Jorge Enrique Yam

Jorge Enrique Yam

Jorge Enrique Yam Ya, nace en Bacalar Quintana Roo , es integrante del Taller Literario "Sian Ka'an" de Bacalar dirigido por el poeta Ramon Ivan Suarez Caamal. Ha participado en diferentes talleres de creatividad poética con la finalidad de mejorar su técnica de escritura. Ha publicado una plaqueta titulada "La Faces de la Luna" con Editorial Nave de Papel y publico su libro Engranaje con la Editorial Textual en el 2016. Gano el Segundo Lugar de los Juegos Florales de Yucatan en Poesía, y a participado en diferentes encuentros de escritores como el Festival de Poesía Oxigeno Bacalar 2012, en el Encuentro de Escritores en la Región de los Ríos en Palizada, Campeche 2013 y 2014, en el Encuentro Intergaláctico de Escritores Independientes Mérida 2015 y 2016 , en el 1er Encuentro Literatura en Acción Bakhalal 2016 . Ha participado en diferentes antologías poéticas como: "En la Puerta del Cielo", "Álbum de Familia" y "Voces del Agua" del Taller Literario "Sian Ka'a"; en la Antología "Dispersión" del grupo Colectivo Colectivo con Editorial Cartonera Hortera de Cancún; "Navíos sin Derivas" del grupo de creatividad poética de Cancún, y en la Muestra Poética de Cancún "Los Caminos de la Lluvia", Desde los Siete colore Antologia del 1er Encuentro de Escritores Bakhalal 2016. Poemas suyos han sido publicados en las revistas "Tropo a la uña", "Salvo el Crepúsculo" y periódicos del estado. 
 

Jueves, 25 Octubre 2018 05:24

POR LA LIBRE / Jorge Enrique Yam /

 

 

POR LA LIBRE

Jorge Enrique Yam

 

 

 

Luchador:   Jorge el exótico Yam

 

Originario de Tonayam de las Copas Bacalar, nació bajo un ring a lado de una promo de cahuamas, desde ese día, cuenta la historia, ya no pudieron cantar más los luchadores. Pertenece al grupo exótico o quizás rudo de Colectivo Descolectivo del caótico Cancún de 10, es luchador poético amateurs desde hace siglos aunque sabe de llaves, castigos y contrallaves, invicto en sus derrotas, la rendición juega con las palmadas o al conteo de 10 en sus encuentros, la máscara la conserva para poder tirar algunos golpes bajos hacia aquellos que dicen escribir poesía pero sin escribir nada y mucho menos tener victorias sintiéndose ídolos, figuras o leyendas en la arena literaria y sólo le hacen al cuento. Está siempre decidido a tirar algunos textos en el cuadrilátero, lanzar dardos a sus contrincantes en el ring y complacer a los aficionados. Ya antes ha participado en diferentes encuentros de luchas como la lucha extrema, lucha de apuestas y hasta ha trabajado de réferi, ha publicado algunas recetas y poemitas en revistas y periódicos de su imaginación supervisado por el comisionado de la lucha libre poética. Este peso pesado va con todo y espera ganarse a su lector.

 

Contrataciones al siguiente correo : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

 

 

POR LA LIBRE

 

I CAIDA

 

En el cuadrilátero

el presentador carcome nuestro nombre

disgusta sus huesos

y los cuelga sobre las cuerdas

las palmadas se adormecieron en la espera

sobre los hombros de las sillas

se ha lesionado el espectáculo

con los dardos del hambre sobre la lona

en una lucha extrema

se fracturaron las luces 

al escuchar el nombre del luchador siguiente

la música nos abre el acantilado de gritos

y caminamos con los poros anunciando su victoria.

 

Ser rudo es acobijar en la mascara

Insultos y maldiciones

ocultar el rostro para no ver

la parálisis de la pobreza

ocultar el rostro es hacer que tu esqueleto

escupa rendiciones

ocultar el rostro es contarle las palmadas

a tu presente

ocultar el rostro es tirar versos

y que estos se impacten en los lectores

esta caída la he perdido.

 

 

II CAIDA

 

El contrincante pasea mi cuerpo

hasta dejar mi rostro conversando con la lona

mientras el sudor se marea al rebotar de las esquinas

donde hacen fiesta al rosar mi cansancio

el réferi quiere envenenar las palmadas

quiere verme perder en su conteo de 10

la afición quiere sangre

quiere saludar a la derrota

en un vaso de cerveza

en esta pelea no hay relevos

es uno a uno en un shot de llaves y técnicas contra el rival

quiero respirar al salir de este encierro

ante la neblina de golpes

te agachas a escarbar entre tus latidos

algo más que una silla o un bate

para sentarte a escupir tus ganancias.

 

Esta caída fue nuestra.

 

 

 

 

III CAIDA

 

 

Nadie aquí le importa

si tus venas crujen.

 

Nadie aquí le importa

si alzarte la mano signifique recibir un tiro.

 

Nadie aquí le importa

si la máscara grita.

 

Es un deporte

donde la adrenalina se alcoholiza contigo

serás técnico, rudo, exótico o poeta

las caídas vuelan sobre la tercera cuerda

para nadar en la arena de lucha libre 

quizás mejor sea escribir o intentarlo

los impactos se diluyen entre las letras

dejando rastro alguno en estas hojas

sin mascara

sin cabellera

con un lápiz moribundo.

 

Perdimos la tercera caída y esta lucha.

 

 

 

 

 

 

PARODIAS

 

DR.  Wagner

En mi casa y con mi gente, se me respeta.

 

DR. EXOTICO YAM

Con tus textos y tus lecturas ve y chingas a tu madre.

