Eduardo Cerecedo

Eduardo Cerecedo

EDUARDO CERECEDO 

Tecolutla, Veracruz, 1962. Actualmente vive en Ixtapaluca,  en el Estado de México. Es Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, donde realizó la Maestría en Letras. Sus poemas y notas críticas, se han publicado en los  principales diarios del país y en revistas especialidades en literatura. Así como en Alhucema, (España), La Casa Grande (Colombia) y Maestra vida, en Lima, Perú. Poeta. Ha publicado los libros: Cuando el agua respira, 1992; Temblor mediterráneo, 1993; Marea del alba, 1995; Atrás del viento,1995; La dispersión de la noche,1998; Luz de trueno, 2000; Agua nueva, 2004; Hoja de cuaderno, 2005;  Nombrar la luz, 2007;  Festejar la ruina, 2011,  La misma moneda, 2011, Condición de nube, 2012,  Caracol vanidoso, 2013  y Asombro de la sombra, 2014, Trópicos I Antología personal, 2015, Trópicos II. Tu cuerpo como un río (Poesía amorosa), 2015, Destrucción del amor (Cuentos), 2015, Trópicos III. Zoología poética, 2016, Soltar el corazón, 2016 y El pez que quiso volar (cuento Juvenil), 2016.  Ganó El Premio Internacional de Poesía “Bernardo Ruiz” 2010 Nezahualcóyotl, Estado de México,  El Premio Nacional de Poesía Alí Chumacero 2011 Toluca, Estado de México y El Premio Nacional de Poesía Lázara Meldiú 2012, Veracruz. Así como la Beca de Escritores con Trayectoria, por el Instituto Veracruzano de la Cultura/CONACULTA/Gobierno del estado de Veracruz, en 2002, 2006 y 2008. Fue colaborador de Sábado, Suplemento Cultural de Uno más uno. Colabora para la revista electrónica los escribas y para el supl. Cult. “La Jiribilla”, de El Gráfico de Xalapa con su columna dominical Página nómada, desde 11 de enero de 2016 a la fecha. Forma parte el Comité Editorial de  Sepia Ediciones y es jefe de redacción de La revista de literatura Bulimia de Camaleones en el Estado de México. Imparte talleres de creación literaria en distintas instituciones del país, UNAM y Faro de Oriente actualmente. Fue director del Centro Municipal de Artes Aplicadas (CEMUAA) en Ciudad Nezahualcóyotl en 2012. Condujo el programa de radio Memoria y Celebración: Vuelo de palabras- por más de tres años- en Radio Faro 90.1 FM. Poemas suyos se ha traducido al portugués y francés.

Está incluido en Círculo de Poesía, Revista de poesía de Escritores Latinoamericanos, en Poetas del siglo XXI antología de poesía mundial, 2015, por Fernando Sabido Sánchez en España. Poemas suyos se han traducido al Inglés, portugués y francés.

 

 

 

 

EDUARCO CERECEDO ENTREVISTA

AL ESCRITOR AGUSTÍN MONSREAL

 

LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO TLÁHUAC 2018 LE RINDE UN HOMENAJE, EN SU PRIMERA EMISIÓN.

 

ENTREVISTA  A AGUSTÍN MONSREAL, NARRADOR, POETA, PERIODISTA CULTURAL, TALLERISTA, EDITOR. GRAN COVERSADOR. HA OBTENIDO, ENTRE OTRAS DISTINCIONES IMPORTANTES, EL PREMIO NACIONAL DE CUENTO INBA-SAN LUIS POTOSÍ, 1978; EL PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO, 1983, Y EN DOS OCASIONES, 1987 Y 1996, EL PREMIO  ANTONIO MEDIZ BOLIO. ASIMISMO, HA SIDO DISTINGUIDO CON LOS PRINCIPALES RECONOCIMIENTOS QUE OTORGAN EL EJECUTIVO Y EL LEGISLATIVO DE SU ESTADO NATAL: LA MEDALLA YUCATÁN EN 1999 Y LA MEDALLA HÉCTOR VICTORIA AGUILAR EN 2009.

 

SEMBLANZA LITERARIA

Agustín Monsreal.  Mérida, Yuc. 1941. En 1995 se instituyó en la ciudad de Mérida el Premio de Cuento Agustín Monsreal. En 2016 se creó en la revista LA OTRA revista de poesía el premio internacional de minificciones mínimas (Pigmeísmos) Agustín Monsreal.  La feria Internacional del Libro Tláhuac 2018 le rinde un homenaje, en su primera emisión.

Ha publicado los libros de cuento: Los ángeles enfermos, 1979; Sueños de segunda mano, 1983; Pájaros de la misma sombra, 1987; La banda de los enanos calvos, 1987; Lugares en el abismo, 1993; Infiernos para dos, 1995; Las terrazas del purgatorio, 1998; Tercia de ases, 1998; Cuentos de fugitivas y solitarios, 2004; Desde el vientre de la ballena, 2010; Mujeres con alas y otros ángeles por el estilo, 2014; Deslealtades del destino, 2016; Mamá duerme sola esta noche, 2016; Deudas pendientes, 2016.

Ha publicado los libros de poesía: Punto de fuga, 1979; Canción de amor al revés, 1980; Cantar sin designio, 1995; Perseverancias de amor, 2008; Amores de nunca acabar, 2013; Corazón en mano, 2014; Esto que pasa en mi corazón, 2016; Entre dos infinitos, 2016.

Ha publicado los libros de Varia Invención: Diccionario de juguetería, 1996; A la salud del cuento, 2003; Los hermanos menores de los pigmeos, 2004; Diccionario al desnudo no ilustrado, 2009; Universo Monsreal, 2009; Sirenidades, 2011; Mínimas minificciones mínimas, 2015; Los pigmeos vuelven a casa, 2016.   

Asimismo, el audiolibro Cuentos para no dormir esta noche, Voz Viva de México, 2016.

Asesor literario de la Biblioteca Digital El Cuento revista de imaginación.

PUBLICACIONES 2016

*Biblioteca digital

EL CUENTO Revista de Imaginación.

*Libros

Mínimas minificciones mínimas (Dir. de Fomento Editorial, BUAP)

Deslealtades del destino (Fondo Ed. Edo. de Méx.)

Esto que pasa en mi corazón (Naveluz, CCH Naucalpan, UNAM)

Los Pigmeos vuelven a casa (Ed. Ficticia)

Mamá duerme sola esta noche (Ed. JUS)

Entre dos infinitos (Dir. De Fomento Editorial, BUAP)

Deudas pendientes (Textos de Difusión Cultural, Serie Rayuela, UNAM)

*Audiolibro

Cuentos para no dormir esta noche (Voz Viva de México, UNAM).

