Poesía Chilena Actual

DOBLES

Selección: Víctor Hugo Díaz

Primer Set:

Ingrid Escobar/Miguel Ángel Guajardo

 

 

 

IV

 

Hijos del roce que arrasa

hijos del toque de queda

pobres pagando peajes

 

bajo la luz intermitente

de manos sudadas

caricias desplazadas

mortificadas de vez en cuando

 

ciudad sesgada bajo el eclipse

rostros derretidos en la fábrica

ruidos acompañan nuestro espíritu

 

hijos del hambre, hijos del desastre

bandera empapada de aguas servidas

cuarenta y tantos esperando el sol

 

disparos en la muralla de la inconsciencia

silbido nocturno orillado en la calle

maquinaria bestial

recorriendo el tiempo que apremia

 

tu garganta que sangra

en el regocijo de los nombres

 

hijos de la espera, de la historia inconclusa

nada de roces, nada de manos sudadas.

 

 

XI

 

Mal Agestá te dicen

desgarbada

rodillas peladas

sobre el piso de tierra

 

Mal Agestá, espalda crujiente

bajo el azote del nacimiento

borracho de la noche

 

turbia en el patio

de las princesas pulidas

azorochada por la mirada

del cristo en la muralla

 

Mal hablá predicadora

dueña de las esquinas humeantes

mujer danzante en las canchas de tierra

 

Mal Agestá, pies descalzos

sobre la lluvia

 

Penitencia continua

de los deseos malintencionados

de tu raza maldita

 

mal encajá de la divina comedia

en tus redundantes lamentos

 

¡Ja! saltaora de puentes y cornisas

encarnación de la mama santa

dibujante de niños

 

Mal Agestá

los grados se empinan sobre ti

y tú debajo del árbol... pordiosera.

 

XII

Las lágrimas de mi vecina

viven

en el cerrojo de su puerta

puedo verlas bailando.

 

su cabeza estalla

en la ventana de su casa

puedo verla sangrando.

 

los ojos de mi vecina, buscan

en sus húmedas cuencas

puedo verlos escapando.

 

 

Ingrid Escobar Melio ,Santiago de Chile...Terapeuta ocupacional ,librera y poeta ,NO proviene de las aulas académicas , tallerista de Germán Carrasco y Dámaris Calderón ,invitada a festivales poéticos a lo largo del país , festival de arte penitenciario en Valparaíso , Matute poético en Iquique ,entre otros . antologada en páginas web , revistas y antologías poéticas como por ej Simpson 7 de la Sech, VaronA de calibrar ediciones , Santiago Locura y pánico de Santiago Ander .En el año 2015 lanza su 1er poemario,La Mal Agestá por Editorial Piedra y el año 2017 su 2do trabajo Lobotomía bajo el mismo sello editorial . Actualmente trabaja en su tercer libro.

 

 

 

 

 

 

El mejor encuentro

 

El mejor encuentro es el de no abandonarnos

El de pensar que todos los autobuses de la ciudad

No llegarán a tiempo en primavera ni en invierno

Y que nos dejarán esperando sin importarles nada

En un paradero donde la luna fallece

 

Allí estuvimos sin reconocernos en nadie

Mirándonos a los ojos eternamente muertos

Soñándonos fugazmente libres.

No pudimos nunca dejar las tumbas de la vida

Porque la agonía a veces suele ser placentera

 

El mejor encuentro es dejar pasar los años

El de acariciarse contra las paredes del recuerdo

Y colocar en cada grieta una risa para que no mueran.

Permitirme orbitar el perímetro del infierno

Sin dejar caer la imagen de tu cuerpo al agua

 

No habrá despedidas en los andenes del metro

Por donde ni tú ni yo dejamos rastros de felicidad

Fuimos el eco absurdo de los viejos vagones cantando

Un círculo que se encogía mientras más llorabas

Una historia sin fin mientras yo más escribía

 

El mejor encuentro es el de no encontrarse

El de pensar que ninguno de los dos estará desnudo

Para cuando los girasoles sean el centro del universo

Yo me quedaré sentado en una plaza esperando

Que el otoño haga caer poemas de los árboles

Y tú seguirás caminando ciegamente al paradero

Donde ningún autobús te llevará ni al edén ni al averno.

 

 

Y la noche entró por mis manos y mi boca

 

Había lágrimas en todo su cuarto

Un laberinto de puertas cansadas

Que se perdían en una ventana

Ella no sabía que yo conocía su camino

Menos que siempre terminaba perdido.

Las cortinas eran el telón de un gran teatro

Encontré algas y pájaros anidando en su cama

Luego; la noche entró por mis manos y mi boca

Y resbalé orando en su gruta que me esperaba.

Se me gastaron los labios de tanto beber vino

De descubrir océanos nocturnos enredados en su pelo

No había otro camino que el de la tempestad

Y cruzamos sin miedo el límite del humo en el espejo.

Cada uno murió en su trinchera

Había tantos duendes y hadas en su casa

Que yo no quería que el cuento acabara.

 

Mientras pienso en el Bing-Bang

 

Busco en tus ojos lo que nadie podrá ver

Y en tu mirada se fragua el tiempo de los espejos

                                                /en que no aparecí.

