Blog El descarnamiento del Arte

Elementos filtrados por fecha: Noviembre 2020

 

 

Leer el fracaso

del amor homosexual extingue

Reseña por: Eriko Stark.

 

“Era el momento de decidir, de dejarlo todo sin arrepentimientos, de parar el tiempo y recuperar esos momentos perdidos a los que yo me había aferrado y que él había decidido intentar olvidar. Era un momento que nunca tuvimos y que nunca volveríamos a tener. Era ahora o nunca. Quise… deseé que fuese él el que diese el primer paso para seguir tejiendo la bandera que había comenzado en aquella noche, que tomara el rumbo de nuestra relación y yo sentirme llevado por su deseo. Pero mis labios se adelantaron; mi corazón, roto, se antepuso a mi alma, y mi mente se alió con él para traicionar al destino. Quizás era el momento de decir «te quiero» y «quédate conmigo», pero el daño había removido los sentimientos de tal forma que aquel puzle no se vería completado de nuevo”.

Clímax de “Fuimos crimen, seremos poesía”. José Manuel Cotilla.

 

He leído muchas historias de amor homosexual, las he buscado con mucho detenimiento, las he atesorado profundamente y, sobre todo, he tratado de encontrar la esperanza en ellas, sin embargo, la mayoría de estas historias terminan en separación, infelicidad, sobrevivencia a la ruptura, recuerdos amargos, lejanos; diálogos que buscan alcanzar la intensidad atrapados en el predecible final. Aquí, en estas novelas la felicidad no es plena, las almas se salvan, pero no se iluminan a través de la llama del amor. Este sentimiento de dos hombres que no logran ser felices, que no se aman hasta el fin de los tiempos o de sus vidas es sin duda desolador, es un sentimiento cruel del que se debe hablar. La última novela que leí sobre el desamor homosexual es la obra del escritor español José Manuel Cotilla. “Fuimos crimen, seremos poesía”, un terrible espejo al que corresponde el amor gay.

La historia se desarrolla en Monte Saint-Michel, una isla ubicada al noroeste de Francia. Javier, decide volverse a rencontrar con Alex, el amor más importante de su vida para saldar cuentas del pasado. Durante siete días, ambos personajes vuelven a reconquistarse para poder abrir sus corazones y revelar las heridas de su relación pasada. Alex esta dispuesto a luchar por el amor de Javier, impedirá a toda costa que Javi se aleje de su vida para casarse con otro, sin embargo, no logra su cometido. Por otra parte, Javier lucha contra el pasado y el dolor de sus rechazos hasta lograr las pases con él mismo y retomar el inevitable destino, casarse con otro hombre.

La historia es contada por la voz de Javier. Desde el inicio, la atmosfera es metálica, llena de incertidumbre y melancolía escritas a través de una prosa suave y delicada, cursi y melosa; cosa interesante debido a que el autor te logra atrapar. Los capítulos son cortos y quieres saber más sobre los secretos que envuelven a los dos chicos, ansias llegar el resultado final, incluso, te hace desear un final feliz para ambos. El peso y el dolor de Javier es más grande que el amor orillando sus actos a tomar la peor decisión, es aquí donde comienzo a sentirme agobiado, ¿cuál es el valor de una novela escrita con grandes decoros de amor si va a terminar igual que otros libros escritos desde un lenguaje salvaje, realista y sucio? ¿Todas estas novelas son iguales, están tratando de decir que el amor homosexual va a fracasar?

La respuesta parece un inevitable sí, las historias de amor homosexual estarán condicionadas a través del tiempo y los resultados parecen desfavorables en nuestra actualidad. La obra de José es muy buena, su escritura es seductora, la forma en que esta estructurada dota de una universalidad, ya que no se remonta a una historia local de una cultura en particular, a todos nos puede ocurrir y justo por ese detalle se vuelve escalofriante leerla, ya que los jóvenes homosexuales (en el mundo) parecen aspirar y estar predestinados a este tipo de historias de amor tóxico que pueden alcanzar grados de destrucción humana.

