Miércoles, 03 Febrero 2021 20:16

La revolución del no poder

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

La revolución del no poder 

Cristina Arribas González

 

Cuando era pequeña tenía visiones no de esas que percibes sonámbula o en un estado de extrema ensoñación, o las visiones a las que te lleva la locura, eran visiones de ficción. Tenía el no poder de cambiar las cosas, porque esas cosas solo cambiaban para mí; llegaba, alborotaba todo y me iba. Llegué a creer que este poder solo lo compartía yo. Que nadie más podía sentir esas cosas mágicas y terroríficas a la vez. Que compartía un poder único de ver más allá del lenguaje, más allá de los símbolos. Llegué a enfrentarme a ese poder, tratando de que desapareciera, quise de alguna forma desaparecer con él. Me oscurecían  las ideas que me llegaban, las sensaciones que no entendía. Tenía miedo. El miedo a no poder con el Amor. Esa luz que te invade, que te empuja, que te abriga. Esa luz amorosa que te revoluciona. Esa luz que eres tú.

 

Tengo ya una edad en la que esas visiones ya no me encuentran y debo descubrirlas en la inmediatez de los abismos y las despedidas. Es donde escribo. Escribo cuando la visión me descubre ‘asesinando’ lo creado. Jamás me gustó amortizar las visiones, porque la verdadera revolución solo se encuentra en el  no poder. Cuando nadie entiende el porqué, cuando nadie sabe por qué, sucede la visión. Sucede porque suceder no es entender.

Visto 378 veces Modificado por última vez en Miércoles, 03 Febrero 2021 20:30
Cristina Arribas González

Cristina Arribas González entiende el arte como un todo unificador con diferentes herramientas que la permiten expresar su poética.

Entre su estudio y formación encontramos proyectos como “Ciò che sta dietro la parola” o “Ser D Arte”, en los que armoniza la poesía con la pintura y la fotografía.

Es autora de los poemarios Memorias de una voz (Hanan Harawi, Perú, 2015) y La derecha que amó a la izquierda (La cosa escrita, México, 2015) y colaboradora en revistas culturales y literarias de España y Latinoamérica.

Sus poemas han sido recogidos en diferentes antologías y sus obras han sido expuestas en ciudades como Madrid y La Palma.

Ha sido fundadora de espacios artísticos y culturales como Hijos de marzo, destinado a la difusión de artistas emergentes.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.