BlogRead the Latest News

 
Viernes, 26 Enero 2018 15:12

MÁS ALLÁ DE MALLARMÉ /Miguel Ángel Real/

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

 

 

MÁS ALLÁ DE MALLARMÉ

 

Miguel Ángel Real

 

 

 

RESEÑA DE “PASEO DE VIDRIOS”

de MARTIN PARRA, Ed. Lastura, 2017

 

 

 

 

 

A este libro de poemas en prosa no le hace falta un preámbulo: en apenas unas líneas, el autor español Martín Parra (Madrid, 1986) nos agarra sin necesidad de pedir permiso, lanzándonos a la cara una poética en pura síntesis y soltándonos abruptamente a las puertas de un camino incierto.

           

            “No sucede mi abstención del compromiso con la vendimia lírica, el barrido pobre de un valle angosto, estancado de vientos.

            Sea a la mesa del éxito o masticando arena y sangre del gladiador inmediato, mi final será Roma”

 

Un camino, como se comprende desde el título mismo, de autor comprometido con el lenguaje en el que las palabras se hallarán expuestas a los temporales de la creación, a una incertidumbre de sentido que no es otra cosa que la esencia misma de la poesía. Un camino tortuoso, de evidente carácter surrrealista, del poeta-gladiador que si derrama su sangre y su sufrimiento, es para convertir cada página en placer muy duro y muy puro. Las palabras de Philippe Audouin, en el prefacio de “Les champs magéntiques” de André Breton y Philippe Soupault (Gallimard, 1971), me parecen adecuadas para darnos cuenta del paralelo entre Martín Parra y Mallarmé, para comprender qué buscan ambos. Juzguen si no (la traducción es mía):

           

            “Mallarmé había soñado con depurar el lenguaje, con sustraerlo a su función instrumental dirigida únicamente a la comunicación. En esta perspectiva en la que, finalmente, nada se dice (…) el discurso se vuelve, por reducción o exaltación, eso es cosa de gustos, un puro objeto de delectación”.

 

Delectación con la que coincide Gonzalo Gragera, que en su prólogo no sabe si nos invita “a un libro o a una orgía”. Un placer siempre incierto que se construye, tal y como corresponde a un buen paseo, a través del movimiento perpetuo que propone el autor; movimiento que nace del vaivén de esa investigación constante sobre el sentido más íntimo del lenguaje, para enseguida ensancharlo, explotarlo, connotarlo con la palabra que llega de modo certero, inesperado y sumamente evocador.

 

La pureza del poeta-buscador es constantemente inestable, como agitada en la polvareda de un camino que surge en general de lo cotidiano. Pero en cualquier caso “Paseo de vidrios” no es simple escritura automática, sino un viaje a los límites del lenguaje:

 

            “No quedan ganas de vanguardia en el abril que se demora a mediodía.

            Tomar conciencia de cicuta. Leer braille en el relieve de tu costra.”

 

La escritura de Martín Parra es poética en sí misma porque es afilada, porque no hay creación poética sin crear heridas deliberadamente. Porque por algo poesía viene del griego ποιεῖν, hacer, crear. Desde mi punto de vista, es esa exigencia de romper para crear lo que concede a este libro su carácter indispensable. Autor y lector andan constantemente por el filo del lenguaje dejándose cortar por los vidrios que se interponen en el proceso creativo. No importa si las sensaciones que se van creando cauterizan o no, sino que continuemos avanzando. Como decíamos más arriba, lo que nos hace pasar página de manera casi frenética es comprobar que en este libro lo que importa no es el éxito o el fracaso de la semántica, el símbolo o la sintaxis, sino la exigencia y la invitación permanente a dudar, a ir más allá, a vivir en el dolor-placer de lo que se cuenta, se inventa o se sugiere. Dos ejemplos:

 

            “Aprende de un pétalo las propiedades del mármol. Que luego no digas ¡todo con espinas, siempre y para mí!”

            “Jugando al enrarecimiento, se pone en valor esta mitad oscura. Tan abonada.”

 

Todo, en suma, consiste en huir de la rutina vital, lingüística, creativa, hasta conseguir que el hecho mismo de soñar (o escribir, que es igual) se alce como un fin en sí mismo, porque es imposible refugiarse en la inestabilidad del mundo que nos rodea, lo cual remite también al poeta francés:

 

            “creemos que el tacto es certero, ¿también si cuando te palpo no eres tú?”.

 

Desde esta batalla por el ser profundo del mundo poético, “Paseo de vidrios” es una invitación al enigma y a la fascinación de la lectura y del lenguaje. Siempre como Mallarmé, el autor aspira tal vez a recrear una “noción pura” ahondando y destruyendo constantemente las impresiones que surgen de significantes y significados y paseando sin contradicciones entre la nada y la belleza.

 

Tengo la impresión, como lector, que el poeta llega en efecto a Roma. Pero no hay ciudad eterna, circo sangriento o coliseo-destino. El devenir de muchos poemas -Roma- se halla, puede ser, al final de múltiples caminos, especialmente en las fórmulas que suelen cerrar algunos de los textos, como homenaje a las greguerías de Ramón Gómez de la Serna, que sin embargo Martín Parra no utiliza como aforismos o sentencias, sino más bien como mojones desde los que uno puede ir reflexionando sobre el recorrido realizado

 

Este ir (y venir) concluye con un fatalismo generoso: el poeta quiere “volver sobre estas páginas, soñarles pares de ojos atentos, levantar un instante la vista cansada, el cuerpo exhausto”  y nos deja con un “sálvate tú” que no suena como una despedida sino más precisamente como una invitación de la que puede apoderarse el lector para tomar el sendero que se le antoje, para que pueda ir curando heridas o para que siga deleitándose en un universo ambiguo y lleno de significados: el del lenguaje llevado hasta sus (pen)últimas consecuencias.

Visto 370 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Enero 2018 15:31
  Miguel Angel Real

Nacío en Valladolid (España) en 1965. Licenciado en Filología Francesa. Reside en Francia desde 1991, donde trabaja como catedrático de español en el Lycée de Cornouaille de Quimper (Bretaña),

Algunos de sus poemas en español han sido publicados en las revistas españolas La Galla Ciencia (número ocho) y Fábula (Universidad de Logroño), en Letralia (Venezuela) y en las publicaciones mexicanas Marabunta,El Humo y La Piraña (México).

La revista “Le Capital des Mots” posee algunos de sus poemas en francés, originales o traducidos del español.

Ha participado en la revista española El Coloquio de los Perros con una reseña sobre el escritor peruano Diego trelles Paz. Otras reseñas de poesía han sido publicadas en algunas de las revistas citadas.

Traductor de poesía contemporánea en francés y español, ha publicado (solo o en colaboración) algunas de sus traducciones (Luis Alberto de Cuenca, Ramiro Oviedo, Raúl Quinto, José María Alvarez, Eric Dubois, etc) en diversas revistas en Francia y en España (Passage d’encres, Le Capital des Mots, La Galla Ciencia, La Piraña…).

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Acceso de Miembros

Buscar en el sitio

428704
Hoy
Ayer
Esta semana
Semana pasada
Este mes
Mes anterior
Todos los días
768
1696
9215
404615
43758
100767
428704
Your IP: 54.90.119.59
25-02-2018