 

Luchador Pieroth

Bola de mexicanitos Traga – Nopales.

 

Luchador Pie-Yam

Bola de disque escritores Traga – frasecitas motivacionales.

 

Arturo el rudo Rivera

Gúacala de pollo

 

Jorge el poyeta Yam

Gúacala de poeta.

 

Hijo del Perro Aguayo

¿Dónde están, perros?

 

Entenado del oblígame perro

 

Préndanle unas veladoras a sus muzas perros.

 

 

 

 

 

 

 

Martes, 29 Agosto 2017 22:01

43  / Jorge Enrique Yam /

 

 

 

43 

Jorge Enrique Yam

 

 

 

Tal vez sea en el papel 

donde la poesía dispare letra a letra a quemarropa 

y las palabras se vuelvan proyectiles 

para los ciegos que no encuentran justificación 

de su mirada. 

 

Entre veladoras, 

los 43 desaparecidos 

alumbran este rompecabezas 

con balas que incrustan una sola idea 

que nunca se esconde 

en frases como disparos, 

en armas como versos. 

 

Aún seguimos  

con la cera quemando la conciencia 

en esta espera que se disipa 

y parece que la luz  

empieza a ahogarse 

en las calles. 

 

¡Marchas, marchas! 

Es hora de Ayotzinapa; 

en este país las flores se dicen 

con la voz alta de nuestros muertos. 

 

 

Link del video en YOU TUBE

https://youtu.be/nKFKZdCj3is

 

 

 

Aullar en manada

Antología del colectivo Coyolobos

Jorge Enrique Yam

 

 

 

 

Ruinas mayas

 

 

Hoy nuestra madre

abortará a sus hijos en la oscuridad

donde el llanto de dios busca náufragos,

cadáveres envueltos en raíces

que llevan secretos titiliantes.

Sus rostros deformes 

brillan en lo más oculto,

miran el horizonte,

que el silencio los proteja, piden;

y de carrizo en carrizo

esconden su pasado.

Hoy, estos edificios asombrados

sólo esconden al mundo

en sus sombras.

 

 

 

Paraísos flotantes 

 

El vaivén de las hojas

se ha puesto a bailar con las palabras.

Los adolescentes ondean reflejos

en sus memorias sonoras,

buscan tesoros que ayer les robó la certeza.

Los observo a la distancia.

Sé que, al igual que yo,

se mantienen de espalda al crepúsculo,

y no le dicen nunca

a su infancia 

que regrese.

 

 

 Moneda negra 

 

En horas como ésta 

suenan campanas de penumbra:

una leyenda acabó

con los cantares de gorriones.

Todo es nostalgia sobre el amanecer:

hora de disbujar

la luz de la luna,

con una moneda negra

que en la noche gira

interminablemente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La llave

 

 

Permanece el retrato encendido,

al verlo, regreso de pronto al pasado.

La voz se mantiene en alarma,

los segundo ante mí emerge,

los sonidos, con un gesto, abren la nada,

introducen torbellinos al espejo.

 

 

Recuadros

 

 

Se miran a cada foto

resquicios de mi pasado:

inmóviles,

empolvados de nostalgia,

sólo sonríen 

para ocultarse después en sus sombras.

Mi álbum

guarda una carcajada mía

para divertirse:

tomados de la mano,

mi carcajada y yo,

permanecemos quietos

posando ante la nada.

 

 

Pródigos 

 

 

I

El amanecer

es virgen todavía;

hay risas que desbordan

lágrimas.

Piden justicia a la naturaleza,

con la que bailan 

en imágenes deformes

ante el velo de lo oculto.

Rescataré mi sangre.

Cada minuto que se imprime en el tiempo

no será de lamento,

será de libertad:

estas musas volarán en mi memoria

y serán un recuerdo

en todo instante.

 

 

II

 

Hemos nacido al mundo de la intimidad

corrompida.

Somos estatuas,

piedras labradas en espinas

que se rompen con lo santo.

Corro ahora tras el tiempo,

para conocer 

a mis hermanos.

 

 

III

 

Aquel árbol:

nuestro resguardo,

nuestra madriguera de niños.

Alrededor de él,

palpábamos los sueños con manos calientes

y en la hojas se reflejaba 

como ahora

el llanto derramado.

Hoy, ante este árbol antiguo,

dejo fluir

este cáliz:

mojo mi pasado.

 

Viernes, 23 Diciembre 2016 08:00

Esperanza oculta

Esperanza oculta

 

I

 

En el espejo

están mil generaciones,

el reflejo de mi padre

es más que un sueño perdido,

lo busco entre los pétalos inertes,

que no dan pista de existencia.

La noche ha sido mi confesor

y mi llanto.

Tal vez la vida, me digo,

se resuma en investigar

mi propia sangre,

relacionada al cobarde

irracional amor

que resguarda aquel deseo

culpable de martirios,

sorpresa de mi persona.

Al buscarlo sin motivo,

no puedo mantenerme petrificado

sin encontrar respuesta.

Al abandono de mis noches

exhibiré mi simpatía

y escucharé

a mi padre ausente.

 

II

 

Las voces habitan esta página,

prosigo tras mi sombra.

Me divierto en estas líneas

que son un escape a la calma.

Quebrantaré la diversión

satisfaciendo a lo marchito.

Mujeriego enfermizo,

apagado en mi nostalgia,

fluirás entre mis lágrimas,

dueño

de mis pesadillas.

 

 

 III

 

Intimidad amarga

que profana este instante.

 

La despedida

ha quedado en tu retrato,

y estos versos amargos

han sido en mi memoria:

                                olvido y todo.

Invitados en línea

Hay 1043 invitados y ningún miembro en línea