiro

O por un manojo de luna que orbita en mis comensales

Divagaciones excavando en tumultos enardecidos del cauce de la noche

En las dislocaciones del sur contenidas en tu vientre

lo sabemos de sobra ahora que soy un fugitivo ecuador

alejándose entre las acacias de tu planetaria brevedad

avísame de los respingos en el jardín abandonado

en que cosechaste la ilusión de enamorarte de la mar

y los monumentos prometidos durante el cortejo de un lenguaje

desaparecido por ósmosis inversa

enquístame el olor de una canción auspiciada entre paréntesis

diseminando sus morfemas hasta en los hemisferios turbios

de una tempestad asombrada de los labios de una bestia

torpemente vuelta giraluna o duermespasmo

haz de un overol plagado de fuego el mejor bohío

para amarnos eclécticamente mientras me describes la ruptura

de la garza ensombrecida en su vuelo hacia los libreros del amanecer

saludando con vehemencia a las estatuas que ayer configuramos

con las huellas de un viejo ritmo de metales

tan solo soy un jamelgo extragaláctico

Multiplicaré todas esas metas que creías extraviadas

llena de suave tinta indeleble posará tu espalda

sobre el alféizar de la lluvia

inundarás las hojas del verano con las manos del temporal

a tu favor y sabremos adherirnos al sueño de la paloma

enloquecidamente empollando navíos intransferibles

de todas esas cartas quemadas por la furia

o el abandono de un salón a oscuras

de un oleaje heredando sus secretos de arcilla

a la inmarcesible estoicidad de los astros

de la serpiente asesinada a media tarde donde nacerá un poema

que testificará en contra de los intersticios del crimen

de todas esas muchachas

oxidadas a la luz de la intemperie

un poema que ha de hablar de la estadística tropical de recostarnos

bajo la circunferencia del sonido y su fauna a contrapunto

a desdecirnos todo el pasado y su zoología de leyendas

dispensáme si estas palabras te salpican invisible sequedad

pues son un sistema de agua potable al borde del colapso

si este delirio te espanta pero no he hallado mejor forma

para acercarme a vos

 

 

 

 

[EL ESCRIBA PROMETE EN VANO Y ELLA ARDE CON SARCASMO]

 

 Con silenciosa herrumbre te escribo:

mi ausencia pudo más que todas las metonimias

enloquecidamente gris estoy de mañana y fin de mes

parvulario atónito

acróbata geofísico

Iridiscente fronterizo a la caducidad

No prometo vocal alguna

ni consejos de invidente

mucho menos ando de humor para desentrañar

esta tragedia estética que recorre mis nubarrones

pero si Slim se despojara de su miseria

podría zarpar desde el fondo de la orfandad

surcar eucaliptos

la tosferina de los explotados

barrancas y aduanas

pasaportes y equívocos labios

ya que poseo un desierto que no cabe en los bolsillos

un río con toxinas provocando urticaria

Cuando menos lo sueñes

estaré olisqueando tus arterias

deslizándome nocturno

desencriptando tu orografía en llamas

muchacha del país de las esferas

 

 

[PRIMERAS IDEAS PARA CONFORMAR UNA GUÍA TURÍSTICA DESDE TU VIENTRE HASTA CHIAPAS]

 

 

 Desdibújame la guerra de tu desnudez

¿acaso no te has cansado de tardes militares?

¿No te yergue azul la infamia

cuando a tu costa desembarcan turistas subterráneos?

¡Centroamérica no invocaré tus estigmas en vano!

No se olvida que como bestias sin derecho a la respiración

han aniquilado una y trescientas mil ocasiones

a los ancestros de todos los segmentos de tu matemática orografía

de tu belleza todavía indómita para occidentales ojos

Te hace falta darme una compañera y una hija

una enfermedad del hígado

un bastión de fuego para esta ternura en declive

entre peñascos y trompetas oxidadas

ahora viene el sionismo expandiendo sus tentáculos mortíferos

a sitiar el corpus de la cicatriz por enésima salutación

pero bien dice el dicho   la culpa no es del estulto si no quien lo hace compadre

bienvenidos a este sexto round por iniciar

el protestantismo versión gringa y los hijos del 48

contra los compatriotas de Mahmoud Darwish     siglo recién ceniza

siglo de mármol y papel de lija al mayoreo

¿saben de la noche de San Bartolomé?

recuerden el barco somalí derrocado por las armadas fuerzas del Sión

mediterráneamente hablando

para qué esculpir de nube su tristeza generada

en la ventana de los ancianos que sonríen al rememorar las bondades del pasado

los sueños y las sonajas de los bailarines

los ministerios para dormirnos con halcones en círculo

por estar cansados de borregos

del chasquido de lo oscuro cuando no se desea abrigar

la misma astucia cuadrante izquierdo superior

detrás del respaldo  justo en dirección del autorretrato de Durero

en medio de la imagen trasnochada

observando la turba y la chispa y el transcurrir al mar

de toda estas renovadas emociones

mientras el informe último del saqueo masivo de este sexicidio

está plagado de bajas vergonzosas

tiene el mismo gris que en temporadas de lluvia

se inunda hasta conseguir uno que otro ahogado

la parálisis sanguínea de un enfermo de miocardio

la parálisis de toneladas de artefactos sintéticos

el bullicio de esa madrugada en que por vez primera

muchacha del caribe te adoré con 45° Gay Lussac

 

