Blog El descarnamiento del Arte

Mostrando artículos por etiqueta: Poesía

 

 

 

Selección poética 

Alberto Martínez Castañeda

 

I

 

Amor,

he perdido la luz en la tormenta,

esta visión de asfalto y su melena,

la sombra que se alarga

desde mi asfixia me rebasa.

Escucho tu voz en medio de lo oscuro,

igual que suena un latido mineral

domado entre la hondura y la demencia,

igual que trina y se evapora un grito bajo el agua.

Te escribo un puerto en las costillas

y vara mi corazón de astilla y polvo,

dentro de tu lengua me he vuelto ceniza,

hiberno en la locura

y no logro abandonar mi patria de gusanos y serpientes.

Todavía dislocado tiemblo,

vibra entonces una gota de mi carne dentro mío

y vuelvo,

sangra un ciento de palomas en mi carne

y sangro;

dónde mi agua calma,

dónde la marea

que duerme a los espectros en su arrullo:

todo es igual que un golpe natural

de aire y tierra adormecida.

Yo solo sé decir tu nombre entre la sombra.

 

II

 

Cas inunda en una habitación su nombre,

detrás hay un pueblo de pájaros sin lengua,

alados en la esquina de la sombra

para volar en círculo su cuerpo

hasta acabada la sequía.

Despierta en medio de la asfixia,

atado de la voz al sueño,

despierta en medio de un espejo, atado de la fe al silencio.

Hiere su párpado

por encontrar la luz.

Cas sigue escuchando el alarido de la tierra,

igual que la fricción,

lo abrasado,

vulgar gemido

o hueso que raspa la pared de su sepulcro.

Luego la sordera

luego la ceguera

El humo que pare por la boca desde el cáncer,

es otra fisura,

quizá,

monumento al musgo en la garganta:

Invocación.

Levanta un puño para despejar la sombra

y se arrodilla.

Dios o dioses:

Amén su cuerpo de fango y de cristal,

su espera atrincherada.

Cuánto miedo sostiene en la garganta,

cuánta mierda aparta de su iris.

Enemigo de la luz

tanto como amante de sí mismo;

animal de lenguas infinitas:

estatua.

"Biografía de la geografía."

"Escapar, escapar,

esto no es un baile"

 

 

 

III

 

Esta superficie de lágrima y salitre

sumerge en el dolor su geografía,

de uno a otro flanco

quiebra y se redime una vez tras otra

pasada la hora de las muertes.

Nunca escuché a mi padre

hablar sobre la muerte,

nunca crucé la luz bajo su brazo

de timón corpóreo amoratado.

Masqué mi propia pesadilla

y su consecuencia estéril,

levanté una voz en cada sueño de serpientes

y dormí luego;

Busqué otro nidal de larvas

para marcar mi huella,

amanecí de bruces y desnudo,

temblando

dentro de la tierra en espiral.

Verdad:

Este auditorio de lenguas flor

y de diamantes,

juega a la palabra

igual que escarba la espalda del concreto;

se alimenta hasta hartar su víscera común

y entrega una estrella

por cada cuarto de estiércol que secreta.

Luego bufa en coro

y tira una suerte de látigo vergüenza

que cruza desde su miseria hasta el olvido;

caminan sobre una profecía

llena incluso

de instrucciones para replicar la sombra,

para detonar el llanto,

para morirse hasta después de los aplausos.

Sean todos bienvenidos

al ocaso de la voz

y de la lengua.

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Etiquetado como
Miércoles, 25 Septiembre 2019 04:56

Cuando la vida te llora / Martha Miranda /

 

Cuando la vida te llora

Martha Miranda

 

 

Reminiscencias

 

Soy ese ser humano,

con alas en los ojos

escondiéndome de la niebla,

en brazos de los mezquites

más allá de la montaña,

pero la niebla me alcanza

humedece mis recuerdos niños.

Ahí en esas calles lucidas,

he perseguido escarabajos

soñando otras vidas,

pero aún sigo en esta tierra

el espejo muestra mi otro rostro,

siento como se desgajan mis alas.

