Fotografía  ©Minor White

 

 

 

2 poemas de Jonatán Reyes (Puerto Rico, 1984) 

Traduction de Miguel Ángel Real 

 

 

 

 

 

SIGNO DE JULIO

 

la sed de julio fue un alivio

la bifurcación en el tiempo

donde la danza nunca ocurrió

la retrospectiva, la delicada arruga

como una orilla de un labio muerto

o de una ruina que crea una memoria

donde se forma otra raza de elementos

 

fingiendo una condición humana

en medio del efluvio de la ceniza

perdíamos la gracia y el verano

 

 

 

 

 

RESIDUOS

 

1.

soy borde / borde contra esquina

al ras de la grieta próxima

 

arista deforme por la sombra

espacio-nada / o / preparto

 

astillado como una escena

mi cuerpo el sopor de un recuerdo

 

 

2.

pero no decirlo en voz alta

que me escuchan los vecinos

y dirán que sigo aquí:

 

borde contra borde

vórtice de todo / al socaire

de la permanencia

 

entrando en fisuras transitorias

llegando a ninguna parte

naciendo / incansablemente

 

 

3.

ese día no nací / fue el otro

del otro año / quiero

decir / ese / pero al revés

 

hacia declive

o / bajo un eclipse enfermo

sobre una arena desplazada

 

mejor dicho / día de verano

 

 

4.

pero no / ese día no nací

fue alrededor de los vecinos

sobre una mesa de ping pong

debajo del sol de julio

 

allí estaba / memorizando

el vacilar de los reflejos sobre

las miradas inanimadas

 

y sentí el persistir del instante

la insistencia de la vida

 

 

5.

nací de una herida

la atravesé para salir

a la intemperie

 

 

6.

mi pierna izquierda fuera

mi pie rozando la superficie

 

una muchedumbre reunida

eufórica, mi cuerpo mudo

 

una luz asquerosa se mete

en todo lado / y desfigura

 

aún el mundo no es nada

 

 

8.

estoy presenciando el final de todo

¿eso me hace cómplice?

 

 

 

 

 

2 poemas de Jonatán Reyes (Puerto Rico, 1984)

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

SIGNE DE JUILLET

 

la soif de juillet fut un soulagement

la bifurcation dans le temps

où la danse n'eut jamais lieu

la rétrospective, la délicate ride

comme une rive d'une lèvre morte

ou d'une ruine qui crée une mémoire

où se forme une autre race d'éléments

 

en feignant une condition humaine

au milieu de l'effluve de la cendre

nous perdions la grâce et l'été

 

 

RESIDUS

 

1.

 

je suis rebord / rebord contre angle

au ras de la crevasse proche

 

arête difforme par l'ombre

espace-néant / ou / préaccouchement

fendu comme une scène

mon corps la somnolence d'un souvenir

 

2.

 

mais ne pas le dire à voix haute

car les voisins écoutent

et ils vont dire que je suis toujours là :

 

rebord contre rebord

vortex de tout / sous le vent

de la permanence

 

entrant dans des fissures transitoires

arrivant nulle part

naissant / inlassablement

 

 

3.

ce jour là je ne suis pas né / ce fut l'autre

de l'autre année / je veux

dire / celui-là / mais à l'envers

 

vers le déclin

ou / sous une éclipse malade

sur un sable déplacé

 

ou plutôt / jour d'été

 

4.

 

mais non / ce jour là je ne suis pas né

ce fut autour des voisins

sur une table de ping pong

sous le soleil de juillet

 

j'étais là / à mémoriser

l'hésitation des reflets sur

les regards inanimés

 

et j'ai ressenti la persistance de l'instant

l'insistance de la vie

 

 

5.

 

je suis né d'une blessure

je l'ai traversée pour sortir

à la belle étoile

 

 

6.

 

ma jambe gauche en dehors

mon pied frôlant la surface

 

une foule rassemblée

euphorique, mon corps muet

 

une lumière dégoûtante rentre

partout / et défigure

 

le monde n'est toujours rien

 

 

8.

 

j'assiste à la fin de tout

est-ce que je deviens un complice ?