*Antologado en:

La tienda de los sueños Un siglo de cuento fantástico mexicano (Ediciones SM)

Próximamente en esta sala, Antología de cuentos de cine (Ediciones Cal y Arena)

Eros y Afrodita en la minificción (Ed. Ficticia)

Cuentos para leer en Navidad (Lectorum)

*Antologador, junto con Fernando Sánchez Clelo, del libro de minificciones

Vamos al circo, minificción hispanoamericana (Dir. De Fomento Editorial, BUAP)

*Se creó, en La Otra revista de poesía, el Premio Internacional de Minificción mínima “Pigmeísmo narrativo Agustín Monsreal”.

 

 

1.- ¿Por qué escribir cuentos, poemas y no guiones para cine, por qué escribir en estos tiempos?

Porque cada quien escribe lo que trae en el buche. Lo que siente, más que lo que sabe. Si yo supiera escribir guiones de cine, seguramente los escribiría. Sería una manera de devolverle al cine algo de lo que me ha dado, que ha sido mucho. Por qué no escribir en estos tiempos, que son tan buenos o tan malos como cualquiera, como han sido todos. Lo que marca la diferencia es que hay escritores que tienen algo que decir y escritores que tienen meramente algo que contar. Yo apuesto por los primeros. Los otros son los escribanales, los escrivanos, y de ésos se encarga el tiempo.

2.- Sabemos que escribes cuentos, haces periodismo cultural, das clases. ¿Por qué  cuento, y no novela?

Porque me gusta pensar y hacer las cosas en grande. Porque el telescopio empequeñece el universo, es el microscopio el que lo agranda. Porque prefiero trabajar a profundidad y no en extensión. La brevedad es mi ámbito natural, donde respiro mejor, donde encuentro que puedo decir con mayor puntualidad el sentido de la vida como la percibo y la siento, más allá de mis creencias o mis condicionamientos o mis aprendizajes. Y porque en un principio fue el cuento y es la forma de expresión natural de cualquier ser humano: yo cuento, tú cuentas, él cuenta, todos contamos. Cuento eres y en cuento te convertirás. Y además porque me fascinan las exigencias, los desafíos, la concisión máxima, la verosimilitud, las intenciones secretas que plantea el cuento literario, la creación de personajes, de situaciones, de atmósferas, de lenguajes, siempre con rigor, con precisión, con el empleo mínimo de elementos, en el cuento literario no puede ni debe haber fisuras ni desperdicio ni falsedad de ninguna especie. Hasta, cuando se cuenta lo más insólito, lo más inverosímil, tiene que haber certeza.     

3.- ¿En qué consiste escribir?

En abrir puertas, en tender puentes sensibles, imaginativos, inteligentes, en dar nuevas formas de expresión a las pasiones humanas que han sido y siguen siendo las palancas que mueven el mundo. Los temas literarios, ya lo sabemos, se agotaron desde hace mucho y lo único que hacemos es renovarlos permanentemente ¿Cómo? Mi visión particular, mi experiencia íntima es lo que le da importancia y vigencia a un determinado tema. No hay nada nuevo bajo el sol sino mi manera de ver el sol, de sentirlo, de expresarlo. Y lo mismo pasa con el amor, la culpa, la vergüenza, el miedo, lo que quieras. Lo único que le puede dar novedad al tema del amor o del miedo es mi experiencia de esa emoción. Y hay quienes tienen sensibilidad para decirla literariamente y quienes no, eso es todo. 

4.- ¿Con qué otras artes se siente más cercana tu obra?

Con la música, principalmente. Por aquello de los ritmos, las cadencias, los silencios, la sonoridad. Son cosas que yo busco por medio de las palabras, de su asociación, de su significado íntimo para cada quien. Las palabras que son la vida de la experiencia literaria. Por medio de esos elementos -ritmos, cadencias, silencios, sonoridades- busco construir y transmitir los estados anímicos de mis personajes, sus conflictos internos, las atmósferas en que se mueven, la voz propia de cada uno de ellos. Y lo visual, también, la pintura, el cine, no me interesa tanto la descripción física de un personaje o de un lugar, me importa que las maneras de pensar y de sentir de los protagonistas se “vean” y que se correspondan con el sitio en que se encuentran.

5.- Define ¿Qué es la disciplina, en tu caso?

El caos ordenado.

6.- ¿A qué hora del día escribes?

A la hora que se puede, hay días en que no tengo ni un ratito en todo el día, y hay otros en que me sobra tiempo. Pero mis horas preferidas son las de la noche, soy ave nocturna para escribir. La noche y yo nos llevamos bien, me permite que cada uno de mis sentidos privilegie y haga suyo lo que le toca, y que mis fantasmas y mis obsesiones cobren vida y me acosen y me acaricien y me atormenten, y que algunos de los secretos de la vida se desnuden ante mí, y que algunas revelaciones internas me descubran un poco de lo que soy y lo que quiero. Mis amores y mis dudas y mis ideatismos  y mis pecados mayores y los mejores frutos de mi soledad se me ofrecen y se me entregan por la noche, mi amante más locuaz, más leal, la que a veces me propina los besos más cercanos a la cordura. 

7.- Cita a tres autores que hayan influido en tus obras literarias.

Dostoievski, Onetti, Borges, Renard, Efrén Hernández.

8.-  ¿Crees que Proust, Kafka,  Maupassant, Chejov, Cervantes, Rulfo, tengan cierta presencia en tu obra, si es así en cuál?

Sí, ellos y muchos otros. En qué medida, no sé. Creo que, como escritor, hay una cierta presencia en mí de todos los escritores que he leído. Y no siempre los que más admiro son los que más han influido en mí.

9.- ¿Qué proyectos personales te han dejado más satisfecho?

Todos. Soy sumamente riguroso en mi trabajo, y sólo cuando considero que un cuento o un libro ya están verdaderamente completos, los publico. Y luego a lo que sigue. Encuentro que la satisfacción está en el deseo, cada nuevo proyecto es un deseo por cumplir, y cuando el deseo se cumple pasa a ser nostalgia, y hay que ir por el que se ofrece como un paraíso por descubrir. Mantener al deseo en movimiento perpetuo. Para mí, escribir es un ejercicio gozoso que trae consigo el amor, el deseo, la pasión, la alegría. He aprendido a disfrutar en toda su plenitud lo que hago.

