Homenic Fuentes

Homenic Fuentes

Director de la revista digital "la Piraña", Editó la revista "Amargo animal" (Ciudad de México 2006). Fue coordinador de la hoja de poesía "La llama ardiente" en Guadalajara. Ha cursado diferentes talleres de literatura: Aguascalientes, con el poeta Ricardo Esquer. Guadalajara, con los poetas Raúl Bañuelos y Julio César Aguilar. Participó en el seminario "Los fantasmas de la carne" impartido por el poeta chiapaneco Gustavo Ruiz Pascasio en Tuxtla Gutiérrez. Participó en la creación de la revista "A la intemperie", (Aguascalientes). Ha publicado en la revista Orfeo, Verso Destierro, El Sótano (Tuxtla), El Barco Ebrio, Encuentos Cercanos, entre otras. Ganó en el 2007 el primer lugar del Concurso Nacional de Poesía El Laberinto, y fue incluido en el Encuentro de Poetas 2007 de Iztacalco. Es crítico de poesía y narrador. Tiene una novela inédita y actualmente trabaja en su poemario "el primogénito de los muertos", de próxima publicación.

 

 

 

Muestra pictórica de la bestia de los pigmentos

 

Cesar Kostia conocido como la Bestia de los Pigmentos parece alejarse del expresionismo y acercarse más a un arte mestizo donde convergen símbolos, referencias e imágenes con apariencias realistas que se desdibujan de esa misma realidad al contacto con pequeños tintes surrealistas y trazos cubistas.


Su trabajo es la condensación de fuerzas estéticas sobre las que construye un puente que borra la distinción entre ellas.Su trazo decidido y firme poseen una tendencia vital y creativa en lo figurativo en el cual encontramos algunos indicios de elementos puramente metafísicos: núcleo en el que lidera sus experiencias personales forjando una relación interpersonal con el espectador.


La piraña en este nuevo número se solidariza con el autor donde el pigmento y las líneas forman un poema híbrido y bestial que perturba los sentidos de todo aquel que se atreve a mirar los abismos de su arte.

 

 

 

 

    

              

 

 

  

 

 

  

 

 

 

    

 

 

  

 

 

   

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

                   

Jueves, 27 Julio 2017 07:22

ASI LAS MOSCAS / HOMENIC FUENTES /

 

 

 

 

ASI LAS MOSCAS

HOMENIC FUENTES

 

Las moscas siempre me han gustado. Parece que viven en la miseria. La gente las persigue con tantos inventos inútiles. El error esta en odiarlas, en imaginar un mundo sin moscas. Son criaturas que buscan entre la mierda algo que valga la pena. ¡Pero en verdad algo que valga la pena! No como la julia, ella no podía tener nada bueno, yo debí saberlo pero me cegó, no el amor, por que el amor es inteligente, si no las ganas de coger. ¿a quien no le ha tocado alguna vez perder la noción del tiempo y del espacio por una vagina?. Pero perder la noción de la vida, creo que a pocos.

 

Julia no era realmente bella. La panza y las nalgas la tenía llena de estrías, y sus chiches guangos colgaban como mirando hacia abajo; sin embargo era mágica cuando el reloj marcaba la media noche.Ella me vendaba los ojos y después de haberme quitado la ropa, era conducido hacia la pared. Las muñecas y los tobillos quedaban apresados por cuatro grilletes. No puedo nombrar con exactitud todo aquello que recorría mi piel, ni si aquellos mordiscos en mi cuerpo eran humanos. Lo cierto es que terminaba lleno de pelos y de escamas.

¡Ay dios mió espero me perdones! Yo gritaba como arañando la noche, mientras el sonido de los grilletes parecían abrir la tierra, mis extremidades se balanceaban sin ninguna resistencia.Al amanecer, abandonaba el lugar y solo después de haber caminado varios metros por el camino terregoso que llevaba al pueblo volvía la mirada y entre los árboles secos y hojas amarillentas tiradas en el suelo. Se levantaba como un maleficio el gran caserón en ruinas.

 

II

 

San Lorenzo es un pueblo grande; pero sus construcciones pobremente elaboradas y sus múltiples sembradíos a sus alrededores, no le daban al aspecto urbano que necesitaba, para pertenecer al mundo contemporáneo.Quizás julia paso alguna vez por aquí sin darme cuenta, porque a veces el viento cargado de polvo traía hacia   su recuerdo, yo entrecerraba los ojos para que la tierra no dañara la visibilidad y de paso no dejara entrar su imagen en mi cabeza, pues a pesar de tenerle asco, un cosquilleo en mis testículos delataba lo débil que soy.

¡ Si julia pudiera verme hoy! los papeles se invertirían; pero no creo que sea lo indicado, cuando ella fija sus ojos en los míos, extiende sus largos brazos como enredadera hasta quedar atrapado en su piel ennegrecida.

¡Como no quede atrapado en los brazos de mi esposa!

 

Pero seguí yendo al gran caserón y con el tiempo mis ropas se transformaron en harapos y mi piel sucia era un cicatriz espantosa cubriendo la poca alma que me quedaba; Julia al verme acabado me hecho del caserón y cuando puse resistencia dos inmensos lobos custodiaban la entrada y una manada, entre ellos monos, serpientes, iguanas y lagartos, la protegían; desde entonces no volví a verla. Hasta hace poco. Mi vida cambio, me convertí en una bestia, la gente del pueblo huía de  , y no digamos los animales que me chingue por mi deseo incontrolable de reencontrarme con julia.En los corrales aparecían gallinas y patos completamente desflorados, los becerros con las patas traseras amordazadas y sus colas destrozadas a mordidas. La gente en las mañanas, escandalizadas, formaban grupos alrededor de los animales -¡Jesús mió! –exclamaban con sus rostros asustadizos, como si estos nunca hubieran sido animales en sus camas.

