Blog El descarnamiento del Arte

Mónica Manrique de Lara

Mónica Manrique de Lara

Mónica Manrique de Lara (Granada, España, 1974) es licenciada en Traducción e Interpretación. En la actualidad, compagina su labor como profesora de lenguas en la escuela secundaria con el desarrollo de una vocación poética que ha ido cogiendo fuerza a través de su vida. Ha colaborado en diversas acciones artísticas (exposiciones de pintura, “performances”, recitales, etc.). En los últimos años, ha compartido su labor poética en redes sociales y blogs de literatura. En el año 2019 sale a la luz “El cuerpo de las flores” (Ediciones Escondidas), volumen de poemas y relatos en el que participa junto a otras cinco escritoras. Ese mismo año colabora con una recopilación de poemas en la revista transdisciplinar “Exégesis”, publicación de la Universidad de Puerto Rico en Humacao. Ya en el año 2020, aparecen poemas de la autora en diversas publicaciones culturales, tales como “142, Revista Cultural” y “Revista Altazor”, de la Fundación Vicente Huidobro (Chile), así como en los blogs “Bajo otros cielos” (blog de poesía y geografía) y “Hankover”. Recientemente ha visto la luz “Devoción de las olas” (Isla Negra Editores y Crátera Editores, 2020), su primer libro de poesía en solitario.

 

 

Mónica Manrique de Lara

Traduction par Miguel Ángel Real

 

 

I

La luz es como un sable entre las olas

pero nado, ya desnuda, más deprisa

por una estela de noche indomable,

la luz es esqueleto en la marea,

forzada ruta, redondo sendero,

la luz es la mañana que me aleja

separando mis entrañas de su savia,

es un alud que despierta y que ciega,

mi pecho alerta es la sombra estrellada.

 

 

 

 

 

La lumière est comme un sabre parmi les vagues

mais je nage, nue enfin, plus vite

sur une stèle de nuit indomptable,

la lumière est un squelette dans la marée,

route forcée, sentier rond,

la lumière est le matin qui m'éloigne

séparant mes entrailles de sa sève,

c'est une avalanche qui réveille et qui aveugle,

ma poitrine alerte en est l'ombre étoilée.

 

 

 

 

¿Escuchas, tierra firme, ese silbido

como semillas que se lanzan al vacío?

¿oyes que el mar las va llamando

y que el tiempo las detiene contra él mismo?,

procesionaria, esta cuerda sin ojos,

la vida nos arrastra como a piedra

que se resiste a la embestida de las olas,

pero una suave espuma retrocede

hacia la boca luminosa del recuerdo,

la partida es como un sueño de arrecife,

luego las nubes se hacen cielo con el viento.

 

 

 

 

 

Écoutes-tu, terre ferme, ce sifflement

comme des graines qui se jettent dans le vide?

Entends-tu que la mer les appelle peu à peu

et que le temps les arrête contre soi ?

processionnaire, cette corde sans yeux,

la vie nous entraîne comme une pierre

qui résiste face à la charge des flots,

mais une douce écume recule

vers la bouche lumineuse du souvenir,

la partie est comme un rêve de récif,

ensuite les nuages deviennent ciel avec le vent.

 

 

 

 

¿Qué desvela el amor de sí mismo?

mantener que la fuerza del sol

se desprende del leño

que ha sido incendiado,

entregar nuestro único bien,

cada cuerpo y su grito,

y acabar siendo pez en el hielo,

ahora escucha, con fe, sin embargo:

quien aletea entre las manos de un destino

es solo un pájaro que busca su socorro

entregándole al cielo el calor y la luz de su canto,

¿por qué las alas, si no distingo el viento de las ramas?,

he decidido ser crisálida constante

en el corazón de las noches de otoño.

 

 

 

 

Que dévoile l'amour de lui-même?

maintenir que la force du soleil

se dégage de la bûche

qui a été brûlée,

livrer notre seul bien,

chaque corps et son cri,

et finir par être un poisson dans la glace,

maintenant écoute, aie confiance malgré tout:

celui qui bat des ailes dans les mains d'un destin

n'est qu'un oiseau qui cherche son salut

livrant au ciel la chaleur et la lumière de son chant,

pourquoi les ailes, si je confonds le vent et les branches?,

j'ai décidé d'être une chrysalide constante

au coeur des nuits d'automne.

 

 

 

 

Llega un momento en que la infancia

va hacia atrás

y el viejo islote se aleja aún más de tierra,

pero hay preguntas como aves viajeras

por aguas de seda,

¿quién ha traído esta flor de la isla?,

la rebeldía es que allá crezca la maleza,

raíces de corazón y libertad

o la conciencia de amor a la vida,

quedan semillas sobre el rudo continente,

no hay tortuosos caminos de viento.

 

 

 

Il arrive un moment où l'infance

recule

et le vieil îlot s'éloigne encore de la terre,

mais il y a des questions comme des oiseaux de passage

sur des eaux soyeuses,

qui a ramené cette fleur de l'île?,

la révolte, c'est d'y faire pousser la broussaille,

racines de coeur et de liberté

ou la conscience de l'amour à la vie,

il reste des graines sur le continent rude,

il n'y a pas de chemins tortueux de vent.

 

 

 

 

¿Quién eres tú al otro lado de la niebla,

los dos trepando por el alba hasta el espejo

en que la luz ha venido a mostrarnos?

es como ir desencontrando los cristales

que ha ido dejando la noche en el agua,

 

y sin embargo tú estás hecho de mi sueño,

tejo tu imagen con hilo de luz y reposa mi sombra.

 

 

 

 

 

Qui es-tu de l'autre côté du brouillard,

tous les deux grimpant sur l'aube jusqu'au miroir

où la lumière est venue nous montrer?

c'est comme séparer lentement les cristaux

que la nuit a peu à peu laissés sur l'eau,

 

et cependant tu es fait de mon rêve,

je tisse ton image avec un fil de lumière et mon ombre y repose.

 

 

 

Estos poemas, pertenecientes al libro inédito “EL cristal y la lluvia” fueron publicados en español por la revista chilena Altazor: https://www.revistaaltazor.cl/monica-manrique-de-lara-2/