 

 

 

 

 

ERIKA MARTINEZ

 Poemas de “Chocar con algo”,

Pre-Textos, Valencia (España), marzo de 2017

 

 

 

MORIR  EN  CHILE

 

Nunca me lo dijiste en Atacama.

Ni siquiera cuando nos refugiamos

en una choza construida

a base de paja, barro y clichés.

Luego te fuiste, ¿adónde íbamos?

Hay culturas que colapsan

siu dignarse a legar explicación.

 

Nos pasábamos el día conversando

y cada noche mientras dormíamos

nuestras mochilas seguían escuchándose

a través de unos auriculares

tendidos como pelo entre dos tumbas.

 

A veces nos llega el efecto de algo

que aún no ha sucedido pero bulle.

Si trastorna las etimologías

puedes llamarlo amor.

 

 

DESARROLLISMO

 

Es invierno y la luz escorada enfatiza

el tedio urbano de la costa.

 

Para darle prestancia al paseo marítimo

han puesto un estanque con patos.

Pero los patos están muertos:

amanecieron flotando a la deriva

como una conversación desganada.

 

Nadie escuchó los perdigones

(los tractores van y vienen

volcando arena sobre la orilla)

aunque un tipo que hacía footing

los vio pasar dándose aires

con un disfraz ridículo de caza.

Eran, se dice, ellos.

 

Mientras llega la policía,

un anciano echa pan duro a los patos.

¿Que pensarán antes de irse

los cuerpos que se demoran?

 

La playa está desierta y los toldos bicolores

agitan sus geometrías baratas.

Ocultando el sonido de las olas,

se escucha ese pitido intermitente

que emite un tractor justo antes

de chocar con algo.

 

 

 

 

BIBLIOTECA

 

Si el mundo entero ardiera, la camara blindada aguantaría y, en su interior, los manuscritos. Imagino un paisaje ensimismado, ya sin bosques ni ciudades ni criaturas metabólicas: un no-paisaje.

 

Hay palabras que mudan de lengua en lengua. ¿Que significarían si no quedara un solo hablante para decirlas? Los libros a expensas del tiempo, alejándose de sus referentes.

 

Un ojo púrpura custodia el aura de los manuscritos. Si supiera la ciencia fïcción cuánto le queda para alcanzarnos. El porvenir es ese lugar donde se cruzan lo que pensamos, lo que no sabemos que pensamos y la quiromancia. Adónde iré si le susurro a quien soy que se vaya.

 

 

HUNDIR  EL  TENEDOR

 

¿Quién quiere echar en el carrito de la compra un alimento con retina? Hay paz en las bandejas transparentes de carne procesada.

 

Un plato de comida es abstracto. El corazon de una musa, grotesco (qué ruido hace el desagüe sensiblero de su tórax).

 

A menudo me repito: debo quitar yo misma la vida que me nutre. Pero siempre confundo el protocolo.

 

Mi madre desnucaba a los conejos que sus pacientes nos regalaban. Creo en la feminidad de su poética y en la fiesta de aquello que respira.

 

¿No tiene el karma forma de joroba?

 

Escribir da tanto miedo como hundir el tenedor en algo que te sostiene la mirada.

 

 

 

 

ERIKA MARTINEZ

 

Poèmes extraits de “Chocar con algo” Ed. Pre-Textos, Valencia (Espagne), mars 2017

 

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

 

MOURIR AU CHILI

 

Jamais tu ne me l'avais dit à Atacama.

Même pas quand nous nous réfugiâmes

dans une cabane construite

à base de paille, de boue et de clichés.

Ensuite tu es parti, où allions-nous?

Il y a des cultures qui s'écroulent

sans daigner laisser une explication.

 

Nous passions nos journées à parler

et chaque nuit pendant que nous dormions

nos sacs à dos nous entendaient encore

à travers des écouteurs

tendus comme des cheveux entre deux tombes.

 

Parfois il nous arrive l'effet de quelque chose

qui n'est pas encore arrivée mais qui bout.

Si cela bouleverse les étymologies

tu peux l'appeler amour.