Fue así que deambule por las noches como si fuera un hombre lobo, de ranchería en ranchería, de pueblo en pueblo y cuando lograba atrapar una presa, mi piel se hinchaba hasta hacer brotar entre mis manos un grito lleno de lujuria. Cerraba mis ojos fuertemente hasta que la imagen desnutrida y sucia de julia llegaba a mi cabeza. Entonces entre relinchos, pataleos y mordidas volvía a sentir sus grilletes aprisionarme y aquel olor a casa desolada, rumiaba los recuerdos.

Julia permaneció ahí. En su inmenso infierno. La imagine muchas veces llorando mi ausencia. Pero no era verdad. Cuando en mi camino me encontraba a más  de un harapiento lo miraba a los ojos “buenas noches amigo ”  - les decía- sin recibir contestación. En ellos podía reconocer la hoguera de sus desgracias (el juego asqueroso de julia.)

El camino a casa ha sido lento, los huesos arquearon mi cuerpo y la gangrena destruye mi sexo. Me queda poco tiempo. Hoy que llego al caserón de julia veo como sus propios animales devoran su cuerpo, se dispersan sigilosos en el monte llevando pedazos de julia en el hocico. Yo desde hace mucho perdí la noción de la vida; no me queda de otra me quedare aquí hasta que el ultimo gusano de la muerte quede conforme, mientras, me entretendré con las moscas, que inútilmente intentan nutrirse.

 

Domingo, 25 Junio 2017 06:42

Finding Victor

 

Finding Victor

 

            We sit across from each other at Barnes and Nobles at the Fountains Shopping Mall. I catch him day dreaming as he stares out the window. He picks up his Passion Iced Tea, takes a sip, and continues to watch out the window. I look out the window to see what he is staring at, its dusk time outside, people move across the sidewalk towards their vehicles as cars pause for them to walk across, he looks back at me, smiles,  “What’s the question again?”

            I ask him, “How involved are you with this character, is she a character, or is she even real?”

            “She’s definitely a character. I’m Victor Fernandez right now up until the minute I put on the last lash then I am MARIA KAHLO. When I take off my shit then I’m Victor again. Because drag, while it is fun and empowering it is also unhealthy. It’s important to differentiate yourself from being a drag queen.”

            I remember the first time I saw her, a year ago, I was quite petrified to be honest. I was among the audience waiting for the next drag performer to take the stage. It was at Alive Club, back when it was still open, the MC introduced her as MARIA KAHLO. Her name stayed with me, as well as her performance, because it held so much power like a punch. I wondered why she decided to go with that name.

            She came out of the dressing room and walked towards the stage with a cape on, her head was the only visible part of her body at this point. But even just her head held this kind of beauty, the kind of beauty that no one can replicate. Every eyelash perfectly placed, the crimson lipstick wisely chosen to make the rest of the make up pop out, and her hair up revealing the fine structure of her cheek bones.

            Once she graced the stage with her presence “Did On Em” by Nicki Minaj came on, her cape came off about thirty seconds into the song, which revealed her curvaceous body. With every move of her hips the crowd cheered and handed her dollar bills. Not once did her facial expression change from her concentration until the end. At the end she smiled, but not an ordinary smile either, it was a smile of being pleased, of achieving something.

                        After that first performance I did see two more of her performances and I would bump into her when I went out for a drink or two at the Gay Bars in El Paso. I’ve always been curious to find out more about her and how she came to be. I contact her via Facebook and ask her if she can meet me for an interview. She agrees. I tell her we can meet at a bar downtown (The tap or International), Starbucks, or Barnes and Nobles; she chooses Barnes and Nobles. We set the date for 6:30PM on Wednesday October 26, 2016.

            Three hours before our meet up I picture how they will come dressed, will I be expecting him or her? I picture how people will perceive us at Barnes and Nobles, if they come dressed as her, will they look at us funny, laugh at us, avoid us, or look at us in disgust? I wait in the parking lot of The Fountains, decide to make my way to the cafe inside Barnes and Nobles and wait for her arrival. 

            Back at the cafe inside Barnes and Nobles I underline the word unhealthy and continue to ask him, “Unhealthy? What do mean by unhealthy?”

            “I mean, the next day when I’m done doing drag I feel exhausted.  You exert yourself, you constrict your body with corsets and layers of padding and tights, your standing on heels, you can’t pee because you’re tucked tight, you have bruises, and even part of you hair gets yanked out because you glue stuff to your head,” he laughs and raises both of his hands up as a theatrical gestures.

            I laugh too.

            “That’s just the physical part of it and let me tell you it’s so easy to get a hold of drugs and consume alcohol too. That’s something I still struggle with because you become friends with club management, staff, and drug dealers. People want to buy you drinks or drugs, I mean come on I even have a relationship with the Burrito Lady. I’ve seen people get drunk off their ego because they get what they want when they are in drag. I’ve been through it. I felt entitled because I was a popular drag queen in Austin. It can also ruin friendships and relationships when you’re in character. That’s why it’s unhealthy.”

            He finishes his sentence and looks out the window again as if reflecting on his younger years. He says, “You know as child I was scared of drag queens. My uncle is gay and when I was little I went over to a party and there was a drag queen. She looked at me and told me I was a cutie pie. I screamed and ran to my mom crying. I was traumatized.”

            “What made you want to do drag then?” I ask.

            “While I was studying Art History at St. Edwards University in Austin, TX I was lost in terms of who I wanted to be. But in the back of my mind there was always this character, a girl, that wanted to like emerge. So JADE to me, I created her as a character who sold her soul to the devil for eternal beauty. In return of course she lost her humanity, so she’s trying to figure out how to become human again. You know, like socialize with people. Through her performances she always tells a story of being lost and finding well… her humanity.”

