Martes, 29 Mayo 2018 04:35

Íntimos / Carlos Macías Esparza /

 

 

Íntimos

Carlos Macías Esparza

 

 

 

 

 

 

 Mi padre iba y venía entre las llamas.

Por los durmientes y los rieles

de una estación de moscas y de polvo

una tarde juntamos sus pedazos.

Yo nunca pude hablar con él.

Lo encuentro ahora en los sueños,

esa borrosa patria de los muertos.

Pasado en claro

Octavio Paz

 

 

 

 

 

 

Mis amigos se han marchado

los vecinos cierran sus ventanas.

Solo queda la memoria de un tiempo feliz.

Solo este olor a muerte, estas calles desiertas,

solo así se crean los poemas de la nada

de las ruinas de un tiempo llamado historia.

Así escribo

dentro de mi casa

cuando no queda más que el filo de este cuchillo rasgándome la yugular

 

 

 

 

Frontera

 

Hemos logrado sobrevivir a la asfixia,

del aire impuro de esta ciudad.

De bares que nos destruyen a las mujeres hermosas.

Es dura la palabra.

Aquí adoramos santos de cartón

y vivimos alegres de tanta pobreza.

 

 

 

Álbum

 

Son esas visitas que solo se dan detrás de los

muros de un dormir parecido a la muerte.

Son cuatro los que faltan en el álbum,

se fueron

con una sonrisa,

con un dolor que solo ellos soportan.

Mi hermano dice haber hablado con ellos,

no hay noticias,

él descansa en los brazos de mi abuela,

ese lenguaje tierno de la infancia.

Los cuatro lo despiden, es una inyección de hierro,

él se desata de los brazos de Rafaela, mi abuela,

ella no sabe que hace tiempo vive en casa.

 

 

 

 

Martín duerme dentro de una caja,

así lo veo yo dentro de recuerdos de infancia.

Él es quien amanecía soñando en las cantinas.

Recuerdo que entre varios hombres

cargaban su ataúd, para darle la última

vuelta al barrio.

Mi tío posa para la cámara de su hermana,

mi madre guarda las fotos,

esa maldita costumbre de retratar a la muerte.

Afuera

el chocar de las botellas es la melodía que alberga los pocos heroísmos de Martín,

el tío pachuco e indocumentado.

Esto pasa mientras yo juego bajo su ataúd,

mientras mi hermano Rubén pende del hilo umbilical de Mamá

y Luis manotea a mi Padre.

Este recuerdo reside en esta frontera de la memoria,

ya grande me veo con la ropa de él,

a veces paso por el Rio Bravo, lo veo burlar a los migras,

a mí se me hace un nudo en la garganta.

 

 

 

Mi padre danza,

y el hombre sobre una pista crece como la espuma.

Esto pasa cuando yo soy testigo

de ese mundo lleno de luces para albergar amantes.

A lado de él, un cholo baila

apenas puede sostenerse.

Las putas sonríen y el diente de oro no es más que un abismo

una de ellas tiene un tatuaje en el hombro

apenas puedo verlo.

He volteado hacia la barra

un hombre ha sido derrotado por el alcohol

ha caído al piso

mi padre sigue bailando

yo sigo bebiendo.

Nos hemos marchado del bar

un anciano está dormido sobre la banqueta

su cuerpo parece sin vida.

Se ha metido el sol

mi padre abre la puerta y se recuesta

quiere soñar

abre las sábanas

yo he regresado por la morena.

 

 

 

 

Sobre ruinas

Madre aquí me tienes

soy el último de tus hijos

al primero que engañaste

diciendo que serías eterna.

El barrio ha cambiado.

Soy el eco que se esconde

en sus ruinas en su muerte.

Estoy sentado afuera

los viejos no se quieren marchar.

El barrio ha cambiado somos la ruina de él.

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Martes, 29 Mayo 2018 04:22

Sandra Gaona / Duele /

 

 

 

Sandra Gaona

Duele

 

 

Duele

 como  un puñado de alacranes en el costado

sombra difusa

humo que se aleja

vocablo roto

duele como granizo encendido directo a la piel desnuda

hombre de cenizas

d e m o n i o

fuego en las entrañas del evo caminando con los pies descalzos

palabras, palabras, palabras

caen como llovizna persistente

Te llevaste mis ojos

me dejaste ciega de lo que más amaba

Silencio…Silencio…

(Los relámpagos alumbran la tormenta)

clavo que atraviesa el madero

rompes el hueso

me clavas a esta cruz

de la que cuelgo

como un harapo sucio

indefinidamente

duele

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

UN IO SENZA ALTARE

(LA POESIA DELLA VERSIONE)

Testo di:

Alejandra Teherán

 

 

 

Revisione di:

M.Licari

 

 

 

Anche per questo ho avuto fede

Anche per il silenzio,

decrepito,

 le mani.

Fino a ciò che presagisco.

Inavvertitamente:

La morte

 

 

 

 

 

 

Non siamo tutto quello che abbiamo scritto

 

Creare è dare un senso,

l'estetica del senso.

Non siamo tutto quello

che abbiamo scritto.

Siamo quello che diamo indietro,

il tratto che chiude la linea, che profila la curva.

La geometria.

 

Non siamo tutto quello

che abbiamo scritto.

-Siamo ciò che non siamo-

Nel non essere siamo

abbracciati alla creatura dello specchio,

rinchiusi come bambini.

