Domingo, 24 Enero 2021 03:24

Semillas / María Calle Bajo /

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

 

Semillas

María Calle Bajo

 

 

Edición: Buenos Aires Poetry.

Año: 2020.

Colección ©Pippa Passes.

 

 

 

 

I N G R A V I D E Z

 

La mente me persigue por aquel atajo

en el que sólo nosotros intervenimos,

el espacio recluso que congestiona

de puertas para adentro el tumulto ajeno.

Donde se detectan las derrotas,

las iras y los miedos de siniestros

pliegues de cartón piedra,

pero no voy a sellar las grietas urbanas

que abren la ruta de las riquezas sagradas.

Han recorrido las agallas

tantas batallas sin héroes, sin rastro,

sin contorno raso en el sumidero,

que no basta con el resultado añejo y manido,

pero tal vez sirva el ceño fruncido asilvestrado.

Desobedecen también las creencias,

bastas singularidades de un confín de anhelos,

sobrevuelan sobre un friso de pensamientos delatores.

De aquí ya no pasan,

todo queda tapiado hasta el picaporte…

Emana la dicha por derroteros,

se empaña el metal,

la mirilla de jade se dilata

y mientras se contrae el pulso.

Doble propósito comedido; el reglamentario,

a no ser que escape de puntillas

y, el desprovisto de pautas, a trompicones.

Dificultad para un organismo definido:

¡ P E R E C E D E R O !

 

 

 

S O L U B L E

 

Qué encubre este miedo atroz;

Un traje medido en miserias,

sustento en el paladar. Sed.

Enseres incompatibles con el relato...

Qué muestra esta carne herida;

Una maleta muda de regresos,

andrajos en las huellas. Hambre.

Inaccesibles reliquias actualizadas…

Qué esperan estos pasos perdidos;

Unos ideológicos sumideros,

idealismos desmedidos. Guerra.

Incandescentes cenizas petrificadas…

Qué requieren de nosotros;

Unos ojos descarnados.

Motín económico. Fósil.

Cicatrices de caucho encorchadas…

 

 

D E S T I E R R O

 

Siento que me estoy pariendo a trozos.

Ya no me conformo con nacer a medias.

Ristras

tripas

líquidos sobre el amor de tenerme.

Estoy pariéndome a solas

y lo primero que veo

es la carne numinosa entre la hiel

porque ya parí los ojos,

que le dan vida a los sentidos.

Ya los he parido…

También nacen de ellos las manos,

jabón que quiere anclar mi boca,

restriega mi lengua, frota la nariz,

y enciende la risa anafórica.

Ya brotó mi cuello de cisne oculto.

Me construyo,

me individualizo en este esquema,

numen,

renombro mis dedos,

Vuelvo a mí

atravieso el antes.

Latidos,

pasos,

córnea de andanzas,

axioma en cultivo.

Me desafío.

 

 

 

 

S u p e r f i c i e s…

 

Ligera pluma, voy a añadirte a esta esfinge

que tupe su dermis de fuego.

(Sátira virginal donde batallan atuendos consumidos)

Frente al busto que atesoras, manantial de dunas:

Acúsame por seducirnos, parva boca,

brota, es cuestión decisiva,

sincrónica sugestión que ronda a la suerte

entre ligaduras,

en otro vespertino embate, y así

están contando los segundos las papilas gustativas

que te secuencian,

una a una, de par en par, se solapan…

Dispersos aquellos

azares, ahora se cubren por la retina,

se aprisionan hasta derrocarse en una matriz,

legendaria…

Y el parlamento sentencia el filo ardiente que da nombre

a tu furibunda silueta, montura de coces.

Te deslizo.

Entrepierna que ha desvelado

tu sentido común de arena.

Como la del reloj que se cuela por esa holgura caprichosa.

Sumidero de besos,

sacro hueco.

Donde se clama penitencia

o se renuncia al miedo.

Ancla de dones:

Pelvis suntuosa, armónico viaducto.

Contorno etéreo.

(BÁLSAMO RESUELTO)

 

 

C A R A B E L A S

 

Se han abierto a ti mis miedos.

Viento del NORTE:

¡Ven y trae a mi calma toda tu entrega!

Mandorla del riesgo, azota a la estirpe que hay en tu centro.

Viento del SUR:

¡Ven y aflora en mi dicha el sacro consuelo!

Ciclón

Huracán

Vendaval

Tifón

Azota la ira que emana espumosa.

Azota el abrupto candor.

¡Azótalos!

Viento del ESTE:

¡Ven y apila el temblor!

Arranca las pausas

Arranca los tiempos

Arranca de cuajo el silencio.

Sí, céfiro almanaque,

¡barrena certero!

Qué tiemblen, qué bramen.

Viento OESTE: Te espero.

¡Apocalipsis!

 

Visto 239 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Enero 2021 03:40
María Calle Bajo

María Calle Bajo

(Plasencia, España) es una poeta y profesora española. En su función educativa, ha formado parte del área I+D+i de Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca y actualmente se encuentra enfocada en la enseñanza del español como lengua extranjera y se proyecta hacia la investigación en el ámbito de la ciencia literaria. Entre sus múltiples estudios se cuentan los de Magisterio en Educación Infantil (2007), Universidad de Salamanca, Grado en Maestro de Primaria Mención Lengua Extranjera (2014), Maestro de Primaria Mención Lenguaje Musical (2015) y Máster Internacional para Profesores en Lengua y Cultura Españolas (2017), cursados en la Pontificia Universidad de Salamanca. Actualmente está cursando Filología Hispánica en la USAL. Poemas suyos han sido publicados en Revistas como Letralia, Tierra de Letras (Venezuela) y Taller Igitur (México). En junio de 2020 obtuvo el segundo lugar en el IV Certamen de Poesía Social “Mujer, voz y lucha” con el poema Búsqueda, organizado por la CGT de Castilla y León, España. Semillas es su primer libro publicado.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.