 

 

 

 

Ausencias

 

Todo animal salvaje,

habita ese silencio

que también me habita,

a ratos es mi casa

mi camino, mi río,

mi último viaje.

 

A deshoras está conmigo,

teje un poco de mí

un poco de mi muerte,

un poco de esta vida envejecida

entre adioses y ausencias.

 

 

 Ganarle al tiempo

 

He de llenarme las manos de llovizna,

cargar en hombros al aire

ganar tiempo a mis últimos pasos,

antes de ser nada, ni siquiera polvo.

 

Nada entre las piedras de mi camino,

nada sólo esta soledad, esta ausencia

irremediable dentro de mis ojos,

dentro de cada lágrima y su vacío.

 

 

Sitiada

 

Poco a poco,

se irán sitiando mis manos

de toda forma acariciada,

quedará el tibio silencio

guardado en mis noches,

mis palabras en la lengua

saltarán en el aire,

mi cuerpo enjuto estará seco

arderá en la niebla de la montaña,

arderá con la guitarra vieja,

en el último suspiro de la noche

arderá en el sol que olvidé cuando niña,

poco a poco estaré lejos de mí.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Etiquetado como

 

 

 

Antología de José M. Viniegra

El abrazo de la noche y otros poemas

 

Cuánta falta hacía

que llevase entre mis sueños

el abrazo de tu noche

 

*

 

Mía a ratitos

en momentos chiquitos

Ancho es el instante a su lado

 

 

En Villa de Madrid una chica

de aquellas que inoculan la vista

bendice el instante más que Cibeles

 

Fulgurosa al paso impacta

y hace cráter

en el lado oscuro de mi corazón

 

 

*

 

 

No se ama embutiéndo ardores

ni sacacorchando memorias

de un miocardio sangrón

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Etiquetado como

 

 

MARILYNE BERTONCINI / WANDA MIHULEAC

Poemas de “Sable”

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

Les éditions Transignum 2019.

Textos de Marilyne Bertoncini. Fotografía de Wanda Mihuleac ©

 

 

 

 

© FOTOGRAFÍA  Wanda Mihuleac

 

 

La mer respire

lente changeante

expire et lèche le rivage

où la marée laisse imprimé

un humide trémail

 

J’y pose à plat le filet à crevettes -

grises et vitreuses comme le sable

elles gigotent entre les mailles et les plis

prises dans le croissant du carrelet

et s’échappent entre mes doigts d’enfant

 

le sable aspire ma cheville

aspire ma mémoire

l'empreinte de mon pied s’emplit d’un éclat de miroir

minuscule

et la vague suivante l’engloutit et remporte

les algues rejetées du filet

les poulpes transparents

et les méduses glauques

 

 

 

La mar respira

lenta cambiante

expira y lame la orilla

donde la marea deja impreso

un húmedo trasmallo

 

Dejo la red para las gambas -

grises y virtuosas como la arena

patalean entre las mallas y los pliegues

atrapadas en la media luna del salabre

y se escapan entre mis dedos de niña

 

la arena aspira mi tobillo

aspira mi memoria

la huella de mi pie se llena de una esquirla de espejo

minúsculo

y la ola siguiente se la traga y se lleva

las algas que la red rechaza

los pulpos transparentes

y las medusas glaucas

 

 

 

**

 

 

Chaque vague soulève à grand-peine

une nappe emporte

la trame des mots

l’efface et seule reste une trace

mémoire de sable

 

crissant glissant soie

au cri déchiré

menus murmures comme

des pas d’oiseau

la dentelle des coquilles vides

sur la grève l’arène ourdie de temps

 

lourde draperie de dunes et d’estran

plis sur plis où se dissout le vent

du souvenir

 

 

 

 

Cada ola levanta a duras penas

un manto se lleva

la trama de las palabras

la borra y solo queda una huella

memoria de arena

 

rechinando deslizándose seda

de grito desgarrado

menudos murmullos como

de pasos de pájaro

el encaje de las conchas vacías

en la playa la arena urdida de tiempo

 

pesado tapiz de dunas y mareas

pliegue sobre pliegue donde se disuelve el viento

del recuerdo

 

 

**

 

 

