Viernes, 21 Septiembre 2018 03:30

POESIDA / José Miguel Lecumberri /

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Esta columna que saldrá cada vez que sea necesaria, sostiene la insostenible cabeza de la hydra. Textos ofrecidos a la Piraña para la deconstrucción del mundo.

 

 

POESIDA

José Miguel Lecumberri

 

 

“La destrucción fue mi Beatriz”, escribió Mallarmé,

Daba a entender que la poesía surge de algún lado

Que hay poesía antes que poema

Quizás sea el poema la ruina de la poesía,

Su dispersión

Por autofagia

Por canibalismo

Y quien convierta lo poético en escritura

Es un destructor

Un profanador ingenuo

De mensajes ultramanentes

Un cosificador

De artefactos sublimes

Que no pertenecen a este mundo

¿Es el poeta un completo idiota?

¿Qué significa ser poeta, hoy en día?

¿Existe tal cosa?

Esta época en la que conciencia

Y espiritualidad son modas frugales

Poses de alcurnia

El poeta se yergue aún con una voz sólida

Con una resonancia musical

Como trompeta de Jericó

Como ángel rabioso

Dispuesto a cabalgar a lomos

del Leviatán

Es labor del poeta detener

Aunque sea por un segundo

El horroroso progreso de la humanidad

Y de esta manera convertirse en un redentor

Es el acto poético

Un sabotaje

Hacia la civilización

Un acto terrorista

Como lo sugirió Hakim Bey

Que haga estallar la conciencia de consumo

Que destruya al zombie

Alquímicamente

Y lo transforme en dáimon

Acaso el poeta

Tiene ese poder

El poder del esquizo

Del delirante

El poder de resurgir de las catacumbas

Apestoso y putrefacto

Para anunciar nuevos mundos posibles

De luz y armonía

Traer la guerra para conquistar la paz

De forma definitiva

El poeta es un paria

Siempre lo ha sido

Un marginal

Y un suicida

Si no lo es

No es poeta

Porque lo que se carga

No es una cruz

Sino un arma de destrucción masiva

De las conciencias aburguesadas

Del proletarismo decadente

De la aristocracia infame

Un arma que arrasa con todo

Una destrucción perfecta

Caníbal

Sublime

Sus antiguas herramientas

Metro

Ritmo y rima

Son paradigmas momificados

En algoritmos sin alma

Instrucciones para el éxito literario

Putería

Machismo y payasada

Todo en volúmenes laureados

Por la crítica

En estúpidos versos sin poesía

No antipoemas

Contrapoemas

Como una enfermedad autoinmune

Los poetas están destruyendo la poesía.

 

J.M. Lecumberri

Visto 1983 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Noviembre 2018 06:41
José Miguel Lecumberri

J. M. LECUMBERRI

 

Mupeta, lúsico y poco, sí, muy poco. Nacido en la punta del millenialismo, escribe sobre el Caos, la discordia y la putrefacción. Canta al apocalipsis y a las perversiones sexuales. Chamán, sin poderes ni conocimientos sobrenaturales. Nigromante, vasallo de Lucifer. Hombre que piensa. Espíritu de una vía negativa hacia la liberación. Arterrorista, fundador y colaborador incansable de varias zonas temporalmente autónomas (ya casi todas destruidas) y actos de magia del caos: Los Brhams Stalkers, Monsieur Morrison, Los Filósofos Malditos (R.I.P.), los Furiósofos, Ediciones y Punto (R.I.P.), Maljim (R.I.P.), entre otras. Autor de varios tomos de letra muerta: Manual de Neurocirugía para Zombis (Inferno Ediciones), Esquizófrasis (Ediciones y Punto), Pirosofía [teoría de cuerpos delirantes] (Barbas Poéticas), El Matemático Negro (Mezcalero Brothers), H1 (Rojo Siena Editorial), Alter Satan (Versodestiero), Moncloe Piscis (Verso destierro), El libro Negro (1914) (Ediciones y Punto), Las Rojas Raíces del Insomnio (Barbas Poéticas), Monsieur Morrison (Barbas Poéticas-mardeojo), este último a estrenarse el 20 de octubre de 2018, si el Caos lo permite.

Más en esta categoría: GOD HATES US ALL J. M. Lecumberri »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.