Viernes, 21 Septiembre 2018 03:00

LA ODISEA DE LA PALABRA. Miguel Veyrat, «Diluvio», La isla de Siltolá 2018. Por Miguel Ángel Real

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

 

LA ODISEA DE LA PALABRA. Miguel Veyrat,

«Diluvio», La isla de Siltolá 2018.

Por Miguel Ángel Real

 

Hay algo de peripecia de Ulises en este enfrentamiento con una realidad caótica. Miguel Veyrat nos lleva con él en su viaje de luchas y dudas, pero no de la mano, sino incitándonos a tomar el timón en medio de una atmósfera repleta de ecos en la que al ser humano no le es fácil encontrar el rumbo.

Pero hay una humanidad profunda en estos versos y a la vez un humanismo por recomponer, como lo muestra el vaivén al que nos vemos abocados con la ausencia de puntuación y con la descomposición de algunos versos: arritmia de fascinante lectura, que refleja la inquietud filosófica del poeta en su personal odisea.

O mejor dicho; más que un vaivén, es un desafío porque la realidad a la que podemos acceder es la de los reflejos, en una referencia al famoso mito platónico. Y por si fuera poco, son reflejos rotos que crean laberintos, recovecos de delta por los que navegar para, tal vez, encontrar un sentido al mundo.

En cualquier caso, sólo hay un viaje posible, del que no podemos huir. Pero siguiendo el postulado de Heráclito, es un viaje irrepetible. Entonces, ¿cómo hacer para entender su significado?

 

 

Diluvia diluvia hasta llegar al origen que ya estoy

 

aquí a cubierto descifrando

 

de dónde llegas de dónde vienes ser no nacido ima

 

ginando que dibujamos para

 

entender la tarea imposible de repetir tu nacimiento




Pero no hay desesperanza, sino un anhelo de sobrevivir al diluvio en el otro, de aunar esfuerzos para sobrevivir a la travesía

 

 

¡Cuántos soles ardiendo para

 

que fueses cuerpo

 

enterizo antes de disolverte!




Y sobre todo, hallar refugio en el lenguaje, único y frágil resguardo por encima de un tiempo que se desmenuza como una escultura de arena. Por eso, los poemas suelen abrirse en su conclusión, indicándonos algunas pautas que seguir: los signos («¿Signos?») y las palabras que se vuelven verdad para, a fin de cuentas, decirnos que la poesía es la única salvación posible. («Rosa liberada»).

Vamos así ahondando en la introspección filosófica del poemario: ¿son en realidad las palabras un instrumento creado por el hombre para acceder al sentido del mundo? ¿Es el lenguaje trascendente en sí mismo o un enigma más? ¿O un enlace con lo divino?

Escalpelo o tono de lo sacro




La palabra es también guardiana del sentido, su quintaesencia, el grano quemante de Octavio Paz, aunque subyace en ocasiones un sentimiento de absurdo y de impotencia al darnos cuenta de que, por intensos que sean los vocablos, siempre serán un medio limitado de aprehender el conocimiento, que de todos modos es «una herida sin respuesta».

¿Qué nos queda pues? ¿Atomizar el poema al extremo? (Ver la sección «Llueven átomos ardidos»). No. Volver siempre a esa disyuntiva y seguir nuestra personal odisea navegando entre «diluvio y verbo», entre destrucción y enunciación, entre los desastres, pero blandiendo eternamente las palabras.

 

 

Esta reseña puede también ser leída en el blog de M.A. Real http://temporaleterno.blogspot.com/2018/07/la-odisea-de-la-palabra-miguel-veyrat_30.html

 

Visto 1532 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Septiembre 2018 03:26
  Miguel Angel Real

Nacío en Valladolid (España) en 1965. Licenciado en Filología Francesa. Reside en Francia desde 1991, donde trabaja como catedrático de español en el Lycée de Cornouaille de Quimper (Bretaña),

Algunos de sus poemas en español han sido publicados en las revistas españolas La Galla Ciencia (número ocho) y Fábula (Universidad de Logroño), en Letralia (Venezuela) y en las publicaciones mexicanas Marabunta,El Humo y La Piraña (México).

La revista “Le Capital des Mots” posee algunos de sus poemas en francés, originales o traducidos del español.

Ha participado en la revista española El Coloquio de los Perros con una reseña sobre el escritor peruano Diego trelles Paz. Otras reseñas de poesía han sido publicadas en algunas de las revistas citadas.

Traductor de poesía contemporánea en francés y español, ha publicado (solo o en colaboración) algunas de sus traducciones (Luis Alberto de Cuenca, Ramiro Oviedo, Raúl Quinto, José María Alvarez, Eric Dubois, etc) en diversas revistas en Francia y en España (Passage d’encres, Le Capital des Mots, La Galla Ciencia, La Piraña…).

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.