Elle est allongée comme la dune aussi

nue

ses pieds touchent la mer

 

et les mains de Sable racinent

s'allongent

elles s'allongent sous le sable

écrivent les liserons rampants

la bugrane épineuse aux fleurs de papillon

 

le mandala de l'espérance

chemin barbelé vers

la sortie du labyrinthe

de solitude et de souffrance

 

et Sable ouvre ses yeux-fleurs

blêmes comme un ciel de plomb

étoiles mortes et inversées

battues par le vent sidéral

 

et la bouche d'Elle sans cesse tente

le cri qu'étouffe toujours

le sable qui volète

 

 

 

 

Ella, tumbada también como la duna

desnuda

sus pies tocan la mar

 

y las manos de Arena se enraízan

se alargan

se alargan sobre la arena

escriben las campanillas rampantes

la gatuña espinosa con flores de mariposa

 

el mandala de la esperanza

camino de púas hacia

la salida del laberinto

de soledad y sufrimiento

 

y Arena abre los ojos-flores

lívidos como un cielo de plomo

estrellas muertas e invertidas

sacudidas por el viento sideral

 

y la boca de Ella sin cesar intenta

el grito que ahoga siempre

la arena que revolotea

 

 

 

 

**

 

Lovée au creux des dunes

le nez contre le sable humide à peine sous

les touffes de carex

comme au creux d'une aisselle au parfum minéral

intense et fade dans la mémoire

caresse rêche animale et poudreuse

 

je sais qu'Elle respire

de nous de notre rire

 

je déboule dévale le long du flanc de Sable

et la dune s'écroule émue de son écume sèche

 

je déboule dévale du giron de la dune

et ma main écorchée à sa couronne barbelée

 

saigne couleur de rouille sur l'éclatant

cristal

de silice

 

Je suis fille de Sable

mais les mots

m'appartiennent

 

Je crie

j'écris

 

 

 

 

Acurrucada entre las dunas

su nariz contra la arena húmeda apenas bajo

las matas de carrizo

como en el hueco de una axila de perfume mineral

intensa y desabrida en la memoria

caricia áspera animal y polvorienta

 

yo sé que Ella respira

de nosotros de nuestras risas

 

me lanzo me abalanzo por la pendiente de Arena

y la duna se derrumba emocionada por su espuma seca

 

me lanzo me abalanzo desde el regazo de la duna

y mi mano desollada en su corona-alambrada

 

sangra color de óxido sobre el deslumbrante

cristal

de sílice

 

Soy hija de Arena

pero las palabras

me pertenecen

 

 

Es grito

escrito

Publicado en VENTANA FRANCESA
Etiquetado como
Miércoles, 18 Septiembre 2019 04:29

SUEÑO DE OTRO SIGLO / Ginevra Sofia Avella /

 

 

SUEÑO DE OTRO SIGLO

Ginevra Sofia Avella

 

Sueño de otro siglo,

de otro barrio.

 

Una ciudad de mar rasgada por tranvías

nos quita los labios.

 

Allá donde el cielo cae

desde el azul hasta la lluvia en los cafés.

 

Lisboa revisited?

 

Un mercado de París,

tu comunismo negociado por las pulgas.

 

– Paris is burning –

 

Allá donde duerme el dios de los viajeros,

en el próximo rincón escondido,

nos vamos a quemar

al borde de tu mapa calcinado.

 

PECES

 

Transcripción oval de un mal sueño sin ventanas:

 

Solo unas rosas derrotadas,

solo tinta caducada,

viejas huellas en el camino.

 

Esta luna que susurra

entre los dientes de la noche

al viejo aliento cortado

en las alturas.

 

De todos estos poemas

solo quedará mi boca.

 

MAYAKOVSKI Y MI AMOR

 

Repartir el fuego.

Masticar los huesos de la oscuridad.

Una cicatriz compartida, quebrada.

 

Pequeñas muertes en el cielo

de este país lejano sin estrellas.

 

La noche me atrapará donde no quiero,

me descubrirá dentro de una botella vacía,

dentro de un poema mudo,

al borde de un ojo roto.

La noche me atrapará entre tus piernas.