            “That’s interesting that you have developed this persona with precise detail, ” I say.

            He responds by saying, “I’m a storyteller after all. The fact is that people in the gay community are savages, you know that, if something isn’t right or well correlated they will critique and talk shit about you. Like… No…”

            “What?”

            “I have to remind myself that I’m not going to talk shit about other people because their work speaks for itself. But like I was saying its tough out here for a gay person. Even within the gay community you have those people who stereotype you.”

            “What do you mean?”

            “Like when it comes to being feminine. Guys want a guy and the minute they see you not be masculine they don’t want anything to do with you. Being MARIA KAHLO has helped me accept my femininity and be confident. People even ask me sometimes if I would ever transition and my answer is no. I don’t want to live as a women because I know my truth.”

            He looks at me waiting for a reaction from me as a sort of approval to confirm that he is right. I try to relate and say, “It’s a hard to balance trying to act like something that you’re not.” 

            “Exactly! Like when I came out, I escaped to school in Austin. I didn’t want people judging me here. I felt like I was wearing a mask. And in Austin I was able to be more of myself. Then when I came back to El Paso as a performer I felt like I was wearing a mask under the mask. It was like this constant struggle to hide my true self or my feminine qualities from people or society in general.”

            He continues to say, “There are just many expectations, regardless if you do drag or not, that people expect from you like if you owe them something, you know?”

            I nod my head, he looks out the window again, and talks to the outside world, “You know I left Austin because I got lost in the unhealthy part of being a drag queen. I suffer from manic depression, anxiety, and being bipolar. But like doing drag, being MARIA KAHLO I get to escape from being Victor and take on this persona who’s unapologetic, beautiful, and trying to find her humanity. It’s like wearing a mask all over again. But this mask is more like a part of you. You have to wear this mask for survival. It doesn’t hide who you are, it only allows you to be a different side of you. Like putting on a uniform or a name tag, you become someone else. You play another character, you know?” He pauses again, looks at me, and says, “At some point sometimes you need that mask, name tag, uniform, or whatever it be to reaffirm that it is okay to act a certain way. Ultimately drag opened up the door for me to become comfortable with myself. I don’t know. I feel like I got off tangent.”

            He chuckles.

            “Can you picture your life without being MARIA KAHLO?”

            “Hell no. She’s like an old friend. She knows me and I know her. She’s taught me so much and has given me so much confidence. Sometimes I talk to her, you know, like I tell her, ‘hey girl I know you’re there, thank you for pushing me and giving me confidence.’”

            We both look at each other and laugh.

            He smiles at me, “Oh god, I sound psycho don’t I?”

            “Not at all,” I reaffirm.

Domingo, 25 Junio 2017 06:42

Finding Victor

 

Finding Victor

 

            We sit across from each other at Barnes and Nobles at the Fountains Shopping Mall. I catch him day dreaming as he stares out the window. He picks up his Passion Iced Tea, takes a sip, and continues to watch out the window. I look out the window to see what he is staring at, its dusk time outside, people move across the sidewalk towards their vehicles as cars pause for them to walk across, he looks back at me, smiles,  “What’s the question again?”

            I ask him, “How involved are you with this character, is she a character, or is she even real?”

            “She’s definitely a character. I’m Victor Fernandez right now up until the minute I put on the last lash then I am MARIA KAHLO. When I take off my shit then I’m Victor again. Because drag, while it is fun and empowering it is also unhealthy. It’s important to differentiate yourself from being a drag queen.”

            I remember the first time I saw her, a year ago, I was quite petrified to be honest. I was among the audience waiting for the next drag performer to take the stage. It was at Alive Club, back when it was still open, the MC introduced her as MARIA KAHLO. Her name stayed with me, as well as her performance, because it held so much power like a punch. I wondered why she decided to go with that name.

            She came out of the dressing room and walked towards the stage with a cape on, her head was the only visible part of her body at this point. But even just her head held this kind of beauty, the kind of beauty that no one can replicate. Every eyelash perfectly placed, the crimson lipstick wisely chosen to make the rest of the make up pop out, and her hair up revealing the fine structure of her cheek bones.

            Once she graced the stage with her presence “Did On Em” by Nicki Minaj came on, her cape came off about thirty seconds into the song, which revealed her curvaceous body. With every move of her hips the crowd cheered and handed her dollar bills. Not once did her facial expression change from her concentration until the end. At the end she smiled, but not an ordinary smile either, it was a smile of being pleased, of achieving something.

                        After that first performance I did see two more of her performances and I would bump into her when I went out for a drink or two at the Gay Bars in El Paso. I’ve always been curious to find out more about her and how she came to be. I contact her via Facebook and ask her if she can meet me for an interview. She agrees. I tell her we can meet at a bar downtown (The tap or International), Starbucks, or Barnes and Nobles; she chooses Barnes and Nobles. We set the date for 6:30PM on Wednesday October 26, 2016.

            Three hours before our meet up I picture how they will come dressed, will I be expecting him or her? I picture how people will perceive us at Barnes and Nobles, if they come dressed as her, will they look at us funny, laugh at us, avoid us, or look at us in disgust? I wait in the parking lot of The Fountains, decide to make my way to the cafe inside Barnes and Nobles and wait for her arrival. 

            Back at the cafe inside Barnes and Nobles I underline the word unhealthy and continue to ask him, “Unhealthy? What do mean by unhealthy?”

            “I mean, the next day when I’m done doing drag I feel exhausted.  You exert yourself, you constrict your body with corsets and layers of padding and tights, your standing on heels, you can’t pee because you’re tucked tight, you have bruises, and even part of you hair gets yanked out because you glue stuff to your head,” he laughs and raises both of his hands up as a theatrical gestures.