10.-  ¿Describe lo que estás leyendo actualmente?

Leo minificciones completas, no más de dos al día y no mayores de tres líneas, para no abrumarme, ya que como siempre leo por placer.

11.- ¿Cita cinco autores europeos  que recomiendes por lo trascendente de su obra?

Jules Renard, Petrus Borel, Sigmund Freud, François Rebeláis, Ramón Gómez de la Serna, Samuel Beckett, Mercé Rodoreda.

12.- ¿Cómo ves el cuento, es decir, el escrito en México, cita cinco autores mexicanos qué te agraden?

Julio Torri, Juan Rulfo, Inés Arredondo, Juan José Arreola, José Revueltas, Augusto Monterroso, Efrén Hernández.

13.- ¿Qué recomiendas leer de los autores de Yucatán?

Primero a los autores yucatecos, luego a los mexicanos en general, luego a los latinoamericanos, por aquello de leer en la propia lengua, y ya después lo que quieran.

14.- ¿Cómo ves la cuestión política del país en estos preelectorales?

Prefiero no verla.

15.- ¿Qué opinas sobre los premios literarios?

Que los hay que son premios y los hay que son limosnas.

16.- ¿Crees en la política?

En la política sí, en los políticos no.

- ¿Alguna vez te has afiliado a un partido Político, por qué?

Nunca. Si me afilio a un partido político pierdo mi autonomía, mi independencia para decir lo que pienso, y no quiero.

 

Una vez más, gracias al escritor Agustín Monsreal, por la oportunidad de conocerlo de más cerca, es decir, saber de esa vida que sólo se puede distinguir en su obra. Su vida literaria, llena de triunfos personales que  ha obtenido de la literatura, su pasión, su mundo, el reino que él forjó con sus ideas y su pensamiento. Autor indispensable en la literatura hispanoamericana

Muchas gracias maestro Agustín Monsreal.

EDUARDO CERECEDO/ Tlalnepantla de Baz, Estado de México/ verano de 2018.

 

 

 

 

 

 

SEGUNDO POEMARIO

DE AMÉRICA FEMAT VIVEROS

MANERAS DE SER Y ESTAR.

Por Eduardo Cerecedo

 

Así viene la siguiente propuesta de América Femat Viveros, la poeta nacida en Pachuca Hidalgo, en 1984. Antes ha publicado Inexorable, 2015. Como podrán leer, ella ha iniciado su vida literaria con dos obras hasta el momento, no todos los nóveles autores tiene la fortuna de publicar sus poemas en tan breve tiempo. Eso nos indica que tiene esa posibilidad de hacer llegar hasta sus lectores su pensamiento, su forma de ser, de estar,  de mirar a su alrededor,  y de actuar de manera muy particular eso que le ocurre.  En esas instancias podemos comprender -por lo que escribe- su estado de ánimo, su visión de las cosas, las de vivir, imaginar, de soñar, sobre todo de formular su discurso poético en esas instancias cercanas. El amor, desamor, el sexo, la entrega, la reivindicación con el presente, la familia, los padres, el hijo; vertientes de tiempo donde ha ido abonando su vivir con esas circunstancias de la vida. La poeta vive, en cado poema, abandona su estado natural en lo cotidiano, surge otro, el del presente.

   Con respecto al título del libro, puedo asegurar que hay poemas que bien pudieron sustituir ese nombre tan libre, violento (quizá ahí está la temática de su discurso literario) la veta que a primera instancia da la sensación de que el libro no tuviera alguna unidad temática entre sí, para favorecer de manera importante ese rubro, como por ejemplo: “Estación del agua”, “Temporal de luz”, “Sonoridad del agua”, “Sombra del agua”, “Tierra vacía” “Faro de sol”. Pero América Femat Viveros ha apostado por este título, Irrupción, poemas sueltos. Sello que nada desmejora su creación, pero uno tiene sus propuestas, gustos. En menos de treinta poemas aparece el mundo que habita quien escribe, vive, piensa, recapitula su vida, observa el tiempo, se mira al espejo de las palabras para saberse de carne y médulas, huesos. Desde el primer poema nos causa un asombro que el lector se queda con esa novedad en los ojos, en el oído, por el ritmo, la musicalidad, vía a la melodía, la voz de la poeta nos acompaña desde ese inicio. Cito:

 

Yo soñé con la estación del agua.

Atenta desde mi interior,

desde mi pronunciada fuente

bebí de su rostro,

sorbo a sorbo

una grieta hizo crecer el río.

 

Continua con ese tema-trama que la vuelve una artífice en el acto de creación, así la novedad de los versos de América nos acompañan desde hoy, y lo digo con esa certeza, de que cada poema que realiza, los que contiene el libro auguran una nueva visión del instante vivido, imaginado, soñado, que laten en el presente con esa fuerza  que han nacido, cito del mismo poema otros versos: “Yo quería ser del agua la estación amada,/un sol colmenado de tanta claridad … “el renunciado temblor a una imagen” y lo finaliza diciendo: espejo igual que el mío,/ se sostiene de ruinas.

Sí, es de aquí donde impone su punto de inicio, su pensamiento irá en esa tesitura, el abandono, la incomprensión con el  mundo, del  mundo que le circunda y que en raras veces es habitado por ese espíritu creador. La poeta tiene sus intervalos de tiempos de sequía en  cuanto a la escritura. La confesión de la poeta surge de manera a veces innata, otras veces razonada, pensada, donde el poema logra ese equilibrio entre la materia física y la volátil, como las ideas al soltarlas para que adquieran por lo sugerido, esencia, adquiriendo: expresa la poeta hidalguense:

 

Me sobreviene el manso río de sus ojos. 

¿Qué otro curso de agua existe

Ahora que ha impregnado su luz?

 

 

Como logramos leer, América Femat Viveros, tiene un tema al que siempre va  apelar en sus poemas, el amor, sus circunstancias, triunfo, derrota, con ello el gozo viene del pasado para proponer el presente, limpio con miras del instante siempre en torno poético para mirarse en ese espejo que ya no es, sólo ruinas cotidianas en el tiempo. Si no es la forma de respirar, de mirar el mundo, de mirarse en él, para saberse de tiempo  al abrir lo habitual de la vida con su quehacer, el de la palabras.