Hoy te besé mientras pensaba en el Big-Bang

Y en la profundidad de un agujero negro

Un niño dormía esperando la creación del universo

 

Apagué todas las luces que no me dejaban verte

Oprimí una sombra contra mi pecho

Sangré las hojas del árbol cortado para mi ataúd

Sumé tu soledad con la mía

Y en nuestra cama estalló la muerte.

 

 

Miguel Angel Guajardo. Ingeniero en Ejecución Industrial de la Universidad Tecnológica Metropolitana y Analista Químico de la Universidad de Santiago de Chile. De residencia en la comuna de La Florida. Fue alumno del taller dirigido por el poeta Floridor Pérez (Café Literario de Providencia). Ha siso incluido en diversas antologías, como: 3ᵃ Antología de poesía rayentrú, Muestra (anti) antológica de nuevas voces: Por si acaso alguién quiere llorar, además de ser publicado en la revista literaria de poesía Safo. Su obra ha sido premiada por el concurso literario “Escritores para Chile”, de la comuna de La Florida, con el primer lugar en poesía (2008 y 2011) y varias menciones honrosas. En Junio de 2018, publicó su primer libro “Mientras Pienso en el Big Bang” de la mano de la Editorial MAGO Editores.

 

 

Poemas seleccionados  de los siguientes libros:

 

Mientras pienso en el Big Bang Miguel Angel Guajardo MAGO Editores, Santiago de Chile, 2018

 

 

Mal agestá / Mala gesta / Mal gestá, Ingrid Escobar Editorial Piedra

Santiago de Chile, 2015

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

Emmanuelle Le Cam

Poemas de “Deuils de mots et d'amours froides”, Ed. Rafael de Surtis, 2018

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

 

La main d'octobre saisit le cou

qu'elle broie de brumes et de crachin

 

ici s'étagent les souvenirs

nous vivons par eux grande espérance

le matin prochain sera glorieux

 

ici, les chats mordillent l'ennui, le font

disparaître, tandis que le dimanche

touche à sa fin et que je respire

 

en lenteur.

 

 

La mano de octubre atrapa el cuello

y lo tritura con brumas y llovizna

 

aquí se escalonan los recuerdos

vivimos por ellos gran esperanza

será gloriosa la próxima mañana

 

aquí, los gatos mordisquean el hastío, lo hacen

desaparecer, mientras el domingo

toca a su fin y yo respiro

 

en lentitud.

 

 

**

 

 

 

 

Servitude des membres endoloris

servitude — et sous le joug tu peines

à maintenir volonté, courage

 

les mets divins attendent

refroidissent dans un éther

très abstrait—

 

présente au monde,  malgré tout

présente, tu demeures.

 

 

Servidumbre y miembros dolorosos

servidumbre -y bajo el yugo sufres

para mantener voluntad y coraje

 

esperan los manjares divinos

se enfrían en un éter

muy abstracto

 

presente en el mundo, pese a todo

presente, permaneces

 

 

**

 

 

Le poème

élargit l'espace

creuse des galeries

sous la peau

 

tandis que tu chuchotes

à l'oreille des chats

chansons d'apparat, de danse

voici venir le matin —

tu l'appelles de tes voeux

 

la nuit fut insomniaque

: fatigue pèse sur les épaules

 

et les genoux détruits chantent perdition.

 

 

El poema

ensancha el espacio

cava galerías

bajo la piel

 

mientras murmuras

al oído de los gatos

canciones de pompa y danza

aquí llega la mañana -

la llamas con toda tu alma

 

la noche fue un insomnio

: cansancio pesa sobre los hombros

 

y las rodillas destrozadas cantan perdición.

 

 

 

**

 

L'épaisseur                                                                    

du jour d'octobre                                                            

laisse augurer d'un hiver

coupant, tranchant —                                                         

de lunes glaciales                                                          

penchées  dans  un ciel                                                   

sans espoir ni pardon                                                       

 

maintenant, allumer                                                      

tous les feux de bois                                                       

aux cheminées profondes                                                   

les laisser étendre leur

chaleur dans l'atmosphère                                                    

lourde.          

 

 

 

La espesura

del día de octubre

augura un invierno

cortante, tajante -

de lunas glaciales

sin esperanza ni perdón

 

ahora, encender

todas las hogueras

en las chimeneas profundas

dejar que extiendan su

calor por la atmósfera

que pesa.

 

 

**

 

 

 

 

Une seule bougie dans la nuit

donne le ton

l'itinéraire n'est balisé que par

sa

lumière chiche

pourtant les dieux sont grands

 

qui ordonnent l'espace

 

dans  la nuit lorientaise

la lueur vacille

nous sommes tous au monde

d'une différente manière

pourtant les livres éclairent

plus fort

pour ceux qui guettent au soir

 

je ne tremble pas

je décortique le lieu

il est présent

en

limpidité

et parle clair aux étoiles

de nos maux, de nos rêves

 

ainsi qu'ils se révèlent

 

 

 

 

Una sola vela en la noche

marca la pauta

itinerario balizado sólo

por su

luz escasa

pero los dioses son grandes

 

que ordenan el espacio

 

en la noche de Lorient

la luz vacila

estamos todos en el mundo

de diferente manera

pero los libros alumbran

más fuerte

para los que acechan de noche

 

yo no tiemblo

desmenuzo el lugar

está presente

en

limpidez

y le habla claro a las estrellas

de nuestros males, de nuestros sueños

 

tal y como se revelan.

