CONSUELO JIMÉNEZ

CONSUELO JIMÉNEZ

Consuelo Jiménez Martín (Barcelona 1961).

 

Cursó estudios de magisterio.

En el año 2014 publica su primer poemario “La Huella de tu Olvido” de la Editorial Sunya. Creación vinculada a la enfermedad del Alzhéimer.

En el año 2015 participa en el Certamen del V Festival “Grito de Mujer” celebrado en Jerez de la Frontera.

En el mismo año participa en el recital internacional “100 mil poetas por el cambio”.

En el año 2016 publica su segundo poemario “Palabra duende sin final” de la Editorial Sunya.

Presentado en la Biblioteca Guinardó-Mercè Rodoreda de Barcelona, el 10/06/2016.

También ha sido presentado:

Con fecha 29/06/16 en el Bar cultural SUE de Barcelona,

Con fecha 30/09/16 en la Biblioteca de Cornellá.

Con fecha 05/10/16 en la Biblioteca de Cerdanyola.

Con fecha 20/06/17 en la Librería Malpaso de Barcelona.

Ha participado en la Antología Poética “Sueños Compartidos” de la Asociación de Poetas de Cornellá.

Colabora asiduamente en las siguientes revistas literarias digitales:

- Revista poética Azahar.

- Revista literaria Gealittera ( Argentina)

- Revista literaria Absolem

- Revista literaria Espacio del Poeta

Han sido publicadas diversas reseñas sobre su Poesía, en la Revista GUKA auspiciada por Biblioteca Nacional Argentina y en la Revista MIS REPOELAS-Relatos, poemas y novelas.

Con fecha 9/05/17 participa y presenta su poemario “Palabra duende sin final” en una tertulia de libros que organiza todos los martes en Madrid, el escritor: Justo Sotelo.

En el año 2017 colabora con su poesía en la publicación del libro CANTOS PARA EL VIENTO de la Editorial Poesía eres Tú (Recreación de diez poetas del siglo XX). Todos los derechos de la obra van destinados

a la lucha contra el cáncer.

En el año 2017 colabora con varios de sus poemas en la Antología “Nueva Poesía y Narrativa Hispanoamericana del siglo XXI” de Lord Byron Ediciones

 

 

CONSUELO JIMÉNEZ

INCONTESTABLE

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

Soudain, vide, nul destin.

Rien que des nuages qui s'écoulent

en boucles d'abîme.

Soudain, un virage s'ouvre vers un autre,

les deux à coups de dents

avec la fureur du vent

ils s'emparent des rennes de la ligne droite.

Le secret sourire me ramène

au verbe, silence habité

dans la tanière du temps.

Le néant s'ouvre vers le tout,

la porte grince,

c'est l'heure sans aiguilles.

Soudain l'air choisit des accents,

des âmes qui guettent les battements.

Tais-toi, écoute, une tonalité résonne,

de vieux sons de ce nom

qui cille sur le revers de ma veste.

Soudain ta poitrine soupire

sous le seuil de l'histoire. Soudain j'écris quelque chose que je désire

hurler: ta lumière et ton ombre

comptent aussi dans ce défi vulgaire

d'avoir vécu.

 

 

 JE SAIS QUE CELA NE VA PAS TE PLAIRE

 

Il y a des jours où nous sommes en cristal,

on dirait que le cœur

s'oppose au verbe,

que la gorge se noie

dans le sourire forcé de n'importe quel

visage.

Il y a des jours où les miettes inondent

la table jusqu'à tomber par terre,

sans laisser-aller,

juste comme ça, vers l'abandon.

Il y a des jours où tu crois

que celui qui se réveille

le soleil dans la bouche

va l'avaler au prochain clignement des yeux.

Il y a des jours où tu voyages dans la fumée

d'une cigarette,

mais la cendre ne tombe nulle part,

il ne faut plus balayer.

 

 

 FOETUS RAIDE

 

Les paupières tiennent

sur le reflet de la fenêtre.

Mon corps, fœtus raide,

est un récit vétuste

d'un chêne aux branches fendues

qui gît dans le palpitement

de la fronde, son mystérieux,

appeau d'os détrônés

qui convoitent la sauge

aux fleurs bleues, violacées

ou jaunes, des vers pérennes

dans un monde qui est déjà écrit

 

 

CONSUELO JIMÉNEZ

INCUESTIONABLE

 

 

 

De repente, vacío, nulo destino.

Sólo nubes fluyendo

en rizos de abismo.

De repente, una curva se abre a otra,

ambas a dentelladas

con el furor del viento

se hacen con las riendas de la recta.

La callada sonrisa me devuelve al verbo,

habitado silenciar en el cubil del tiempo.

Se abre la nada al todo, la puerta chirria,

es hora sin agujas.

De repente el aire elige acentos,

almas que acechan latidos.

Calla, escucha, suena un tono,

viejos sones de aquel nombre,

que parpadea en mi solapa.

De repente suspira tu pecho

bajo el umbral de la historia.

De repente escribo algo que deseo

gritar: tu luz y tu sombra también

importan en este vulgar desafío

de haber vivido.

 

 

SÉ QUE NO TE VA A GUSTAR

 

 

 

Hay días, que somos de cristal,

parece que el corazón

se resiste al verbo,

que la garganta se ahoga

en la sonrisa forzada de cualquier

cara.

Hay días, que las migas inundan

la mesa hasta caer al suelo,

sin descuido,

sólo por un sí, al abandono.

Hay días, que crees,

que aquel que amanece

con el sol en la boca

se lo va a tragar en el parpadeo siguiente.

Hay días, que viajas en el humo

de un cigarrillo,

pero la ceniza no cae en ningún lugar,

ya no hace falta barrer.

 

 

 

 FETO YERTO

 

 

Se sostienen los párpados

en el reflejo de la ventana.

Mi cuerpo, feto yerto,

es relato vetusto

de un roble de hendidas ramas

que yace en el cancaneo

de la fronda, misterioso son,

reclamo de huesos destronados

que anhelan salvia

de flores azules, violáceas

ó amarillas, versos perennes

en un mundo que ya está escrito.

Invitados en línea

Hay 5376 invitados y ningún miembro en línea