Non siamo tutto quello che abbiamo scritto.

Siamo

 

 

 

 

 

 

 Sono volgare mediante pura sofisticazione della bellezza

 

 

Sono un talento,

un precetto.

Posseggo la destrezza di essere l’uno e l’altra

 

 

 

L'eterna adolescenza

 

 

La caricatura dell'usignolo,

essere noi (stesse).

L'eterna adolescenza dietro noi stesse

Simile a qualcosa che cinge i pantaloni.

Lo sguardo eterno sul banco,

e una sedia vuota.

L’errore,

la routine.

L'eterna adolescenza (siamo) noi stesse:

 Afflitte

Sofferenti

come una caricatura infinita verso il terrore

 

 

 

 

 Aveva la malattia di Dio

 

 

quella che gli ho ordinato,

ho creduto che fosse caduto nelle mie mani,

sulle linee che io stessa

mi sono incaricata di tracciare.

Mi sono sforzata di dare senso all’incisione,

alla ferita che lasci per dopo.

 

Mi sono sforzata senza senso nel senso

come un gioco da bambine,

un gioco d’azzardo.

 

Mi sono sforzata nelle risposte,

senza metterle in dubbio:

Come fanno quelli che si nascondono dalla luce

perché sanno che al buio la capiscono.

 

Come si capisce l'amore tra le tenebre

sotto il solco delle lenzuola

e così, ormai offeso, il silenzio;

mi ammalo,

messa dentro

dal mio non volere.

La malattia di Dio

tracciata come una mappa lungo il corpo,

mentre tesse l'offesa di essere me stessa

 

 

 …E non vedrò i miei genitori pregare

 

 

(una preghiera dei sensi ed il tatto della ribellione in bocca)

come uno strumento che la cicatrice lascia dentro

Starò in cima

un piccolo fischio

che trabocca l’udito

Starò in cima

ma non sarò io

Mio piccolo schiavo

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

 

Poemas de Dolorosa primavera de las hermanas de Kafka

 

Javier Alvarado

 

 

 

 

 

 

LA MURALLA CHINA

 

 

Construye una muralla

Y deja una puerta entreabierta.

Quizás entre los miles de bárbaros

Quiera entrar una extranjera, una mujer reencarnada

Entre los bambúes

Que resulte ser la luna,

Una mandarina,

Una osa panda,

Una grafía, una abstracción, una pregunta de jade

Para los dioses oscuros

Que habitan las sucesiones del color en la porcelana;

El ying y el yang sobre la concha del caracol

Arrastrándose sobre las gibas montañosas

Y los monzones,

Deletreando un rastro de plata,

Un colmenar con su saliva

Sin delimitar muros y fronteras.

 

Ya muerto,

No puedo entreabrir puertas

Ni ofrecer defensas.

Pensé llegar a la gran muralla; extraviarme entre cada roca

Y entre cada muro, protegiéndome

De las tribus invasoras.

Pensé en servir al Emperador, en escribir las sagas del imperio,

Pero morí atravesado por una lanza enemiga, no hubo piedra

Para proteger mi cuerpo,

Allí recibiendo pisadas en el polvo,

Como una ofrenda de arroz o una lámpara flotante en la agudeza del río;

Allí donde el fuego revele

Su milagrosa agonía,

Donde una y otra vez

Me despierte esa foránea

Haciéndome muralla en la tierra,

Crisis migratoria en el orbe,

Un gusano de seda armando una invasión

En la astronomía de las hojas.  Yo guerrero ocupante

Abrazado con la forastera invasora

Posando

Sin ser percibidos

Ante el flash de los excursionistas.

 

 

 

 

RENOVACIÓN DE CÉDULA

 

ante las situaciones kafkianas…

 

 

Cada uno se va como puede

unos con el pecho entreabierto,

otros con una sola mano,

unos con la cédula de identidad en el bolsillo.

Roberto Juarroz

 

 

 

Hoy he tenido miedo de mi identidad.

Ha expirado mi cédula.  

No estoy aquí subiendo este piso,

No estoy allá consumiendo esta escalera;

Cada ser con su paso, cada ser con su pose,

Cada uno con sus kilos, en su peso

Donde no haya fuego ante la propia voz,

La propia voz, una revolución, un manuscrito.

 

Hacer filas inmensas

Para renovar tu vejez en la foto. 

Llenar mis datos, volver al nacimiento

Y al dolor parturiento de mi madre. 

Gatear y caminar sobre papeles

Burócratas. 

Una fecha exacta para la entrega, para volver a plasmar

Las huellas, comprobar solicitud

Y dar fe de vida o dar fe de muerte

Como si alguien se despidiera en medio de la luz, al otro lado.

 

Unos se van con su espejo,

Otros se van con su perro,

Otros se van sin su pensión con un sello en la frente,

Otros con su nacionalidad y cédula de extranjería,

Aquellos con una carta rasgada antes de tiempo.

Otros se van sin escribir su mejor obra,

Otros se apresuran a tomar talleres literarios y a dejar anaqueles llenos de letra innecesaria,

Insisten en dejar un libro detrás del árbol o detrás del hijo.

Mejor no se apresuren a nada.

En ese lapso de tiempo, ningún banco o trámite aceptan

De que estás ahí, en ese lapso de la otorgación no existes, mientras

Alguien vive, alguien escribe, alguien rompe papeles, alguien renueva su cédula,

Alguien se equivoca escogiendo a un diputado, a un alcalde, a un presidente,

Alguien asegura que todo ha caducado.

