Miércoles, 14 Junio 2017 07:38

boxeo de sombras / Melbin Cervantes /

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

 

BOXEO DE SOMBRAS

Melbin Cervantes

 

 

 

Si no fuese por el viejo 
deambularía en una peregrinación
solitaria.

Quiero ser el más fuerte
en cada respiro, en cada movimiento
de piernas, en cada golpe. 
Quiero destetar de un puñetazo
a cada mocoso que me enfrente.

Mis pasos me llevarán a la gloria.

Antes
como un matón callejero
estas fuerzas,
está sangre capaz de tirar una montaña
enviaba a muchos hijos de perra al hospital

Con solo mirarme
con solo respirar cerca de mí, compañero,
puedo asegurarte que la pasabas mal.

¡Campeón! ¡Campeón!
La multitud agitada, bulle en alaridos por verme.

¡Campeón! ¡Campeón!
Si ella lo escuchase…

Pero donde ella se encuentra,
los oídos no sirven para nada.

Si tan solo dios apareciera frente a mí
tendría la oportunidad de encajarle  
todas las que me debe.

 

EN MI CASA HAY UNA ZANJA CAVADA
para enterrar al mundo.

Para protegerlo de sí mismo.

Las pupilas no pueden mirar
más allá del abandono.

Solo se retuercen mirando
a la luna blanca sabotear
el baile de las estrellas.

Adelanto unos pasos con miedo
y trato de tomar al mundo
pero es imposible moverlo,
de su trono de muerte
y de su sueño de guerra y profecías.

En mi casa hay una zanja cavada
llena de lágrimas.

EL LENGUAJE DE LA PIEDRA

Sobre ríos que no cesan
viaja el lenguaje.

El castigo Agamenón es vestir de culpa.

Empapar nuestra frente de hiel
empujados por el frío de la noche
a un acantilado de pesadillas.

Comer el pan de la gangrena,
el beso árido
de la mortandad.

El jadear de los caballos es fuego latente.

Nos persiguen. Los jinetes y sus espadas.

¿Somos cobardes?

¿Habrá defensa para nuestras faltas?

El lenguaje de esta piedra que tenemos
por corazón: sólo sabe nombrar
vitupera lo sagrado.

El castigo Agamenón es ser nuestra ruina.

 

Visto 3485 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Junio 2017 04:47
Melbin Cervantes

Melbin Cervantes. Cancún, Quintana Roo, 1991. Ha colaborado en revistas literarias digitales como Sak-ha de la Escuela de Escritores de Yucatán, Bistró Magazine, literatura y poesía y Válvula Magazine. En 2015 obtuvo mención honorifica en el concurso de poesía Flores a Cozumel, y en 2016 segundo lugar de Narrativa Memorias de Una Isla. Antologado en Karst-Escritores de la Península Yucateca en 2016. Autor de Las huellas que dejó el silencio (2016). Actualmente radica en Cozumel.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Invitados en línea

Hay 5376 invitados y ningún miembro en línea