 

 

 

 

DEVELOPPEMENT

 

C'est l'hiver et la lumière décalée souligne

l'ennui urbain de la côte.

 

Pour donner de la prestance à la promenade maritime

on a mis un étang avec des canards.
Mais les canards sont morts:

au petit jour ils flottaient à la dérive

comme une conversation lasse.

 

Personne n’entendit les plombs

(les tracteurs vont et viennent

en versant du sable sur la rive)

même si un type qui faisait du footing

les vit passer en se vantant

avec un déguisement ridicule de chasse.

C'étaient eux, dit-on.

 

En attendant la police

un vieillard lance du pain dur aux canards.

Que penseront avant de partir

les corps qui s'attardent?

 

La plage est déserte et les stores bicolores

secouent leurs géométries bon marché.

Occultant le son des vagues,

on entend ce sifflement intermittent

qu'émet un tracteur juste avant

de heurter quelque chose.

 

 

BIBLIOTHEQUE

 

Si le monde entier brûlait, le coffre-fort résisterait et, en son intérieur, les manuscrits. J'imagine un paysage songeur, enfin sans forêts ni villes ni créatures métaboliques: un non-paysage.

 

Il y a des mots qui muent de langue en langue. Que signifieraient-elles s'il ne restait pas un seul locuteur pour les dire? Les livres aux dépens du temps, s'éloignant de leurs référents.

 

Un œil pourpre veille sur l'aura des manuscrits. Si la science-fiction savait le temps qu'il lui reste pour nous atteindre. L'avenir est cet endroit où s'entrecroisent ce que nous pensons, ce que nous ne savons pas et la chiromancie. Où irais-je si je murmure à qui je suis de partir.

 

 

ENFONCER LA FOURCHETTE

 

Qui veut mettre sans son caddie un aliment avec de la rétine? Il y a la paix sur les plateaux transparents de viande transformée.

 

Une assiette de nourriture, c'est abstrait. Le cœur d'une muse, grotesque (quel bruit fait le déversoir mièvre de son thorax).

 

Soudain je me le redis: je dois enlever moi-même la vie qui me nourrit. Mais je me trompe toujours sur le protocole.

 

Ma mère brisait le cou des lapins que ses patients nous offraient. Je crois à la féminité de sa poétique et à la fête de ce qui respire.

 

Le karma n'a-t-il pas une forme de bosse?

 

Écrire fait aussi peur que plonger sa fourchette dans quelque chose qui tient ton regard.

 

 

 

Compendio poético de

ISABEL ALAMAR

Traduction de Miguel Ángel Real 

 

 

 

 

Hay mujeres

que un día salen del mar

pero siempre escuchan

sus olas que les laten

en el pecho como

enormes y blancas

caracolas de vida.

 

"Cantos al camino" 

 

 

 

 

***

 

La brisa fría

de la mañana me recuerda

que estoy viva

algo despeinada, pero viva.

 

 "Cantos al camino"

 

 

***

 

La poesía es ese río mágico

que no desemboca en el mar

sino en  nosotros mismos.

 

 "Cantos al camino"

 

***

 

 

 

SINTAXIS DEL VÉRTIGO

 

La palabra justa, el adjetivo preciso,

el adverbio certero e invicto,

descarnado el verbo,

después una riada de sinestesias y tropos.

 

Y justo en medio nuestros dos pronombres atomizados

en lacerante sintaxis.

Y, para terminar,

muchas dosis de vértigo.

 

(De A la intemperie de tu boca)

 

***

 

ME GUSTA CUANDO LA POESÍA

 

Me gusta cuando la poesía,

desenfadada,  sale a la calle,

con vaqueros y el pelo suelto,

desmelenada.

 

Se compra el periódico,

pasea a su perro,

se toma un café solo

y si la dejas te lee hasta los posos.

Inédito

 

 

***

 

TE BUSCO, TE DESEO

Desde los cielos más transparentes

hasta las tierras más sombrías

pasando por montañas y ríos,

con sus afluentes, deltas y rías,

te busco, te deseo.

 

Entre sílabas inexistentes

y asteriscos impronunciables,

que se mueven frenéticos

entre el sol y la lluvia,

te busco, te deseo.