 

 

 

 

 

América Femat Viveros, Irrupción, poemas sueltos, Cipselas, 2018. Obra de portada; Abraham Ramírez, “Caminata”, Óleo acrílico sobre lienzo, Fotografía: Erik Marváz

 

 

DONDE OTROS VEN LA CARNE YO VEO LA TIERRA,

POEMARIO PÓSTUMO DE EUSEBIO RUVALCABA

Por Eduardo Cerecedo

                                                                    

                                                          

A un año de su partida, a manera de homenaje aparecen estos poemas sensuales donde se evoca al cuerpo de la mujer como un templo de sensaciones, de sabores; en el cual la mujer es comparada con la tierra, es decir,  vuelve a su condición completa, dejando atrás el  mito de su origen.  Con fotografías de Abril Mendoza Morales, desnudos que comunican con textura, color, brillo; posiciones varias de la modelo, insinuando ¿el por qué? la artista visual ha trabajado a la par con el poeta. Con un prólogo alumbrador del Dr., también poeta, Vicente Quirarte se integra este bello ejemplar.

 

    Eusebio Ruvalcaba siempre puso en el plano más alto de la literatura a la fémina, con sus dones, dotes de belleza, sus características humanas. Sirva pues, este comentario para que los lectores Ruvalcabianos, y no Ruvalcabianos busquen -en la Fundación que lleva su nombre-  este bello ejemplar que he rubricado título arriba. Los editores también han cuidado la edición, con una perspectiva exquisita, de no poner ninguna fotografía que manifieste lo erótico fuera de contexto. Así se integran dos discursos, el poético y el fotográfico, dándole al libro, el peso literario buscado.

 

       Los actos y las palabras de los hombres están hechos de tiempo, son tiempo, dice Octavio Paz, En el signo y el garabato, luego escribe: “El poeta dice lo que dice el tiempo, inclusive cuando lo contradice: nombra el transcurrir, vuelve palabra a la sucesión”. Vuelve a expresar: “La imagen del  mundo se repliega en la idea del tiempo y ésta se despliega en el poema”. Es decir, el pensamiento del artista esta puesto en su acto de escribir, en  mirarse en sus códigos con las palabras, imágenes que comunican ese mundo que lleva dentro el poeta. Así Eusebio Ruvalcaba ha diseñado este libro de poemas póstumo, que se indica en la cuarta de forros, que el libro debió haber aparecido en el año de 2012. No existen divisiones en, Donde otros ven la carne yo veo la tierra, ya que lo constituyen veintiún poemas, cada poema con su respectiva fotografía. Por lo tanto, el libro está  ideado, pensado de esa forma, ambos artistas se unen para hacer del poema un cuerpo binario en sentido y en visión. Aunque cada trabajo artístico comunica de manera independiente. Pero en este proyecto de libro se abrazan y se abrasan para mantener esa fuerza centrífuga en sus planos expresivos. Ya que la imagen del desnudo funciona como título al poema, ya que no hay nombres que designen al poema como tal. Cito un poema, para que vean la fuerza poética (del nacido en Guadalajara, en 1951-fallecido en CDMX, 2017)

 

La música recorre

el cuerpo

en forma de

l

u

z

La música recorre

la tierra

en forma de

v

i

e

n

t

o

 

Aquí el ingenio de Eusebio Ruvalcaba para facturar sus poemas, de esta manera poder expresar el sentimiento, su forma y manera de ver el mundo en la mujer, capturando instantes de suma valía para saberse de tierra al beber de ese cuerpo luminoso. O este otro poema: La tierra y el cuerpo/son/el surco y la cabellera/en que puedes meter las manos/y tentar la vida”. Así se conforma y confirma la fuerza poética del novelista, que nació siendo poeta, antes muy antes de  que escribiera sus primeros cuentos y novelas, que alegría que cierre su ciclo de trabajo, de vida con uno de los géneros que lo vio nacer como creador.

Eusebio Ruvalcaba, Donde otros ven la carne yo veo la tierra. Prólogo de Vicente Quirarte, Fundación Eusebio Ruvalcaba/UACM, 2018.Colección Poesía,  Fotografías de Abril Mendoza Morales. (53 pp)

 

 

 

 

LA LITERATURA ERÓTICA, SENSUAL,

PORNO, EN ALBERTO VARGAS ITURBE

UN HOMENAJE DE PRIMAVERA 

Por Eduardo Cerecedo

 

 

ALBERTO VARGAS ITURBE. Nació en Jungapeo, Michoacán, en 1953. Es coeditor de la Editorial Colectivo Entrópico y conocido como el Pornócrata Mayor. Ganó la beca de escritores con trayectoria, FOCAEM, Estado de México en 2008. Estudió Sociología en la UNAM. Fue editor de la revista Desmadre y El Escriba, su OBRA PUBLICADA: está escrita en Cuento: Francisco Frías, Una temporada en San Miguel Teotongo, Ed. de autor, 1999,  Historias lujuriosas, Espacios literarios, 2000,  Historias de mi otro yo, Espacios literarios, 2005, Miscelánea los tarascos, Espacios literarios, 2006, El sexo me da Neza, Ed. Milenio, reedición, 2006,  La apología del burro, 2008; Poesía: El Canto del Fístulo, 2010,  La pinta flaca, EFE, 2011, (Poesía infantil). Novela: Necropsia de un poeta, EFE, 2011. Ha publicado en antologías como Cofradía de Coyotes, Ardiente coyotera, Hojas de verano, Antología poética del taller Charles Bukowski,  Ediciones Las dos Fridas.  Es compilador de los libros: Que el tiempo lo decida, Aquí todos soñamos, Bragas de la noche, Potrancas y garañones, La otra orilla del deseo, La travesía, 2009, Danzando en el espejo, 2010 y el más reciente, El Cantar del guijarro, 2017. Ya suman 21 antologías que él ha coordinado en este proyecto importante pata la literatura en Ciudad Nezahualcóyotl.

La literatura de Alberto Vargas Iturbe tiene un eje temático, el coito, la cópula, el apareamiento, el follar entre hombre y mujer, pero él es el personaje principal de sus historias, el describir lo que ha vivido con las mujeres en distintos sitios y atmósferas; pero más que las putas, estos personajes femeninos surgen de las convivencias en el barrio, la colonia, en su casa, en las tiendas que ha tenido, la miscelánea. Así, vivencia, lo que  sueña y por supuesto lo que imagina encuentran un cauce: la escritura. Allí tiene el nacimiento su literatura. De esta manera el contar en primera persona le ha dado la seguridad para seguir creando otras realidades con su oficio, el de escritor, en la poesía, de igual manera, aunque ya pierde el sentido de asombro, para él, escribir en verso lo conforta valiéndole madres lo que piensen los demás. Así es Alberto Vargas Iturbe,   En necropsia de un poeta, Novela, desentraña lo que es, a través de contar esas historias muy particulares: los cachondeos, posiciones de mujeres bien buenas surten y nutren las escenas porno de esta novela. Por tanto, si alguien quiere conocer algo nuevo, digamos entre comillas, lea esta novela erótica, sensual, porno. Donde los personajes en su mayoría femeninos; mujeres jóvenes, casadas, dejadas, que están deseosas de sexo porque sus maridos simplemente ya no las tocan, es allí donde entre el personaje mayor  hacer de las suyas. La invitación está hecha, a leer se ha dicho.