 

 

Publicado en VENTANA FRANCESA
Viernes, 12 Julio 2019 03:51

Sinfonietta / Kenia García /

 

 

Sinfonietta

Kenia García

 

La humedad de la rosa me despierta,

hace unos años planté un jardín de risas,

ver danzar los abedules me invita al rojo.

 

Un concierto de grillos,

imita a Mozart,

La luz vuela en busca de su polen.

 

Toc, toc...

 

 

Llaman a la puerta

¿Quién será?

La decisión es crucial

¿Qué va elegir usted?

Escanear al desconocido

o

escuchar la sinfonietta.

 

 

 

 

Lunes

 

Ladrando al día,

ladrón del tiempo.

 

 

Sonar a tromba el lunes.

El lunes.

Con su vida arrugada,

haciendo muecas en la calle,

queriéndose comunicar con todos.

A la inversa, 

tenemos una ecuación.

 

 

Hace tiempo

los dioses se unieron,

clavaron su cuerpo en seis días.

Nadie apostó por el lunes.

Cabizbajo,

camina.

Cabizbajo alza la ceja,

toma el tren de regreso a casa.

Cabizbajo entra a la cama.

Cabizbajo,

se duerme,

cabizbajo,

se levanta.

Llena de humo los ojos del sol.

Cabizbajo,

arrulla al amanecer su canto.

Canta el silencio.

 

 

 

 

 

 

...Librela...

 

Libre de la libertad suspiro el aire.

Lleno de amarillo

Lleva sus pupilas.

¿Qué secretos transforma?

Coincidencia de gorrión.

 

Canta el viento.

La música del grillo

amenaza con soltar colores elevados.

El río desborda la neblina

tronando todo a su paso.

Una rama de luz

vuela a la distancia,

Con paso lento se acerca oscureciendo.

 

 

Grita la escalera

pide ser recorrida.

Lleva muchos lustros esperando

a que  algún fantasma aparezca.

¿Me confundió con uno?

ha de ser así

por mi alma verde.

 

Agua de diez mil sabores

quiero ser tu charco.

Perdóname neoliberalismo

por no aceptar tu idea.

 

Quiera la lluvia

que mañana llueva...

Arrastre tu cuerpo

huya el espíritu

quede el esqueleto.

Sabré que existe

después y antes del tiempo.

Júzgame Mariana

humano

no soy.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Lunes, 08 Julio 2019 01:26

CUANDO REGRESE A LUVINA Mar De la Cruz

 

 

CUANDO REGRESE A LUVINA

Mar De la Cruz

 

 

 

Ay Luvina ¡Cómo anhelo las palabras de mis muertos, el paseo por las nubes, la vista a lo lejos de la montaña al pie de nuestro caserío de tejas de barro negro!

Los colores de los rehiletes, el sarape de lana, el aroma almibarado de la Feria, tomado de la mano de mis padres.

Tus días de sol para poblar el valle y no solamente quemar huesos y gargantas.

Lugarcito escondido de paz donde cante corridos, antes que ser un laberinto de desolación.

Promesa de locura de artista, antes que esta avalancha de alucinaciones cercanas a la muerte.

Hubo arboles de madera con copas altas donde ahora hay cruces hechas de ramas secas sobre los cadáveres que guardas.

Todos me vieron crecer y fue su tiempo de irme lejos para “mejor vida” para perderme y no encontrarme; para llorar por los abandonados y  saberme uno de ellos.

Extraño tu sitio y arrepentido he regresado a tus veredas que ahora son señuelo para carnada que conduce a tus soledades, al hartazgo de días repetidos, a la sed que no se sacia, al peligro de la extinción de tus aves de Paraíso que se burlan de tus habitantes envejecidos que no tienen alas, sólo piernas de barro, memorias del pasado.

Ahora mi gente se ha tornado gris, sobreviven entre rocas los únicos que se adaptan con caparazón y púas para quienes la belleza les fue estorbo.

perdieron la guerra,
quedaron ciegos, mancos,

apenas cuentan cómo era la vida

por estos sitios
de tanto doler, insensibles.

 

No estuve aquí para salvarte
Cuando quemaron tus manos
Cuando desollaron tu tierra

Que no tenía más tesoros que tus raíces

Que esa esperanza de futuro

Que nunca llegaría

Por la desgracia

De diezmarte, haciéndote tierra de nadie.


Se hicieron pedazos tus cantaros de yeso.

 

Ninguno cantará de ti más que la canción de la llorona.

 

No estuve para defenderte
Mientras te desangrabas.

 

Cuando volví a tu cementerio
ya era otro siglo
ya no estaba ninguno

El paisaje ha cambiando

Yo mismo soy un paria envejecido
que sucumbe ante los recuerdos
que tiene miedo
mientras cae la noche
y se escucha el silbido del viento.