            I laugh too.

            “That’s just the physical part of it and let me tell you it’s so easy to get a hold of drugs and consume alcohol too. That’s something I still struggle with because you become friends with club management, staff, and drug dealers. People want to buy you drinks or drugs, I mean come on I even have a relationship with the Burrito Lady. I’ve seen people get drunk off their ego because they get what they want when they are in drag. I’ve been through it. I felt entitled because I was a popular drag queen in Austin. It can also ruin friendships and relationships when you’re in character. That’s why it’s unhealthy.”

            He finishes his sentence and looks out the window again as if reflecting on his younger years. He says, “You know as child I was scared of drag queens. My uncle is gay and when I was little I went over to a party and there was a drag queen. She looked at me and told me I was a cutie pie. I screamed and ran to my mom crying. I was traumatized.”

            “What made you want to do drag then?” I ask.

            “While I was studying Art History at St. Edwards University in Austin, TX I was lost in terms of who I wanted to be. But in the back of my mind there was always this character, a girl, that wanted to like emerge. So JADE to me, I created her as a character who sold her soul to the devil for eternal beauty. In return of course she lost her humanity, so she’s trying to figure out how to become human again. You know, like socialize with people. Through her performances she always tells a story of being lost and finding well… her humanity.”

            “That’s interesting that you have developed this persona with precise detail, ” I say.

            He responds by saying, “I’m a storyteller after all. The fact is that people in the gay community are savages, you know that, if something isn’t right or well correlated they will critique and talk shit about you. Like… No…”

            “What?”

            “I have to remind myself that I’m not going to talk shit about other people because their work speaks for itself. But like I was saying its tough out here for a gay person. Even within the gay community you have those people who stereotype you.”

            “What do you mean?”

            “Like when it comes to being feminine. Guys want a guy and the minute they see you not be masculine they don’t want anything to do with you. Being MARIA KAHLO has helped me accept my femininity and be confident. People even ask me sometimes if I would ever transition and my answer is no. I don’t want to live as a women because I know my truth.”

            He looks at me waiting for a reaction from me as a sort of approval to confirm that he is right. I try to relate and say, “It’s a hard to balance trying to act like something that you’re not.” 

            “Exactly! Like when I came out, I escaped to school in Austin. I didn’t want people judging me here. I felt like I was wearing a mask. And in Austin I was able to be more of myself. Then when I came back to El Paso as a performer I felt like I was wearing a mask under the mask. It was like this constant struggle to hide my true self or my feminine qualities from people or society in general.”

            He continues to say, “There are just many expectations, regardless if you do drag or not, that people expect from you like if you owe them something, you know?”

            I nod my head, he looks out the window again, and talks to the outside world, “You know I left Austin because I got lost in the unhealthy part of being a drag queen. I suffer from manic depression, anxiety, and being bipolar. But like doing drag, being MARIA KAHLO I get to escape from being Victor and take on this persona who’s unapologetic, beautiful, and trying to find her humanity. It’s like wearing a mask all over again. But this mask is more like a part of you. You have to wear this mask for survival. It doesn’t hide who you are, it only allows you to be a different side of you. Like putting on a uniform or a name tag, you become someone else. You play another character, you know?” He pauses again, looks at me, and says, “At some point sometimes you need that mask, name tag, uniform, or whatever it be to reaffirm that it is okay to act a certain way. Ultimately drag opened up the door for me to become comfortable with myself. I don’t know. I feel like I got off tangent.”

            He chuckles.

            “Can you picture your life without being MARIA KAHLO?”

            “Hell no. She’s like an old friend. She knows me and I know her. She’s taught me so much and has given me so much confidence. Sometimes I talk to her, you know, like I tell her, ‘hey girl I know you’re there, thank you for pushing me and giving me confidence.’”

            We both look at each other and laugh.

            He smiles at me, “Oh god, I sound psycho don’t I?”

            “Not at all,” I reaffirm.

 

 

 

 

NERVELAND LA IDEA DE UN ABANDONO ANUNCIADO.

HOMENIC FUENTES

 

 

 

Marco Ornelas

Aquí no es Neverland (voces y grafitis del orfanato)

México, Ediciones sin Nombre, 2017, 57 pp.

 

 

 

La lectura del dolor y la angustia vista a través del cristal de la filosofía como medio de emancipación, puede trazar muchos puentes y modos de lectura más efectivos para romper con los estereotipos de la orfandad. La lectura de poesía nos permite entrar en los recovecos más oscuros de la existencia humana dejando de pensar en los protagonistas del libro, y permitiéndonos a los lectores, acceder a nuestros propios demonios. El escribir de hecho es un acto de desamparo y soledad.

Aquí no es Nerveland “voces y grafitis del orfanato” de Marco Ornelas, es un poemario que arroja dentro de su desamparo bellezas ocultas para volvernos totalmente lo que somos como humanos: huérfanos. La filosofía contemporánea ha sido recurrente a observar la realidad y descubrir en ella los gérmenes del mundo sin tapujos.

Haciendo una revisión del poemario, es posible señalar la recurrencia a la primera infancia como motivo de representación. Pues el hablante lirico (que no el poeta) permanece de un modo frágil en la perdida efectiva del amor, como profunda raíz del ser. Desesperación y desesperanza se transmiten a través del poder perturbador de sus versos:

 

Detrás de la ventana, el niño sostiene en sus manos un ramo de flores marchitas.

 

Es posible minuciosamente rastrear un momento embrionario del sujeto aun por nacer en comunión con la madre, pero aun diferenciado.

 

Campanita, concédeme que al despertar,

entre la pesadez del nuevo día

esté otra vez la sonrisa de mi madre.