 

 

 

[CONFUSAMENTE TUYO Y SIN RASTRO DE AMBOS]

 

 

Entrar en el trayecto de tus viejos

directo al centro de tu sombra

directo sin señal ni publicidades

no enamorada

no eclosionada

entrar y salir entre sueños

vos que letargia en oferta

vos que anodina conmueves los litorales de mi cuerpo

yo que no azul ni tricolor, desacredito esos matices

y no hablo de símbolos

ni de la sangre mezclada con águilas o serpientes

ya que nuestros asesinos no lo recuerdan

tanto les fue la colectiva memoria anulada

tanto les abundó el sol en las canículas del almanaque

que aprendieron a malgastar el numen del machetehabiente

que dejó una horda de colmenas sin frutos para ella:

la enamorada de nunca ser

la enamorada de andar fugitiva y con palabras lápiz lázuli

no te rindas   no te muerdas los orgasmos

no confisques el estipendio de la lluvia     no transites sola y sin impulsos

porque feminicidas rastrearán tus más hondos neceseres

porque abrupto y sin notificaciones tendré que levantarme

dejar el posol agrio y las empanadas

sobre la mesa que ahora está bruñida alegremente de fiesta y pájaros

para rescatar la violácea sonrisa

el núbil signo de tus enseñanzas

 

[MUCHACHA APARECIDA DE COLIBRÍ GEOGRÁFICO EN UN MIÉRCOLES UNIVERSUM]

                                                                                                                      

 

Porque los inalámbricos pájaros del sur de la numericaminante fonépica

También saben neutralizar 3000 individuos, personas de 5 ó 6 picotazos

Proyectar sistemagistraturas no ecumenonitas

Y si plastipificada viene su visita o su cercanía para con nosotros

Llamaremos a los octojedrecistas de la soconuscosta

Y andadorsal los llevaremos a la romboidestrucción

Primavertientes estudiamos sus trapecímbicas utilidades

No importa cuántas truculentitudes traigan consigo

Tenemos a la sobreviventura

La sofismétrica

La puenteórica

Por eso y solo por eso

Vos atardecerás en el desincendio de ese camino

Que da justo en la ventana del pensamiento crítico

Durante muchos cenits más la hebra de tu energética

manera de desplazarte espolvoreará a su paso hasta los escondites

Más complicados de Monsanto

Y porque ya es muy tarde para histrionisar juntos en las películas

De cine sicoanalítico que cosechas

Me hubiera gustado escribir el fragmento de un forastema justo al lado

Del rostro de ese árbol trigonomepático de magnolia en nuestra nuncasa

En nuestro inhogar

Porqué a tantos siglos luz nuestra sangre

¿Existen toboganes o escaleras que lleven a juntarnos por lo menos un lustro?

Porqué dodecaedromedaria pasaste con tu saludo de metrallersística

Ahora te sabré preparatoriana en retornela bajo el ramalazo de la cercanía del sol

Romancela no probada por la catástrofe

 

 

[TU EXISTENCIA NATATORIA SIRVA DE ANALOGÍA PARA ABROGAR LA REFORMA A LOS ARTÍCULOS 27 y 28]

 

 

 De tanto consultar los almanaques

Me han dado ganas de oír de nuevo tu desnudez

Y reafirmar esa creencia en las insinuaciones acuáticas

De tus venidas que en la vociferación de la lluvia

Devolverme abstracto y rocalloso   musgo fehaciente

Vigilando la travesura de los peces que emigran de un muslo a otro

De ti en ti     de una imagen expresada en tus cabellos

hacia la horqueta delirante en tus senos

de consultar tanto la miopía y el feisbuq

a los días sin estación definida les ha dado por teorizar acerca de tu humor

trastabillar con impasible pretexto en el intervencionismo yanqui

keniata e israelí que seguramente no apruebas

mundialmente existirama  reposas en la tarde que construye a diario sus teoremas

su metódica forma de emancipar caracoles o niños y niñas

con terráqueos sufrimientos

canta  canta y escudriña en los escritos de Bolívar o Magón

abre tus conceptos como si entreabrieras tu energía

ante los diccionarios filosóficos que no cesan su soliloquio de alabastro

entreabre tus lagunas erigidas en la ebriedad de la infancia

como si de pronto desearas encontrar tu memoria intacta de milenios

en una sola palabra que el continente dorado y subterráneo

ha fabricado para vos     muta de paradigmas

múdate al barrio del comercio informal

ayúntate en mi conciencia antes de que la noche

y su estúpida ambición usurpe los litorales, los puertos

y toda la orografía de nuestra adormecida nacionalidad

Visto 1021 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Abril 2018 06:11

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.