Mostrando artículos por etiqueta: Poesía

 

 

ELÍ URBINA / DOS POEMAS / 

Traduction par Miguel Ángel Real

 

 

EL FARDO DE LA SOMBRA

 

 

Entre los racimos de saliva y sangre

solo el fardo de la sombra 

la voz de esa mujer a la que amé

esa reja entre lo que soy

y los nombres del pasado

 

Todavía hay ansiedad

Aún hay vestigios de algo

que no termino de perder

 

La muerte se avecina

pero ya estoy en medio de la muerte

ya camino en esa acera

donde la suerte es otra

dimensión de la ironía

otro rostro de su rostro

y hay mensajes perdidos

 

Tal vez ya es suficiente

Quizá de nada sirve

alzar estas palabras contra la soledad

 

 

 

LE FARDEAU DE L'OMBRE

 

Entre les grappes de salive et de sang

rien que le fardeau de l'ombre

la voix de cette femme que j'ai aimée

cette grille entre ce que je suis

et les noms du passé

 

L'anxiété est toujours là

Il y a encore des vestiges de quelque chose

que je n'arrive pas à perdre

 

La mort approche

mais je suis déjà au milieu de la mort

je marche déjà sur ce trottoir

où la chance est une autre

dimension de l'ironie

un autre visage de son visage

et il y a des messages perdus

 

C'est peut-être déjà suffisant

Peut-être qu'il ne sert à rien

de dresser ces paroles contre la solitude

 

(De La sal de las hienas, 2017)

 

 

 

 

GUARDO HOSPEDADA EN MI MEMORIA

 

 

Guardo hospedada en mi memoria

la imagen apacible del cuerpo del amor.

La luz ha de llegar de nuevo,

pero ahora, en lo real, tan solo la lluvia

cubre la calle como negro alpiste.

 

Mira descender lentamente

la espina de la carne en la herida secreta.

El burdel, su avaricia, sorbe mi alma agotada,

mi esperanza sedienta de sentir,

por un instante, el sordo crepitar.

 

En penumbra la prostituta baila

con la sinuosidad de una ancha llamarada.

Ya el ansia se amontona en el espejo,

la sombra de mi mano se prolonga.

 

Por mucho que el placer arda

siempre su rostro en mi interior se enciende.

 

 

JE GARDE HÉBERGÉE DANS MA MÉMOIRE

 

Je garde hébergée dans ma mémoire

l'image paisible du corps de l'amour.

La lumière doit arriver à nouveau

mais maintenant, dans la réalité, seulement la pluie

recouvre la rue comme un noir alpiste.

 

Regarde descendre lentement

l'épine de la chair dans la blessure secrète.
Le bordel, sa convoitise, gobe mon âme épuisée,

mon espoir qui a soif de sentir,

pour un instant, le crépitement sourd.

 

Dans la pénombre la prostituée danse

avec la sinuosité d'une vaste flambée.

L'avidité s'entasse déjà dans le miroir,

l'ombre de ma main se prolonge.

 

Le plaisir a beau brûler,

ton visage s'allume toujours en moi.

 

 

 

(De El abismo del hombre, Buenos Aires Poetry, 2020)

 

 

Era de lúbricos hombres

José M. Viniegra

 

 

 

En esta era de lúbricos hombres

y una casta te.rri.ble.men.tei.no.cen.te
robarían más atención mis letras

si en vez de hablarles repitiera lo que dice el diablo

 

 

 

 

*

Tomaré un camino 
diametralmente opuesto al tuyo

La vida dará vueltas
vueltas 
vueltas

vueltas
Voltearemos

 

Si todo sale bien un día

nos veremos de nuevo

Tras este mundo redondo
redondo
redondo

redondo

redundaremos

 

*

 

 

La hoja del árbol que despistada cae al lago 
no sabe de su existencia por su reflejo en el agua

sino por la orilla que de su caída replicante habla

 

 

 

*

 

 

 

Tanta solemnidad en vida
es que no entendemos que todo es efímero

un juego
y la muerte llega así como sonriendo

Principio del formulario

 

Qué tan diferente seré yo de los hombres
si no entienden lo que entiendo
mas entiendo perfecto por qué no entienden

 

Es que no nací acaso de la tierra como todos?
Tardé en despertar de nuevo al mundo?