 

 

 

 

 

ARS KAFKIANA

 

 

           Kafka escribe

Y él es un búho
es un búho, «hombre», tatuado en el sobaco

Ted Hughes

 

 

 

 

Es de común consenso

Que los insectos amaron a Kafka, que en todas sus metamorfosis

Las antenas fueron más que las manos de los dioses,

Las patas esos destinos dispuestos a orbitar la tierra,

A ser como nosotros, los rutinarios

Los que nos tatuamos a un Kafka-búho en el sobaco, destinados a una muerte,

a alguna componenda de novela, a una frazada inusitada en la cama.

Pero allí en eso seremos eternos.  El Castillo quedará en América

y K

Vigilará ese arpegio de vida, ese clan que ahora predispone que abandone la casa,

Cuando los tres señores vestidos de negro rentan una pieza

Para abatir los años y rumiar la manzana absurda

Que me arroja a la espalda, la mano piadosa de mi padre.

Ah, Señor, apiádate de esas familias que aman con ternura.

 

 

 

 

 

EL ÁNGEL DEL GHETTO DE VARSOVIA

 

 

«La razón por la cual rescaté a los niños

tiene su origen en mi hogar,

en mi infancia.

Fui educada en la creencia de que una persona

necesitada debe ser ayudada de corazón,

sin mirar su religión o su nacionalidad-“

Irena Sendler

 

 

 

Aún corro junto a ti las grandes distancias que salvaron a los niños.

 

Si te turba una canción, avísame.

Hay muchas historias y narradores hundidos en el mar.

Ayer estuvimos cerca de la muerte, enterrando en el patio las listas

Con los verdaderos nombres debajo de los geranios.

 

Hay bosques de algas y árboles de cortezas azules,

Palomas reencontradas en el cuerpo

O una estrella de David

Que siempre habita en tus ojos, como los leños de la casa.

He encontrado cierta reminiscencia con tus manos

Y con las aves que cruzan febrilmente los cielos de Polonia.

Hay mucha tristeza acumulada bajo las piedras

Mucha nieve que calzar

Después de las paletadas           para ocultar los nuevos árboles.

 

Los niños y niñas se siembran en tu costado y temen dormir.

Porque eran más que las gargantas tibias de los gorriones

Porque eran más que los espartos molidos en las antenas de las mariposas

Porque eran más que las huellas del torbellino serpenteando en el bosque

Porque eran más que el sonido de una palabra verificada en la piedra

Porque eran más que las manos obreras que entraban al connubio de las máquinas,

Pactando su libertad agitada con el óxido.

 

Juntos hacían una red en medio de ese mar

Tan negro

Como un sol andariego que cae en pedazos

Una rosa que se coagula en silencio

Y de ella renace otro manantial

Tan duro como el naufragio de la piedra.

Cabelleras de ángeles yacían cortadas              

Con un olor abstracto

Aguaceros y cabañas drenadas a pique

Venían hacia nuestras noches

Como la luna no nacida,

Como una luciérnaga

Desvelada entre los juncos.

La tierra bramaba y era terrible esconderse-

Había carretas y escenas tan verídicas

Como el odio colectivo en el campo.

 

Tú me abriste la puerta y fui un niño clandestino,

Una costumbre dejada al olvido como una costura

Dejada sobre el diván o sobre el ruedo,

Una falda cantarina de tiempos extraños

En un colmenar adverso.   ¿Dónde se fueron tus cabellos

Habitados por caballos infalibles?

 

Te asiste de féretros,

De cajas viejas,

De empaques de herramientas

O de sacos

Para salvar las semillas del pueblo judío. 

En ti se desbordó el invierno

De toda humanidad,

Flotarás siempre como una hoja de abedul

En la tranquilidad de un lago,

Como un corcel que siempre

Irá bebiendo la luz de las estrellas secretas.

 

 

 

POEMA DE DOLOROSA PRIMAVERA DE LAS HERMANAS DE KAFKA

 

 

Aunque la primavera entra en mi corazón como un dolor,

No me quejo.  Algún día seré bienaventurado.

J.C. Bloem

 

 

-1-

 

 

Nunca he sentido compasión por la primavera.

Las lluvias caen como un fonema gris, como un concierto que han desechado los arpistas,

Puedo tener deseo de abrir una puerta y dejar el corazón colgado como un ramillete de arroz en las fiestas de año nuevo,

Como naranjas oscuras que el tiempo agrieta;

Extrañar a los amigos que aún me llaman

Y que sin embargo siguen habitando mi conciencia

Con una profunda nostalgia como si estuviesen allí apilándose para la confrontación de la esfinge y las arenas.

 

Las hermanas de Kafka me agitan el pañuelo desde las filas de la Shoa

Elli, Valli y Ottla,

Como si atravesara un puente sin pilotes;

Pues ante la traición es mejor a veces levitar en el aire,

Oír el silbato de un tren

Como un espejo que se ha dejado caer en decenios,

Donde no se aparquen los amores pasados

Ni las naves que olfateen la niebla salitrosa del puerto.

 

Me abro un umbral en el vientre donde está nuestra madre y nuestro padre con sus rosas de juventud.  Me apresuro a escribir el libro de los dolorosos y fatigantes momentos.