 

 

LUGARES COMUNES

Después de tantas muertes
oscuridad en flor
flores en la oscuridad
silencios sin fin
cartas concluidas
viajes en espera
besos no deseados
caricias que se esfumaron
hormiguitas que perdieron el hogar
entre pompas de jabón
sabores de helado repetidos
películas de siempre
comida hasta el hartazgo
amigos que se fueron
amantes confundidos
telarañas que tapizaron
tardes aburridas
búsquedas sin sentido
mi más sentido pésame
mi más pesada soledad
soles, lluvias, febrero locos
Abril que nunca llegó
tus triunfos y mis derrotas
tus canciones para tantas
mis poemas sin compartir
El teatro cerrado
La comparsa anestesiada
La mulata de Córdoba
Sin vestido rojo
Otro otoño con inviernos
Océanos de improbabilidades
Palabras, tan solo palabras
Y la vida, mi vida
No eres mío
No soy tuya
Somos lo que somos
- dices laberíntico-
Y comprendo
Que peces de la misma charca
Confluimos en algún acuario
Lejos del trópico
Con miedo al cáncer
mientras la gangrena carcomía
La pupila dilatada
para no mirar
Mientras la abundancia
condenaba al gusto
a la simpleza.
El cuerpo sigue allí
El alma ausente
El espíritu indómito
Se retuerce
Pura realidad
Pura pantalla
De un sistema que vende
Al que nos vendemos
Perros hambrientos
Guardianes del destierro
Pasarán los años venideros
Ojalá no recoja por siempre
Esqueletos de estrellas.

 

(Esto queda entre Silvio, Sabina y yo)

Mar De la Cruz

 

FEMME FATALE


Se levanta a las tres de la madrugada y se da cuenta que está harta de las poses donde la perfección es la exigencia de la pantalla chica del barrio.
Se descubre musa enloquecida cual papalota atrapada en caja de cristal, reaccionaria ante los nichos que se construyen a vírgenes inmaculadas de La Concepción.


La curva de su espalda desnuda es la soledad de los gatos en manada detrás de una luna de papel.


Y se asoma a mirar la colección de estampitas de Doña Emilia, que tiene la manía de fotografiar instantes perennes de un mueble, una mesa, nuevos estantes para el armario, ordenando metros alrededor.


Sus manos se incendiaron con la luna, no fue poesía sino inmolación.


Las estalactitas tapizan los pies del peón que no tiene calzado doble y recorre la senda de todos los días, mientras se abra el portón y la valeriana dure.


En algún lugar del secadero hay una cascada que fluye y que posterga lágrimas exclusivas.


Mientras avanzan las horas, antes del amanecer con uñas afiladas se bordan pañuelos con iniciales de héroes anónimos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

Nieve y otros poemas

PANAGIOTIS TZANETATOS

 

 

Nieve

 

Tiembla la tierra fría.

Muertos en los ramos los

pájaros.

Debajo de la nieve florece

el llanto de las flores.

Debajo del cielo

se oye

el sonido de una vida cristalina

que se agrieta.

Afuera está cayendo frío

la nieve como marfil está

al borde de nuestro tejado

en nuestro jardín asustado

en los rincones ocultos de nuestro

patio.

Afuera están cayendo sueños.

Ven hace calor aquí.

…………………………………………………………………………………………..

 

 

Réquiem

 

El unos se va, después del otro.

Solos. Tan jóvenes y solos

en ese mundo

que ya no queda

nada más, que

el Amor.

…………………………………………………………………………………………….

 

Entre tus puntas

de dedos

tenebroso pasa

el río de mi vida.

Un instante basta para que me pierda

dentro de ti

y después eternamente tuyo

seré.

(Inédito)

……………………………………………………………………………………..

 

Son unos instantes

que abandonaron al tiempo

y viven su vida

dentro de nosotros.

Son unos instantes

de relojes parados

que tomaron el camino

de la eternidad

a través de la memoria.

(Inédito)

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

FABIEN SANCHEZ

Poemas de “Les illusions des vivants”, Ed. Tarmac, Francia, 2019

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

L'ennui fouette le silence des survivants.

 

A l'arrière-plan,

quelques dieux chavirés

psalmodient que nous

sommes

les déchets du Temps.

 

La sieste enfin,

cousine de la mort.

Avec un vieil espoir

qui n'a jamais,

comme toi,

mordu

le visage de l'enfer.

 

 

El hastío azota el silencio de los supervivientes.

 

Al fondo,

algunos dioses zozobrados

salmodian

que somos

los desechos del Tiempo.

 

Por fin la siesta,

prima de la muerte.
Con una vieja esperanza

que nunca,

como tú,

mordió

el rostro del infierno.

 

 

**

 

 

Au loin,

sur la route,

son chant funèbre s'élève

comme la plainte

d'une fille du vent.

 

Le manteau d'une nuit

nous recouvre presque et déjà.

 

Je ne vais pas vers elle.

Je crains trop l'amour des spectres.

 

Elle doit redouter quelque chose, elle aussi.

Ma nouvelle réalité.

 

Entre nous, l'amour a toujours eu le courage

d'un fol banditisme.

 

 

A lo lejos,

en la carretera,

su canto fúnebre se eleva

como la queja

de una hija del viento.

 

El manto de una noche

nos recubre casi ya.