 

En la tangente misma del rocío

y con logaritmos de viento,

en esta noche yámbica

en que nuestras pieles

se tornan halógenas

te busco, te deseo.

 

Con lentitud rauda,

repicando por dentro a vientre desatado,

a la vanguardia de lo decible e indecible,

te busco, te deseo.

 

(De A la intemperie de tu boca)

 

 

***

 

TIROS DE AGUA

 

Potenciaré tus labios

con mi saliva abrasiva,

con mi textura de loba arcaica,

con mis tiros hechos aguas.

 

Potenciaré tus besos de almíbar,

con mis hebras de savia

y con mis tijeras de plata.

 

(De A la intemperie de tu boca)

 

***

 

EL NENÚFAR NEGRO

 

Con una negritud casi boscosa, el nenúfar negro

mueve sus pétalos con una cadencia exasperante.

Trata de despertar la liturgia de la carne,

busca la celebración de los sentidos.

Que retumben las sábanas de su celda interior.

Ya están preparadas la hostia consagrada y la capilla vibrante,

Ya solo cabe esperar  las olas que le traerá la marea en cadena.

 

En la noche negra, de una negritud casi boscosa,

el nenúfar negro abre a la marea sus pétalos,

más dulces que mil panales.

más suaves que mil sedales.

 

(De A la intemperie de tu boca)

 

 

 

ISABEL ALAMAR

 

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

Il y a des femmes

qui un jour quittent la mer

mais elles écoutent toujours

leurs vagues qui battent

dans leur poitrine comme

d'énormes et blancs

coquillages de vie.

 

***

 

La brise froide

du matin me rappelle

que je suis vivante

un peu décoiffée, mais vivante.

 

***

 

La poésie est ce fleuve magique

qui ne se jette pas dans la mer

mais en nous-mêmes

 

***

 

Syntaxe du vertige

 

Le mot juste, l'adjectif précis,

l'adverbe adroit et invaincu,

décharné le verbe,

après une crue de synesthésies et de tropes.

 

Et juste au milieu nos deux pronoms atomisés

en une déchirante syntaxe.
Et, pour terminer,

bien des doses de vertige.

 

***

 

J'aime quand la poésie

 

J'aime quand la poésie,

désinvolte, sort dans la rue,

en blue-jeans et les cheveux détachés,

ébouriffée.

 

Elle achète le journal,

promène son chien,

prend un café noir

et si tu la laisses elle en lit même le marc.

 

 

***

 

 

Je te cherche, je te désire

 

Depuis les ciels les plus transparents

jusqu'aux terres les plus sombres

en passant par des montagnes et des fleuves,

avec leurs affluents, deltas et rias,

je te cherche, je te désire.

 

Parmi des syllabes inexistantes

et des astérisques imprononçables,

qui bougent frénétiques

entre le soleil et la pluie,

je te cherche, je te désire.

 

Sur la tangente même de la rosée

et avec des logarithmes de vent,

dans cette nuit ïambique

où nos peaux

deviennent halogènes

je te cherche, je te désire.

 

Avec une lenteur prompte,

en sonnant à l'intérieur le ventre déchaîné,

à l'avant-garde du dicible et de l'indicible,

je te cherche, je te désire.

 

***

 

Coups de feu d'eau

 

Je rendrai puissantes tes lèvres

avec ma salive abrasive,

avec ma texture de louve archaïque,

avec mes coups de feu devenus eau.

 

Je rendre puissants tes baisers au sirop,

avec mes brins de sève

et mes ciseaux d'argent

 

***

 

Le nénuphar noir

 

Avec une noirceur presque boisée, le nénuphar noir

bouge ses pétales avec une cadence exaspérante.

Il essaye de réveiller la liturgie de la chair,

il cherche la célébration des sens.

Que les draps de sa cellule intérieur résonnent .

L'hostie consacrée et la chapelle vibrante sont déjà prêtes.

Il ne reste plus qu'à attendre les vagues que lui apportera la marée à la chaîne.

 

Dans la nuit noire, d'une noirceur presque boisée,

le nénuphar noir ouvre à la marée ses pétales,

plus doux que mille ruches

plus suaves que mille empiles.