 

¿Dónde iremos?

Última carta, puerto nocturno y borracho.

 

Ocultaré las horas en mi garganta,

sinfonía de farolas e instrumentos del viento.

 

Todos los veranos del mundo, cerillas en tus bolsillos.

Dejaremos al mundo nuestro incendio.

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Etiquetado como
Miércoles, 04 Septiembre 2019 04:58

Paisaje Vivo / Sirenia Muñoz Malagón /

 

 

 

Paisaje Vivo

Sirenia Muñoz Malagón

 

El otoño desnuda los árboles

Tapiza de hojarasca los jardines.

El viento despeina

las flores, sus pétalos

   surcan el aire;

aromatizando

de violetas de jazmín,

de durazno

   el entorno.

 

Gira sol, sol gira,

acaricia con tus rayos

el valle;

cielo azul despejado

Nubes blancas

osan cubrir tu mágica solera

en este otoño

de ambiente soñador,

de fuentes cantarinas,

remanso de paz.

 

 

Espíritu Vegetal

 

Árbol de ondas cicatrices

con incisiones

    a punta de navaja

tu tronco es esculpido

Con corazones

Empalmados

       por la flecha

de un cupido.

 

Fechas y nombres

que en la memoria quedan.

Heridas románticas

que ignoran al momento

el dolor

del espíritu vegetal.

 

 

Árbol

 

Árbol que anidas a los pájaros,

eres de suculento fruto,

un tronco de corazones lleno

de esos que los enamorados

marcan con una flecha.

 

Tú, inerte al dolor,

-si el amor te hace fuerte-

compartes tu sombra

con el viajero cansado.

 

Respaldo del estudiante

Columpio de la niña

Amigo de la soledad.

 

Te vistes de verde en primavera

y en otoño tus ramas

desnudas permanecen.

Te abrazas a la tierra

con raíces profundas

ni el viento, ni la lluvia

te doblegan.

Tus brazos siempre

           abiertos al amor.

Árbol

que la tierra fértil

   adopta

y la niña de beber le da.

 

No sucumbes ante nada,

Pero gran compasión sientes

cuando un enamorado

     llega

a contarte con lagrimas

su enorme decepción,

su profundo dolor.

 

 

 

Felinos

 

Con ronroneos leves

paseas tu pelaje en su piel

erizándola con el cosquilleo

que causa este roce.

Te acurrucas esperando su caricia;

la invitación

para el ritual del amor.

 

Suave de mirada tierna

no te inmuta su presencia

ni sus garras ásperas.

Es de torpes movimientos

es natural, no sabe tratar

a criatura tan delicada.

 

Está habituado a la rudeza

así lo enseñaron.

¡Se cree todo un puma!

Y tú, de andar armonioso

y dulzón maullido,

tal vez tengas el don

de convertir ese puma feroz,

en tierno y manso felino.

 

…Pero, qué flojera.

 

 

León / Leona

 

Caminas majestuoso

con la gran melena al aire,

te pavoneas.

         Entre tus atributos

resaltan la furia y la valentía.

 

Tu rugido suele ser feroz

Nos amedrentas, sin embargo,

dependes de la hembra

-clave de la manada-

pues sale de casa a la caza,

enfrenta peligros

en la gran estepa.

 

Ella, cuida a los cachorros,

los enseña a cazar

a sobrevivir.

¿Y tú que haces bestia?

solo sabes rugir por todo,

sintiéndote único.

Defiendes tu territorio,

destruyes para que tus genes

         prevalezcan.

 

Pero ya sin la leona,

     muerto de hambre

         -acorde con Arreola-

terminarás por unirte

        al sequito

de la hiena carroñera.

 

 

 

Mantis Religiosa

 

Quién tuviera el poder

de la mantis religiosa.

Caminar con sigilo

entre el barullo, observando

con sus tres ojos.

Cuidándose de los animales

que la acechan

en esta gran urbe boscosa.

 

Quién tuviera el poder

de girar la cabeza,

camuflarse

cuando siente peligro.

Igual que a ella

quieren poseernos, destruirnos.