 

 

-2-

 

 

Hermanas:

 

Yo me he retrasado antes de colocar estas imágenes como el tiempo bosteza el nimbo de su polvo,

Gaviotas ebrias andan en mi conciencia con sus sílabas cortadas

Parecen niñas sin cuerdas vocales que juegan a buscar un plenilunio deletreado

O una falsa gravitación del café, cuando nos volvemos a sentar para recibir una visita

O la charla de un viejo amigo.

Hermanas:

 

Han partido al Holocausto con maletas de piel de conejo, ahí pueden caber la infancia, los miedos, los traumas, las risas en los cumpleaños de los niños, las escenas familiares.   Queda un hueco para rellenar con la fecha y las cualidades de sus muertes: el frío y el hambre penetrando en la boca, la fatiga de los trabajos forzados o la lucidez voltaica de la necesidad, el fusilamiento de sus cuerpos judíos o la aspiración de la exégesis de gas.

 

 

Hermanas:

Ya no puedo con mi obra.  Ya no puedo interpretar una canción.

 

 

 

 

Hermanas:

 

 

No me gusta emborracharme y veo cada infierno en las botellas,

Cada trago ha de ser alguna falsa recompensa o esa timidez de reconocer lo que no se alcanza.

Veo los restos de cenizas en la chimenea y me dan ganas de llorar carbones

De escarbar entre los ladrillos y buscar el materno fuego.

A veces cuesta observar la vida y al amor sobre una mesa de disección,

Abrir los cadáveres del sueño y con un escalpelo ir hurgando en las luminosidades y en las tinieblas

Pesando los órganos y los momentos y quedarse con la ausencia de los muertos.   Errante yo en la sed de los limbos.

 

Hermanas:

 

Hay que aprender a diseccionar lo que viene antes de que venga y sea como un objeto, concreto, contundente.

 

Hermanas:

Liberad a los insectos.

 

Hermanas:

 

Ignorad los disparos, ignorad a los gendarmes.

 

Aquellos extintos pueden convocar a vivir y enseñarnos cómo hacerlo.

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Sábado, 26 Mayo 2018 06:56

Stelios Hourmouziadis / El vuelo /

 

 

 

Stelios Hourmouziadis

El vuelo

 

 

 

 

 

Ligero

sin el peso

de los años infelices

 

vuelo

con alas nuevas

hasta llegar

a tu orilla.

 

Sencillo es el mar

de los deseos…

Las olas verdes

blanquean nuestras caras

que una pasión común de sol

enciende.

 

Ligero

como el cuerpo

de tus sueños.

 

Sobrevuelo

sin pretensión ninguna

sin dolor

me cierno sobre ti

te toco desde lejos….

 

 

Bruxelles, 19 de octubre 2012

 

 

 

Huellas

 

 

Como el sol que me acaricia

Como el viento ligero del mar abierto

Como las primeras flores de los arboles,

pequeñas

Como tus dedos en mis labios

Como tu cuerpo que yo envuelvo

Como tu calor en el que me quemo

Como el silencio

Como los desayunos de avena

Como lentejas con manzana

Como la promesa de un niño

Como cacao con canela

Como chiles rellenos

Como queso Oaxaca

Como tus músicas

Como tus dientes blancos

tal como tu corazòn bonitos

Como tu amor por nuestro perro

Como te veo en la playa,

te recuerdo en las islas,

te reconozco en el bosque.

Todo.

Huellas

Tuyas

 

 

Bruselas, 21 de marzo 2012

 

 

 

 Sin ti

 

 

 

Mi piel sin roce

Mi sexo baldío

Mis labios no hablan

Mis manos no sirven

Mi boca un desierto

Mis brazos abiertos vacios

Mi lengua insípida

Mis oídos mudos

Mis ojos cerrados

Mi cabello largo

Mi barba dura

Mis lágrimas un océano

Mi nariz ciega

 

Sin ti

 

Mi mente se detiene

Mis palabras cesan

Mis dedos cortados

Mis uñas largas

Mi pecho quebrado

Mi pelo denso

Mi corazón abandonado

Mi estómago bilis

Mis vísceras apestosas

Mis riñones desaguados

Mis testiculos muertos

Mi esperma inmóvil

 

Sin ti

 

Mi regazo quieto

Mis caderas artificiales

Mis rodillas rotas

Mis piernas agotadas

Mis pies quemados

 

 

Sin ti

 

El aire se hace escaso

El mar se vuelve gris

El sol sólo me quema

La arena ya me hunde

 

Sin ti, la música para

Sin ti, los viajes inconsolables

Sin ti, la soledad eterna

Sin ti… sin mi

 

 

Bruselas, 2-3 de avril 2012

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

JULIEN TARDIF

TRES POEMAS DE “NOUS ÉTIONS DE CEUX-LÀ”, Ed Tarmac, 2017

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

Entonces

qué

Ya la tarde ya

la mañana más allá

de las fronteras

olvidados el tifus la disentería

las estrellas olvidadas

borradas la marea la emoción todo

el amor

A la mañana le basta con un día

con un despertador

un solo día le basta al asco

Sin el sentido

Sin una palabra

Entonces muero pero morimos desnudos

juntos en

nuestras salas tapiadas

Morimos ebrios de asco sin el

sentido de esta vida sola que pasa sin

darnos cuenta

Vivimos sobriamente sin ataque

y sin golpe perecemos lentamente

desde nuestros primeros vagidos

lentamente hasta la última

gota que cae

lentamente

 

 

**

 

Hay incendios a los que nadie

presta atención

Hay luces adaptadas a las tinieblas

del hastío

hombres y mujeres sin hijos

que no se reconocen en el hastío

 

Hay una barca horadada que un pescador

encontró cerca de un lago allí llena

de osamentas de pulseras de pacotilla

Hay carros rotos

en los corredores del olvido

Y los demás allí al abrigo que

nunca me creerán

 

 

**

 

Nosotros los negros

Esenciales para ustedes y para los otros

¡a las armas!