 

Lo importante de la obra de Marco Ornelas es que la realidad está en todas partes, aunque este maquillada y truqueada. Nadie es ajeno a las preguntas esenciales de la existencia:

¿De dónde vengo? ¿En dónde estoy?

¿Quién soy?

Podría calificarse con toda propiedad como las preguntas de las ausencias.

Tempranamente en el espíritu de la posmodernidad, Las palabras finales del monólogo del poeta que hemos ubicado en el clímax de tensión confirman la angustia de estos seres condenados a sostener indefinidamente, como Sísifo, un esfuerzo inútil. Todos aquellos acontecimientos fuera de la infancia nos llevaran al exilio irremediablemente.

El presente se hace doloroso como dice el poeta:

              

Degollado sol,

para cumplir con tu destino

haz trizas la luz.

Eres el libro que contiene el oráculo,

la conjura de la sangre que dice:

 vayas a donde vayas

nunca de ti misma escaparás.

 

El poemario de Marco Ornelas construye desde el principio un mundo fiel a un pasado común para anticipar el porvenir. El cuidado de los claros y oscuros en la obra de Ornelas, provoca asombro y pánico como un regalo envenenado cuya poética es sigilosa hacia el silencio y la reflexión.

 

 

No quiero ser un atleta de los cien metros planos,

tampoco me interesa correr el maratón.

Quiero correr en mí mismo.

ser un corredor de fondo,

alcanzar la intimidad como meta.

al final de la carrera la distancia es absurda

para quien corre en la pista equivocada.

 

Esta es la profunda verdad de la condición humana, estar amasados de una espera inútil que transforma la vida en insoluble conflicto trágico. El hombre partido, sin espacio, sin tiempo y sin memoria, debe demorarse en la expectativa de algo improbable, algo que desconoce y teme.

 

En esta ruina

de mayo

sólo los pájaros.

Su aleteo

la sábana

que cubre al cuerpo frío.

Para qué lágrimas

si todo termina

con el vuelo circular

de estos

malditos.

 

Por otro lado, en su lucha con el lenguaje, el autor acude a una práctica urbana, donde modela el universo a su imagen, proyectando en el mundo exterior sus propias formas interiores; de ahí que el subtítulo del poemario: “voces y grafitis del orfanato”, es metafóricamente un ejercicio de dejar escrito un pensamiento, un nombre y un juicio como un desafío cotidiano que sirva para trascender y romper los ciclos destructivos. Construyendo símbolos de angustia y desasosiego en paredes y bardas. Haciendo de la palabra una galería de iconos al aire. El orfanato ha dejado de ser una proyección subjetiva; ahora cuelga de las paredes como grafitis. Rompiendo así sus propios límites y dejando atrás los barrotes que del encierro. El huérfano ha salido del abandono y se defiende de lo que más puede dañarlo: el desamor y el desengaño.

 

Con un telescopio imaginario

aprendió a mirar

su rostro

en la profundidad

de la noche.

Cuando

todos dormían

dibujaba su sonrisa

en las estrellas.

 

Para concluir esta reflexión, me quedo con el libro: Aquí no es Neverland “voces y grafitis del orfanato”, que está escrito en la línea de la filosofía existencialista, recordando el titulo de Jean- Paul Sartre “El Ser y la Nada” donde se expresa: “La nada mora en el seno del ser como un gusano”.

 

 

 

Orquídeas hambrientas

HOMENIC FUENTES

 

 

la mentira más común es aquella con la que un hombre o una mujer se engaña a sí mismo.

Engañar a los demás es un defecto relativamente vano

NIETZSCHE

 

 

 

 

1

 

Detrás de la luna se esconde tu mano pálida.

Oscura y agria la piel absorta.

 escucha un rumor de madrugadas sangrantes.

La ciudad gime mientras tu aliento,

 baja como serpiente platinada en el filo del metal que me abraza.

Ya no soy el asesino

Soy el beso tembloroso de tu cuerpo escuálido

La noche que se pierde como un cisne degollado.

 

 

2

Ella lo busco entre las alas del infierno.

 Y él, no quiso el beso febril de los amantes.

Se quedó adentro de su flor oscura,

en asco común y corriente del que escupe al suelo

El la amo a sorbos de licor barato y lamio las escamas de su tez anfibia.

Ella, quiso ungir de luz el alma sublevada de aquel hombre.

 Quiso volver a ser sirena sobre el mar bravío que besa el horizonte

                                     Pero él; con glacial sonrisa

hundió la callosidad de sus sombras en aquel agrietado hueco de mujer

y lleno de estiércol el jardín de sus orquídeas hambrientas.

 

 

3

 

sobre aquel collado las aristas rocosas no tienen formas.

Y la única brecha es la tez de la luna dejando caer su cuerpo desnudo

sobre la superficie cuyas voces se ocultan bajo las piedras.

Por eso el grito es innecesario - La mentira se gesta en la oscuridad-

La única música es la opera de hocicos:

 choque de dientes de cerdos que se comen uno al otro.

¿Como volver a vivir cuando el animal es avergonzado?

 Salen de su luminoso lodazal cubierto de un halito de miseria.

¿Como volver a besar sinceramente lo amado'

Mañana; el hambre volverá. Claro que volverá.

Solo basta limpiar el alma con la sangre de un inocente.

Y volver sobre aquel collado a comer las heces que no comieron ayer.

 

 

4

Sabían muy dentro de sí que esto ocurriría.

Y hoy se encontraban sobre aquel valle de huesos secos

 donde el musgo buscaba con avidez algún nutriente.

Oscuras y húmedas fueron las lágrimas de su maldad.

Un grupo de cuervos cruzo aquel lugar

dejando el luto en pequeñas bocanadas de aire

 sobre la osamenta olvidada, sin ningún pudor.