 

Por causa de un sopor…

Soy un extraño fulgor tardío?

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

 

 

 

 

 

Cuentos del zar y de locos y asesinos

Virginia Santa María 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

LA PRIMER GUERRA PSYCHOTRÓNICA

  1. M. Lecumberri

 

 

No, escucha, lo que ocurrió fue esto: te mintieron, te vendieron ideas sobre el bien y el mal, te hicieron desconfiar de tu cuerpo y te avergonzaron de tu profesión del caos, se inventaron palabras de asco por tu amor molecular, te mesmerizaron con su indiferencia, te aburrieron con la civilización y con todas sus roñosas emociones

 

-Hakim Bey

 

 

 

 

¿Cómo es que China ganó una guerra a occidente sin haber siquiera disparado un sólo balazo?

----- entre las montañas de mierda y el hechizo humeante de la decepción

Se renovó el Caos,

 

Renació de su nada un Imperio para los Enajenados

 

De este régimen saldrán cosas innombrables: (i) el hombre ganado;(ii) la hombre granada; (iii) el multiculturalismo unidimensional; (iii) la antropología del desastre; (iv) la melancolía blanca; y

Más devastadora aún:

(v) la orden de los días

Con su jurídica sangre fría, con su guante de látex tirando de las cloacas a los beés

Rodando por las cloacas entre el infierno y Tiffany & Co.

 

Porqué ordas de publicistas endemoniados pensarán que es cool llenar un Huawei con diamantes de cristal

 

Y poner nombres de rinocerontes famosos a la Sagrada Familia y hacer llover leche materna en el Adriático

Invadirán las costas de Acapulco

 Nuevamente María Félix será un ídolo zombi

Y Agustín Lara será reproducido en fantasmales cavernas de sexgore

Mientras niñitas tailandesas hacen actos de coporfilia en 120 días

 

Para diplomáticos amarillos

Rojos

Y cafés

 

Mientras Dios nace de la masturbación del Gran Capital

Envuelto en la placenta programática de WebBot

 

Crudificado en la psicoesfera de los embutidos

 

Cargando las tres cruces del delirio

La conspiración

Y el resentimiento

 

Y el Verbo se hizo

Carroña de Dios

En vez de Palabra de humano

 

Cada significante proferido alguna vez

Será procesado en nubes contaminantes

Y la lluvia ácida disolverá nuestro criterio

 

Y en las redes habrá arañas metálicas cosechando nuestras ideas

Y nuestros sueños

En un délfico pandemónium

Una permanente diarrea conceptual

Nos será suministrada a manera de neuroléptico

 

Los hombres danzarán en ombligueras sobre las ruinas de NYC

Los mismos hombres que conducían aviones

 

Y las prostitutas los rejonearán

Y hervirán sus huesos para obtener litio

 

El tráfico de baterías inmateriales

Para deseos de cristal

 

Habrá chamanes en todas las azoteas

Y cada tribu se volverá caníbal

 

Se servirán albóndigas de poetas muertos para la cena

En las casas más pudientes

 

Los pobres desollarán dealers y beberán sus sangre intoxicada

 

Así la primer guerra psicotrónica

Será un germen residual en la conciencia humana

 

Que devastará al cosmos entero

 

Llevándolo a su estado natural de Caos.

 

No se diga más

 

¡habrá que bendecir la sintaxis del nuevo-nuevo orden mundial!