Desairados por los hombres

por los siglos de ignorancia

muda

 

Ganado

Secuestro

Inútiles vecinos aptos para el desguace

pero cuyo humo os molesta

 

Encontremos la réplica basta

con no escuchar más ni seguir

el sentido y las viejas palabrerías

 

Nosotros los negros

sin nervio

y sin armas

 

 

 

JULIEN TARDIF

“NOUS ÉTIONS DE CEUX-LÀ”, Ed Tarmac, 2017

 

 

 

 

 

Alors

quoi

Déjà le soir déjà

1e matin au-delà

des frontières

oubliés le typhus la dysenterie

les étoiles oubliées

effacés la marée l'émotion tout

l'amour

Il suffit d'un jour au matin

d'un réveille-matin

d'un jour seul il suffit au dégoût

Sans le sens

Sans un mot

Alors je meurs mais nous mourons nus

ensemble dans

nos salles murées

Nous mourons ivres de dégoût sans le

sens de cette vie seule qui passe sans

s'en apercevoir

Nous vivons sobrement sans attaque

et sans coup périssons lentement

depuis nos premiers vagissements

lentement jusqu'à la dernière

goutte qui s'écoule

lentement

 

 

 

**

 

 

 

Il y a des incendies auxquels personne

ne fait attention

Il y a des lueurs adaptées aux ténèbres

de 1'ennui

des hommes et des femmes sans enfants

qui ne se reconnaissent pas dans l'ennui

 

Il y a une barque trouée qu'un pêcheur

a trouvée près d'un lac là-bas remplie

d'ossements de bracelets de toc

Il y a des chars brisés

dans les corridors de l'oubli

Et les autres là-bas bien au chaud qui

ne me croiront jamais

 

 

 

 

**

 

 

Nous les nègres

Essentiels pour vous et les autres

aux armes !

Raillés des hommes

des siècles à l'ignorance

muette

Bétail

Séquestre

Inutiles voisins bons à la casse

mais dont la fumée vous dérange

 

Trouvons la parade il suffit

de ne plus écouter ni de suivre

le sens et les vieilles palabres

 

Nous les nègres

sans panache

et sans armes

Publicado en VENTANA FRANCESA

 

 

 

 

MIRIAM MANCINI

Traduction par Miguel Ángel Real

MANIFESTE SEULEMENT

 

 

 

“la coutume nous tisse une toile d'araignée sur les pupilles”

O.Girondo

 

 

Je proteste contre la distance entre qui tu es et qui tu étais,

contre le confort de la coutume,

contra ta soumission et ta sagesse,

contre le conformisme, le manque de courage.

 

Je proteste contre la servitude de la peur,

la fuite de l'amour au plus offrant,

l'écroulement du rêve, la chute de la passion.

Je proteste contre les convenances et leurs conséquences,

la pauvreté des idées, la misère, et contre les misérables qui la génèrent.

 

Je proteste contre l'absence de ciel dans le regard,

contre les recoins sans baisers et la musique usée.

Contre la longue file d'excuses, la vieillesse anticipée,

contre l'application, et les pourquoi de la violence,

l'ennui et la carence.

 

Je proteste contre les politiques correctes d'action,

contre ce qui est dit et fait sans être ressenti,

contre l'autorité des temps meilleurs,

la diplomatie au détriment de la sincérité,

la rime au détriment de la poésie.

 

Je proteste contre la mélancolie,

contre la caresse vide, la fumée des jours,

contre l'étroitesse de la vision,

le manque d'inspiration, contre la parole qui décourage, qui heurte,

contre la célébrité du bien être, les pertes,

les mauvais moments, les impôts sur l'illusion.

 

Je proteste contre la fin de l'utopie,

contre la mauvaise presse de la folie,

contre l'absurdité des fins, contre toute sorte de mensonges.

Contre le silence qui cache,

la fissure qui sépare, la solitude qui ronge,

la vie qui simplement passe, les souvenirs qui blessent,

 

et la surprise qui s'échappe.

 

Contre le vent qui n'apporte pas de changements,

la lumière qui s'éteint, la joie dissipée,

la source des maux, l'enlèvement de l'espoir.

 

Contre ta voix endormie,

les raisons oubliées,

les remparts du je ne peux pas.

Je proteste, je proteste, je proteste ! Je proteste.

 

 

 

 

 

MOI, DONNE-MOI DE LA POESIE

 

 

« Que ton sang soit un avec mon sang,

que ta bouche entre dans ma bouche,

que ton cœur agrandisse le mien jusqu'à l'éclatement »

Juan Gelman

 

 

Je ne veux pas le temps qui se nomme temps.

Je préfère l'oubli.

Je ne veux pas la caresse vide,

la possibilité défaite, l'écoulement formel de la coutume, de l'ennui.

 

Je ne veux pas des essais répétés,

je ne veux pas des baisers sans perdre la tête,

ni savoir par cœur en quoi consiste ton destin,

quelles dettes te restent à payer. (Non, je ne veux pas te savoir à moi).