 

Quién como tú mantis

Te defiendes, ejerces tu poder

Como las rosas, tienes espinas

Medida de protección

ante el que merodea.

Si te ataca, sujeta a tu presa

Y devora al macho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Etiquetado como

 

No morí a los veintisiete años

Alejandro Martínez Lira

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

 

Je ne suis pas mort à vingt-sept ans

 

Je ne suis pas mort à vingt-sept ans. Je suis une ombre

tremblante qui se traîne dans la chair ;

ma peau se lézarde sans rien à raconter,

rien sur la nuit,

mort reportée

avec la mélodie de l'insomnie dans mes cheveux.

Je suis témoin

de mes mains vides et de ma parole brisée ;

de l'autre côté de mes veines

il y a une chanson de Robert Johnson

qui comme un rêve

péniblement parcourt la nuit

et se lève dans mes lèvres

froids de cadavre qui répond encore

à mon nom.

Je ne suis pas mort à vingt-sept ans et la mort

a raison de danser

près de ces décombres d'oubli que je suis,

ombre accidentelle et assoupie, étrangère

et intruse à chaque pas ;

malvenue.

Je ne suis pas mort.

Et me voici :

triste copie de la lumière, de la nuit et de la chair,

vers fatigué où je m'exile,

écho mutilé qui se blottit

entre les voix d'une vieille chanson de Janis Joplin

de Jim Morrison ou de Jimmy Hendrix.

 

*

No morí a los veintisiete años

 

No morí a los veintisiete años. Soy una sombra

temblorosa que se arrastra por la carne;

mi piel se agrieta sin historias que contar,

nada sobre la noche,

muerte aplazada

con la melodía del insomnio en mi cabello.

Soy testigo

de mis manos vacías y de mi palabra rota;

del otro lado de mis venas

hay una canción de Robert Johnson

que como sueño

en pena recorre la madrugada

y amanece en mis labios

fríos de cadáver que aún responde

a mi nombre.

No morí a los veintisiete y la muerte

acierta en bailar

junto a estos escombros de olvido que soy,

sombra accidental y adormilada, extranjera

e intrusa a cada paso;

malvenida.

No morí.

Y aquí estoy:

triste remedo de la luz, de la noche y de la carne,

verso cansado en que me exilio,

eco mutilado que se acurruca

entre las voces de una vieja canción de Janis Joplin,

de Jim Morrison o de Jimmy Hendrix.

Etiquetado como

 

 

MARIO PÉREZ ANTOLÍN

Traduction par Miguel Ángel Real

 

Mario Pérez Antolín es uno de los aforistas españoles más importantes. Sus libros en este género han recibido elogios de pensadores tan eminentes como Eugenio Trías, Victoria Camps, Joan Subirats o Vicente Verdú y se han convertido, por méritos propios, en lectura obligatoria para aquellos que prefieran la fusión de la buena literatura con una filosofía disidente.

Su poesía destaca por la fuerza expresiva de las imágenes y por la profundidad reflexiva de las ideas, dando forma a un estilo muy innovador que tiene el reconocimiento de la crítica especializada dentro y fuera de España. José Luis Puerto y Juan Carlos Mestre han prologado algunos de sus poemarios. Su obra se conoce bien en Hispanoamérica: cuenta con un libro publicado recientemente en México.

 

Mario Pérez Antolín nos honra proponiéndonos estos aforismos inéditos, pertenecientes a su proyecto Contrariedades.

 

 

 

 

 

 

La mansedumbre con que cae la nieve congela el tiempo.

 

La mansuétude avec laquelle la neige tombe congèle le temps

 

*

 

Soy un agnóstico al que le gusta la oración, por eso leo poesía.

 

 

Je suis un agnostique qui aime la prière, voilà pourquoi je lis de la poésie.

 

*

 

Ojalá que los alienígenas, si alguna vez llegan a la Tierra, nos traten igual que nosotros tratamos a los indígenas. Me parecería lo justo.

 

 

Si un jour ils arrivent sur Terre, j'espère que les extraterrestres nous traiteront comme nous avons traité les indigènes. Ce serait un juste retour des choses.