La descripción física de los personajes, sus gustos culturales, sus oficios, las sensaciones, todo esta escrito y destinado a la juventud como un relámpago tiránico y burlón: incluso la forma de que estos personajes se comportan, discuten, se autoflagelan es sin duda triste, nos recuerda que hoy, en pleno 2020, muchos gays no pueden aspirar al amor a pesar de existir leyes y garantías que respeten su orientación e identidad.

La crítica dedicada a “Fuimos crimen, seremos poesía”, no esta hecha para que las personas se desanimen, al contrario, es una crítica de la clase de personas que podemos ser y somos, es como mirarse al espejo y a veces rechazar nuestra imagen. El ciclo de la infelicidad, el fracaso, la tristeza debe terminar, eso ocurrirá en algún momento de la historia. Como lo dije antes, el protagonista logra salvarse y reconciliarse con sus propios sentimientos para salir adelante, pero lo hará solo, aunque sea amado por otro hombre estará solo.

Fuimos crimen, seremos poesía fue publicada en septiembre de 2018 por la editorial “Libros.com”, presente en un momento histórico para muchos países que gracias a la interconexión digital han permitido el acceso a esta clase de obras. Felicito a José Manuel Cotilla por escribir tan hermosa obra, me hizo recordar mi propio pasado, mi propia juventud y mis propios errores a la hora de atreverme a amar, esos estados crueles a los cuales he querido evitar, pero hoy, agradezco reencontrarme con ellos.

Deseo que en tu próxima obra el amor triunfe y no sea una historia sobre el fracaso del amor homosexual.

Me hiciste sentir de nuevo, gracias

 

 

Publicado en Los Hombres del Alba

 

 

 

 

DE FRANCIA A MEXICO (2)

 IÑIGO MALVIDO

IMPRESIONES / IMPRESSIONS

 

Traduction par Nadia Mondragón

 

 

Estos poemas fueron publicados en 2017 en la Editorial francesa RAZ,

en una colección dedicada conjuntamente a dos autores franceses y dos mexicanos.

Hoy les presentamos el texto Impresiones, del mexicano Iñigo Malvido.

Más información en https://razeditions.jimdofree.com/catalogue/collection-raz-fr-mx/

 

 

Angustia y pieles

 

Ahora no sé la presencia,

ésta se reparte en múltiples presencias

y cada una debe escuchar la luz.

Por la noche las manzanas hablan distinto

los nervios se humedecen

y la respiración parece surgir

desde el fondo de una alberca.

Con el alba todo cambia,

el instante aparece enloquecido

mientras los escalones observan

como se llena el cielo con bandadas de zapatos

ignorantes del reposo, que a veces

como rayo, atraviesa algún pie desnudo.

Pierdo mis brazos en la tarde,

las estatuas ríen cuando alargo la vista.

El vértigo recrea, la oscura pradera indefinida

en donde aúllo por encontrar un nombre,

un pulso que no se abata

y sostenga al mar de cada río.

 

Angoisse et peaux

 

Maintenant je ne sais pas la présence,

celle-ci se divise en multiples présences

et chacune doit écouter la lumière.

Le soir les pommes parlent autrement

les nerfs s'humidifient

et la respiration semble surgir

des profondeurs d'un bassin.

Avec l'aube tout change,

l'instant devient fou

tandis que les marches observent

comme le ciel se remplit de nuées de chaussures

insensibles au repos, qui parfois

comme un éclair, traverse quelque pied nu.

Je perds mes bras le soir,

les statues rient quand j'élargis le regard.

Le vertige recrée, l'obscure prairie indéfinie

où je hurle pour trouver un nom,

un pouls qui ne flanche pas

et qui soutienne la mer de chaque rivière.

 

 

 

Modern Love

 

Como novia de otro siglo

cultiva tu mano los fuegos del anillo.

Periodistas, relojes y pantallas

el encanto perecedero

tienen por sastre a tu desconfianza.

Aún recuerdas cómo hacer las cosas,

el viento no dobla a todos los árboles,

están los corazones que vigilan sus cenizas.