 

No voy hacia ella.

Temo demasiado el amor de los espectros.

 

Debe de temer algo también.

Mi nueva realidad.

 

Entre nosotros, el amor siempre tuvo el valor

de un loco bandidismo.

 

 

 

**

En mon intime,

je garde

trace

de ce que

la jeunesse

sémillante,

embrasée,

et avide

a effacé.

 

 

 

En mi intimidad,

guardo

señal

de lo que

la juventud

vivaracha,

abrasada

y ávida

borró.

 

 

**

 

 

Je m'énivre

d'être devenu

homme,

au bord

de l'enfance,

que je ne vois

plus

comme un périlleux

abîme.

 

Me embriago

de haberme vuelto

hombre,

al borde

de la infancia

que ya

no veo

como un

peligroso

abismo.

 

**

 

Je suis intoxiqué

par trop de beauté,

ici portée

jusqu'à maximité.
Cette ville appelée

La Blanche,

je ressens

que sa vision

bouleverse

le sentiment

que j'ai

de vivre

en exil.

Se dessine en moi

la volonté de mettre

le feu

à toutes mes peurs,

lors que

le soleil

me dit

tous les jours

la chance inouïe

que j'ai

d'être en vie.

J'écris pour honorer

le soleil,

même lorsque,

blessé,

je lui préfère

la nuit,

me déployant

sous elle

dans le but inavoué

de tourner le dos

à l'inachevé.

 

Estoy intoxicado

por un exceso de hermosura,

llevada aquí

hasta lo máximo.

Esta ciudad llamada

La Blanca,

siento que su visión

trastoca

el sentimiento

que tengo

de vivir

en exilio.

Se dibuja en mí

la voluntad de pegarle

fuego

a todos mis miedos,

cuando

el sol

me dice

cada día

la suerte increíble

que tengo

de estar vivo.

Escribo para honrar

al sol,

incluso cuando,

herido,

prefiero

la noche,

desplegándome

bajo ella

con el objetivo inconfesado

de darle la espalda

a  lo inacabado.

 

Publicado en VENTANA FRANCESA

 

 

Poemas de Montse Ordóñez

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

*Poema publicado en Estación Poesía nº14 Otoño 2018

 

 

 

Con la vida a medias

 

No sé qué hacer con esta vida a medias

las mañanas son como planetas

que de puntillas

se alejan de su órbita

las noches son como bosques

cuya densidad

cae como el plomo vencido por el miedo.

A veces

me detengo en un margen

y me quedo en silencio

como aquella mujer descalza

que por la orilla del río

iba escuchando

el susurro de las ramas.

 

Avec la vie à moitié

 

Je ne sais pas quoi faire de cette vie à moitié

les matins sont comme des planètes

qui sur la pointe des pieds

s'éloignent de leur orbite

les nuits sont comme des forêts

dont la densité

tombe comme le plomb vaincu par la peur.

Parfois

je m'arrête sur une marge

et je reste en silence

comme cette femme déchaussée

qui sur la rive du fleuve

allait en écoutant

le murmure des branches.

 

 

 

 

*Poemas pertenecientes al poemario La orilla de los nadie

 

 

Plegaria

 

No le digas a mi padre

que por las noches

sigo teniendo miedo al timbre de la puerta.

No le digas a mi padre

que desde hace tres meses y veinte días

no sonrío.

No le digas a mi padre

que la oscuridad se ha hecho mañana

y el día hostilidad.

No le digas a mi padre

que en el amanecer de los domingos

soy incapaz de escuchar a los Beatles

No le digas a mi padre

que lloro

cuando oigo el sonido de sus gestos.

No le digas a mi padre

que está siendo complicado acostumbrarme

a vivir en su madrugada.

No le digas a mi padre

que el mundo anda repleto de miedo

y que yo

muero de él.

No le digas a mi padre

que los que quedaban

se fueron lentamente.

No le digas a mi padre

que no me acostumbro a pasear

por las calles en las que aprendí a vivir de su mano.

No le digas a mi padre

que no me atrevo a observar las imágenes de la infancia

en las que nuestros rostros desprendían

la esperanza del mundo.

No le digas a mi padre

que vivo refugiada

en la biografía del silencio.

 

 

 

 

 

 

Prière

 

Ne dis pas à mon père

que la nuit

j'ai toujours peur de la sonnette de la porte.

Ne dis pas à mon père

que depuis trois mois et vingt jours

je ne souris pas.

Ne dis pas à mon père

que l'obscurité est devenue matin

et le jour hostilité.

Ne dis pas à mon père

que le dimanche à l'aube

je suis incapable d'écouter les Beatles.

Ne dis pas à mon père

que je pleure

quand j'entends le son de ses gestes.

Ne dis pas à mon père

que cela devient compliqué de m'habituer

à vivre dans son petit jour.

Ne dis pas à mon père

que le monde est rempli de peur

et que

j'en meure.

Ne dis pas à mon père

que ceux qui restaient

sont partis lentement.

Ne dis pas à mon père

que je ne m'habitue pas à me promener

dans les rues où j'ai appris à vivre de sa main.

Ne dis pas à mon père

que je n'ose pas observer les images de l'enfance

où nos visages dégageaient

l'espoir du monde.