Martes, 30 Octubre 2018 21:04

LA CASA BARCO / Víctor Hugo Díaz /

 

 

LA CASA BARCO

Víctor Hugo Díaz

 

                                                                          

  a Dominga en Domingo

 

Fue construida con madera salada

y le apodaron Paraíso

 

Es capaz de viajar sobre arena y cemento

El sol nublado, las sonrisas de verdad

y la brisa, son el combustible de esta nave

 

Su proa nunca ha enfrentado mareas

pero sí tormentas, bruma y requeríos.

 

Sus capitanes toman curso cada día de cada año

Atracando en puertos, batallas y épocas

sin moverse de ahí     sin dejar nunca el puente

mientras que la tripulación, quienes habitan la cubierta,

son cactus, ladridos, flores y árboles frutales

que plantaron juntos.

 

La carta de navegación, la de anoche

y todo lo que sucedió, ya no está

                                                se la llevaron temprano

ahora es parte de un cargamento de basura valiosa

                                                        con alguna dirección

dentro de un camión recolector fabricado en Asia.

 

Ellos prefirieron quedarse y tomar el rumbo

                                                         sobre suelos y mares tóxicos

pero los más contaminados de belleza

 

esos que permiten ver poco y muy claro

                                            casi con transparencia

y así entender lo que es un litro de pan

reconocer con el tacto un rostro en la oscuridad

leer y transcribir los sonidos

que gritan las piedras del patio

cuando las pisan en primavera

 

Ellos navegan cada día de cada año.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Martes, 30 Octubre 2018 06:27

¿Dónde la poesía? / José M. Viniegra /

 

 

¿Dónde la poesía?

José M. Viniegra 

 

 

¿Dónde la bugambilia? 
¿En qué lugar la astilla? 
 

¿Dónde el éxtasis y el quebranto 
de una sola sílaba? 

 

¿Dónde… 

dónde la poesía? 

 

 

 

 

Cómo negarme 

al color de los abismos 
si gustó de hundir los ojos 
dentro del muro de plata 
para recordar el mundo 
a través de las pupilas  
de la oveja cósmica que soy

 

 

 

 

En este rezago cenagoso

(miasma de monarcas

y esclavismo moderno

me parece este mundo

a manos del político)

mi visceral ánimo busca el sitio

ad-hoc a su temperamento

 

En este caminar entre locos

ha sido la UTA

amado lugar

rincón de reposo

para mi desolado anarquismo

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Jueves, 25 Octubre 2018 05:31

(-0+) Alma Miranda Alamilla

 

 

(-0+)

Alma Miranda Alamilla

 

Nadie me dijo cómo comenzar esto

cómo caminar por las calles llenas de caballos ciegos.

y me asombro

por el coágulo del atropello y el molde.

 

De todas las formas excepcionales para usar un recipiente,

como se puede usar el azúcar

la mantequilla

o la cabeza de un cerdo

 

al ver que todos trabajan en los hilos

para arraigarse a un pedazo de hoguera

sin que la noche no se estropeé,

no dije la noche:

dije la carroña formada

por las diferentes máscaras de mi pecho

 

Mis manos

mi cuello

mi vientre

 

Comenzar a escribir poemas

que nadie piense que lo son

pero que se galopen de mis manos en un solo salto

con todo el miedo que le tengo al mundo

 

De estrujar lo cuerpos entre las avalanchas

al dejar caer las pieles que necesitaré cuando vuelvas

para levitar la presente

y darle abrigo al que llora en los trenes confundidos

 

Estrujarnos en un deseo de infinita concordancia

y sabotearnos lejanos

para jugar a los reconocimientos

y las extrañezas.

 

Eso nadie lo enseña

nadie lo aprende

a saborear lo auténtico para siempre

entre las premoniciones y el deslizamiento.

 

Como quien hace la última promesa

de nunca abandonar la carne ajena

y lo único que logra no se refleja en el eco

de los lugares comunes.

 

Aquí

donde no tengo nada que buscar,

bajo mis armas, a la espera de alguna cerca nueva

que pueda recordarme un poco a como fui ayer.

