Miércoles, 25 Noviembre 2020 03:27

Leer el fracaso del amor homosexual extingue / Reseña por: Eriko Stark /

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Leer el fracaso

del amor homosexual extingue

Reseña por: Eriko Stark.

 

“Era el momento de decidir, de dejarlo todo sin arrepentimientos, de parar el tiempo y recuperar esos momentos perdidos a los que yo me había aferrado y que él había decidido intentar olvidar. Era un momento que nunca tuvimos y que nunca volveríamos a tener. Era ahora o nunca. Quise… deseé que fuese él el que diese el primer paso para seguir tejiendo la bandera que había comenzado en aquella noche, que tomara el rumbo de nuestra relación y yo sentirme llevado por su deseo. Pero mis labios se adelantaron; mi corazón, roto, se antepuso a mi alma, y mi mente se alió con él para traicionar al destino. Quizás era el momento de decir «te quiero» y «quédate conmigo», pero el daño había removido los sentimientos de tal forma que aquel puzle no se vería completado de nuevo”.

Clímax de “Fuimos crimen, seremos poesía”. José Manuel Cotilla.

 

He leído muchas historias de amor homosexual, las he buscado con mucho detenimiento, las he atesorado profundamente y, sobre todo, he tratado de encontrar la esperanza en ellas, sin embargo, la mayoría de estas historias terminan en separación, infelicidad, sobrevivencia a la ruptura, recuerdos amargos, lejanos; diálogos que buscan alcanzar la intensidad atrapados en el predecible final. Aquí, en estas novelas la felicidad no es plena, las almas se salvan, pero no se iluminan a través de la llama del amor. Este sentimiento de dos hombres que no logran ser felices, que no se aman hasta el fin de los tiempos o de sus vidas es sin duda desolador, es un sentimiento cruel del que se debe hablar. La última novela que leí sobre el desamor homosexual es la obra del escritor español José Manuel Cotilla. “Fuimos crimen, seremos poesía”, un terrible espejo al que corresponde el amor gay.

La historia se desarrolla en Monte Saint-Michel, una isla ubicada al noroeste de Francia. Javier, decide volverse a rencontrar con Alex, el amor más importante de su vida para saldar cuentas del pasado. Durante siete días, ambos personajes vuelven a reconquistarse para poder abrir sus corazones y revelar las heridas de su relación pasada. Alex esta dispuesto a luchar por el amor de Javier, impedirá a toda costa que Javi se aleje de su vida para casarse con otro, sin embargo, no logra su cometido. Por otra parte, Javier lucha contra el pasado y el dolor de sus rechazos hasta lograr las pases con él mismo y retomar el inevitable destino, casarse con otro hombre.

La historia es contada por la voz de Javier. Desde el inicio, la atmosfera es metálica, llena de incertidumbre y melancolía escritas a través de una prosa suave y delicada, cursi y melosa; cosa interesante debido a que el autor te logra atrapar. Los capítulos son cortos y quieres saber más sobre los secretos que envuelven a los dos chicos, ansias llegar el resultado final, incluso, te hace desear un final feliz para ambos. El peso y el dolor de Javier es más grande que el amor orillando sus actos a tomar la peor decisión, es aquí donde comienzo a sentirme agobiado, ¿cuál es el valor de una novela escrita con grandes decoros de amor si va a terminar igual que otros libros escritos desde un lenguaje salvaje, realista y sucio? ¿Todas estas novelas son iguales, están tratando de decir que el amor homosexual va a fracasar?

La respuesta parece un inevitable sí, las historias de amor homosexual estarán condicionadas a través del tiempo y los resultados parecen desfavorables en nuestra actualidad. La obra de José es muy buena, su escritura es seductora, la forma en que esta estructurada dota de una universalidad, ya que no se remonta a una historia local de una cultura en particular, a todos nos puede ocurrir y justo por ese detalle se vuelve escalofriante leerla, ya que los jóvenes homosexuales (en el mundo) parecen aspirar y estar predestinados a este tipo de historias de amor tóxico que pueden alcanzar grados de destrucción humana.

La descripción física de los personajes, sus gustos culturales, sus oficios, las sensaciones, todo esta escrito y destinado a la juventud como un relámpago tiránico y burlón: incluso la forma de que estos personajes se comportan, discuten, se autoflagelan es sin duda triste, nos recuerda que hoy, en pleno 2020, muchos gays no pueden aspirar al amor a pesar de existir leyes y garantías que respeten su orientación e identidad.

La crítica dedicada a “Fuimos crimen, seremos poesía”, no esta hecha para que las personas se desanimen, al contrario, es una crítica de la clase de personas que podemos ser y somos, es como mirarse al espejo y a veces rechazar nuestra imagen. El ciclo de la infelicidad, el fracaso, la tristeza debe terminar, eso ocurrirá en algún momento de la historia. Como lo dije antes, el protagonista logra salvarse y reconciliarse con sus propios sentimientos para salir adelante, pero lo hará solo, aunque sea amado por otro hombre estará solo.

Fuimos crimen, seremos poesía fue publicada en septiembre de 2018 por la editorial “Libros.com”, presente en un momento histórico para muchos países que gracias a la interconexión digital han permitido el acceso a esta clase de obras. Felicito a José Manuel Cotilla por escribir tan hermosa obra, me hizo recordar mi propio pasado, mi propia juventud y mis propios errores a la hora de atreverme a amar, esos estados crueles a los cuales he querido evitar, pero hoy, agradezco reencontrarme con ellos.

Deseo que en tu próxima obra el amor triunfe y no sea una historia sobre el fracaso del amor homosexual.

Me hiciste sentir de nuevo, gracias

 

 

Visto 640 veces Modificado por última vez en Miércoles, 25 Noviembre 2020 04:55
ERIKO STARK

Erik Meneses o mejor conocido como Eriko Stark es fotoperiodista residente de la Ciudad de México. Eriko estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Insurgentes, cuenta con una especialidad en Defensa de los Derechos Humanos y otra especialidad en Arte y Nuevos Medios.

Ha publicado un libro de poesía ganador en el concurso Editorial Lectio Mx, además, Eriko fue uno de los ganadores en el Festival Internacional de la Sexualidad (FIDS) en la categoría de crónica y fotografía. Su trabajo fotográfico ha sido expuesto dentro y fuera del país en las localidades: Chicago, Francia, Madrid, Chile, Venezuela y Colombia. Forma parte del catálogo “Made in Tepito” que recupera medio siglo de arte siendo Eriko el primer creador en temática Queer.

Actualmente el trabajo de Erik se enfoca en temas como narcotráfico, sexualidades clandestinas, literatura LGBTI e investigaciones históricas.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.