Ne dis pas à mon père

que je vis réfugiée

dans la biographie du silence.

 

 

 

Elegía de un hombre solo

 

Llevas en ti un teatro

un trapecista

una cajita de música

y una carpa de circo.

 

Aceite de jengibre

esencia de bosquejos

anaqueles de otra historia

un réquiem

y dos poemas.

 

Llevas en ti una depresión

una ira

dos sonetos

una guitarra

y un diccionario de llantos.

 

Con eso caminas

haciendo de las calles

una elegía fingida

sufriendo de hambre vieja

frío de tres inviernos

y las fiebres de un noviembre.

 

Pobre de ti hombre solo

la intransigencia de la humanidad

convirtió tu futuro

en un holocausto

 

 

 

 

 

 

 

Elégie pour un homme seul

 

Tu portes en toi un théâtre

un trapéziste

une boîte de musique

et un chapiteau de cirque.

 

Huile de gingembre

essence d'esquisses

étagères d'une autre histoire

un réquiem

et deux poèmes.

 

Tu portes en toi une dépression

une colère

deux sonnets

une guitare

et un dictionnaire de pleurs.

 

Tu marches avec,

en faisant des rues

une élegie feinte

en souffrant d'une vieille faim

du froid de trois hivers

et des fièvres d'un novembre.

 

Ô pauvre homme seul

l'intransigence de l'humanité

a fait de ton avenir

un holocauste.

 

 

 

 

 

 

*Poemas sin nombre

 

 

 

 

III

 

Lo difícil no es irse,

lo difícil es permanecer

y escuchar como tú corazón palpita

como el de un perro

asustado por la tormenta que trata de buscar cobijo

en su propio asombro y allí se encuentra con la soledad del huérfano la hambruna de la estirpe y la tristeza de los adioses.

 

 

III

La difficulté, ce n'est pas de partir,

la difficulté, c'est de rester

et d'écouter comment ton coeur bat

comme celui d'un chien

effrayé par l'orage

qui essaye de chercher un abri

dans son propre étonnement

et il y retrouve

la solitude de l'orphelin

la famine de la lignée

et la tristesse des adieux.

 

 

VI

 

De vez en cuando

es recomendable detenerse

en el límite

para calibrar

hasta dónde llega nuestra noche

En el amanecer

ya ajustaremos cuentas

con la frontera

ya inventaremos otro sol

que consiga iluminar

el margen izquierdo de nuestro bosque.

 

 

VI

De temps en temps

il est conseillé de s'arrêter

à la limite

pour calibrer

jusqu'où porte notre nuit

A l'aube

nous réglerons nos comptes

avec la frontière

nous inventerons un autre soleil

qui arrive à illuminer

la marge gauche de notre forêt.

 

 

LOUIS BERTHOLOM

Poemas de “Paroles pour les silences à venir”, Ed. Sauvages, 2015

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

 

La grande fenêtre

 

A Bruno Geneste

 

La poésie traîne dans le ciel,

chaque aube une métaphore,

chaque crépuscule une abstraction

dans le silence.

 

La grande fenêtre,

de ses rideaux de nuages,

ses vitres de vent,

dessine des songes embués

qui tournent comme les pages

d'un illustré bariolé à n'en plus finir

de peindre le temps qui passe.

 

On pénètre une toile de Soulages

dans la nuit sans lune

quand le ciel se charge

du store épais

que chante l'effraie.

 

Dans les périodes bleues

du peintre céleste

n'avons-nous pas le cœur à l'églogue

aux messes des cigales  ?

 

Sous un toit infini

à la lucarne ouverte,

les mots, les notes

d'un dictionnaire sans reliure

pleuvent en semant ses pages.

 

Langage qui nous vient

de la grande béance

tantôt de larmes,

tantôt de fleurs blanches,

mais aussi de feu violent

à tourner les chapitres

de lectures vives, lentes,

à effacer les phrases

de sa gomme érosive.

 

La mansarde transparente,

aube, crépuscule,

azur, étoiles

d'une fenêtre cinétique,

voûte lointaine

où naît le rêve

aux parfums de liberté.

 

Quimper, le 24 janvier 2015.

 

 

EL VENTANAL

 

A Bruno Geneste

 

La poesía se arrastra por el cielo,

cada amanecer una metáfora,

cada crepúsculo una abstracción

en el silencio.

 

El ventanal,

con sus cortinas de nubes,

sus cristales de viento,

dibuja sueños empañados

que giran como las páginas

de una revista de interminables colores

que pinta el tiempo que pasa.

 

Penetramos un lienzo de Soulages

en la noche sin luna

cuando el cielo se llena

con la persiana espesa

que canta la lechuza.

 

En los períodos azules

del pintor celeste

¿no se nos va el corazón hacia la égloga,

hacia las misas de las cigarras?

 

Bajo un techo infinito

con el tragaluz abierto,

las palabras, las notas

de un diccionario sin encuadernar

llueven sembrando sus páginas.

 

Lenguaje que nos llega

de la gran hendidura

unas veces de lágrimas

otras de flores blancas,

o aun de fuego violento

para pasar los capítulos

de las lecturas vivas, lentas,

para borrar las frases

con su goma erosiva.