 

del ojo que nada lo ve

porque seremos un reino invisible

una pocilga de espectros orbitando en torno a una motherword de helio y metales radiactivos

 

seremos un ápice de desgracia en el amanecer tras la masacre

 

los hombres morirán sus vidas

zombificados por el sueño de vivir hasta la muerte

 

de comodidades absurdas

y de música new age

 

de bongs de cobre y cántaros de cuarzo

 

en las prísitnas aguas del Lago Meme

donde imágenes cargadas de imbecilidad generarán tsunamis de sin sentidos

 

trasnformados en máquinas reproductoras

perderemos definitivamente la capacidad de deseo

 

y de nosotros quedará una sombra de sangre en el pavimento agrietado

 

apenas la centella absorta por la agonía

de la especie. Sueño en una noche estrellada en que toda persona se encamine

a suicidios de masa

como si fueran raves

 

intoxicados

danzantes

erotomizados

 

coloridas máquinas reproductoras

sólo capaces de ofrecer su carne y su movimiento

a la gran bobina Tesla del Nuevo-Nuevo Imperio

 

segmentado en feudos de colores

como un arcoíris de nacionalidades

 

lisérgicas

festivas maquinitas que se reducirán a un orgasmo fallido

a una mentira absoluta

 

hacia esas oscuridades nos dirigimos

en esa isla de atrocidades

 

habremos de encallar

 

una vez que se cierre el pacto

una vez firmado el armisticio digital

 

la huella cibernética implantada en nuestro cerebro

 

desde hace décadas

implotará

 

our own personal big crush!

 

Todo habrá de ser un orden despiadado sosteniendo al autocracia

Del Caos

 

Ave Eris!

 

El sueño de la década terminó con un golpe de estado

En que el totalitarismo violó despiadadamente a todas y cada una de ustedes

Mujeres humanas

Madres humanas o

Hijas humanas

Transexuales trasnustanciales y/o trasnpolares

 

Da igual

 

A todas se les ofrecio la delicia

Y recibieron

En cambio el holocausto

 

Por lo que hace al aspecto masculino de nuestra especia

Especimenta la especiatura de letárgica monta

 

Por la que nunca habrá de soñar jamás otra cosa sino la castración

La psicosis ha terminado

Porque nunca la hemos asimilado por completo.

 

Felices borregitos biofractales

Felices ovejas al matadero

 

Hemos ganado nuestro derecho a perder la vida

La libertad

La voz

 

Nada quedará de este templo de piedra

Sino unas cenizas pálidas

Y alguna flor podrida

 

Edificios como cementerios

Se extenderán desde Shangai

Hasta la colonia Roma, y más allá

Donde también hay hípster y otro tipo de fauna perniciosa.

 

Clases de Tai Chi programático

 

En todas las escuelas

 

Más comida orgánica de escorpiones y murciélagos

 

Más medicamentos conceptuales

Más Ziziek como aderezo: ja-ja-ja.

Usted

Sí, usted que lee

Ha muerto.

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

 

Publicado en ZONA DE DESASTRE
Miércoles, 15 Abril 2020 02:37

Boceto de la espera / Marina Centeno /

 

Colección “Deterioro” Un abstracto de la naturaleza.Marina Centeno

 

 

 

 

Boceto de la espera

Marina Centeno

Si alguna vez me inclino como ahora

con ademán trémulo de sauce

habrá de ser para asomarme en vano

al opaco arenal que abandonaste.

Rosario Castellanos.

 

I

 

Un día en el estanque de  lo monótono

rozando el muslo de la melancolía

cada que la tarde llueve de tristeza

y la sed palpita en cada pájaro

no sabemos medir la palabra ausencia

y aun así trotamos sin sentido

avanzamos abrumados por la huida

sabedores del vacío y la ligereza

cuando la libertad sólo significa

abrir la carne y dejarse llevar por la marea

 

 

II

 

Ahora es tiempo de ver con las hormonas

de sentarse a la puerta del declive

a contemplar el mundo desde adentro

para sentir que el tiempo nos concierne

con la espera en la punta de la lengua

para escribir poemas de infinito

mientras la piel se cae con paciencia

y que quiebra el camino con la fruta

 

III

 

Por cada soledad surge una sombra

un hueco donde el tiempo me permite

llenar con languidez y pesadumbre

momentos que se crispan con el frío

y tiemblan los contornos del cuaderno

se llenan los renglones de preguntas

sin nada que escribir más que uno mismo

en medio de este páramo de suerte

 

IV

 

Todo él aconteció en mi hondura

apareció de pronto en el resquicio

de esta soledad laboratorio

para hacerme el conejo de su vida

y abrir de par en par toda la historia

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

Antes que la muerte nos bese el silencio

Miriam Mancini

 

 

 

 

Capullos de estrellas, desplomándose sobre las ganas,
reptan sobre mí.
Los signos antiguos
que arden la piel
Y ponen a girar la esperanza.