Ellos; ciegos, y satisfechos por tanto carne que cubren su cuerpo.

 No sintieron pena.

Cantaron la canción de judas a besos desmedido

rozaron sus cuerpos hasta el amanecer

y se juraron amor eterno.

Se embriagaron más allá del ultimo sorbo.

 Bebieron el tinto sabor de la sangre desolada

en los cráneos ajenos de sus propias víctimas.

Al amanecer cada quien se irá a su terruño.

 Cargarán los huesos de sus cuerpos desollados a su propio cementerio,

                                                                                         con los ojos abiertos

                                                                                                            muertos de rabia.

 

 

 

5

 

 Dejó aquella barca pesquera que tanto odiaba.

Y se hundió dentro de aquel océano.

Su desnudez deseaba la tormenta donde las olas devoran,

                                                                 quería sentir su cuerpo impetuoso,

el azul profundo de sus dedos, y el beso que golpea los peñascos.

Nada de eso pasó

Hoy cuelga del anzuelo que tanto desprecio.

Una brisa carmesí tiñe el océano de rojo.

 

 

6

 

Daban a sus críos la hiel.

Mientras ellos bebían el mejor trago de sus heridas.

Sin nada en el estómago aquellas criaturas

 jugaban a comerse el corazón desolado,turbados por el cielo negro

                                                                                 que cubrían sus decrépitos cuerpecitos.

Aquel hombre y aquella mujer pensaban que aquel vacío sería llenado con besos.

Al despertar cada uno en su verdadero hogar.

Caminan hacia el Gólgota de su vidas perdidas.

Mas no encontraron la cruz, que redima  sus trapos inmundos.

Solos, solos, solos. Con el temblor y el temor.

Morían de hambre.

 

 

7

 

 

Dentro de un aparador Aquel maniquí

de Orquídeas hambrientas
miraron el reloj de la pared en sus últimos espasmos
y quedaron atrapados.
Cuentan que murieron de amor.
Nadie los vio morir.
La pared sigue en el mismo lugar
sosteniendo aquel artefacto donde el olvido

es un carroñero que se alimenta del asco.
el reloj sigue dando la hora exacta.
Las mismas horas que se ahogan
con su propia sangre.



8

la iniquidad de la noche infiel
es recibida por la porfía de unos guantes de seda.
Su cuerpo desnudo y abyecto
deja entre ver el vértice de la humedad de su pecado.
Bésame animal, muerde la oscuridad de la ingle
golpea contra mi espalda la sucia palabra.

Injuriosa blasfema hacia el cielo.

Tómame entre el remolino de la obscenidad, del tufo de los genitales agrios y ajenjos.
Búscame entre tus muslos búscame,
mientras la gota negra de nuestros cuerpos gruesos grasos dure,

que la eternidad vendrá tras de nosotros

para pesar el instante de tu boca

hedionda ha estercolero y desencanto.

 

 

 

Las primeras representaciones de represión de un estado autoritario es coartar la posibilidad de pensamiento. Esto porque hay una imposición tradicional. Pero el arte no puede permanecer ajeno a las profundas transformaciones que lo definen. La caravana emprendida por varios estados de la república es apostar al movimiento no a la permanencia de factores de censura que relegan todas las corrientes de pensamiento y critica que lo conforman.

De tal manera el recorrido de 32 estados de la republica implica más que un simple viaje de recolección de experiencias geográficas. El ideal del viaje no son los pasos agrietados de un faquir. O la búsqueda de un perfil egocéntrico gritándolo a los cuatro vientos. La caravana del musgo está alejada de trasfondos personales o mensajes subliminales de márquetin. El ideal de la caravana es sencillo y transparente. Lo único que busca es el diálogo. Pero no ese diálogo estéril de las campañas políticas y las promesas de campaña. Es un diálogo que trasciende la parafernalia que adorna el arte en México; como una bisutería barata e ilusoria. La autogestión, para no desnaturalizarse, debe impulsar la autonomía de las decisiones y la expresión debe contar con la misma independencia.  Es así que la solidaridad con aquellos que han vivido relegados es la toma de conciencia de la rica y sustanciosa diversidad que forman todas las sociedades que conforman el país. Sabemos que habrá detractores, Arribistas y traidores. Un proyecto de tal magnitud ha sido una locura salida de dos corazones amorosos. Locura o utopía: cruzar un país manchado de sangre lleno de violencia de injusticia un país bañado de desaparecidos y asesinatos de estado. Un país que irrespeta la libertad de expresión y persigue a todo aquello que le es diferente. Pero Andrés Cisneros  y Alma miranda Alamilla  aman el arte y ese amor les a dado la conciencia de que estamos en constante transformación, no somos los mismos de ayer, el pasado nos ha construido y esa es la función de cualquier expresión artística: trastornar, estrujarnos y cambiarnos desde la introspección y la catarsis.

El arte se nutre de revoluciones, de movimientos sociales y cambios de paradigma que entrelazan el imaginario colectivo correspondiente a una época y a un entorno. El arte es transgresor, crítico y exterioriza la manera en la que los creadores experimentan e interpretan la vida desde sus trincheras de pensamiento. La caravana es el diálogo que nos llevara a fortalecer el tejido social de las comunidades olvidadas. El sueño es lograr que todas las partes sean de igual manera representativas para garantizar la participación en igualdad de condiciones. La gestión artística fue formular proyectos colectivos y colaborativos en el arte. El discurso social se basó en la concertación de sur a norte del país por erigir el derecho inmutable de la libre creación. Sin intervención externa o política cultural que margine o legitime según su criterio. en términos culturales, quiere decir el derecho a promover y elevar los valores culturales y experiencias que contribuyen de manera positiva a la supervivencia como grupo, reafirmando su identidad.