 

La buhardilla transparente,

amanecer, crepúsculo,

azul, estrellas

de una ventana cinética,

bóveda lejana

donde nace el sueño

con aromas de libertad.

 

Quimper, 24 de enero de 2015

 

 

 

Comme la flamme

 

L 'amour c 'est la dépendance

de l'indépendance.

            Georges Perros

 

 

Je me tiens droit comme la flamme

happe l'oxygène de l'amour

dans sa lumière tremblée

que le vent des pensées abreuve.

Je ris jaune et bleu

quand se consume l'instant

à la braise de la vie

d'une éphémère lumière.

 

Je danse, je brûle dans l'attente

de boire à la source

le fruit de la vie

qui nous prolonge comme

la flamme de la flamme,

dans les draps de la nuit,

devient la lampe

des instants éternels.

 

La vie est une soif renouvelée

par la fin où reposent les désirs

avec le clin d'oeil des étoiles,

la mémoire des éclairs

dans la foudre des âmes

qui embrasse les  moments fébriles

pour que l'ombre soit une fête

à l'aurore divin des partages.

 

 

Quimper, décembre 2013

 

 

 

COMO LA LLAMA

 

L'amour c'est la dépendance

de l'indépendance

Georges Perros

 

 

Me mantengo erguido como la llama

se traga el oxígeno del amor

con su luz temblada

que el viento de los pensamientos abreva.

Tengo una risa desganada y azul

cuando se consume el instante

ante el ascua de la vida

de una efímera luz.

 

Bailo, me quemo en la espera

de beber en la fuente

el fruto de la vida

que nos prolonga como

la llama de la llama,

en las sábanas de la noche,

se convierte en lámpara

de instantes eternos.

 

La vida es una sed renovada

por el fin donde descansan los deseos

con el guiño de las estrellas,

la memoria de los relámpagos

en el rayo de las almas

que abraza los momentos febriles

para que la sombra sea una fiesta

en la aurora divina del compartir.

 

Quimper, diciembre de 2013

 

 

 

 

 

L'usure

 

 

Le  temps s'achemine dans les veines,

traverse le corps,

brise douce, eau étale

qui hésite à quitter le lit

de ses ruminations.

 

Le temps, notion abstraite

que chacun évalue selon son usure,

relative à chaque vitesse de l'âge.

 

Le papillon s'essoufflera en quelques jours

pour se diluer dans la poussière.

 

La pierre semble éternelle,

nous ne sommes pas à l'échelle

de son apparente permanence.

 

L'âge est la mesure fixée par l'homme,

une jauge de l'existence

jusqu'à l'épuisement  fmal

sous  le ciel recommencé.

 

Distorsion des jours, des mois

à l'automne de la vie

quand s'accélère inexorablement

notre passage animé,

loyer de présence,

bail qui s'achève au dernier souffle.

 

L'absence ouvre une autre porte

dans le prolongement d'un nouveau voyage

qui ne s'usera qu'avec

la mort des étoiles.

 

Quimper, le 23 octobre 2014.

 

 

 

 

 

DESGASTE

 

 

El tiempo se encamina por las venas,

atraviesa el cuerpo,

brisa suave, agua inmóvil

que duda en dejar el cauce

de sus rumias.

 

El tiempo, noción abstracta

que cada uno valora según su desgaste,

relativo a cada ritmo de la edad.

 

La mariposa se ahogará en unos días

para diluirse en el polvo.

 

La piedra parece eterna,

no estamos hechos a escala

de su aparente permanencia.

 

La edad es la medida que el hombre fija,

un indicador de la existencia

hasta el agotamiento final

bajo el cielo recomenzado.

 

Distorsión de los días, de los meses

en el otoño de la vida

cuando se acelera inexorable

nuestro paso animado,

alquiler de presencia,

contrato que termina con el último aliento.

 

La ausencia abre otra puerta

en la prolongación de un nuevo viaje

que solo se desgastará con

la muerte de las estrellas.

 

Quimper, 23 de octubre de 2014

 

 

Avec Tomas Tranströmer

 

Dans le silence

la blancheur froide

de pure Baltique

oiseau au regard perçant

qui va, traversant

loin des horloges

des boussoles

des vacarmes du monde

savourer l'aphasie

d'un verbe nouveau,

tâter le nerf des brumes

jusqu'à l'autre rive

d'une Suède de l'esprit

de la mémoire des runes

au dédale des îles,

des vents aveugles

et la terre et la mer

de Tomas Tranströmer...

 

Quimper, le 28 mars 2015, jour même où j'apprends par

la presse le décès de Tomas Tranströmer.

 

 

 

CON TOMAS TRANSTRŐMER

 

 

 

En el silencio

la blancura fría

de puro Báltico

pájaro de mirada penetrante

que va, atravesando

lejos de los relojes

de las brújulas

de los estrépitos del mundo

a saborear la afasia

de un verbo nuevo,

a palpar el nervio de las brumas

hasta la otra orilla

de una Suecia de la mente

de la memoria de las runas

en el dédalo de las islas,

de los vientos ciegos

y la tierra y el mar

de Tomas Tranströmer...