 

Sé que de no encontrar más reservas en los reflejos

me quedará el verbo en las miradas ajenas

con la que sin poner puntos finales

apagaré el fuego juntos

en silencio

    sólo

            con la lengua.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Jueves, 25 Octubre 2018 05:24

POR LA LIBRE / Jorge Enrique Yam /

 

 

POR LA LIBRE

Jorge Enrique Yam

 

 

 

Luchador:   Jorge el exótico Yam

 

Originario de Tonayam de las Copas Bacalar, nació bajo un ring a lado de una promo de cahuamas, desde ese día, cuenta la historia, ya no pudieron cantar más los luchadores. Pertenece al grupo exótico o quizás rudo de Colectivo Descolectivo del caótico Cancún de 10, es luchador poético amateurs desde hace siglos aunque sabe de llaves, castigos y contrallaves, invicto en sus derrotas, la rendición juega con las palmadas o al conteo de 10 en sus encuentros, la máscara la conserva para poder tirar algunos golpes bajos hacia aquellos que dicen escribir poesía pero sin escribir nada y mucho menos tener victorias sintiéndose ídolos, figuras o leyendas en la arena literaria y sólo le hacen al cuento. Está siempre decidido a tirar algunos textos en el cuadrilátero, lanzar dardos a sus contrincantes en el ring y complacer a los aficionados. Ya antes ha participado en diferentes encuentros de luchas como la lucha extrema, lucha de apuestas y hasta ha trabajado de réferi, ha publicado algunas recetas y poemitas en revistas y periódicos de su imaginación supervisado por el comisionado de la lucha libre poética. Este peso pesado va con todo y espera ganarse a su lector.

 

Contrataciones al siguiente correo : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

 

 

POR LA LIBRE

 

I CAIDA

 

En el cuadrilátero

el presentador carcome nuestro nombre

disgusta sus huesos

y los cuelga sobre las cuerdas

las palmadas se adormecieron en la espera

sobre los hombros de las sillas

se ha lesionado el espectáculo

con los dardos del hambre sobre la lona

en una lucha extrema

se fracturaron las luces 

al escuchar el nombre del luchador siguiente

la música nos abre el acantilado de gritos

y caminamos con los poros anunciando su victoria.

 

Ser rudo es acobijar en la mascara

Insultos y maldiciones

ocultar el rostro para no ver

la parálisis de la pobreza

ocultar el rostro es hacer que tu esqueleto

escupa rendiciones

ocultar el rostro es contarle las palmadas

a tu presente

ocultar el rostro es tirar versos

y que estos se impacten en los lectores

esta caída la he perdido.

 

 

II CAIDA

 

El contrincante pasea mi cuerpo

hasta dejar mi rostro conversando con la lona

mientras el sudor se marea al rebotar de las esquinas

donde hacen fiesta al rosar mi cansancio

el réferi quiere envenenar las palmadas

quiere verme perder en su conteo de 10

la afición quiere sangre

quiere saludar a la derrota

en un vaso de cerveza

en esta pelea no hay relevos

es uno a uno en un shot de llaves y técnicas contra el rival

quiero respirar al salir de este encierro

ante la neblina de golpes

te agachas a escarbar entre tus latidos

algo más que una silla o un bate

para sentarte a escupir tus ganancias.

 

Esta caída fue nuestra.

 

 

 

 

III CAIDA

 

 

Nadie aquí le importa

si tus venas crujen.

 

Nadie aquí le importa

si alzarte la mano signifique recibir un tiro.

 

Nadie aquí le importa

si la máscara grita.

 

Es un deporte

donde la adrenalina se alcoholiza contigo

serás técnico, rudo, exótico o poeta

las caídas vuelan sobre la tercera cuerda

para nadar en la arena de lucha libre 

quizás mejor sea escribir o intentarlo

los impactos se diluyen entre las letras

dejando rastro alguno en estas hojas

sin mascara

sin cabellera

con un lápiz moribundo.

 

Perdimos la tercera caída y esta lucha.

 

 

 

 

 

 

PARODIAS

 

DR.  Wagner

En mi casa y con mi gente, se me respeta.