 

Moi, donne-moi ton abîme,

l'imprédictible instant où tu nais à nouveau,

ton agonie, ta conjuration.

Laisse-moi former un coin avec ton mystère,

et de là-bas te retrouver.

Je ne veux pas de situations inoubliables.

Je veux ton manque de bon sens, tes douleurs, la profondeur, le désordre.

 

Donne-moi le tremblement de tes tremblements,

la clé de tes rêves.

Je ne veux pas la vieillesse de la parole,

qui ne prend pas d'envol parmi les ombres.

 

Moi, donne-moi la vérité,

qui revit et qui tue.

Donne-moi le fracas de toutes tes batailles,

je veux la joie que l'on transpire.

Ne me donne pas  l'étroitesse du confort,

ni l'abri de ce qui est dû.

Moi, donne-moi l'authentique,

dans la simplicité comme dans la complexité.

 

Je ne veux pas le temps qui se nomme temps.

Je préfère l'oubli.

 

 

 

MIRIAM MANCINI

SOLO MANIFIESTO

 

 

 



"la costumbre nos teje una telaraña en las pupilas"

 O.Girondo


Protesto contra la distancia entre quien sos y quien eras,
contra la comodidad de la costumbre,
contra tu sumisión y tu cordura.
contra el conformismo, la falta de coraje.

Protesto contra la servidumbre del miedo,
la huida del amor a mejor postor,
el derrumbamiento del sueño, la caída de la pasión.
Protesto contra la conveniencia y sus consecuencias,
la pobreza de ideas, la miseria, y contra los miserables que la generan.

Protesto contra la ausencia de cielo en la mirada,
contra los rincones sin besos y la música gastada.
Contra la larga fila de excusas, la vejez anticipada,
contra la pulcritud, y los porqués de la violencia,
el aburrimiento y la carencia.

Protesto contra las políticas correctas de acción,
contra lo dicho y hecho sin sentirlo,
contra la potestad de los tiempos mejores,
la diplomacia en detrimento de la sinceridad,
la rima en detrimento de la poesía.

Protesto contra la melancolía,
contra la caricia vacía, el humo de los días,
contra la estrechez de la visión,
la falta de inspiración, contra la palabra que desalienta, que lastima,
contra la fama del bienestar, las pérdidas,
los malos ratos, los impuestos a la ilusión.

Protesto contra el fin de la utopía,
contra la mala prensa de la locura,
contra lo absurdo de los finales, contra toda clase de mentiras.
Contra el silencio que esconde,
la grieta que separa, la soledad que corroe,
la vida que simplemente pasa, los recuerdos que hieren,

y la sorpresa que escapa.

Contra el viento que no trae cambios,
la luz que se extingue, la alegría disipada,
la fuente de los males, la quita de la esperanza.

Contra tu voz adormecida,
las razones olvidadas,
las murallas del no puedo.
Protesto, protesto, ¡protesto! Yo protesto.

 

 

 

A MI DAME POESÍA

"Sea tu sangre una con mi sangre,

tu boca entre a mi boca,

tu corazón agrande el mío hasta estallar"

J.Gelman

 

No quiero el tiempo que se nombra tiempo.
Prefiero el olvido.
No quiero la caricia vacía,
la posibilidad deshecha, el discurrir formal de la costumbre, del hastío.
No quiero ensayos repetidos,
no quiero besos sin perder el juicio,
ni saber de memoria en qué consiste tu destino,
qué cuentas por pagar adeudas. (no, no quiero saberte mío).

A mí dame tu abismo,
el impredecible instante en que naces nuevo,
tu agonía, tu conjuro.
Déjame esquinarme en tu misterio,
y desde allí encontrarte.
No quiero situaciones olvidables.
Yo quiero tu insensatez, tus dolores, la profundidad, el desconcierto.

Dame el temblor de tus temores,
la clave de tus sueños.
No quiero la vejez de la palabra,
que no levanta vuelo entre las sombras.

A mí dame la verdad,
que revive y mata.
Dame el fragor de todas tus batallas,
quiero la alegría que se suda.
No me des la estrechez de la comodidad,
ni el amparo de lo debido.
A mí dame lo genuino,
en lo simple y lo complejo.

No quiero el tiempo que se nombra tiempo.
Prefiero el olvido.

 

 

TROIS POEMES DE JULIO CÉSAR AGUILAR

 Traduction par Miguel Ángel Real

 

 

 

 

 

DÉSERTOIRE

 

Lézards de solitude les heures

                                   à rôder

            à scruter

le silence d'un regard

                       où se poser: profond

ciel

            abîme sinistré.

Contours qui ainsi entourent

la limpidité du feu

            et ses flammes envahissantes.

 

Seulement une lassitude abandonnée.

                                   Chambre

            où soudain on retourne.

 

Depuis le crépuscule de la dernière lumière

                                               et parmi l'étonnement

            de l'obscurité qui crépite

il y a encore des ombres à éclairer.

 

 

 

HALLUCINÉ

 

 

            par un spectre quelconque

                                               son profil

ou par une effigie qui s'estompe

                       silhouette peut être :

comme un nuage dans le brouillard

fragrance éphémère de cette fleur

            qui se voudrait sculpture d'air et de feu

visage à la furie secrète

quelque chose d'incertain depuis son néant :

                                   légèreté du subtil

à l'orée de l'oubli

                       où il déambule

 

 

 

 

 

BIENPARTI OÙ L'ON VA

 

Comme l'eau fugitive du nuage

                                   dans la tempête

            le vent des adieux s'enflamme. Eau

de l'oubli.

