Autor: Andrés Cisneros de la Cruz

To all new arrivals, we love you
We would die for you, kill for you, welcome

If there’s a God, be aware, I’m a man newly made
My son lies here and only of him, am I afraid
As I gaze into that face, I perceive that which is true

Faithless

:

si bien estamos por llegar a nosotros

siempre buscándonos fuera el destino

aunque sea adentro de donde vino

y olvidemos somos la fruta de otros.

Caímos de un árbol de oscuros oros

luz en las venas de un cosmos prístino

que vibra entre las cuerdas de este trino

que al despertar diseña nuestros rostros.

Vienes de un largo camino de siglos

no obstante seas niño siente el fuego

de la estrella entre tus dedos ceñiglos.

Puedes ver qué satisface a nuestro ego

te lo mostrarán invisibles vestiglos

para discernir si es amor o apego.

:

Moriría por ti o puedo matar

es impulso luchar por sobrevivir.

Eres yo y eso lo vas a descubrir

cuando al herirme comiences a sangrar.

Qué extraño nos es no poder soltar

el cuerpo que nos permite ir y venir

y que es la única forma de resistir

a imprevistos actos que nos han de atar

a una serie de sucesos en orden

de caída sin fin, bola de nieve

que arrasará con todo lo que nos den.

Eso es sólo el principio, el relieve

para reconocer el preciso andén

que seguiremos a donde nos lleve.

:

Reconocer es un palíndromo par.

Es un cuatro al revés y un espejo fiel.

Vamos venimos sin saber que la hiel

nos llenará si no intentamos zarpar.

Es ‘poder’ palabra dura de atrapar.

Cuando la quieres, te desgarra la piel

dejas de ser tú para saltar de riel.

Puedes sacrificarte por ocupar

el lugar de tu verdugo o falso rey.

Conocer es el intento de abrirse

y florecer flama de tu propia ley.

No es necesario renunciar a irse

cuando dominas ya el axis de tu grey

y sabes nada puede repetirse.

:

Bienvenido a la casa

de infinitas y extrañas veredas

laberinto que traza

el revés de un camino

en el que avanzas y lento te enredas.

No vienes a competir

la vida es ajedrez que nos enseña

a leer nuestro sentir

en el movimiento real

de todas las piezas y cada seña.

Mírate en la oscuridad

lame profunda mente tus heridas.

Dama es probabilidad

de alcanzar cualquier parte.

Ella es suma de las formas queridas.

Damos y recibimos

no hay un estado al que se pueda llegar.

Es lo que percibimos

un instante nada más.

Vencer es sólo un modo de negar.

Morirás y es la verdad.

Palíndromo finito.

Para iniciar no hay edad.

Conocernos es irnos liberando.

Porque en plural somos el infinito.

Total de Visitas: 1654