 

DR. EXOTICO YAM

Con tus textos y tus lecturas ve y chingas a tu madre.

 

Luchador Pieroth

Bola de mexicanitos Traga – Nopales.

 

Luchador Pie-Yam

Bola de disque escritores Traga – frasecitas motivacionales.

 

Arturo el rudo Rivera

Gúacala de pollo

 

Jorge el poyeta Yam

Gúacala de poeta.

 

Hijo del Perro Aguayo

¿Dónde están, perros?

 

Entenado del oblígame perro

 

Préndanle unas veladoras a sus muzas perros.

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

TE DIRÁN QUE ERES NADIE

José N. Méndez

 

 

Como la hoja que se deja llevar por la caricia del lago,
el viento lleva trozos de tu aroma; partícula de lo inimaginable,
máxima concentración de estrellas y combinación de todo lo mejor
de cada una de las civilizaciones;
pero que un día ya dejó de reconocerse a sí mismo.

Es que nos han dejado diseminados los obstáculos
al más puro arte de la guerra
y disfrazaron de “prudencia” el hecho de que tu lengua/león fuera domesticada,
no sabiendo que tarde o temprano todo rugido se eleva
desde tu cama, desde tu silla de ruedas,

desde tu visión herida,
desde tu columna fracturada,

desde la cicatriz con la que naciste y has estado maldiciendo,
créeme; al necio se le agotarán las opciones y deberá escuchar.

Entonces las dudas estallan mientras a la noche

le arrojas semillas/lágrima…

¿Quién dijo que sus alas no son lo bastante fuertes

o que el disparo de flor/vida no llega o el fénix/amor vuela tan alto

que no hay posibilidad de que puedas tocarlo?.

Y si de la oscuridad nace el quebranto,

hablaré de las luciérnagas;
esas que un día se quedaron a vivir en mi casa

para jamás emprender la retirada;
llegarán hasta cada una de las puertas que las requieran
y sus historias serán historia dentro de una historia escrita
a pura honestidad, esa de la que todos estamos sedientos.

Ahí donde la umbra es Kraken arrastrando la embarcación al fondo,
sábete antorcha cuyo fulgor habrá de despertar a otras,
con esa incandescencia de palabra exacta, abrazos en el momento justo

y lealtad inquebrantable.

Pero antes del vuelo del águila hacia horizontes más lejanos;
esta deberá reconocerse a sí misma
y comprender que todo cuanto le fue dado
ha de cumplir una función; no, no sé cuál sea la tuya
y ni siquiera conozco la mía,
ahí, desde lo incierto
es donde imagino
que nace la belleza del vuelo.

Querido, Querida:

Sábete quizás grano de polvo
en medio de inmensa playa,
playa en la que habrá instantes que te sientas el más solitario de todos,
pero si tan sólo uno de sus hijos le fuese arrebatado
entonces no habrá tierra que alcance para recibir todas sus lágrimas.

Ya sé que a punta de golpe y palabra te hirieron,
que has sido subestimado,
que has sido ignorado,
que has sido despreciado,

que has dado tiempo

a quien sólo quería saber la hora,
que entregaste un corazón hermoso
y te lo han devuelto hecho trizas,
que el daño nubló todo sentido…

Lo sé, lo sé…

Te dijeron que eres un subnormal,
un defecto,
un impuro,
un exiliado,
un extraño,
un estúpido,
un incapaz,
algo que no debió haber sucedido.

Y te preguntas qué clase de mundo
le hace esto a uno de los suyos.

Querido, Querida:

Eres un enigma,
no podrás ser descifrado
y aquel que jamás aprendió a usar sus alas,
suele tenerle miedo a lo que no entiende.

Sí, te dirán que eres nadie…

Y eso lo sé porque me fue dicho.

Entonces me senté cerca de la fogata
y estuve escuchando a los sabios,
me contaron que “Nadie” cegó a los ciclopes,
que “Nadie” derrotó a monstruos colosales,
que “Nadie” engañó a las sirenas,
que “Nadie” se carcajeó de la mala suerte,
y que “Nadie” regresó triunfante a su reino
para reclamar todo aquello

que desearon quitarle.