Las nuevas certezas de un sitio dónde somos arcilla
sin mancillar, sin roer.

Quiero nombrarte en las llamas.

En las hojas que el viento a su antojo, sacude y eleva.
Y prende del alma.

En el derrotero de las heridas que nos citan a deshoras, y
luego sin preaviso, se fugan con nuestra aurora.

En el resplandor de nuestras pupilas riendo a carcajadas.
Al compás de una danza secreta en las orillas del tiempo.
Sin tiempo.

Deleite de sal en el rito de los cuerpos.
Tan distantes.
Tan juntos.
Tan ciertos.

Cuando se halla la desembocadura del silencio en los labios, y es río y es mar,
y brotan las manos en lucha por asir lo inasible.

Latidos de la sangre
en la nave del sueño.

Se hacen trizas las buenas razones,
cuando
fecunda voraz el sentimiento:
no hay sombra capaz de perseguir
semejante vuelo.

Quiero nombrarte
en el sabor del suspiro
de esta noche,
que clama
respirar, a la par aire nuevo.

Cuando aún
somos.
Cuando aún
podemos.

Antes que la vida nos nombre en un verso.

Miriam Mancini

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Miércoles, 15 Abril 2020 01:40

Lejos del rayo del sol / César Rito Salinas /

 

 

 

Buenos días a los seres

que son como un país

y ya al verlos

es viajar a otra parte.

Homero Aridjis, Buenos días a los seres

 

Para Angélica

 

La transcripción de la entrevista se perdió en

la noche del coronavirus.

Dr. Berna dijo:

Sólo hay tres cosas para atender a las mujeres:

“Amarlas, amarlas, amarlas”.

Sobre las piedras encontré la traducción de sus palabras:

“bien cogidas, bien comidas, bien vestidas”

-nunca nadie sabrá el orden,

el no saber el orden de las palabras

concreta la traición de la traducción, dijo Paz.

Entre los ebrios la botella corre de izquierda a derecha,

nadie sabe el por qué.

“Lo demás será cosa de la suerte,

que no está en tu mano”,

dijo Dr. Berna.

Pidió permiso, dio un trago largo de mezcal.

  • ¿Se puede conservar esperanza? -pregunté.

En la mañana de la muerte por coronavirus nadie

podía adelantar algo, los ebrios

beben, no tienen más quehacer.

En la calle corren bicicletas, sobre grandes estornudos.

Aquellos hombres cargan en los bolsillos

un montón de preguntas -tintinean,

níquel y cuerpos,

como ociosas

monedas del vacío.

Dr. Berna adelantó en la boca desdentada

su convicta sonrisa.

“Soy viejo,

fui borracho toda la vida, conservo

esperanzas de que llegue el día

en que deje de serlo”.

La historia se pierde en la tarde de la pandemia.

Del viejo ebrio, sus palabras,

sólo quedará un aguacatal cuyas hojas

una mujer cada tarde

llega a recogerlas,

el lote baldío,

un montón de piedras que nadie mueve

desde los tiempos

de Montalban.

Dr. Berna dijo:

“ámala siempre”, cerró los ojos,

recostó la sucia cabeza,

lejos del rayo del sol.