 

 

Quimper, 28 de marzo de 2015. Poema escrito al enterarse el autor por la prensa del fallecimiento de Tomas Tranströmer (1931-2015), poeta sueco, premio Nobel de literatura en 2011.

Publicado en VENTANA FRANCESA
Martes, 18 Junio 2019 05:52

Virginia / Cecilia Juárez /

 

 

 

 

Virginia

Cecilia Juárez

 

 

Nada hubo antes de ti:

sólo una madre que usaba pantalones antes de 1920

un pueblo que aparecía en el lugar erróneo de los mapas

y las estrellas aburridas en su cielo donde nada pasaba

no sabías

que tu dios sólo existía entre las nubes de tu patio

que lo creaste y lo creciste como un pájaro agradecido

en una jaula

le cantabas todos los días y él respondía

como en un romance del siglo XIX

o un musical de Broadway.

Si hubieses sido un cerro serías uno con brazos y

los pueblitos más lejanos te dedicarían el pan de sus ferias.

Pero

fuiste lo que fuiste

otro pájaro en la jaula de mi abuelo:

cantabas tu dolor a todos los vientos

cantabas que tu dios era grande

cantabas su tragedia que terminaba en gloria

y extendías esa gloria hasta ti

hasta tus hijos

hasta los hijos de tus hijos

y veías en el horizonte las manos cercanas del mal

y abrías tu enagua para proteger el mundo de tu vientre

y eras siempre la misma leche de flores

y la misma roca

y tus templos vertían musculosos sus perfumes

sobre la capital del pecado

y nos dormías

entre tus brazos

como si pendiéramos de una isla mullida.

 

Viniste aquí  a esta tierra a darlo todo

a regalarte.

 

Un día sólo quedaba de ti una partícula

una partícula que detenía una jaula con un pájaro

esa partícula era el universo

tu muerte fue nuestro big bang

y nos extinguimos

yo me bebí esa noche un litro de bourbon

mientras escuchaba cómo la fe abandonaba mi edificio.

Mi abuelo quedó hecho un pequeño tiranosaurio 

incapaz de levantar el desorden sólo se arrugaba como una pasa innoble

y tus hijas se volvieron mariposas torpes y nocturnas

lloronas abisales, tigresas de rabia y espíritu contenido

aquejadas en las orillas de los muros esperando la tiniebla

y tus hijos se tiraron –adultos infantiles– en pozos de vinos infinitos

incapaces de resolver sin ti sus propios acertijos

y los hijos de tus hijas quisieron repoblar el mundo

salieron salvajes a preñar, preñar, golpear, preñar

y las hijas de tus hijos se arrancaron los úteros

se negaron a parir la descendencia de pájaros ardientes

y aquí nació una tribu de jaulas

y niños muy pequeños

que van a ciegas sobre el pasto helado

con su inocencia dolorosa y el karma de su sangre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

TRES POEMAS DE JORGE BRETÓN

 

Bigotes

 

Un hermoso negro como ningún otro, soñador sujeto posesivo del encanto cual fina estampa de dulzura y premura. La seriedad con la alegría. Temo por no saber de ti y que un día al verte sueñes con una vieja casa la cual ya no recuerdes.

 

Carta de amor

 

No dejo de pensar que nunca entendería el destino,

Que nunca compararía la hermosa figura de tu sonrisa;

Sencillamente el cielo me regala tu aroma, entre las sabanas,

Dentro de nuestra cama, con las palabras que te dije anoche.

 

Tienes ese sello de las comisuras de tu bondad en los labios,

Que se apiadan cuando me besas, en la regadera;

Sorprendido porque a veces no entiendo lo que me quieres decir.

Tomo de tu mano más que el agua del día a día, bebo la vida de tu vientre.

Sofocado de mis problemas dejas que tus brazos me envuelvan en tu seno.

 

Sé que a veces dejas más que tu aroma en la habitación.

Son esas ganas de ser tuyas y de involucrarte entre mis pensamientos,

No dejo de extrañarte, porque cuando miro tu silueta desnuda y dormida me tranquilizas.

 

Ayúdame día con día así como yo te extiendo mi fuerza cuando la necesitas.

Sorpréndeme que ya seas más que mi mujer, eres la cómplice de mis travesuras.

 

Completa cada frase de mi mente, de tus pasos, en intentar que los días sean más llevaderos; provoca mi inteligencia y lo haces, porque de esos movimientos tuyos

Hay un pretexto mío por tomarte entre mis brazos.

 

En este día tan especial, donde dejas un año más atrás, que tienes un momento más de esperanzas en forma de mariposas que revolotean dentro de nuestra casa,

Son más que deseos de los que te rodean, acumuladas entre lo meses, sencillas chispas que conviertes en besos y regalas para sonreír al final del día, y decirte: valió la pena poder vivir otro cumpleaños más a tu lado.

 

a mi esposa...

 

 

 

Algo de ti

No hay dos lugares que me brinden esa paz.
Ni objeto de placer vano que se unen en
un beso seguido de tu sexo.

No hay; loco de pasión me guio a tus
brazos que han de brindarme esos dos lugares
que busco.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Página 1 de 34

Invitados en línea

Hay 5453 invitados y ningún miembro en línea