                       Furie stagnante

ensuite à peine pour s'y contempler

            vide le visage

                                   à la surface

de ce qui intacte reste et demeure.

                       Calmement l'écho

les traces du vacarme

            dans le feuillage de combien de jours inutiles.

 

                                               Louange

les ombres dans leur ascension.

 

 

 

JULIO CÉSAR AGUILAR

tres poemas

 

 

 

 

DESERTORIO

 

 

Lagartijas de soledad las horas

                                   merodeando

escudriñando

el silencio de una mirada

                       en la que posarse: hondo

cielo

            abismo siniestrado.

Contornos que así se ciñen

a la limpidez del fuego

            y a sus invasoras llamas.

 

Sólo un abandonado hastío.

Estancia

            a la que de pronto se vuelve.

 

Desde el crepúsculo de la luz postrera

                                               y entre el azoro

de la oscuridad que crepita

aún hay sombras que iluminar.

 

 

 

 

 ALUCINADO

 

 

de algún espectro

                       su perfil

o de una efigie difuminándose

silueta o algo así:

como nube entre neblina

fragancia efímera de aquella flor

            que se deseara escultura de aire y fuego

rostro de sigilosa furia

un algo incierto desde su nada:

                                   levedad de lo sutil

en las lindes del olvido

                       donde deambula

 

 

 

 

 

 

 

 BIENIDO A LO QUE SE VA

 

 

Como el agua prófuga de la nube

                                   en la tormenta

            el viento de los adioses se enardece. Agua

de olvido.

                       Remansada furia

luego apenas para contemplarse

            vacío el rostro

                                   en la superficie

de lo que intacto permanece y queda.

                       Quedamente el eco

las huellas de la algarabía

            en la hojarasca de los cuántos días inútiles.

 

Alabanza

las sombras en su ascensión.

 

 

 

 

 

 

 

Roberto López-Moreno

YVES BONNEFOY

Traduction par Miguel Ángel Real

 

(Les passages en italiques sont en français dans l'original, N.d.T.)

 

 

 

Et l'oiseau à nouveau se hissera dans son vol.

 

Pas des lettres gauloises, du cyrillique

il est descendu aux bourgeons,

des instants partagés sur les rives du Drim,

et en 80 je me joignais à son hommage du monde.

Le sol vert, l'eau claire,

jaillissant comme un vers qui monde veut monde.

Une accolade du 23 jusqu'à Struga, et la photographie

qui capturait une feuille toute récente de fois de calendrier. 99 certains.

J'ai toujours dit : (les mathématiques et la poésie...)

Maintenant -dans l'après forcé de ce maintenant- l'oiseau

se portera au-devant de nos têtes,

il descendra l'aile inévitable à nos tempes

comme le premier cyrillique aux bourgeons ,

nous aurons, cependant, Yves Bonnefoy,

j'aurai

cet instant capturé dans l'encre polychrome,

vous (tu) dans la pierre écrite, dans la pierre écrite. Immortalisée.

Et l'oiseau à nouveau.

 

 

 

 

 

LA LUNE SUR LA SEINE

 

La lune, d'en haut,

flotte sur la Seine,

(le fleuve, avec la lune, flotte dans le ciel).

Je suis à peine sur le pont

un paquet de cellules

prisonnier entre débit, hauteur et débit,

entre émotion et cause,

entre cet aujourd'hui

de verbe de projecteur de petit bateau de touriste

et un long et dense passé qui sent

les pages de la poussière.

Depuis quelles ombres du temps et de la distance

celle-ci, sur le Pont Sully?

Quelle autre ombre après moi

inventera la très ancienne légende ?

En haut, la lune observe à nouveau...

 

 

 

YVES BONNEFOY

Roberto López Moreno.

 

 

 

 

 

 

Y el ave de nuevo se alzará en su vuelo.

 

 

 

No de letra gala, del cirílico

 

descendió a las yemas,

 

de instantes compartidos a la orilla del Drim,

 

sumado yo en 80 del orbe en su homenaje.

 

El piso verde, el agua clara,

 

brotando como verso que mundo quiere mundo.

 

Un abrazo del 23 hasta Struga, y la fotografía

 

capturando hoja recientísima de veces calendarias. 99 unos.

 

Siempre dije: (las matemáticas y la poesía...)...

 

Ahora –en el después forzoso de este ahora- l’oiseau

 

Se portera au-devant de nos tétes,

 

descenderá el ala inevitable a nuestras sienes

 

como el primer cirílico a las yemas,

 

tendremos, no obstante, Yves Bonnefoy,

 

tendré

 

este instante capturado en tinta policroma,

 

usted (tú) en la piedra escrita, dans le pierre écrite. Inmortalizada.

 

Y el ave de nuevo.   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA LUNA SOBRE EL SENA

 

La luna, desde arriba,

 

flota sobre el Sena,

 

(el río, con luna, en el cielo flota).

 

Yo soy apenas sobre el puente

 

un atado de células

 

capturado entre cauce, altura y cauce,

 

entre emoción y causa,

 

entre este hoy

 

de verbo de foco de barquito de turista

 

y un largo y denso pasado con olor

 

a páginas del polvo.