UN GRUPO DE POETAS E INTELECTUALES se reunieron el pasado  23 de marzo del presente año en el Centro Cultural las 2 Fridas, en  Ciudad Nezahualcóyotl, Estado de México, para rendirle el 4 Homenaje a uno de los autores más representativos de ese municipio: Alberto Vargas Iturbe, mejor conocido como  el Pornócrata Mayor, así es su dote bien ganado a fuerza de utilizar ese estigma como un estandare en su narrativa. Un hombre alegre, de carcajada limpia, que en más de una ocasión ha expresado que la literatura lo ha salvado de la violencia, y que gracias a ella es un hombre creativo. Ha incursionado en el cuento, la novela y la poesía; siendo el cuento donde ha tenido sus mayores logros escriturales, desde aquel libro que lo lanzó a la fama, El sexo me da Neza, allá por los noventa. Pero veamos que opina Alberto Vargas Iturbe sobre esa serie de homenajes qe le han venido relaizando sus amigos. 

¿Qué opinas sobre este homenaje en Centro Cultural las 2 Fridas, este 23 de marzo? Creo que los homejanes deben hacerse en vida, que te den una placa y un billete, eso sería lo mejor, ahorita que uno está vivo, que uno puede disfrutar.

¿Cómo inicia este homenaje?  Bueno, la verdad ya son cuatro homenajes, El primero fue en Aguscalientes, donde di una lectura, entonces unas damas que escucharon lo que escribía me fueron a parar la lectura, porque era ofensivo para la mujer. Así fui el personaje de la semana en los diarios. El segudo fue en la Colonia Roma, y el año pasado y hoy es en las Fidas, estos homenajes encabezados por Sergio García Díaz.  Creo que este último, mis amigos me ven tan jodido de salud, que deciden hacerlo, pero se la pelan porque ya me estoy componiendo. Ya estoy mejor. Que bueno Beto, que tu salud vaya mejorando, así tendremos Alberto Vargas Iturbe  para rato, Eso sí canijo. Por que tú eres cabrón, pinche Cerecedo. Pues acá seguimos Beto.

 

LA FARÁNDULA LITERARIA HA OPINADO SOBRE NUESTRO HOMENAJEADO:

Noemí Luna García (Editora de EFE)

Alberto Varga Iturbe, no sólo para Neza es un referente en la literatura erótica, porno-sensual, sino para el resto del país. Debo decir, que él ha escrito cuentos infantiles, el único libro de ese género está editado en Eterno Femenino Ediciones, La Pintan flaca.

 

MAYA LIMA (Poeta)

¿Quién es el Beto Vargas? El que no perdía la esperanza de recibir un año nuevo con un encerrón de hotel, cenando unas latas de atún, unos chetos y unas chelas. Yo sólo café, porque no bebo, decía. Cabe aclarar que cada año hacía la bonita invitación para ello, -a ver si es chicle y pega-

 

SERGIO GARCÍA DÍAZ (Poeta)

Alberto Vargas Iturbe... Un ser del campo que se hace ciudadano, un ser simbólico, imaginativo, lingüístico que habita tres mundos: el campo, la ciudad y su cabeza metida entre las vulvas de cientos de mujeres proletarias.

 

JULIO HUERTAS (pintor)

 

Alberto Vargas Iturbe. Mejor conocido como el Pornócrata. Recuerdo a Beto, vendiendo libros en el (CRCN), que cargaba en una maleta de piel color vino, me acerqué y le compré uno, y me regaló su biografía, que le escribió Ana Luisa Calvillo. Interesante, de ahí 2003 a la fecha he leído la mayoría de sus libros. Es muy leído por los jóvenes, al principio no leía sus propios texto, se ponía nervioso y nos pedía que en los eventos donde acudíamos por invitación de Sergio García, los leyéramos, hasta que Checo le dio, ZX z wccsscscs dijo Lee tú mismo tus cochinadas. Y así lo hizo, es difícil olvidar la voz del Pornócrata, y más difícil olvidar sus textos.

 

 

 AVIMAEL CABALLERO (Músico)

Buenos días máster, Beto para mí, es un humanista loquillo siempre, siempre buscando culo para palanquear. Gracias.

 

FILADELFO SANDOVAL (Dramaturgo)

Beto Vargas, escritor del sexo incendiario. Avasallante creador de una literatura sacudidora en donde, quienes tienen una conciencia mojigata, se solazan al leer sus narraciones impecables contra la pudorosa doble moral de nuestra sociedad. Gracias. Poeta Eduardo Cerecedo.

 

 

EDUARDO SOTO (Poeta, Declamador)

 Beto Vargas Amigo, dicharachero alburero y cogelón. Promotor cultural personaje que representa las vivencias tabúes en su literatura muy poco común pero aceptada en distintas edades. Beto Vargas el pornócrata Una leyenda.

 

 

DIONICO MUNGUÍA J. (Poeta)

Alberto Vargas Iturbe

Como referencia de una comunidad que no tenía mucho que dar, pero que al final sobresalió a su pesar, en contra o a favor, depende de quién vea su aportación a la cultura de Neza. Puedes dejarlo de lado, pero definitivamente no puedes decir que no existe, te guste o no lo que hace...

 

Así en la palabra escrita, sus compañeros han manifestado su amistad, su reconocimiento por el amigo,  por el escritor que ha sabido mantenerse activo en estos tiempos tan difíciles para la creación y me refiero para editarla, difundirla, llevarla a sus lectores. Muchas gracias Alberto Vargas Iturbe por tus libros, por tu amistad, por tu manera de ser y de ver el mundo de hoy.

 

 

ANTIPARRAS

DE DANIEL OLIVARES VINIEGRA.

