Domingo, 12 Agosto 2018 05:08

SEGUNDO POEMARIO DE AMÉRICA FEMAT VIVEROS ( MANERAS DE SER Y ESTAR ) / Por Eduardo Cerecedo /

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

 

SEGUNDO POEMARIO

DE AMÉRICA FEMAT VIVEROS

MANERAS DE SER Y ESTAR.

Por Eduardo Cerecedo

 

Así viene la siguiente propuesta de América Femat Viveros, la poeta nacida en Pachuca Hidalgo, en 1984. Antes ha publicado Inexorable, 2015. Como podrán leer, ella ha iniciado su vida literaria con dos obras hasta el momento, no todos los nóveles autores tiene la fortuna de publicar sus poemas en tan breve tiempo. Eso nos indica que tiene esa posibilidad de hacer llegar hasta sus lectores su pensamiento, su forma de ser, de estar,  de mirar a su alrededor,  y de actuar de manera muy particular eso que le ocurre.  En esas instancias podemos comprender -por lo que escribe- su estado de ánimo, su visión de las cosas, las de vivir, imaginar, de soñar, sobre todo de formular su discurso poético en esas instancias cercanas. El amor, desamor, el sexo, la entrega, la reivindicación con el presente, la familia, los padres, el hijo; vertientes de tiempo donde ha ido abonando su vivir con esas circunstancias de la vida. La poeta vive, en cado poema, abandona su estado natural en lo cotidiano, surge otro, el del presente.

   Con respecto al título del libro, puedo asegurar que hay poemas que bien pudieron sustituir ese nombre tan libre, violento (quizá ahí está la temática de su discurso literario) la veta que a primera instancia da la sensación de que el libro no tuviera alguna unidad temática entre sí, para favorecer de manera importante ese rubro, como por ejemplo: “Estación del agua”, “Temporal de luz”, “Sonoridad del agua”, “Sombra del agua”, “Tierra vacía” “Faro de sol”. Pero América Femat Viveros ha apostado por este título, Irrupción, poemas sueltos. Sello que nada desmejora su creación, pero uno tiene sus propuestas, gustos. En menos de treinta poemas aparece el mundo que habita quien escribe, vive, piensa, recapitula su vida, observa el tiempo, se mira al espejo de las palabras para saberse de carne y médulas, huesos. Desde el primer poema nos causa un asombro que el lector se queda con esa novedad en los ojos, en el oído, por el ritmo, la musicalidad, vía a la melodía, la voz de la poeta nos acompaña desde ese inicio. Cito:

 

Yo soñé con la estación del agua.

Atenta desde mi interior,

desde mi pronunciada fuente

bebí de su rostro,

sorbo a sorbo

una grieta hizo crecer el río.

 

Continua con ese tema-trama que la vuelve una artífice en el acto de creación, así la novedad de los versos de América nos acompañan desde hoy, y lo digo con esa certeza, de que cada poema que realiza, los que contiene el libro auguran una nueva visión del instante vivido, imaginado, soñado, que laten en el presente con esa fuerza  que han nacido, cito del mismo poema otros versos: “Yo quería ser del agua la estación amada,/un sol colmenado de tanta claridad … “el renunciado temblor a una imagen” y lo finaliza diciendo: espejo igual que el mío,/ se sostiene de ruinas.

Sí, es de aquí donde impone su punto de inicio, su pensamiento irá en esa tesitura, el abandono, la incomprensión con el  mundo, del  mundo que le circunda y que en raras veces es habitado por ese espíritu creador. La poeta tiene sus intervalos de tiempos de sequía en  cuanto a la escritura. La confesión de la poeta surge de manera a veces innata, otras veces razonada, pensada, donde el poema logra ese equilibrio entre la materia física y la volátil, como las ideas al soltarlas para que adquieran por lo sugerido, esencia, adquiriendo: expresa la poeta hidalguense:

 

Me sobreviene el manso río de sus ojos. 

¿Qué otro curso de agua existe

Ahora que ha impregnado su luz?

 

 

Como logramos leer, América Femat Viveros, tiene un tema al que siempre va  apelar en sus poemas, el amor, sus circunstancias, triunfo, derrota, con ello el gozo viene del pasado para proponer el presente, limpio con miras del instante siempre en torno poético para mirarse en ese espejo que ya no es, sólo ruinas cotidianas en el tiempo. Si no es la forma de respirar, de mirar el mundo, de mirarse en él, para saberse de tiempo  al abrir lo habitual de la vida con su quehacer, el de la palabras.

 

 

 

 

 

América Femat Viveros, Irrupción, poemas sueltos, Cipselas, 2018. Obra de portada; Abraham Ramírez, “Caminata”, Óleo acrílico sobre lienzo, Fotografía: Erik Marváz

Visto 657 veces Modificado por última vez en Domingo, 19 Agosto 2018 17:39
Eduardo Cerecedo

EDUARDO CERECEDO 

Tecolutla, Veracruz, 1962. Actualmente vive en Ixtapaluca,  en el Estado de México. Es Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, donde realizó la Maestría en Letras. Sus poemas y notas críticas, se han publicado en los  principales diarios del país y en revistas especialidades en literatura. Así como en Alhucema, (España), La Casa Grande (Colombia) y Maestra vida, en Lima, Perú. Poeta. Ha publicado los libros: Cuando el agua respira, 1992; Temblor mediterráneo, 1993; Marea del alba, 1995; Atrás del viento,1995; La dispersión de la noche,1998; Luz de trueno, 2000; Agua nueva, 2004; Hoja de cuaderno, 2005;  Nombrar la luz, 2007;  Festejar la ruina, 2011,  La misma moneda, 2011, Condición de nube, 2012,  Caracol vanidoso, 2013  y Asombro de la sombra, 2014, Trópicos I Antología personal, 2015, Trópicos II. Tu cuerpo como un río (Poesía amorosa), 2015, Destrucción del amor (Cuentos), 2015, Trópicos III. Zoología poética, 2016, Soltar el corazón, 2016 y El pez que quiso volar (cuento Juvenil), 2016.  Ganó El Premio Internacional de Poesía “Bernardo Ruiz” 2010 Nezahualcóyotl, Estado de México,  El Premio Nacional de Poesía Alí Chumacero 2011 Toluca, Estado de México y El Premio Nacional de Poesía Lázara Meldiú 2012, Veracruz. Así como la Beca de Escritores con Trayectoria, por el Instituto Veracruzano de la Cultura/CONACULTA/Gobierno del estado de Veracruz, en 2002, 2006 y 2008. Fue colaborador de Sábado, Suplemento Cultural de Uno más uno. Colabora para la revista electrónica los escribas y para el supl. Cult. “La Jiribilla”, de El Gráfico de Xalapa con su columna dominical Página nómada, desde 11 de enero de 2016 a la fecha. Forma parte el Comité Editorial de  Sepia Ediciones y es jefe de redacción de La revista de literatura Bulimia de Camaleones en el Estado de México. Imparte talleres de creación literaria en distintas instituciones del país, UNAM y Faro de Oriente actualmente. Fue director del Centro Municipal de Artes Aplicadas (CEMUAA) en Ciudad Nezahualcóyotl en 2012. Condujo el programa de radio Memoria y Celebración: Vuelo de palabras- por más de tres años- en Radio Faro 90.1 FM. Poemas suyos se ha traducido al portugués y francés.

Está incluido en Círculo de Poesía, Revista de poesía de Escritores Latinoamericanos, en Poetas del siglo XXI antología de poesía mundial, 2015, por Fernando Sabido Sánchez en España. Poemas suyos se han traducido al Inglés, portugués y francés.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.