Algo rescatable de dicho proyecto es el bajo perfil en que se ha realizado este viaje hacia al interior de las comunidades. La intención no fue el protagonismo. Ni la búsqueda de reflectores que legitimen el esfuerzo. La caravana por si sola es la semilla que muere en el interior de la tierra para transformarse en un árbol donde el proceso creativo podrá crecer   frondoso en aquellos que persigan el mismo ideal de equidad y libertad.

 

 

 

 

 

Taller de Pintura Inclusivo  "Todos podemos Pintar"

 

En algunas culturas se esconde a los niños con discapacidades, pues se perciben como un mal presagio o como un castigo hacia la familia por realizar actos indebidos. Todo ello puede provocar que las familias sean las que perpetúan la discriminación, haciendo en ocasiones que oculten a los hijos con discapacidades en lugar de intentar implicarlos de forma activa en las actividades generales de la comunidad. En algunos casos, puede llegarse a un aislamiento y opresión grave, viéndose las mujeres y las niñas discapacitadas con el doble de probabilidades que los no discapacitados de sufrir abusos sexuales, malos tratos o explotación. No podemos perder el tiempo la exclusión debe ser radicada pues es un estado de ignorancia y crueldad que ha llevado a millones de niños que sufren una discapacidad a la pobreza, injusticia y marginación. Y uno de los mayores problemas es la apatía de la sociedad y las autoridades que desconocen la verdadera proporción del problema para hacer realidad los derechos de las personas discapacitadas. Negar el derecho a la educación es asesinar el futuro de los niños es cortar de un tajo la garganta negándoles la oportunidad de acceder a una vida igualitaria y equitativa donde todos podremos convivir con el mismo derecho a una vida digna y justa.

En este número la piraña aplaude el esfuerzo y la dedicación de Arianaa Zulet de coordinar el

Taller de Pintura Inclusivo "Todos podemos Pintar"

Es un proyecto que nació hace tres años para promover un espacio donde puedan integrarse toda clase de personas y que, por medio de éste, exploren, desarrollen habilidades técnicas y creativas a través de la Pintura, siempre fomentando la convivencia y el respeto. Actualmente el taller se desarrolla en el centro de la ciudad en un espacio dedicado al arte " La Pieza"

Este año, el taller participó en la exposición colectiva " Pieza al Público" llevado a cabo por el Instituto Cultural de Baja California.

 

 

 

Artista- Lautaro Garcia Peñaloza, Titulo- This is so... infantil ( la Patata) Medidas- 20 x 13¨ Técnica- Acrílico sobre papel

 

 

  

 

 Artista- Cristina Aguilar, Titulo- Mi Árbol y Yo, Medidas- 18 x 12¨, Técnica- Acrílico

 

 

 

 

 Artista- Luz Aime Nochebuena Piggenountt, Titulo-Dos Barcas, Medidas- 29 x 23¨, Tecnica- Arilico

 

 

 

Artista- Laura Alejandra Davila Chavez

Titulo-Casa en la montaña, Medidas 20 x 24¨

Técnica- Acrilico

 

 

 

Artista - Ita Andehui Casco Carrete,Titulo- El Jardín, Medidas- 17.5 x 13.5¨ Técnica- Acrílico sobre Carton

 

 

 

 

Eusebio Ruvalcaba la solidaridad entre los derrotados.

cinco preguntas a  César Rito Salinas, escritor oaxaqueño.

 

 

1.- ¿Cuál sería la importancia de Eusebio Ruvalcaba en las letras nacionales?

La primera, la básica: Como pocos conoció la producción literaria de todo el país, no hay otro escritor radicado en CDMX que conociera en mayor medida las letras de los escritores de la República, la llamada escritura nacional si es que hay algo como eso. Su trabajo se basó en dos variantes. La primera en el periodismo, editó semanalmente durante años para la sección Cultural del Financiero una plana de poesía de los estados bajo la dirección de Víctor Roura, que titularon La Furia del Pez, publicó a cientos de poetas; y como lector de su propio trabajo en todo el país, como asesor de los becarios del FONCA. Eusebio tenía muchos lectores en provincia. Esa sería la característica política de su escritura, estar contra  toda forma de centralismo, compartir su experiencia con jóvenes de provincia, incitar a la escritura a partir de la convivencia.

 

 

2.-  ¿Cómo productor de ficciones, cuál es su aporte?

 

 

El trabajo de Eusebio tenía esa característica de toda gran literatura, estar de lado del caído y ante el abismo del alma humana, la derrota. Lo que algunos críticos llaman sentimientos nobles, lo que conforma el ser nacional, la solidaridad entre los derrotados. Su obra abarca muchos géneros, poesía, cuento, novela, ensayo, aforismos. Trabajó el guión de cine. El periodismo cultural, publicaba en diarios y revistas donde difundía la literatura y en talleres de creación literaria.

 

3.- Históricamente, dentro de las letras nacionales, ¿en qué contexto se ubica?

 

Eusebio y su obra significan la transición de la gran literatura nacional de mediados del siglo pasado a las nuevas expresiones urbanas, fue alumno de Rulfo en el Centro Mexicano de Escritores y está incluido su trabajo narrativo en la antología de Jaula de Palabras de Gustavo Sainz, por citar un caso, que recoge cierta modernidad más allá de la literatura de la Onda, digamos cierto asunto contracultural y de vanguardia que asumieron escritores de otras genberaciones, la llamada escritura basura con Guillermo Fadanelli y la generación del Crak y las que le siguieron. Su trabajo literario resulta el paso de una generación a otra, lo que significa la tradición de las letras en este país. Alguna editorial lo quiso ubicar como el Bukowski mexicano, pero creo que su trabajo y su vida están más allá de esa clasificación.