VARIAS POSIBILIDADES DE LECTURA

 Eduardo Cerecedo

 

 

Siempre es un gusto saber que un poeta nos invita a la lectura, editando un libro de poesía, pero, sobre todo,  es saber que lo continua haciendo de una manea ascendente. Desde Sartal del tiempo al libro que hoy nos ocupa, a grandes zancadas ha ido dejando atrás, lo que en un principio fueron dudas, quizá, el temblor del joven artista lo padece la primera obra poética. De ese caminar se ha quedado con el fulgor del brillo. Atar de sol (de) sol, Premio Interamericano de Poesía, Navachiste, 1995,  que tuve la fortuna de reseñar, pude observar, que Daniel Olivares Viniegra ha solventado su visión de la poesía, entregándonos verdaderos cuerpos lingüísticos, cuya fuerza literaria lo mantiene en ese orden del bien hacer.

 

    Ahora Antiparras, su nuevo material de poesía, en él podemos mirar, observar, leer, para un mayor gozo personal, quien tenga en sus manos, este libro, podrá comprender por qué el poeta, se ve con la necesidad de jugar con la realidad, para saberse liberado del algo que lo contenía, como un sarcófago, un ataúd, una jaula, esa posibilidad de escritura lo pone de manifiesto como alguien que se arriesga  con lo propio, los poemas breves, brevísimos. Pero ¿por qué Antiparras? Veamos que significa la palabra Anti: elemento compositivo que entra en la conformación de algunas voces españolas con el significado de opuesto, o con propiedades contrarias, Antigripal, antihigiénico. Hasta aquí la cita.  El poeta da fe de lo que para él significa la palabra tan aludida en mi reseña. Otra posibilidad, de alumbrarnos es anteojos, gafas, como nos lo señala el poeta, con ello nos damos por bien enterados, o en su caso, puede referirse a las hojas de la vid, cuyas hojas sobresalen de las demás, así tenemos ¿de cómo y por qué? ha utilizado ese término. Aunque por antonomasia se puede deducir que se refiere a la obra o al personaje de Nicanor Parra, cuya obra ha leído, degustado, comprendido.

 

   Ese juego de poder crear poemas que no sigan las reglas de la poesía convencional, sino que abran otras rutas, otras posibilidades de escribir, para que su pensamiento llegue de otra manera en el lector. Esa capacidad de asombro, ese golpe de rubor de quien lee, se convierta en una carcajada: cito el poema:

Soy antipoeta:

lanzo la mano;

escondo la piedra. (p.12)

 

 

de alguna manera lo lúdico se convierte en estructura verbal, así romper un orden establecido en la escritura, ese molde se deshace con el juego de ingenio. O cuando dice:

 

 

Aunque

la mona

se vista

de

seda:

¡Changa

Su madre!  (p.20)

 

Así va el poeta dando rienda suelta a la escritura, liberándose de la angustia, del estrés, de lo cotidiano, situándose de esta manera en su atalaya verbal, donde puede mirar su  mundo para decirnos qué le duele, qué no le gusta, es decir, da su punto de vista del mundo que de él nace en Antiparras.

 

De esta manera, el título al libro es la forma y manera de ser, ve ver, de respirar de quien escribe. Apoyado en el juego de palabras, donde, la metáfora, el calambur, el oxímoron, la prosopopeya, muestran un juego, su sonidos y sentidos para acuñar el pensamiento de Daniel Oivares Viniegra. Poemas breves, de mensajes amplios. Así el poeta rompe e irrumpe con la palabra un orden ortodoxo en la poesía.

 

 

DANIEL OLIVARES VINIEGRA, Antiparras, Antipoemas para el lector sin prejuicios, Poesía-Trajín, 2017. Ilustración de portada: Gabriela Tolentino, Fotografía: del autor: Beatriz González Lezama, CDMX, (62 pp.)

 

 

 

 

 

 

DÉFILÉ DÉSOLÉ UNE SECOUSSE DE PLUS À CDMX1

DESFILE DESOLADO UN TEMBLOR MÁS EN CDMX

EDUARDO CERECEDO

 

 

 

 

Salen de la CDMX camiones de volteo

unos llevan una bandera nacional parpadeando

otros banderas de piratas, otros de su equipo favorito

todos llevan en su carga, las miradas de los dolientes,

la angustia de su gente, los corazones latiendo en esos

terrones de bardas, paredes, puertas, ventanas, lámparas

que colgaban y daban en su vaivén el sino de sismo de la casa,

del departamento, de la sotehuela, del baño, de la cocina,

de la recámara, de la sala, ahí van repartids en dolor, copeteados

de ardor en los ojos, los camiones son de colores, rojos, azules, verdes,

negros, unos descarapelados como edificios aún firmes, otros nuevos

estrenando el dolor en sus carrocerías, inaugurando algún suspiro

de los que miran.

Se han arremolinado los ojos en aquel desfile de defunción, algunas ropas

emulan esas banderas del adiós, agitándose por su cuenta entre el cascajo

que tiembla en la carga que irá a rellenar otras grietas abiertas el mismo día

en que cayeron las víctimas, en otros campos, en el mismo

cielo que ves.

Una mano de entre tantas se levanta de ese bosque de penuria, dice adiós

sin esperar respuesta. Un machetero responde el saludo a la queja de motores

abandonando la ciudad en ese desfile desolado que tiembla ahora por los

baches del camino.

 

 

 

 

EDUARDO CERECEDO

DÉFILÉ DÉSOLÉ UNE SECOUSSE DE PLUS À CDMX1

Traduction par Miguel Ángel Real

 

 

Des camions à benne quittent CDMX

les uns portent un drapeau national qui clignote

d'autres des drapeaux pirates, ou encore ceux de leur équipe préférée

tous portent dans leur charge les regards des malheureux,

l'angoisse de ses gens, les cœurs battants dans ces

cloisons en terre, dans ces murs, ces portes, ces fenêtres, ces lampes

qui pendaient et dans leur va-et-vient sonnaient le destin sismique du foyer,

de l'appartement, de la cour, de la salle de bains, de la cuisine,

de la cour, du salon, les voilà qui partent agencées dans la douleur, remplis

d'ardeur dans leurs yeux, les camions sont de couleur rouge, bleue, verte,

noire, les uns écorchés comme des édifices encore solides, d'autres neufs

qui étrennent la douleur dans leurs carrosseries et inaugurent un soupir quelconque

de ceux qui regardent.

Les yeux se sont agglutiné dans ce défilé de défunts, quelques vêtements

émulent ces drapeaux de l'adieu, s'agitant de leur côté parmi les gravats

qui tremblent dans la charge qui ira remplir d'autres fissures ouvertes le jour même

où les victimes sont tombées, dans d'autres champs, dans le même

ciel que tu vois.