 

*

 

Se llora igual en todos los idiomas, se ríe igual en todos los idiomas: solo la angustia y la chanza nos hermanan.

 

 

On pleure pareil dans toutes les langues, on rit pareil dans toutes les langues: seulement l'angoisse et la plaisanterie nous rapprochent.

 

 

*

 

 

Estoy harto de ser quien soy. Me gustaría ser menos yo y más nadie.

 

 

J'en ai marre d'être qui je suis. J'aimerais être moins moi et davantage personne.

 

 

*

 

Un cambio político profundo únicamente se produce cuando hay más rabia que miedo en la mayoría postergada.

 

Un changement politique profond survient uniquement quand il y a davantage de rage que de peur dans la majorité laissée à l'écart.

 

 

 

*

 

 

Hoy muy pocos se permiten el lujo de observar, con un vistazo sobra. Padecemos de atención sobrexcitada. Infinidad de puntos de interés que desaparecen al instante como pompas de jabón.

 

 

Aujourd'hui, peu de gens se permettent le luxe d'observer, un simple coup d'oeil suffit. Nous souffrons d'attention surexcitée. Une multitude de points d'intérêt qui disparaissent à l'instant comme des bulles de savon.

 

 

*

 

¿Y si Dios estuviera en el infierno y el diablo gobernara desde el cielo? Eso explicaría mucho de lo que pasa en la Tierra.

 

Et si Dieu était en enfer et que le diable gouvernait depuis le ciel? Ceci expliquerait bien des choses qui arrivent sur Terre.

 

 

Etiquetado como

 

 

Poesía Chilena Actual

DOBLES

Selección: Víctor Hugo Díaz

Primer Set:

Ingrid Escobar/Miguel Ángel Guajardo

 

 

 

IV

 

Hijos del roce que arrasa

hijos del toque de queda

pobres pagando peajes

 

bajo la luz intermitente

de manos sudadas

caricias desplazadas

mortificadas de vez en cuando

 

ciudad sesgada bajo el eclipse

rostros derretidos en la fábrica

ruidos acompañan nuestro espíritu

 

hijos del hambre, hijos del desastre

bandera empapada de aguas servidas

cuarenta y tantos esperando el sol

 

disparos en la muralla de la inconsciencia

silbido nocturno orillado en la calle

maquinaria bestial

recorriendo el tiempo que apremia

 

tu garganta que sangra

en el regocijo de los nombres

 

hijos de la espera, de la historia inconclusa

nada de roces, nada de manos sudadas.

 

 

XI

 

Mal Agestá te dicen

desgarbada

rodillas peladas

sobre el piso de tierra

 

Mal Agestá, espalda crujiente

bajo el azote del nacimiento

borracho de la noche

 

turbia en el patio

de las princesas pulidas

azorochada por la mirada

del cristo en la muralla

 

Mal hablá predicadora

dueña de las esquinas humeantes

mujer danzante en las canchas de tierra

 

Mal Agestá, pies descalzos

sobre la lluvia

 

Penitencia continua

de los deseos malintencionados

de tu raza maldita

 

mal encajá de la divina comedia

en tus redundantes lamentos

 

¡Ja! saltaora de puentes y cornisas

encarnación de la mama santa

dibujante de niños

 

Mal Agestá

los grados se empinan sobre ti

y tú debajo del árbol... pordiosera.

 

XII

Las lágrimas de mi vecina

viven

en el cerrojo de su puerta

puedo verlas bailando.

 

su cabeza estalla

en la ventana de su casa

puedo verla sangrando.

 

los ojos de mi vecina, buscan

en sus húmedas cuencas

puedo verlos escapando.

 

 

Ingrid Escobar Melio ,Santiago de Chile...Terapeuta ocupacional ,librera y poeta ,NO proviene de las aulas académicas , tallerista de Germán Carrasco y Dámaris Calderón ,invitada a festivales poéticos a lo largo del país , festival de arte penitenciario en Valparaíso , Matute poético en Iquique ,entre otros . antologada en páginas web , revistas y antologías poéticas como por ej Simpson 7 de la Sech, VaronA de calibrar ediciones , Santiago Locura y pánico de Santiago Ander .En el año 2015 lanza su 1er poemario,La Mal Agestá por Editorial Piedra y el año 2017 su 2do trabajo Lobotomía bajo el mismo sello editorial . Actualmente trabaja en su tercer libro.