 

Hay algo que no se pierde

aunque forjamos la costumbre de mirar aviones

y descubrir continentes sin sorpresa,

lo saben las sombras

que prefirieron alejarse de la luz eléctrica.

 

La ternura de las estrellas calza tus zapatos.

 

 

 

Modern Love

 

Comme une fiancée d'un autre siècle

ta main cultive les feux de l'anneau.

Journalistes, horloges et écrans,

l'enchantement périssable,

ils ont ta méfiance pour couturier.

Tu te souviens encore de comment faire les choses

le vent ne courbe pas tous les arbres,

ils restent les coeurs qui surveillent leurs cendres.

 

Il y a quelque chose qui ne se perd pas

même si l'on forge la coutume de regarder des avions

et de découvrir des continents sans être surpris,

les ombres qui ont préféré s'éloigner de la lumière électrique

le savent.

 

La tendresse des étoiles porte tes chaussures.

 

 

 

 

 

Blanco

 

Señor, he puesto mi corazón

en el corazón de la diana,

la tierra y el cielo se desdoblan

mostrándome el camino.

Estoy despierto en tu santa

voluntad, respiro el agua

que transformas en vino,

me atrevo a mirarte en la mesa

que siempre hemos compartido.

No recuerdo cuánto censuré

tu tacto, que al holgarme

estuve con el niño

que con lágrimas alegres

doradas, sacudía a las montañas.

Confieso no me arrepiento,

la promiscuidad de la noche

también enciende a los sentidos,

la rebelión humana

afiló mi lengua

y haberme encontrado

más alto que los dioses

diamante de lo impuro

sobre el reflejo de un charco,

me ha hecho reconocer

lo sagrado del engaño.

Pido porque los hombres

tengamos la gracia de hallarte

presente, como eres,

en la intimidad de la memoria,

por el ablandamiento del alma

y porque corran libres

las aguas y la historia femeninas.

Señor, el sol acaricia las alas

de tu flecha, y en el corazón de la diana

está su corazón.

 

 

 

 

Blanc

 

Seigneur, j'ai posé mon coeur

au coeur de la cible,

la terre et le ciel se déplient

en me montrant le chemin.

Je suis éveillé en ta sainte

volonté, je respire l'eau

que tu transformes en vin,

j'ose 0 te regarder à la table

que nous avons toujours partagée.

Je ne me souviens pas combien j'ai censuré

ton toucher, ni qu'en m'amusant

j'ai été avec l'enfant

qui avec des larmes de joie

dorées, secouait les montagnes.

Je m’avoue sans regret,

la promiscuité de la nuit

allume aussi les sens,

la révolte humaine

a aiguisé ma langue

et de m’être trouvé

plus haut que les dieux

diamant de l'impureté

sur le reflet d'une flaque,

m'a fait reconnaître

le sacré du mensonge.

Je prie pour que nous les hommes

ayons la grâce de te trouver

présent, tel que tu es,

dans l'intimité de la mémoire,

pour l'amollissement de l'âme

et pour que les eaux et l'histoire féminines

courent libres.

Seigneur, le soleil caresse les ailes

de ta flèche, et au coeur de la cible

se trouve son coeur.

 

 

 

One of these days

 

Algún día

sin percatarme de la hora

voy a morir.

Mis huesos

se contentarán

con ser devorados

por la tierra,

que de ello

ha hecho siempre

un buen provecho.

Mi alma retornará

al sitio de las cosas ligeras,

donde uno puede holgarse

sin las tareas

que significan

al cuerpo del hombre,

donde la pena y la fortuna

son lo mismo

y nadie se ocupa

de vivirlas.

 

 

One of these days

 

Un jour

sans m´apercevoir de l'heure

je vais mourir.

Mes os

se contenteront

d'être dévorés

par la terre,

qui en

a toujours

bien profité.

Mon âme reviendra

sur le lieu des choses légères,

où l'on peut être à l’aise

sans les tâches

qui importent

au corps de l'homme,

où le malheur et la chance

sont la même chose

et personne ne s’occupe

de les vivre.

Página 2 de 2