Une main parmi tant d'autres se lève dans cette forêt de pénurie, elle dit au revoir

sans attendre de réponse. Un ouvrier répond en retour à la plainte des moteurs

et abandonne la ville dans ce défilé désolé qui tremble maintenant dans les

nids-de-poule du chemin

 

 

 

 

POESÍA,

PAN DE LOS ELEGIDOS, OCTAVIO PAZ

ANTOLOGÍA POÉTICA A CIEN AÑOS DE SU NACIMIENTO

COORDINADOR: JOSÉ LUIS RIVAS

  

                                                              

   Eduardo Cerecedo

 

Es justo comentar una obra de suma importancia para la literatura mexicana, ya como acontecimiento, ya como una joya en las letras, no solo nacionales sino universales, ya que la poesía de el único Premio Nobel de Literatura mexicano, como es Octavio Paz, ha llegado a los rincones del mundo en general. José Luis Rivas, seleccionador de la obra, crítico de la obra, realiza una semblanza, que más bien es un estudio crítico titulado, Una vida plural, donde da fe de lo que le ha brindado la poesía del también, ganador del Cervantes de literatura. José Luis Rivas, poeta, traductor, editor, ha realizado un trabajo antológico que mucho se distingue de otras piezas de igual importancia, eso ha dado pie en el centenario de su natalicio del autor de Libertad bajo palabra y del Fuego de cada día. Esta antología encuentra una ruta distinta para que se conozca al poeta en sus diferentes facetas de creador, claro, hay textos que son fragmentos clave en esta selección y por ende surten a otros trabajos de clasificación en este centenario del nacido en la colonia Juárez, Distrito Federal. Pero queremos que sean los lectores quiénes descubran esas incursiones de textos ya universales.

   Hago un recorrido por los textos pacianos  -indica el maestro José Luis Rivas- desde Tu clara sombra, Calamidades y milagros 1937-1947, Semillas para un himno 1943.1955, Águila o sol, 1949-1950, La estación violenta 1948-1957, Días hábiles 1958-1961, Salamandra 1958-1961, Ladera este, 1962-1968, Hacia el comienzo, 1964- 1968, Vuelta 1969-1975, Pasado en claro 1974, Árbol adentro, 1976-1988, Poemas,1989- 1996. Esta última faceta de poemas, incluye los textos que de alguna manera  se denomina como poemas inéditos.

Siempre la novedad de escritos en Poesía, pan de los elegidos. Aunque los títulos de libros de Octavio paz se citan, no siempre son los mismos poemas, ya que José Luis Rivas, conocedor de la obra de nuestro autor, ha dado una frescura a la obra que ha seleccionado. Arropada de los comentarios de Sergio Pitol, hace enriquecedora esta antología poética. Escribe Pitol:

“La palabra libro está muy cercana a la palabra libre; sólo la letra final la distancia: la o de libro la e de libre. No sé si ambos vocablos vienen del latín liber (libro), pero lo cierto es que se complementan perfectamente; el libro es uno de los instrumentos creados por el hombre para hacernos libres. Libres de la ignorancia y libres de la ignominia, libres también de los demonios, de los tiranos, de fiebres milenaristas y turbios legionarios, del oprobio, de la trivialidad, de la pequeñez.

El pensamiento de Sergio Pitol nos llena de conocimiento, nos reconfortan sus comentarios, así pues, Pan de los elegidos, nos llena de asombro, de alegría, sabiendo que un poeta como José Luis Rivas pone en las librerías un gusto particular, con su selección de poemas. Por supuesto el prólogo  es también de él, enhorabuena por la aparición de estos libros antológicos. Quiérase o no, recorrer Pan de los elegidos; hoja tras hoja, página tras página, siempre los lectores tendremos un dejo de asombro, ya que el antologador, es libre de elección, de esa manera los que salen ganando en gozo, en placer, en esplendor de los poemas, es sin duda, el que lee. Aquí la muestra. Los estudiosos, los universitarios, los preparatorianos, el público en general ya tiene más de cerca al autor de Salamandra, entre otras obras de capital importancia para la literatura mundial que Octavio Paz ha dado con su pensamiento. Finalizo mis comentarios con un poema digno de ser leído en otras lenguas, por supuesto:

EPITAFIO SOBRE NINGUNA PIEDRA: Mixcoac fue mi pueblo: tres sílabas nocturnas/ un antifaz de sombra sobre un rostro solar./ Vino Nuestra Señora, la Tolvanera madre./ Vino y se lo comió. Yo andaba por el mundo./Mi casa fueron mis palabras, mi tumba el aire. Mayo de 1989.

 

 

Poesía, pan de los elegidos, Octavio paz, Antología poética a cien años de su nacimiento. Selección y prólogo de José Luis Rivas, Universidad Veracruzana, 2014. (Colec. Biblioteca del universitario, 52)

 

 

 

 

 

Martes, 26 Septiembre 2017 05:43

UN SEPTIEMBRE TENDIDO / Eduardo Cerecedo /

 

UN SEPTIEMBRE TENDIDO

Eduardo Cerecedo 

 

 

Desaparecieron como el sol de la mañana

                                   En un otoño insigne       

Como la neblina coronada en la hierba

                                   Una red de vidrios estrellados   

Como el vuelo del pájaro en el cielo

                                   Dejando una estela de aire entreabierta

Como el aroma de pan en soplo tierno

                                   De las seis de la mañana

Como el grito del pavo real en el huerto

                                   Mirándose las patas en su hambre

Como el silbato de la fábrica a las tres de tarde

                                   Que abre la zozobra en el estómago     

Como el barco perdiéndose en alta mar

                                   Dejando el dolor en la mano al viento

Como los imecas en la Ciudad de México

                                   Guardado en los pulmones el acero

Como la luz en lo gris de ese cielo amargo

                                   Viento metálico ya en los huesos 

Como la sonrisa de las madres en su rostro

                                    Al ver el hijo volver del norte

Como el vuelo de palomas en el coliseo

                                    Perdiendo el equilibrio en la gravedad

Como ellos, ellas que esperan, sin esperar

                                    En la plática con algún vecino

 dejando el suspiro, emulando al socavón en el pecho

Como la ausencia de la costilla en el costado.

Así  los facturaron, así no regresan, así yacieron,

con calor  sucumbieron, le ganaron al fuego una estrella.

Así sigue siendo-haciendo de los párpados hinchados.