 

 

4.- ¿Se conoce cuál es el número de títulos que tiene publicados Ruvalcaba?

 

Se habla de 60 títulos, pero su obra es muy extensa, no se ha hecho un catálogo serio. Alguien dice que perdió una novela en los últimos días de su vida, él mencionó que le plagiaron dos trabajos de narrativa en sus años de formación. Puedo decir que en Oaxaca publicó un libro de sonetos: 57 hombres y una mujer que no aparece en los registros de los investigadores de su obra. Aunado a esto escribió prólogos, infinidad de prólogos para autores de provincia de los cuales se podrían armar dos o tres títulos. No se sabe el número de títulos que conforman su obra, ese trabajo está pendiente de hacer.

 

5.- ¿Cuál es la enseñanza que te deja Eusebio y su trabajo literario?

 

Que el hacer escritura mata, porque se pone de frente la propia existencia. Pero que bien vale la pena correr el riesgo.

* César Rito Salinas,     

.

 

 

Luis David Palacios

LUX ÆTERNA LUCEAT EIS

 

 

Tú que bordas la tela de la muerte

no mires a los míos

por este canto que los nombra.

Pero si la noche fragmenta su cubierta

que tu arboleda sea un resplandor

donde sus pies se laven con la calma

de tu mano que ondula,

dales un árbol donde el sueño

pueda volar sus pájaros.

Si mi voz se levanta

es porque reconoce en ti todos los cauces.

Si mi mano te sirve,

entona ya mi nombre para caer de ti,

contigo en el rescoldo de ese fuego.

 

 

DIANA 

 

            

Tus piernas dibujan las alas de la mariposa;

un pistilo plástico alimenta tu sueño.

La bocina de tu corazón se enciende en una máquina,

es la llegada del tren que nos reúne en turnos junto a tu vuelo caído

donde no ha entrado el sol o su ausencia.

Diciembre es terrible. Tu padre habla y rema

contra el amor de otra madre y su canto,

contra la cuna nocturna de los brazos donde te meces,

contra blancos No vestidos de hombre,

contra su propio peso hundiéndose en el mármol de este hospital.

 

II 

           

El amor aquí no sirve,

no te levanta con el amanecer.

Tu llanto nos haría reír, Diana,

te sacaría de esta playa de algodón

en donde tomas poco a poco la noche de su cuerno.

Tu respiración enflaquece

y ahorca prematuramente los días

y ganamos absurdas ecuaciones que no reparan la hondura de tu

abdomen.

Humedecemos la arena que florece en tus labios.

No hay otro sonido más que el picotazo pendular del cuervo en tu

corazón sin miedos, apagándose.

No hay herida dónde poner bálsamos.

Tu dolor es un papel negro y transparente,

viene callado de la base del sueño

a machacarnos junto contigo.

 

 

ROSA

 

Dos lunas de carbón sostienen el aroma

a sueño café de sus ojos de madre.

Dos veces el amor ha dado en ella sus pétalos de sombra;

abrió de tajo la ventana tibia de su vientre.

Aquí mis ojos dan de beber en su nombre

y no tengo ojos para dar de beber a su nombre –Rosa,

suspendida lágrima en el filo de la osamenta–

y me duele la caída de sus ojos

ante la tierra abierta donde sembró mariposas.

En la cocina llueve sordamente

y su cuerpo cae en la unidad acostumbrada,

sus labios guardan esas alegrías de cuna sin abrir.

Ella mira pasar los estigmas de la lluvia

y no hay afrentas en la noche de su día.

Viene y va su llanto descompuesto

por el tiempo mordido de la sala,

por la lluvia herrada de la ducha.

En las manos del amor hay alacranes

pero ensaya su sonrisa anaranjada,

su andar a ciegas por el día

que se oye ladrar bajo la puerta.

La orfandad y sus índices

le enseñaron el escudo del silencio desde niña

pero su maternidad se derrama sobre el hueso de la cera que arde

y el calostro se oxida dentro de sus dos sueños redondos

y esa pregunta de cinco años que está sobre sus piernas la hiere

porque no hay forma de explicar un puerto que se abandona

o la lluvia encallada en la cocina.

 

 

CÍRCULOS

 

Nos convocaba la geometría del verano.

La forma de la guerra se elegía

por el hallazgo íntimo

de las armas de otras temporadas.

Crecí en la calle Octubre

–quizá por eso

el otoño es una canción que no repito.

En ese campo de batallas fui Tiberio,

con la misma costumbre

luché contra el ejército del Norte,

forjado a una manzana de distancia.

En ese campo de batallas conocí la ambición

y el respeto que se ganaba con los crujidos estelares,

urdidos por un ojo y una mano en contrapunto

sobre las tiernas cicatrices de la tierra.

Una lengua de piedra sepulta nuestra calle

remendada de gritos.

Tal vez la forma de la guerra sea la misma

que llenaba de trompos el jardín de la infancia.

Quizá otros pierden sus racimos de amor y de misterio

sobre la misma lengua asfaltada de gritos.

Pero en nosotros –los que ahora

jugamos a cambiar en el espejo–

las calles boquituertas ya no tiene retorno.

 

LOS        MUERTOS    

      

Bajo las rosas tibias de la cama

los muertos gimen esperando turno.

Lorca

Escribo estas palabras porque viven los muertos.

Porque viven los muertos descubrimos

una tibia rareza a nuestro lado

sobre el anochecer donde nos acostamos solos.

Aparece otro hueco en la almohada desnuda

y el corazón despierta

mientras muere el perfume de su sábana.

Porque los muertos viven

presentimos ajenas pulsaciones

y un férvido deseo.

Porque viven los muertos escuchan esta voz.

Página 2 de 4