Pero no vas tornarte como los violentos,
no vomitarás el veneno
y no lograrás que el imprudente
contemple lo que tú consideras prosperidad, no;
ellos sabrán de arrancar
y tomar por la fuerza todo fruto
sin comprender el esfuerzo del árbol

y no valdrá la pena desgastarse;

tu palabra es joya que no deberá terminar

en el hocico de los cerdos.


Que triste estará en ellos
ese ojo que contempla más allá
de lo que otros consideran un límite,
pues permanecerá sin abrirse.

Sí, te dirán que eres nadie
pero siéntate a mi lado,

mira la danza de los resplandores
y déjame contarte un secreto:

Ulises, rey de Ítaca, también era “Nadie”.

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

Sin encabezado

Gwenn-Aëlle Folange Téry

 

 

 

 

No encuentro como platicarte lo que pasa, lo que veo.

No hallo palabras contundentes, imágenes fuertes.

No hay ni piruetas fáciles, ni sarcasmos potentes.

 

Hace unos días, aparecieron, así se dice, aparecieron 6 cuerpos decapitados y 3 cabezas.

No supe si quedaron acoplados de a 3 cuerpos enteros y 3 descabezados para la eternidad, o si ninguno se conocía desde endenantes. Que no es lo mismo 6 y 3 que 3 por un lado y 3 por otro.

En cuanto bajo la guardia veo cabezas rodando por las calles, calles que van cuesta abajo, y veo sus ojos estallar bajo los golpes, por las piedras del camino, claro.

Y se pinta la luz de sangre.

Alcanzo a pensar que si esas cabezas llevan tiempo cercenadas, la sangre no mancha, ya se ha de haber coagulado. Lo que he perdido son las palabras, no la cordura.

 

Y cordura no me falta al imaginar una posible línea de reconocimiento de los occisos, por aquello de que acá los asesinados son presuntos delincuentes, siempre. Lo de los daños colaterales ya no se menciona en nuestro país.

Veo cabezas empaladas y cuerpos crucificados, no se vayan a ser víctimas de una presunta caída…

 

 

¿Sabes cuántas veces empecé a escribir hoy?

6.

Y 3 encabezados diferentes.

 

Ya de esos muertos del otro día no se habla.

No sabemos siquiera si a los muertos, presuntos padres, hijos, hermanos, delincuentes, desaparecidos, asesinados ya los enteraron o cómo.

¿Ataúdes? ¿3 y 3, o 9?

¿Bolsas negras? ¿Chicas o medianas? Porque grandes no, si las cabezas se pueden acomodar perfecto entre las dos piernas de un cuerpo que no tiene cabeza, pero que sí fue la suya, presuntamente…

Se antoja, sabes, platicarte también

De niños baleados

De padres atropellados

De mujeres violadas

Tanta muerte.

Tanto espanto.

 

Tú… Tú me interrumpes, una vez y luego otra.

Con risas y juegos. Flores en las calles, en las que no ruedan cabezas, estrellas por la noche y viento, viento recio que me despeina.

Entonces dejo de escribir.

 

Pero dime.

Dime puta vida, ¿lo tuyo es resiliencia o es indiferencia?

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Jueves, 25 Octubre 2018 05:00

DUDAS Rocío Prieto Valdivia

 

 

 

DUDAS

Rocío Prieto Valdivia

 

 

¿Cuántas cosas me has enseñado?
A reparar las alas: sin estar heridas,

ni faltarles una sola pluma. 
A besar tan despacito,

y no querer tocar otros labios

que no sean los tuyos. 
A querer atisbar todas las páginas

de un libro, y seguir leyendo. 
¿Cuántas cosas dejaste de enseñarme? 
Dime en que taza de café te encuentro. 
O en que cuento esta la respuesta a mis dudas. 
En que hoyuelos he de sumergirme

y que lunas he de permanecer colgada

que no sean las tuyas. 
Mientras tanto edificare columnas
para sostener el peso de los días sin ti. 
Mi querido hombre, mi jaguar dormido. 
Mi naufragio a media luz.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Página 1 de 31