Una espera como lo es el sol de la mañana en los agros

en las bocas, en los rezos ya en las casas. Ríos sin cauce,

hierba sin agua, pájaros sin cielo, hambre sin estómago,

barco sin mar, carne sin hueso, adiós sin mano, norte sin regreso,

palomas sin blancura, gravedad sin fricción, gesto sin cara,

soliloquio, socavón sin superficie.

Tierra sin agua, desierto mojado, lloviznado con ríos desbocados

en la badana.

Así dejan a su gente en este mes, el más cruel, dinamitando el lenguaje de

T. S. Eliot, aquí, les escribo. Desde este coraje, desde este rencor a tragos

detenidos en la garganta.

                                          

 

 

 

 

 

 

REVISTA CARACOL AZUL

CON UNA PROPAGANDA COMO NIGUNA OTRA EN MÉXICO

                                   Eduardo Cerecedo

 

 

 

He revisado con cuidado el tercer número de la revista Caracol Azul, dedicado al escritor Agustín Monsreal, plataforma literaria. Me encuentro con una gran variedad de textos. Autores de México, Colombia, Perú, entre otros. Autores jóvenes del sureste del país. El director Alejandro Ojeda Pech ha apostado por la juventud, no sólo de México, sino de todas partes de América de donde le lleguan los textos. Es algo digno de comentarios, jóvenes que en s mayoría han salido de talleres literarios, bien por ese inicio, todo corre como miel en hojuelas literarias. Hay poetas, escritores que llevan muy  bien su ficha de autor, dan los datos, lugar y fecha de nacimiento, así como su carrera literaria, bien por estos datos importantes para los estudiosos de la literatura, así como para los estudiantes universitarios, o para los investigadores encargados de realizar los diccionarios de escritores de ciertos países.

     Pero hay otros autores que se resignan a no poner en su hoja de vida, el año de nacimiento, y cabe mencionar que estos autores son los que tiene debilidades en su escritura, será  que se sonrojan de ser, con todo respeto, aguadores, repartidores de gas, profesores de primaria, contadores, abogados, que en mitad de su vida deciden dedicarse a la escritura porque tiene conocidos en tal editorial o en equis suplemento cultural. Me refiero en especial a un poeta de Perú, que en sus poemas combinan la rima, pero mal cuidada, al final del poema ya no saben si continuar con ese ritmo y deciden por la más fácil, terminarlo con versos facilones. En los jóvenes mexicanos ocurre casi lo mismo, no será que esta manera y forma de escribir se les ha enseñado de forma errónea en los talleres, o que son malos alumnos, rebeldes que creen que escribir poemas es de lo más sencillo; coscorrón a quiénes piensa que es así. No es por nada, pero sugiero al Comité Editorial de la Revista Caracol Azul tengan cierta revisión. Muy bien que se apueste por los jóvenes, pero con trabajos dignos de ser leídos por otra plataforma de lectores que son más críticos que apapachadores. Señalaba Octavio Paz, que cuando nace la crítica, nace la modernidad, no echemos en saco roto estos consejos. Por lo demás, darle los créditos al director, ya que tiene una manera de convocar, distribuir, las propagandas de sus presentaciones dentro y fuera del su Estado, con un corazón enorme para aceptar de forma masiva a los escritores insipientes. Lo hace como ninguna otra revista en México. Aplaudible. Felicitarlos por publicar a autores con trayectoria, como es el caso de Luis Armenta Malpica. Entre otros autores importantes.

En cuanto a tema central que es un homenaje a uno de sus escritores más importantes de Yucatán, Agustín Monsreal, faltó un poco de crítica a sus trabajos; reseñas, ensayo, entrevista y porque no, alguna traducción del personaje celebrado. Desde aquí va mi opinión muy personal a los amigos de Quintana  Roo. Un simple lector deseoso de continuar leyendo la Revista Caracol Azul, que en su primer número, tuvieron la gentileza de publicar poemas míos. No me queda más que desearles una larga y feliz permanencia en el panorama literario de México.

 

Jueves, 15 Junio 2017 04:57

COMO ANILLO AL DEDO / Eduardo Cerecedo /

 

COMO ANILLO AL DEDO

Eduardo Cerecedo

 

 

 

I

El ex

presidente se pasea por su orgullo,

sale en la televisión.

Acaudalado de dinero, ahora de reporteros

rodeado, mesa sus escasos cabellos.

Y ataca como el cocodrilo su presa.

Da consejos a los políticos insipientes,

en su palabra hay la obscuridad de su sexenio:

Muertos, encarcelados, viudas enfermas;

protegidos por el engaño de lo ocurrido.

Se alisa el nudo de la corbata y pide su reelección

a la cámara legislativa.

Camina con la frente erguida, su gesto como actriz

de telenovela, pero no basta su cinismo; sonríe, saluda

con la mano arriba, la vuelve a levantar, continúa su acción,

cual reina de las fiestas patrias en su pedestal de cartón.

 

 

II

 

Lo miran, lo consideran culpable de lo ocurrido en el Estado,

 sale del país a su antojo, guardias de seguridad protegen

su figura ante las miradas públicas.

Ellos saben con quién andan y también saben

de que pata cojean.

 

 

III

 

El embajador toma tequila

degusta con sus amigos la tierra que lo merece,

un caballito,

un golpe al estómago

quela garganta escudriña,

minucia de alegría en unos tragos.

El embajador despotrica

su rencor,

su felicidad no es de este mundo

sino de su garganta

aparente signo de convivencia

contra su lealtad del desamparo.

 

 

IV

 

El doctor en economía por la University the California

of USA, “universidad patito”. Se baña en las playas

de Cancún, ahora conocedor de alta cocina a la gourmet,

toma wisky en las rocas, después jugo de naranja

con jugo de tomate proveniente del sur de los Estados Unidos.

Bebe, su acompañante, sacado de un table dance,

dentro de las aguas lo besa repetidas veces; llega la noche,

la swite presidencial, una de orgía batracios que bate su temblor

a la llegada del nuevo día.

 

 

V

 

El iniciado en política, lo primero que hace

como preparación, es tomar clases de baile,

los aeróbicos su sueño, invita a su pareja

a clases. Después toman la ducha.

Salen perfumados con los labios enrojecidos,

diríase que escoriados.

No obstante, acuden a clases de francés

en la colonia de enfrente, el momento del proselitismo

se acerca y la distancia entre ambos es más estrecha,

para buscar el voto que los una en santa comunión.

 

Página 1 de 2