 

¿Desde qué sombras del tiempo y la distancia,

 

ésta, sobre le pont Sully?

 

¿Qué otra sombra después de mí

 

inventará la antiquísima leyenda?

 

Arriba, la luna, observa nuevamente...

 

 

 

YANNICK TORLINI

Extractos de “CE N'EST RIEN”, Ed. Tarmac, Nancy, Francia, 2017

Traducción de Miguel Ángel Real

 

que tout sème, que tout disjoigne. que tout atteigne à la perfection bancale. que tout sème et atteigne que tout soit cible.

 

que tout soit la cible des jours creux et des espoirs entamés.

 

que tout soit bancal dans ce monde trop stable.

 

que tout hurle, que tout soit voix. que des nuits émergent les syllabes jamais prononcées, que des ombres et des steppes essaime la langue sans langues.

 

que tout soit lisse ou rugueux, que tout soit droit ou courbe, que des angoisses viennent les jours fertiles et heureux.

 

que tout soit. que tout soit absolument dans ce monde.

 

je n'ai pas su que l'instant n'était qu'un instant. je n'ai pas su la lente mais irrémédiable fin des jours lumineux.

 

je n'ai pas su que ma peau finissait à l'endroit de ce monde.

 

 

 

 

**

 

 

nous avançons loin au-devant de nous-mêmes égarés, rien ne s'envole,loin au-devant et un poids entre les côtes.

 

nous avançons égarés la chair vide d'elle-même, comme un poids loin au-devant de nous-mêmes. entre les côtes.

 

nous avançons. nous avançons lourds entre les côtes nous avançons lourds.

 

de tout ce qui devient corps tu vois, de tout ce qui devient nous nous perdons.

 

dans les immeubles, les parkings, les rues, les gares, les stations de métro, les routes, les trottoirs, les frontières, les continents, les désastres d'hommes.

 

chaque désastre à mesure d'homme.

 

 

 

**

 

 

je ne comprenais plus rien de la langue plus rien de l'éveil et du sommeil, plus rien de ce monde sans moi.

 

plus rien de l'absurde nécessité du cheminement, l'absurde nécessité d'entasser une langue dans chaque instant.

 

je ne comprenais plus. je voulais que plus rien ne soit compris.

 

lorsque le sol ne tenait pas. lorsque la pluie ne cessait. lorsque le corps s'éteignait. lorsque les mains ne saisissaient plus.

 

lorsque les regards se perdaient. lorsque l'amour disparaissait.

lorsque la violence envahissait tout. lorsque les arbres les racines les plantes les pierres.

 

lorsque les animaux les insectes les êtres minuscules.

 

lorsque tout de ce monde me disait de cesser.

 

je ne comprenais plus. le corps a tenu ténu pourtant. le corps a tenu c'est un fait.

 

 

 

 

 

 

 

YANNICK TORLINI

 Extractos de “CE N'EST RIEN”, Ed. Tarmac, Nancy, Francia, 2017

 Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

 

que todo siembre, que todo desglose, que todo alcance la perfección coja, que todo siembre y alcance que todo sea blanco.

 

que todo sea blanco de los días huecos y de las esperanzas desgastadas.

 

que todo sea cojo en este mundo demasiado estable.

 

que todo grite, que todo sea voz, que de las noches emerjan las sílabas nunca pronunciadas, que de las sombras y de las estepas enjambre la lengua sin lenguas.

 

que todo sea liso o rugoso, que todo sea recto o curvo, que de las angustias vengan los días fértiles y dichosos.

 

que todo sea, que todo sea absolutamente en este mundo.

 

yo no supe que el instante no era sino un instante. yo no supe el lento pero irremediable fin de los días luminosos.

 

yo no supe que mi piel terminaba en el lugar de este mundo.

 

 

 

**

 

 

avanzamos lejos al encuentro de nosotros mismos perdidos, nada abre el vuelo, lejos al encuentro y un peso entre las costillas.

 

avanzamos perdidos con la carne vacía de sí misma, como un peso lejos por delante de nostros mismos. entre las costillas.

 

avanzamos. avanzamos pesados entre las costillas avanzamos pesados.

 

de todo lo que se vuelve cuerpo ves, de todo lo que se vuelve nos perdemos.

 

en los inmuebles, los aparcamientos, las calles, las estaciones, las estaciones de metro, las carreteras, las aceras, las fronteras, los continentes, los desastres de los hombres.

 

cada desastre a medida de hombre.

 

 

**

 

 

yo ya no comprendía nada de la lengua ya nada del despertar y del sueño, ya nada de este mundo sin mí.

 

ya nada de la absurda necesidad del recorrido, la absurda necesidad de amontonar una lengua en cada instante.

 

ya no comprendía. quería que ya nada fuera comprendido.

 

cuando el suelo no resistía. cuando la lluvia no cesaba. cuando el cuerpo se apagaba. cuando las manos ya no agarraban.

 

cuando las miradas se perdían. cuando el amor desaparecía. cuando la violencia lo invadía todo. cuando los árboles las raíces las plantas las piedras.

 

cuando los animales los insectos los seres minúsculos.

 

cuando todo de este mundo me decía que cesara.

 

ya no comprendía. sin embargo el cuerpo tenue ha resistido. el cuerpo ha resistido es un hecho.

 

 

 

 

Página 9 de 35

Invitados en línea

Hay 6096 invitados y ningún miembro en línea