 

 

 

 

 

 

El mejor encuentro

 

El mejor encuentro es el de no abandonarnos

El de pensar que todos los autobuses de la ciudad

No llegarán a tiempo en primavera ni en invierno

Y que nos dejarán esperando sin importarles nada

En un paradero donde la luna fallece

 

Allí estuvimos sin reconocernos en nadie

Mirándonos a los ojos eternamente muertos

Soñándonos fugazmente libres.

No pudimos nunca dejar las tumbas de la vida

Porque la agonía a veces suele ser placentera

 

El mejor encuentro es dejar pasar los años

El de acariciarse contra las paredes del recuerdo

Y colocar en cada grieta una risa para que no mueran.

Permitirme orbitar el perímetro del infierno

Sin dejar caer la imagen de tu cuerpo al agua

 

No habrá despedidas en los andenes del metro

Por donde ni tú ni yo dejamos rastros de felicidad

Fuimos el eco absurdo de los viejos vagones cantando

Un círculo que se encogía mientras más llorabas

Una historia sin fin mientras yo más escribía

 

El mejor encuentro es el de no encontrarse

El de pensar que ninguno de los dos estará desnudo

Para cuando los girasoles sean el centro del universo

Yo me quedaré sentado en una plaza esperando

Que el otoño haga caer poemas de los árboles

Y tú seguirás caminando ciegamente al paradero

Donde ningún autobús te llevará ni al edén ni al averno.

 

 

Y la noche entró por mis manos y mi boca

 

Había lágrimas en todo su cuarto

Un laberinto de puertas cansadas

Que se perdían en una ventana

Ella no sabía que yo conocía su camino

Menos que siempre terminaba perdido.

Las cortinas eran el telón de un gran teatro

Encontré algas y pájaros anidando en su cama

Luego; la noche entró por mis manos y mi boca

Y resbalé orando en su gruta que me esperaba.

Se me gastaron los labios de tanto beber vino

De descubrir océanos nocturnos enredados en su pelo

No había otro camino que el de la tempestad

Y cruzamos sin miedo el límite del humo en el espejo.

Cada uno murió en su trinchera

Había tantos duendes y hadas en su casa

Que yo no quería que el cuento acabara.

 

Mientras pienso en el Bing-Bang

 

Busco en tus ojos lo que nadie podrá ver

Y en tu mirada se fragua el tiempo de los espejos

                                                /en que no aparecí.

Hoy te besé mientras pensaba en el Big-Bang

Y en la profundidad de un agujero negro

Un niño dormía esperando la creación del universo

 

Apagué todas las luces que no me dejaban verte

Oprimí una sombra contra mi pecho

Sangré las hojas del árbol cortado para mi ataúd

Sumé tu soledad con la mía

Y en nuestra cama estalló la muerte.

 

 

Miguel Angel Guajardo. Ingeniero en Ejecución Industrial de la Universidad Tecnológica Metropolitana y Analista Químico de la Universidad de Santiago de Chile. De residencia en la comuna de La Florida. Fue alumno del taller dirigido por el poeta Floridor Pérez (Café Literario de Providencia). Ha siso incluido en diversas antologías, como: 3ᵃ Antología de poesía rayentrú, Muestra (anti) antológica de nuevas voces: Por si acaso alguién quiere llorar, además de ser publicado en la revista literaria de poesía Safo. Su obra ha sido premiada por el concurso literario “Escritores para Chile”, de la comuna de La Florida, con el primer lugar en poesía (2008 y 2011) y varias menciones honrosas. En Junio de 2018, publicó su primer libro “Mientras Pienso en el Big Bang” de la mano de la Editorial MAGO Editores.