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

La muerte dando la vuelta al mundo

Cristina Arribas González

 

Vamos a morir todos: ese es el requisito de lo global. Desencadenando una fractura de caída tras caída. Puede que todo esto no sea solo un síntoma, una opción para algunas personas. Puede que haya llegado el momento de no especular con cómo moriremos, a pesar de seguir haciendo bromas absurdas en torno a ella: la muerte. ¿Por qué reír ante la tragedia? ¿Por qué no hacer que el orden sea nuestra tragedia? El orden, la medida, la prudencia. La conciencia vital de una sola vida. No la de los medios críticos, la vida que está en los confines de nuestro ser y ahora despega en forma de realidad mortal. Pienso en la intemperie, en la “soledad mortal”, en aquellos que no llego a saber qué son, somos, y me pregunto quién soy y qué hago aquí. Cómo puedo seguir sabiendo que la tragedia se acurruca como una especie de ovillo (rosa) en mi estómago y me dice. Ya estoy aquí. No me puedo imaginar la herida, el hueco, el vacío que dejo, deja (el valor) en todos vosotros aquellos que nos vamos, iremos. Al fin nos iremos como dormidos, mecidos por nuestro grito (interno): podríamos haber hecho más, hicimos lo que pudimos. Cristina Arribas González

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

La vida es un cúmulo de ilusiones.

Rocío Prieto Valdivia

 

 

 

"El vuelo de los ojos rompe lo invisible" Raúl Renán

 

Hemos de cerrar el telón

y abrir la puerta violeta; para dejar salir al miedo,

a esas palabras que nos desgarran el alma.

Romper a puñetazos el estigma de ser víctimas.

Hemos de entrar por ella con el alma

y las alas bien amarradas a las vísceras

para que nadie nos confunda.

Para ser fuertes, y tomarnos de la mano.

La infancia infeliz quedó atrás. 

¡La puerta violeta se abrió para dejar salir y para entrar!

Una lágrima cae, cae y sigue cayendo en lo profundo del concreto para penetrarlo

y florecer en libertad.

¡ Atrás quedarán esas nostalgias!

¡La pequeña oruga ahora vuela!

La vida ilusiones en violeta.

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

AVES MIGRATORIAS Y OTROS POEMAS

MARINA CASADO 

 Traduction Par Miguel Ángel Real

 

 

 

AVES MIGRATORIAS
 
Estoy queriendo tanto
a una estación desvanecida
que tengo miedo de extinguirme,
miedo de deshacerme como las golondrinas
que en las tardes recónditas de octubre
deshabitan aldeas.
 
Es necesaria ahora esta nostalgia;
ahora que han arrancado la flor de la costumbre
y en las salas oscuras del corazón
estallan las primeras
revoluciones.
 
El verano cabría también en una lágrima.

 

 

 

OISEAUX MIGRATEURS

 

J'aime tellement

cette saison évanouie

que j'ai peur de m'éteindre,

peur de me défaire comme les hirondelles

qui dans les soirs secrets d'octobre

dépeuplent les hameaux.

 

Elle est nécessaire cette nostalgie maintenant;

maintenant qu'on a arraché la fleur de l'habitude

et que dans les salles obscures du cœur

éclatent les premières

révolutions.

 

L'été tiendrait aussi dans une larme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL EQUILIBRIO
 
A veces tengo al viento de mi parte
a las puertas heladas del invierno.
A veces me limito a contemplar
la sed anquilosada de la vajilla sucia
y el mundo también finge detenerse
para desenredar mis pensamientos.
Una vez me quisiste bajo la madrugada
y fue como tocar un vals en el piano
sin ensuciar la melodía,
como sacar los ojos con cuchara
al semblante del miedo.

 

 

 

L'ÉQUILIBRE

 

Parfois j'ai le vent de mon côté

devant les portes glacées de l'hiver.

Parfois je me borne à contempler

la soif ankylosée de la vaisselle sale

et le monde feint aussi de s'arrêter

pour dénouer mes pensées.

Une fois tu m'as aimée sous l'aube

et ce fut comme jouer une valse au piano

sans salir la mélodie,

comme arracher les yeux avec une cuiller

du visage de la peur.

 

 

 

 

 

 

 

Poemas inéditos, publicados en la revista española El Coloquio de los perros

Página 1 de 38

Invitados en línea

Hay 5284 invitados y ningún miembro en línea

Comentarios recientes