 

 

Poemas seleccionados  de los siguientes libros:

 

Mientras pienso en el Big Bang Miguel Angel Guajardo MAGO Editores, Santiago de Chile, 2018

 

 

Mal agestá / Mala gesta / Mal gestá, Ingrid Escobar Editorial Piedra

Santiago de Chile, 2015

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Etiquetado como

 

Emmanuelle Le Cam

Poemas de “Deuils de mots et d'amours froides”, Ed. Rafael de Surtis, 2018

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

 

La main d'octobre saisit le cou

qu'elle broie de brumes et de crachin

 

ici s'étagent les souvenirs

nous vivons par eux grande espérance

le matin prochain sera glorieux

 

ici, les chats mordillent l'ennui, le font

disparaître, tandis que le dimanche

touche à sa fin et que je respire

 

en lenteur.

 

 

La mano de octubre atrapa el cuello

y lo tritura con brumas y llovizna

 

aquí se escalonan los recuerdos

vivimos por ellos gran esperanza

será gloriosa la próxima mañana

 

aquí, los gatos mordisquean el hastío, lo hacen

desaparecer, mientras el domingo

toca a su fin y yo respiro

 

en lentitud.

 

 

**

 

 

 

 

Servitude des membres endoloris

servitude — et sous le joug tu peines

à maintenir volonté, courage

 

les mets divins attendent

refroidissent dans un éther

très abstrait—

 

présente au monde,  malgré tout

présente, tu demeures.

 

 

Servidumbre y miembros dolorosos

servidumbre -y bajo el yugo sufres

para mantener voluntad y coraje

 

esperan los manjares divinos

se enfrían en un éter

muy abstracto

 

presente en el mundo, pese a todo

presente, permaneces

 

 

**

 

 

Le poème

élargit l'espace

creuse des galeries

sous la peau

 

tandis que tu chuchotes

à l'oreille des chats

chansons d'apparat, de danse

voici venir le matin —

tu l'appelles de tes voeux

 

la nuit fut insomniaque

: fatigue pèse sur les épaules

 

et les genoux détruits chantent perdition.

 

 

El poema

ensancha el espacio

cava galerías

bajo la piel

 

mientras murmuras

al oído de los gatos

canciones de pompa y danza

aquí llega la mañana -

la llamas con toda tu alma

 

la noche fue un insomnio

: cansancio pesa sobre los hombros

 

y las rodillas destrozadas cantan perdición.

 

 

 

**

 

L'épaisseur                                                                    

du jour d'octobre                                                            

laisse augurer d'un hiver

coupant, tranchant —                                                         

de lunes glaciales                                                          

penchées  dans  un ciel                                                   

sans espoir ni pardon                                                       

 

maintenant, allumer                                                      

tous les feux de bois                                                       

aux cheminées profondes                                                   

les laisser étendre leur

chaleur dans l'atmosphère                                                    

lourde.          

 

 

 

La espesura

del día de octubre

augura un invierno

cortante, tajante -

de lunas glaciales

sin esperanza ni perdón

 

ahora, encender

todas las hogueras

en las chimeneas profundas

dejar que extiendan su

calor por la atmósfera

que pesa.

 

 

**

 

 

 

 

Une seule bougie dans la nuit

donne le ton

l'itinéraire n'est balisé que par

sa

lumière chiche

pourtant les dieux sont grands

 

qui ordonnent l'espace

 

dans  la nuit lorientaise

la lueur vacille

nous sommes tous au monde

d'une différente manière

pourtant les livres éclairent

plus fort

pour ceux qui guettent au soir

 

je ne tremble pas

je décortique le lieu

il est présent

en

limpidité

et parle clair aux étoiles

de nos maux, de nos rêves

 

ainsi qu'ils se révèlent

 

 

 

 

Una sola vela en la noche

marca la pauta

itinerario balizado sólo

por su

luz escasa

pero los dioses son grandes

 

que ordenan el espacio

 

en la noche de Lorient

la luz vacila

estamos todos en el mundo

de diferente manera

pero los libros alumbran

más fuerte

para los que acechan de noche

 

yo no tiemblo

desmenuzo el lugar

está presente

en

limpidez

y le habla claro a las estrellas

de nuestros males, de nuestros sueños

 

tal y como se revelan.

 

 

Publicado en VENTANA FRANCESA
Etiquetado como
Página 10 de 44